Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Mine

Autor: AlphaTK

[Reviews - 0]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

 

1

 

_____________

 

Cabía la posibilidad — tan solo un poco, tal vez — de que Kakashi estuviera un algo celoso — Tan solo un poco, tal vez — de aquel mocoso, primo de Obito, menor por al menos unos cinco años que ellos dos.

Y es que para cualquiera era obvio — cualquiera menos el idiota Uchiha — que su primo le profesaba sentimientos más allá de lo filial — las sonrisas, la forma de hablarle, el tono, los roces discretos — , incluso la madre del pequeño engendro hacia bromas al respecto «Cuando mi lindo Itachi sea mayor...» Dios, ¿Era en serio? «Seguro será muy guapo, el hombre perfecto, y Obito, con lo bien que cocina, será la esposa perfecta ¡Serán la envidia de todos! ¡La pareja perfecta!» Y de Eso un cuerno, Sí Obito sería la esposa perfecta, seria de él.

Era él quien soportaba al hiperactivo Uchiha a diario, y no dejaría que nadie que no ha pasado ni la mitad de las cosas que han pasado ellos dos juntos, se lo arrebatará.

No le agradaba el pequeño demonio, y parecía ser, era recíproco, pues las mirada ácidas por parte del mocoso no cesaban.

Oh, en un futuro no muy lejano, aquello sería divertido. Ambos se sonrieron altivos, compartiendo un mismo pensamiento:

«Ya veremos, quién se quedara con el mayor premio»

 

2

____________

 

Últimamente sentía ganas de matar a todo aquel que se acercara de más al Uchiha — Aunque la principal amenaza seguía siendo aquel engendro que no paraba de crecer, ya casi estaba de la altura de Obito — sin embargo, tal vez — y rogaba a dios que no fuera así — a Obito le interesaba alguien más — dejando de lado a Itachi y el mismo — y en serio rogaba que fueran meras alucinaciones suyas, dado que últimamente no paraba de ver
posibles adversarios por todas partes.

Pero, por mucho que lo quisiera negar, el conocía aquella mirada — el brillo, lo dulce que se tornaba —, pues era la misma que el mocoso — y el mismo — le dirigían a Obito; amor, puro y sincero.

Y era dirigida a alguien demasiado bueno para que Itachi, él o cualquier otro pudiera competir contra esa persona: Su sensei.

Tal vez — y rogaba a Dios, al Diablo o a quien estuviera escuchando, que fuera mentira —, muy probablemente, a Obito le gustase su antiguo profesor de la escuela media, tal vez le gustase Minato-sensei, y él no se sentía en la capacidad de ganar contra eso.

Ni él ni nadie.

Pues por la cara de dolor de estómago que se cargaba el engendro a su lado, definitivamente: aquello no eran especulaciones suyas.

 

3

____________

 

Kakashi había notado algo; Obito, siempre atraía a un tipo de hombres con ciertas ¿actitudes?..., similares.

Aunque le molestara admitirlo.

Itachi, los hermanos Setsu, Kuro y Shiro, Madara—otro primo de Obito, aunque al contrario de el engendro, éste era mayor—y, aun si le costase admitirlo, él mismo.

Y tan solo contando a los rivales más relevantes, porque el Uchiha atraía a hombres como la miel a las moscas.

Moscas.

Sí, moscas que él ha tenido que ir aplastando una a una.

Y tal vez era por eso que todos — incluído él —no tenían oportunidad, porque tal vez —sólo tal vez —, Obito no quisiera alguien serio y de personalidad taciturna, tal vez—y rogaba que no — deseaba a alguien más dulce y amable. Menos oscuro, frío.

Tal vez, lo que aquel peli-negro quería, era a alguien como Minato.

Y entonces, todos estaban jodidos, el engendro, el bastardo —Madara — los clones chiflados, y él mismo, porque nadie le llegaba ni a los talones a su antiguo sensei.

Pero él en verdad, esperaba no fuera así.

 

4

_________

 

Y ahora, no estaba tan seguro.

Él siempre observa al Uchiha, y hoy ha notado algo: Obito se comporta como siempre con Minato, al oji-negro en realidad se le ilumina la mirada es cuando está presente Kushina.

No Minato.

¿Por qué no lo había pensado antes? Sí, Obito atraía a chicos, pero ¿Quién decía que al Uchiha le a trajeran?

Y si con Minato se sentía por los talones, con Kushina; una mujer, era polvo.

¿Pero porqué su rubio sensei no parecía afectarle para nada las miradas dulces dirigidas a su esposa?

En verdad, no tenía oportunidad con Obito.

 

5

_________

 

Era un idiota, la respuesta había estado todo el tiempo ante sus ojos y él ni idea.

Kushina estaba embarazada; y Obito era huérfano.

Las miradas dulces e ilusionadas, llenas de ansias y esperanzas.

Ahora todo estaba claro, y es que hoy, luego de que Kushina chillara emocionada que él bebe se estaba moviendo, la pelirroja no dudo ni un instante en tomar las manos del Uchiha —ni siquiera las de Minato — y las posicionó sobre su vientre; y ahí estaba de nuevo aquella mirada.

Obito y Kushina compartían un lazo especial: la falta de una familia durante su niñez, ellos sabían.

Porque al menos él, aun si fue durante un corto periodo, tuvo una familia; pero ellos no.

Todos estaban allí, pues ese día el líder de las empresas Hokage daba a conocer a todo tan maravillosa noticia — todos menos Obito —, y los presentes no eran capaces de apartar la mirada de la conmovedora escena.

Sintió celos, no quería que nadie más viese esa hermosa mirada, las mejillas sonrojadas y la gigantesca sonrisa.

Pero allí estaban también sus rivales.

Ya más tarde tendría tiempo para ponerlos en su lugar, ahora solo quería respirar tranquilo; Obito seguía siendo suyo.

Aunque él no lo supiese aun.

 

•Fin~•

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: