Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Te reto a caer! por PaoDz

[Reviews - 37]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

La secundaria, bachillerato, colegio, como lo quieran llamar. Más que el lugar, define una etapa en la vida de toda persona, donde los sueños e inseguridades, amigos y no tan amigos, la niñez y la adultez; conviven y florecen para transformar nuestras vidas, es el payaso derrumbando la puerta para decirnos "hey!, bienvenido a la vida real" y tirar un pastel en nuestra cara.

Una de esas pocas personas que se interesa genuinamente por el bienestar de los demás, de las que no esperan nada a cambio de una buena acción, se ponen triste hasta llorar en casi cualquier película y se llena de ira al ver una injusticia. Pero para ver corazones somos todos ciegos y eso lo sabe perfectamente la chica de ojos grises y piel acaramelada. Con ayuda de su timidez e introversión natural en ella, esconde sus sentimientos detrás de libros, una fachada de indiferencia a todo lo que la rodea y comentarios ácidos gratis para cualquiera que intente pasarse de listo. Pasaba sus ratos libres de clases en lugares donde su soledad pasase desapercibida, evadiendo las miradas y las palabras de aquellos que se burlan de ella para su propia diversión.


Luna POV

Camino distraída por los pasillos del instituto de manera apresurada, sus pasos como muchas otras veces la llevan a su lugar favorito, la biblioteca, entra sintiéndose como en casa y se dirige directamente a la sección que contiene el libro en el que ha estado sumergida los últimos días, algo relacionado con conspiraciones y la segunda guerra mundial, una vez lo tiene en sus manos busca un lugar y se desconecta del mundo a su alrededor, tanto como para no notar el grupo de chicas que, para su disgusto, viene entrando en el lugar.
- Reporte especial del dia, una ballena gris ha encallado en la biblioteca de la escuela -oh no, no puede ser - cuidado, repito cuidado, no se acerquen demasiado podría ser peligroso - termina de decir una voz irritante y un coro de risas se le unen enseguida.

- Increible, no pense que supieras donde queda la biblioteca - Alessandra Fragatti, grosera, alta, esbelta, fanfarrona, egocéntrica, de cara muy delicada y bonita, que le gusta burlarse de los demás para reconciliarse con sus complejos de descerebrada niña mimada. - o para que se usa, por lo que veo - complete de manera sarcástica.

Se escucha un uhhh proveniente de sus perritas falderas pero Alessandra lo ignora como si nada.

Por lo general no somos ni blancos ni negros, sino una escala de grises con tonos siempre cambiantes para cada situación, pero esta chica por alguna razón no puede evitar ser lo más oscuro posible, nunca desaprovecha la oportunidad de burlarse de mí cada vez que me ve, y de todos los que no encajen en su estereotipo de plastico por supuesto, pero mas de mi.

- ALERTA!! - añade la estúpida y algunas miradas curiosas ya empiezan a notar la escena, otras "disimulando" las risas y cuchicheando con sus acompañantes - el animal está mostrando síntomas de rabia, REPITO.

- SHHH - la voz de la joven es cortada por un irritado siseo proveniente de una mujer mayor que mira con el ceño fruncido como las pequeñas intrusas rompen la tranquilidad de su santuario - Esta es una zona de estudio cerrada.

Podía notar las miradas curiosas sobre mi, y las risas burlonas empezaban a marearme. Detesto ser el centro de atención y mucho más si era de esta forma, sentía las manos temblorosas y el ardor provocado por la vergüenza empezaba a subir por todo mi cuello hasta mis orejas. Pase mis dedos por la parte trasera de mi cuello intentando liberar la tensión y agradecí internamente la intervención de la bibliotecaria.

La zorra alcanza a mirar a la señora mayor como cachorro inocente y susurrar una disculpa antes de sentarse frente a mí con una sonrisa de malicia en su cara. De fondo se escucha el coro de risitas amortiguadas de sus acompañantes, por lo que una vez más la señora las reprende y de entre el séquito aparece una chica rubia y se acerca a la muchacha dejando un ligero golpe en su hombro susurrando.

- Ya vámonos payasa, no quiero q me castiguen - le dice en tono fastidiado y me dirige una mirada compasiva por un milisegundo

- Como digas princesa - responde la chica de manera divertida -nos vemos mas tarde Lunita- acto seguido la chica se levanta y sale de la biblioteca seguida de sus amigas entre risitas y miradas de complicidad. Por suerte Alessandra, que parecía estar constantemente en búsqueda de problemas, siempre acataba el pedido de su mejor amiga sin rechistar mucho. Sofía es simpática y educada, entre muchos otros atributos, no logro entender como puede ser tan amiga de un ser tan desagradable.

Suspiro mitad por alivio y mitad por frustración, inevitablemente mi mirada gris queda pegada a la hermosa rubia que se retira junto con mi bully personal y su secta de cabezas de aire. No puede evitarlo, a pesar de que las odio por ser las clásicas huecas, esos especímenes incapaces de seguir una conversación decente y se creen reinas del mundo por poseer algo de belleza y dinero, a pesar de que está claro a qué grupo pertenece no puedo evitar sentirme en las nubes cada vez que sonríe y sus gestos delicados que me hipnotizan, además es la única persona que me defiende de alguna manera del acoso de su mejor amiga, se que no le gusta lo que la otra hace y que en el fondo se preocupa por los demás aunque algunas veces también lance comentarios crueles sin pensar. Sofia, mi placer culposo desde el primer momento en que cruzó por su mirada 2 años atras, se que nunca se fijaria en mi pero aun asi no puedo evitar que me guste tanto.

Mi cuerpo se derrite sobre la mesa tratando de ocultar mi cara entre mis brazos brazos, consciente de lo ridículo de su situación, tener un crush con la bella chica que solo sabe de mi existencia por ser el constante objeto de los maltratos de su mejor amiga.

No me considero poseedora de una cara particularmente bonita, incluso detrás de la capa de granos, lentes, brackets y demás distractores por decirlo así, además cuento con unos buenos kilos de mas que me dan esa figura redondeada y son el principal motivos de las burlas de la estúpida bruja, cómo me gusta llamarle en mi mente, no soy bonita o cuento con alguna cualidad que llame la atención de la Sofía y me rehuso a usar el dinero que posee mi familia como un medio para impresionar a alguna chica; ni siquiera puedo saber si le gustan las mujeres, aunque he escuchado algunos rumores comprometedores de su mejor amiga, de todas maneras creo que nunca se fijaria en mi aunque le bajara el cielo.

Mi mano encuentra su camino hacia la caja de chocolates guardada en mi bolso cuidadosamente y bocado a bocado calma mis ansiedades y alegran su alma con cada gramo de azúcar. Otro de mis amores genuinos, la comida, siempre dispuesta a ofrecer los placeres de los múltiples sabores, me encanta probar y degustar todo tipo de comidas, más si son algo exótico, no me importa lo que piensen los demas, nunca me ha importado y la disfruto tanto que rara vez me privo de este gusto en especial y es por esta razón que me agrada mi físico tal como está, aunque otros lo critiquen, aunque no encaje con los estereotipos de belleza. Excepto claro cuando aparece la razón de mis delirios adolescentes siempre seguida de mi demonio personal, es como un combo letal, primero aparece la única persona que me hace cuestionarme mi belleza y justo detrás de ella está la idiota que le encanta recalcar todos mis defectos, es como un golpe en la cara cada vez de que las encuentro, por eso las evito.

Tambien esta mi mama quien insiste en las dietas, las citas al nutricionista, los intentos de controlar todo lo que me rodea, los reclamos y hasta las lágrimas eventuales ¿Que le pasa? ¿Cómo es que mi propia madre no podía ver que el fisico es solo algo superficial? No me define como persona, no importa lo que digan o hagan, se que soy mucho mejor que todas esas niñas bonitas y tontas, si ella no lo quiere ver es su problema no el mio.

Por desgracia suena la campana obligandome a atender a la realidad, guardó cuidadosamente mis cosas y me encamino rumbo al salón de clases, donde se encuentran entre mis compañeros al "aquelarre" como me gusta llamarle, mi mejor amiga mary y mi amigo superespia Nick, mis unicos dos cómplices en este lugar.

Finalmente entro al salon de clases, aun no llega el profesor, localizó con la mirada el lugar donde se encuentra mary y me apresuro a tomar asiento al lado de ella ignorando la mirada intensa que se posa sobre mi, sin embargo se perfectamente a quién pertenece, la bruja mayor por supuesto y aunque desearía evitarlo pero no resisto al impulso de voltearse hacia el grupo, solo para mirar un pequeño momento a la musa de mis deseos y a mi amigo Nick sentados junto a ella.
Alessandra sonríe maliciosa aprovecha el contacto visual para llamar la atención de sus amigas y desparramarse en su asiento con sus brazos a los lados formando unas grandes C haciendo muecas entre globo desinflado y retrasado mental haciendo sonidos de orco de circo. La visión me hizo rodar los ojos mientras vuelvo a mi posicion original definitivamente tiene algún tipo de retraso mental, o la dejaron caer de bebé.

-Nunca deja de sorprenderme - comentó a la chica a mi lado - no la soporto -decreto finalmente y mi compañera sonríe comprensiva y da un vistazo rápido a donde se encuentra mi nemesis.

-Todo un derroche de gracia - dice con una risita contagiosa que no puede evitar seguirle tomando en cuenta el ridículo que estaba haciendo la pelicastaña.

El profesor hace acto de presencia evitando que diga otra palabra y me dedico centrar toda la atención en el profesor que inicia la clase.

Así pasa el día, entre clases una menos aburridas que otras pero todas aburridas, las constantes burlas, insultos y tretas ingeniosas de Alessandra, la compañía y charlas animadas con sus dos amigos y las miradas furtivas a Sofía. Llega el final del día y me encuentro a la salida con mi chofer esperando en una postura rígida al frente del carro para abrirme la puerta, me despide rápidamente de mis amigos y corro a su encuentro.

Algunos pensarán que es increíble tener un chofer, pero no, es solo una manera mas de mis padres para poder controlarme, igualmente me la llevo muy bien con él e incluso a veces me ayuda a escaparme de la mirada sobreprotectora de mis progenitores.

Mi familia ha poseído y mantenido una generosa fortuna por generaciones, solo casi tan grande como los dramas y ridiculeces que se gastan constantemente. Todo empezó con el abuelo un hombre que trabajó duro toda su vida para convertir la empresa que su padre y abuelo habían construido en la mas grande del país, un hombre humilde y trabajador para ser justos, solo tenia un pequeno problemita de... enamoramiento. Apenas conoció a mi querida abuela lo cautivo con su belleza, ella, proveniente de una familia de sastres, actores y modelos famosos, alegaban que mi abuelo no tenía el gusto ni el refinamiento necesario para mi abuela, no se le hizo nada fácil el camino que compartieron pero se enamoraron casi al instante e hicieron todo lo posible para estar juntos, se casaron, tuvieron hijos y una vida casi perfecta.

Hasta que se descubrió que el hombre mantenía una relación con la hermana de su esposa y esta esperaba un hijo suyo, por supuesto el matrimonio se derrumbó tan rápido como empezó dejando una porqueria de relación entre las dos hermanas que ha perdurado con el tiempo y se ha transmitido a sus hijos y nietos como un mal genético, los primos-hermanos durante toda su vida no han compartido más que odios y rencores.

Personalmente me parece ridícula toda la situación, como el resto de los melodramas que arman, pero tampoco es que me importe demasiado, solo me sorprende la habilidad que tienen para invocar situaciones absurdas, por mi pueden ir por la vida sacándose los ojos, no me importa, mientras no esperen que sigan su estúpido juego por supuesto.

Como era de esperarse el gran Ricardo Evans no soporto el drama mucho tiempo y corrió a los brazos de la próxima mujer con la cual empezó una nueva familia. Todo esto dejó como legado un circo, cuando el hombre mayor pasó a mejor vida, movido por el remordimiento de que sus hijos se odien supongo, hizo un intento de unirlos mediante cláusulas inteligentemente pensadas que los dejó a todos obligados de alguna u otra manera a cooperar bajo la misma empresa, dejó condiciones específicas, cláusulas, compro acciones y amenazó la fortuna que les correspondía a sus hijos por parte de sus madres, el hombre no escatimo en detalles dejandolos en un embrollo difícil de resolver, la verdad no entiendo muy bien como lo logro, pero lo único que sé es que de algún modo funciono.

Por supuesto resultó de maravilla, actualmente todos conviven compitiendo de manera tóxica, tratando de destruirse los unos a los otros silenciosamente, fingiendo algo que no son y demostrando su "afecto" cada vez que se encuentran. Si pudieran dividir todo en pedacitos y que cada uno se lleve su parte seguramente descuartizaran la empresa de su padre con sus uñas de ser necesario, pero no, el abuelo al parecer era más inteligente que ellos y al negarse a cooperar no hacen la tarea más fácil.

Mi papi, Gabriel segundo hijo del primer matrimonio de Ricardo estaba en contra de toda esa locura, muy al contrario de sus otros dos hermanos que parecían disfrutar de las constantes peleas y competencias. Al verse de manos atadas decidió escoger un trabajo que le permitiera huir de la situación el mayor tiempo posible dejando a mi madre no tan fuerte de caracter a merced de su orgullosa madre, mi abuela, y a mi al cuidado de esta psicótica combinación, adoro a mi papa es una excelente persona y me ha enseñado muchas cosas, pero a este paso no se si pueda perdonarle dejarme en esta situación.

No me malinterpreten yo adoro a mi abuela, la admiro con toda la sinceridad de mi corazón, es mi modelo a seguir, tiene un carácter fuerte pues se hizo cargo de su familia una vez rompió con su esposo, haciendo malabares con su carrera de modelo y diseñadora sin descuidar a sus hijos. Es hermosa, pero inteligente y elegante, estricta cuando se requiere y dulce en los momentos indicados, siempre tiene la respuesta para todo.

Pero es justamente ese carácter fuerte el que nos ha hecho pelear incontables veces, es una mujer muy orgullosa y testaruda, todo tiene que ser como ella dice, si no encajas en la idea que ella tiene para ti intentara hacerte encajar de manera forzada, hemos tenido miles de discusiones y peleas que han dejado nuestra relación algo delicada. Ella dice que soy ingenua y muy inocente, y que si no maduro me van a aplastar, tiene desacuerdos irreconciliables con algunas partes de mi, la primera de ellas el sobrepeso por supuesto, la segunda mi sexualidad, si, toda mi familia sabe que soy gay, y la tercera pero no última, esa idea de que todo lo que necesitamos los humanos es amor. Claro hay algunas otras cosas pero esas son desacuerdos perdonables.

Apenas llegó a la casa me escabullo a la cocina para obtener el almuerzo, no estoy dispuesta a aceptar las migajas que la abuela o mi mama pretende por alimento y parece no molestarle que desaparezca en horas del almuerzo aparentemente saltandome la comida. Soy lo suficientemente inteligente y hábil con las personas como para lograr el aprecio de la chef, mi prima Karla siempre me ha consentido, no le gusta ver las constantes riñas con la abuela y dice que soy la persona mas tierna que conoce, siempre me recuerda que no debo cambiar por nadie y termina dándome lo que sea que le pida. Gracias a dios, porque no creo que fuera posible tolerar toda esta situación sin su ayuda.

- Karla!! - exclamó al encontrar a mi prima dirigiendo el almuerzo de ese dia, al ser una casa grande toda la familia, o mejor dicho, todos los hijos y nietos de la abuela conviven bajo un mismo techo y Karla al ser una excelente cheff cuando podía se hacía cargo personalmente de la cocina.

-Holaa carmelito ¿Como te fue hoy? - devuelve el saludo sonriente.

- Bien, bueno normal, ya sabes - si, Karla es una de mis pocas aliadas en casa y suelo contarle todo lo referente a la escuela, sobre mis amigos, mi nemesis e incluso mi tonto enamoramiento por Sofia.

- Tengo algo especial para ti - me guiña el ojo en señal de complicidad y levanta la tapa de una de las bandejas que se encuentran en el mesón a la espera, una deliciosa pasta alfredo aparece debajo de la cubierta junto con una merengada de fresa y una torta de chocolate doble con una bola de helado encima

- Ohhhhhh - exclamé con una sonrisa digna de un niño pequeño -. Gracias gracias gracias - digo de manera apresurada sin poder evitar la emoción - Se ve delicioso.

- Es un placer mi niña, ya me contarás luego como te fue- respondió la mayor con una sonrisa amable en su rostro ¿Ven porque la amo? Me da la mejor comida del mundo y me consiente, y yo soy como un cachorrito mimado.

Con un poco de dificultad subo la bandeja a mi habitación sin ser vista por más nadie y me encierro dispuesta a degustar la comida tranquilamente en la privacidad de mi lugar. Escuche un leve toque en la puerta al que ignoro completamente, seguramente es mi mamá preguntandose por mi, suspiro pesadamente, no me gusta preocupar a mi mama pero no pienso estar presente en una mesa que mas bien parece juzgado. con mi abuela diciéndome que debo comer y el resto de mis familiares apoyandola en todo, tampoco me quedan más excusas tontas para negarme a estar ahi, asi que prefiero hacerme la adolescente rebelde y hormonal que no soy.

Para cuando termino ya me encuentro mensajeando a Nick para vernos un rato en el parque y pasar el tiempo poniendonos al dia, con Nick casi no hablo en la escuela, nos mandamos algunas miradas cómplices y charlamos en algunas ocasiones, pero nada se saludos en los pasillos ni ser vistos muy seguido juntos.

Nick tambien es mi primo, de la tercera esposa del abuelo abuelo, nos habíamos visto en la escuela pero nos conocimos realmente en una reunión familiar, intentaban escapar a los comentarios malintencionados y las miradas matadoras que se repartían sin escatimar a medida que pasaba la noche y el alcohol fluía por todo el salón en copas de champagne, ambos coincidimos en una pequeña terraza que pretendía usar de escondite y, aunque un poco temerosos al principio, logramos conectar y pasamos toda la noche intercambiando opiniones ácidas sobre nuestro círculo familiar, riendo de las peleas dignas de telenovelas y poniendose al dia con la vida en el colegio.

Muy al contrario mi Nick era muy apuesto y le sobraba eso que llaman carisma, suele pasearse con los chicos populares, la gente bonita y cool, sin embargo nunca me deje llevar por mis prejuicios y me dedique a conocerlo para poder entenderlo, resultó ser mucho más fácil de lo que esperaba y al cabo de un tiempo lo considero mi mejor amigo,
A pesar de que tenemos una gran amistad decidimos compartir solo fuera de la escuela y mantener una relación cordial dentro de esta, ambos nos avergonzamos de la familia que nos gastamos y ninguno de los dos queremos que el colegio entero empiece a atar cabos y se entere de todo el drama. O eso fue lo que dijimos al principio, pero en el fondo se que teme lo que pensaran sus amigos. No lo culpo, digo, son sus amigos de toda la vida y no quiere perderlos o algo así, y aunque me duele un poco lo entiendo y no lo pondría en una posición en la que tiene que elegir.

Una vez en el parque donde acordamos vernos para pasar una tarde entre malteadas y donas, divisó al joven de pelo oscuro y sonrisa radiante sentado en una de las bancas.

-Nikky!! - lo llamo cuando estoy cerca y este se levanta a mi encuentro recibiendome con un abrazo efusivo.

-Lunita, lamento lo de esta mañana, Alessandra es una idiota de lo último y las otras pobres tontas no tienen un cerebro propio - fue lo primero que dijo en medio del abrazo.

- No te preocupes Nicky - le respondí sonriendo mirándolo a los ojos al deshacer el abrazo -. Algun dia alguna de esas chicas con las que sale cometerá un crimen pasional y yo estaré en primera fila para verlo - dije con humor tratando de aligerar el ambiente. Nick solo dejo salir la carcajada que le causó mi comentario.

- Recuerda grabarlo para los fans por favor - dijo y yo le guiñe un ojo - ahora señorita, ¿Que se te antoja? ¿Waffles o una torta en el cafe bonito que parece italiano?

- El cafe bonito! - dije sin pensar, me encanta ese lugar, mas en concreto, su comida.

Por supuesto mi compañero estuvo de acuerdo conmigo y caminamos a paso ligero hasta el cafe, nos sentamos hasta atrás para ver a la gente entrar e inventarnos una historia de cada uno riéndonos de nuestras invenciones, hasta que llegó la torta de chocolate triple con helado más increíble que se pueda imaginar y concentré toda mi atención en disfrutar el postre. Nick empezó a contarme cosas de la escuela y sus amigos que escuche a medias hasta que escuche cierto nombre.

- Y Sofía le dijo que tenía que aclararle las cosas antes de enrollarse con Luciana pero Alessandra la ignoró como siempre y por eso se pelearon olímpicamente luego de que Luciana fue llorando hasta ella preguntando qué había hecho mal.

- Wow pobre idiota, de verdad no entiendo qué le ven para perseguirla así- mi primo se encogió de hombros restándole importancia.

-Es sexy, rica, hermosa y tiene buena fama con... - levantó su mano derecha moviendo sus dedos, yo rodé los ojos sin poder creer lo que oía.

- Ok, ok no quiero saber mas - dije bajando su mano con mirada suplicante -. Aun así no entiendo, todo el mundo sabe que para ella todo es un juego y aun asi van con otras expectativas.

- No se, supongo que tienen la esperanza de ser la indicada, la chica por la que cambie su manera de ser- respondió como si fuera obvio.

- Si claro, sobre todo esa bruja .

- De todas maneras no todas las chicas del instituto están detrás de ella, la otra mitad está detrás de Sofía - Me dijo como dato curioso mostrando su sonrisa malvada, él sabe el efecto que Sofía tiene en mi y disfruta molestando para que le hable.

- Son todas unas regaladas hormonales- respondo algo celosa, esto solo me recuerda que mis oportunidades son aún más bajas, Sofia suele rechazar a casi todo el mundo ¿Por qué se fijaria en m
Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: