Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Protegerte

Autor: chuy

[Reviews - 7]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Este es mi segundo fic, espero que les guste.

Estaba esperando a mis vacaciones navideñas para hacer este fic.

Notas del capitulo:

Disfruten el primer capitulo.

A leer!!!!!

Harry/Draco.

Después de ver como Bellatrix Lestrange derrotaba a su padrino y se lo llevaba secuestrado, Harry Potter se encontraba en su peor momento, casi se le salía el corazon cuando vió a Sirius ser lanzado hacia el velo de la muerte, pero gracias a Thonks, pudo empujar a Sirius hacia otro costado, evitando que muriera. Para mala desgracia de todos, Thonks no pudo vencer a Bellatrix en el combate que tuvieron las dos por varios minutos, por lo cual resulto herida y eso le sirvio a Bellatrix para llevarse a Sirius a la Mansión Malfoy, lo cual Harry no tenía en cuenta como lugar para buscar a su padrino, lo que él no sabía, es que en esa casa se encontraba una persona que le estaba teniendo agrado, desde que le salvó la vida una vez hace dos años atrás.

 

*****MINISTERIO DE MAGIA***********

Cornelius Fudge estaba sentado en su oficina, leyendo un memorando largo que resbalaba por su cerebro sin dejar el más mínimo rastro de significado. Estaba esperando una llamada del Presidente de un país lejano, y mientras se preguntaba cuándo llamaría el desgraciado, trataba de suprimir recuerdos desagradables de lo que había sido una semana muy difícil, larga y agotadora, no había espacio en su cabeza para nada más. Cuanto más trataba de concentrarse en la página que tenía ante él, mas claramente veía la cara burlona de uno de sus oponentes políticos. Este oponente en particular había aparecido en las noticias ese mismo día, no sólo para enumerar todas las cosas terribles que habían ocurrido la semana pasada (como si alguien necesitase que se lo recordaran) sino también para explicar el por qué cada una de ellas era culpa del Gobierno.

El pulso del Primer Ministro se aceleró con sólo pensar en estas acusaciones, pues no eran ni verdaderas ni justas. ¿Cómo diablos se suponía que su gobierno iba a para el colapso de ese puente? Era ofensivo que alguien sugiriera que no estaban gastando lo suficiente en puentes. El puente tenia menos de diez años, y los mejores expertos estuvieron desconcertados al tratar de explicar ¿porqué se partió claramente en dos, enviando una docena de autos a las aguas profundas del río que estaba debajo?

-Veo que sigues perplejo Cornelius- exclamó el opoyente que se hallaba sentado en frente de él.

-La verdad es que ver como el-que-no-debe-ser-nombrado regresa después de tantos años es algo que me preocupa mucho- Cornelius miraba a su amigo del Ministerio como buscando una solución, pero desafortunadamente no la había.

-Pues eso es cierto, tantos años para que pase lo que pasó en el torneo de los tres magos- no quiso que Herbert Chorley le haga recordar ese momento.

La muerte de Cedric Diggory fue algo que conmovió a muchos estudiantes de Hogwarts, e incluso a los profesores y criaturas mágicas, todos querian a Cedric como lo que era, un alumno ejemplar, pero desafortunadamente, la muerte hizo que todo el mundo lo llevara en su corazon.

-Bueno ya no hablemos de eso, lo que me tiene mas preocupado es que Bellatrix Lestrange ha secuestrado a Sirius, no tenemos idea de donde esta- Cornelius hacia una pausa para poder contenerse y no llorar, si habia considerado a Sirius como un traidor ahora lo consideraba como un buen amigo, despues de todo, el no tuvo la culpa de lo que le paso a los padres de Harry.

-Eso es lo de menos Cornelius, todos los de la Orden del Fenix estan planeando buscarlo por todo el mundo si es necesario- las palabras de Herbert sonaban en la mente de Cornelius, tal vez haya una posibilidad de encontrarlo sano y salvo.

-Al menos eso hace Dumbledore- dijo el Ministro seguro y aliviado.

-Cambiando de tema, fui de visita a Azkaban, los dementores estan desesperados, no saben como es que los Mortifagos se escaparon de ahi- escuchar eso para Cornelius no era muy bueno que digamos.

Desde la vez que se dieron fuga esos malditos, toda la Comunidad Magica estaba en peligro, ahora con el regreso de Lord Voldemort, estarian en mas riesgo. Herbert queriendo decir algo importante, y por lo que Cornelius no le prestaba atencion, se puso de pie y camino hacia el.

-Ya es tiempo de que hablemos fuerte y claro Cornelius- volvio a hablar el Primer Ministro.

-Herbert, ya no quiero hablar de est.....

-Pero es importante- exclamo muy exaltado el Primer Ministro.

-Muy bien, de que se trata?- pregunto Cornelius ya con la cabeza en otro mundo.

Herbert respiro muy profundo para despues soltar lo que iba a decir.

-Es cierto eso que dicen que Harry Potter es el Elegido, que solo el puede matar al Señor Tenebroso?- la pregunta de Herbert hizo que Cornelius casi se callera de la silla.

Sin embargo, pasaron minutos, y Cornelius no quiso responder nada.

 

*********CALDERO CHORREANTE**********

 

 

Harry Potter se encontraba durmiendo muy tranquilamente, pero a la vez desesperado, recordar que Sirius casi muere por su culpa fue algo que le causo mucho dolor, sin embrago gracias a Thonks, Sirius sigue con vida, pero en manos de Bellatrix. Harry junto a Hermione y Ron estaban ideando un plan para buscar a Sirius por cielo, mar y tierra si es necesario, ya que ahora Sirius se declaraba inocente de las estupideces que Peter Pettigrew habia causado en el pasado.

Hace unos años atras, Sirius le pidio a Harry mudarse con el al Numero 12 de Grimmauld Place, ya que se habia enterado que los Dursley trataban mal a su ahijado, Harry por supuesto acepto, y hasta quiso irse con Sirius, pero su padrino le explico que primero tenia que demostrar su inocencia, porque segun el, es un profugo de la justicia por la muerte de Lily y James Potter.

De inmediato tuvo un sueño muy raro, pero placentero y apasionado, estaba en su torre alla en Hogwarts con Draco Malfoy, su anemigo numero uno, estaba soñando que se besaba con el y ademas, hacian el amor. Sentia como Draco le suplicaba que se adentrara en el y lo hiciera suyo, Harry por supuesto estaba igual de excitado que el, hasta que al punto de correrse en el interior de Draco, desperto.

Miro su cuerpo y noto que estaba muy sudado, tenia la cara toda mojada, hasta sus prendas de ropa estaban humedas y...¿se habia corrido en su propia cama?. Inmediatamente se levanto y fue al baño a darse una ducha para quitarse ese mal sueño pero...¿porque dice mal sueño cuando en realidad lo disfruto?

-Debo estar loco- dijo a todo pulmon, no podia ser posible que haya soñado con Draco Malfoy, y de paso, SE VINO EN SU CAMA.

Luego de eso se fue a dar un paseo por las calles de Londres, faltaban dos semanas para empezar las clases en Hogwarts, asi que tendria tiempo de comprar todo lo necesario para el colegio, sin embargo, una persona se paro en frente de el con un semblante muy serio. Se trataba de Albus Dumbledore, quien lo miraba fijamente.

-Harry, que haces en una noche tan oscura por ahi tan solo?- pregunto Dumbledore mientras miraba un enorme letrero en unos de los edificios.

-Eh..vera- que idiota era, como le iba a decir al director el sueño que tuvo con el imbecil de Malfoy.

-Y bien?- siguio preguntando Dumbledore.

-Solo estaba caminando un rato, estoy preocupado por Sirius, no tenemos noticias de el- exclamo Harry muy triste, si claro, lo disimulaba muy bien.

Dumbledore lo miraba a los ojos, como buscando la verdad en ellos, pero para nadie es un secreto que Dumbledore siendo un mago muy poderoso no lo podia superar la inteligencia sarcastica del niño-que-vivio.

-Pues dejame decirte algo, tenemos una idea de donde pueda estar, pero eso se sabra definitivamnte cuando estemos en Hogwarts- las palabras de Dumbledore hicieron calmar a Harry por un momento.

-Eso espero- dijo Harry mas tranquilo.

-Ahora, quisiera llevarte a un lugar, para que conozcas a un viejo amigo mio- Dumbledore le pidio a Harry que le diera su brazo, a lo cual Harry inmediatamente acepto.

Por medio de una teletransportacion, aparecieron en un barrio muy pintoresco, estaba lleno de muchas casas grandes, pero Dumbledore miraba a una en particular, una casa grande de color marfil, con tonos de color rojizo en sus costados. Entraron al lugar y notaron que estaba muy desordenado, a lo cual Dumbledore saco su varita, Harry tambien lo hizo.

Despues de varios minutos revisando la casa, encontraron algo que parecia ser sangre de dragon en el piso de la sala. Dumbledore se acerco a un sillon que estaba en la esquina del lugar. En el momento que la varita hizo contacto con el sillon, un hombre salio de el, mayor de hecho, parecia un muggle de 65 años.

-Caramba Albus, pense que me ibas a aniquilar- dijo el viejo mago un poco asustado.

-Es logico despues de encontrate en esta situacion Horace- respondio Dumbledore divertido.

-Oh que bien, por un momento pense que eran.....-pero sin embargo, Horace se quedo callado a ultimo momento.

-Dime, estas viviendo aqui ahora?- pregunto Dumbledore curioso, mientras Harry miraba en una repisa la foto de su madre, Horace se percato de eso y miro a Harry.

-Asi que tu eres el famoso niño-que-vivio- dijo sarcastico el viejo mago.

-Prefiero que me llamen Harry si no le molesta- dijo Harry un poco molesto.

-Tienes casi el caracter de tu padre- dijo Horace chisteando.

-Bueno, creo que Dumbledore le hizo una pregunta, me gustaria saber la respuesta tambien- Harry sabia que Horace ocultaba algo.

-De acuerdo, me escondo de los mortifagos, hay muchos de ellos por aqui, pero como la familia muggle de esta casa esta de viaje, no tuve ningun inconveniente en alojarme aqui- respondio serio Horace.

Dumbledore y Harry lo miraron estupefactos, ahora si que comprendian todo, sobretodo Albus Dumbledore, quien desde hace muchisimos años se entero de algo que lo preocupo muchisimo, por eso queria hacerle una propuesta a Horace Slughorn, entrar en Hogwarts como el nuevo profesor de Pociones, para que asi Harry hiciera su trabajo de encontrar lo que ocultaba.

-A decir verdad Horace, me gustaria proponerte algo- comenzo Dumbledore.

-Tu diras Albus- respondio nervioso el viejo mago.

-Veras, necesito a un profesor de Pociones en Hogwarts para este año, y que crees, pense en pedirtelo a ver si querias el puesto- termino Dumbledore tras la mirada atontada de Horace Slughorn.

Horace por un momento se queria negar, habia pasado muchas cosas en ese colegio que le sacaban la piedra, pero viendo que Dumbledore en verdad lo necesitaba, no tuvo mas remedio que aceptar, claro que despues de todo, un año en Hogwarts no era tan mala idea.

-De acuerdo, pero quiero un despacho digno, no el armario de escobas que tenia antes- exclamo el viejo mago sacudiendose las manos.

-De acuerdo, entonces quedamos asi- Dumbledore se despidio de el, pero Harry queria interceptar a Horace por un momento, lo cual Dumbledore acepto sin rechistar.

Mientras Dumbledore revisaba la casa de patas arriba, Harry le hacia unas preguntas a Horace de su padrino Sirius Black, a lo cual Horace dijo que le tenia mucho respeto, sin embrago comento que no pudo llevarse bien con el otro hermano de este, Regulus Black, quien caracterizo como un mago traidor por unirse a Lord Voldemort en esa epoca.

-Muchos dicen que tienes los....

-Los ojos de mi madre, muchos me lo han dicho- interumpio Harry al viejo mago.

-Sin embargo me acuerdo mucho de ella, era una excelente bruja, siempre hacia lo posible para sacar buenas calificaciones conmigo, incluso hacia bromas con Peeves- se rio Horace recordando esos buenos momentos.

-Si, siempre que me acuerdo de ella me da mas valor todavia para deshacerme de su asesino- excalmo Harry muy serio, eso era algo que le habia prometido a su madre el dia que la vio en Little Hangleton, cuando Cedric Diggory murio.

Dumbledore aparecio segundos despues para decirle a Harry que ya era hora de irnos. Harry se despidio de Horace y ambos retomaron la teletransportacion (que esta vez hizo a Harry vomitar) hacia Londres, cerca del caldero chorreante. Dumbledore se despidio de el mientras le decia que confiaba en el para lo que venia.

 

 

***********EN OTRO LUGAR*************

 

Bellatrix Lestrange y Narcissa Malfoy se hallaban camino a ver a Severus Snape, segun Narcissa tenia que hablar de algo muy serio con el, su hijo Draco habia sido mandado por Lord Voldemort a deshacerse de Dumbledore este año en Hogwarts, lo cual a Narcissa le preocupaba muchisimo, no queria que su hijo tuviera el mismo destino que ellos, si habia considerado la idea antes, ahora la rechazaba.

Luego de varias calles, llegaron a un lugar que parecia abandonado, pero no lo era, tocaron la puerta dos veces y por ella salio Colagusano, aquel ser traidor conocido como Peter Pettigrew. De inmediato las dejo pasar dejando ver a un desolado Severus Snape en el sofa de la sala, el mago por supuesto las miro sorprendido de estar aqui.

-Narcissa, Bellatrix, que las trae por aqui?- pregunto Severus Snape muy confundido.

-Severus, necesito tu ayuda inmediatamente- decia Narcissa ante la mirada asesina que le daba Bellatrix desde un costado.

-Muy bien, Colagusano, dejanos solos- decia Severus ante la mirada de decepcion del horrible mago (N/A: Colagusano es horrible).

Colagusano se retiro y dejo al trio con un ambiente tenso en el lugar. Narcissa no sabia que hacer desde el dia que su esposo fue llevado a Azkaban por lo que cometio en el Departamento de Misterios, desde ese momento no sabia a quien recurrir, luego de que Lord Voldemort le comendara la mision a Draco de matar a Albus Dumbledore.

-Tengo miedo de que Draco cometa el mismo destino que yo, por eso quiero que lo protejas, y que no permitas que cometa una locura-respondio Narcissa.

-Locura estas haciendo tu mujer, como se te ocurre intervenir en los planes del señor tenebroso- reclamaba Bellatrix en tono amenazante.

-Bellatrix, si te pedi que me acompañaras era para que me apoyaras- dijo Narcissa.

-No, Draco tiene que cumplir con la mision, el no puede fallarle al señor tenebroso- grito enojada Bellatrix.

-Ya basta Bella, si Narcissa quiere que proteja a Draco en Hogwarts, pues claro que lo hare- respondio Severus cansado.

-No dudo de ti Severus, pero de otras personas si- exclamo Narcissa.

-Pues en ese entonces, hagamos el Juramento Inquebrantable- Bellatrix sonaba deseada cuando se trataba de ese juramento, sabia que el que rompiera ese juram,ento, recibiria la muerte.

-Saca tu varita- le indico Severus a Bellatrix, mientras agarraba la mano derecha de Narcissa y la entrelazaba con la de el.

En ese moento una linea blanca sujetaba fuertemente las manos de los dos magos, uniendolas en un entrelace, mientras Bellatrix procedia a realizar el juramento.

-Tu Severus Snape, cuidaras a Draco Malfoy, mientras intente cumplir con las ordenes del señor tenebroso, si no puedes seguir protegiendolo y el chico muere, tu seguiras la mision que el señor tenebroso le encomendo, lo juras- termino el Juramento Bellatrix.

-Lo juro- en ese momento Narcissa estaba mas que tranquila, ya habia superado el primer paso, ahora tenia que idear un plan para sacar a Sirius de su casa.

 

 

**************DOS SEMANAS DESPUES**************

 

Harry durante todo el lapso que paso no deja de soñar con Draco Malfoy, no ha podido pegar un ojo en todas esas noches porque ve a Draco encima de el, tocandole todo su cuerpo, lo cual a el no le desgradaba. Respiro antes de levantarse de la cama por enesima vez esa noche ¿Que rayos le pasaba? ¿Porque tenia que estar soñando con ese imbecil? esas preguntas se las estabahaciendo en su mente en ese moemnto, mañana habia quedado con sus amigos visitar Sortilegios Weasley, una pequeña jugueteria magica que habian hecho los gemelos Fred y George Weasley, que por cierto, siguen con sus bromas a pesar de haber salidos ya de Hogwarts.

En la mañana siguiente Hermione le preguntaba si tuvo una mala noche por la cara tan palida que tenia, se le veian orejas, Harry por supuesto la evadio y esto provoco que Hermione le lanzara un testamento de insultos. Abajo se encontro con Ron, Ginny, Dean Thomas, Seamus Finnigan con su novio Cormac MacLaggen y los padres de Ron, Molly y Arthur Weasley.

-Como dormiste Harry?- pregunto Molly.

-Bien señora Weasley- respondio cortes Harry.

-En serio, se te ven muchas orejas- exclamo Cormac MacLaggen, ganandose un peyisco de su novio.

-No empieces Cormac- le reclamo Seamus, a lo cual Cormac le planto un beso delante de todos.

-Creo que nunca voy a acostumbrarme a eso- dijo Hermione asqueada.

-Tu lo dices porque no tienes pareja- Dean se burlaba de ella.

Sin embargo, Hermione miraba un lugar en particular, ahi estaba Percy Weasley hablando muy amablemente con Fred, desde hace años se intereso en el chico pelirojo y nada que este le correspondia, no se atrevio a decirselo porque Percy luego pensaria que es una chiquill busca amores falso.

Ya estando en Sortilegios Weasley, Harry noto que Draco Malfoy pasaba con su madre Narcissa hacia el Callejon Knocthurn, de inmediato le hizo señas a Ron y Hermione para que lo siguieran. Llegaron hasta Borgin y Burkes, donde vieron un cartel que decia “Se busca, Fenrir Greyback” en uno de los callejones. Sin embargo no pudieron ver nada mas, ya que la puerta se cerro. De ahi en adelante Harry tuvo una sospecha de que Draco Malfoy se estaba convirtiendo en un Mortifago.

Notas finales:

Eso fue todo, nos veremos pronto, dejen rewiews si les gusto.

 

NOTA: Creo que no soy tan bueno escribiendo Harry Potter como los demas escritores.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: