Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Lovely Obsession

Autor: CryoRaven

[Reviews - 2]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Y, hola (?), soy novata subiendo mis fics, pero sin más que decir, les doy paso a mi texto. <3 

Despertó repentinamente de un sueño nada reparador, se sentía cansado, como si una noche anterior hubiera trasnochado, el cuerpo estaba dolorido; tenía un muy mal presentimiento instalado en su ser, nada iba bien, no sentía paz, confiaba en su intuición, y pocas eran las veces en las que llegaba a equivocarse, aquello no era una broma de muy pésimo gusto, qué más daría por que así fuera.

La cabeza daba vueltas, los pensamientos le atacaban y le hacían entrar en un estado de ansiedad, le pesaba su estado anímico, el corazón estaba a punto de salir de su pecho, sentía ese golpeteo molesto en sus entrañas, muchos conocen esa sensación como la intención de sobrevivir, los sentidos estaban agudizados, no era capaz de observar nada, todo se redumía a un vacío, algún tipo de vendaje oscuro le impedía ver con claridad el panorama ante sus ojos, sabía de lo que se trataba, fácil de adivinar.  

Lo último que recordaba, era su propia imagen saliendo del trabajo, caminando por el amplio estacionamiento que quedaba a espaldas del edificio, despreocupado y sumergido en su mundo como de costumbre, había permanecido un rato más después de la hora de la salida para concluir lo excesivo de deberes que le dejaron más temprano, y ojalá nunca lo hubiera hecho, pero si las cosas debían salir mal, es porque así lo harían; cuando menos lo esperó, algún individuo que le había estado siguiendo sigilosamente unos metros atrás mientras atravesaba hacia su auto, le sorprendió a sus espaldas, tomándole por uno de sus hombros con rudeza, alcanzó a ver una mano sosteniendo un pañuelo antes de que se pegara contra su rostro, rociado de una sustancia que le provocó perder gradualmente la conciencia conforme aspiraba el aroma, sumiéndose en un sueño profundo que le dejaba dócil y a disposición, habría querido dar más pelea, pedir ayuda, que alguien milagrosamente se hubiera aparecido en el lugar de los hechos para auxiliarle, pero no siempre se corría con la suerte que las películas vendían, ahora se encontraba preso, por alguien que no conocía y en un lugar del que no tenía noción.

 

Pensaba en silencio, buscando una posible respuesta para lo que le sucedía, recapitulando episodios importantes de su vida que le ayudaran a dar con el porqué, no recordaba haber tenido problemas importantes con nadie en un pasado, nunca había tenido nada que ver en asuntos de índole delictiva, tampoco era un anzuelo que aseguraba el dinero, probablemente sólo era una víctima más de gente sin escrúpulos y carente de empatía por los demás; el miedo y la incertidumbre eran respirados en la estancia, de cualquier modo, ¿qué más podía hacer que no fuera rogar a todos sus dioses por lo más valioso que tenía?, lo único que esperaba, es que aquella persona recapacitara sobre lo que estaba haciendo, más temprano que tarde su familia, amigos y conocidos, se darían cuenta de su desaparición y entonces vendrían los verdaderos percances para todos, hasta para él mismo. Intentó acomodarse, su posición era incómoda, demasiado incómoda, los brazos estaban inmovilizados por encima de su cabeza con una soga atada a la cabecera de una cama poco acogedora, y el simple hecho de tenerlos así, provocaba dolor, la circulación no llegaba de manera normal, quería escapar, deseaba volver a cerrar sus ojos y darse cuenta de que todo era una terrible pesadilla.

 

Desconocía qué hora era, cuánto tiempo es lo que ya había transcurrido desde que despertó, o si era de día o ya anochecía, el tiempo se le fue pensando, lamentándose, removiéndose en un inútil intento por soltarse de ahí, pero el rechinido de una puerta abriéndose y cerrándose al de pocos segundos hizo que se pusiera alerta, que detuviera su lucha, y seguido a ello, un sonido de suelas impactando contra el piso, inconscientemente movió su cabeza hacia el punto de origen, pretendiendo dar con el responsable, siguiendo el eco que generaba ese andar y retumbaba en sus tímpanos, y a juzgar, podría jurar que aquella persona se encontraba bastante tranquila de conciencia, le irritaba la sola idea.

 

–        Veo que ya has despertado, creí que nunca lo harías. – una voz bastante grave para su gusto había articulado esa oración, y para su desgracia, no le reconocía siquiera, no podía asociarle con nadie con quien hubiera articulado palabras en algún momento.

 

–        ¿Qu… Quién eres? ¿Por qué me hacen esto? –no pudo decir nada más, las ideas daban vueltas en su cabeza y era imposible armar una frase, o pensar con coherencia, actuaba por impulso, por temor a su vida.

 

–        El jefe estará contento de saber que estás en condiciones al fin, está ansioso por venir a visitarte. – concluyó su respuesta, y para nada contestaba sus dudas, estaba más intranquilo, las pisadas volvieron a estamparse en el suelo, pero esta vez, apartándose del lugar, cerrando la puerta, y dejando a un confundido y petrificado hombre sobre ese colchón.

¿Había escuchado bien? ¿Jefe?, ¿acaso se trataba de una especie de organización criminal?, ¿alguien “importante” le estaba buscando y privando de su libertad?, si antes había estado confundido, ahora lo estaba al triple, porque entonces era más serio de lo que pensaba. Suspiró, queriendo calmar los nervios que estaban a flor de piel y le hacían temblar, tenía que estar calmado, saber qué es lo que quería de él, y por más ridículo que sonara, intentar llegar a una negociación, tal vez no estaba tan perdido como lo pensaba.  

 

Minutos que parecieron horas más tarde, volvía a escuchar ese esfuerzo por girar la manija de una puerta hasta quitar el seguro y abrirse paso en el interior de la estancia, y pisadas, más pisadas se hicieron presentes, resonantes por toda la habitación, los sonidos eran lo único que le informaban sobre lo que pasaba a su alrededor y esta vez apostaba a que era una persona distinta por su manera de caminar quien le visitaba, ¿sería ese a quien se refería el otro sujeto como su jefe?  

Un peso extra hundiéndose sobre aquella cama le hizo saber que estaba peligrosamente cerca suyo, esperaba lo peor por suceder, un insulto, un golpe, o un disparo tal vez que pusiera fin a su historia, estaba mentalizado casi para todos los posibles escenarios a acontecer, casi, pero en cambio, y muy sorpresivamente, ese ser desconocido se tomaba un atrevimiento que le hizo gimotear temeroso y querer alejarse, hacerse pequeño, su mano estaba posada un poco más arriba de su rodilla derecha, y el simple hecho de pensar en que le someterían a su antojo sin él poder hacer nada, ya se le antojaba como algo denigrante, más se aterrorizó cuando comenzaba a subir a rastras por toda su extremidad, pretendiendo ser caricias demasiado toscas como para ser repartidas con un cariño inocente.

 

–        Basta, por favor… –murmuró, suplicando por que se detuviera, era humillante que alguien le estuviera acariciando sin su consentimiento.

 

–        Llevo tanto tiempo siguiendo tu pista… – Esa voz parecía reconocida para sus oídos, aunque luego de tantos años se había vuelto un poco más grave, quizá estaba equivocado, pero nada perdía con hacer una pregunta que tal vez era errónea.  

 

–        ¿Eres tú? – Y sintió que la otra persona que estaba a su lado de pronto se tensaba ante su cuestión, lo supo cuando su mano apretó sin cuidado su muslo.                   

 

–        Soy yo. ¿Te habías olvidado de mí?, ¿Creíste que te ibas a librar fácilmente?  

Notas finales:

Bueno, sé que no es la gran cosa, pero apenas estoy empezando en este mundillo de los FanFics, ojalá hayan disfrutado de la redacción de esta novata escritora. (?)  

Ahora, siguiente punto, no tengo definida la pareja que usaré para este Fic, por lo que dejaré que ustedes voten y decidan por su OTP preferida mientras sea de the GazettE, la que sea más votada, por obviedad, será la que aparezca plasmada en este texto en el segundo capítulo. 

Intentaré ser frecuente con las actualizaciones mientras tengo vacaciones, planeo hacer historias breves pero bien estructuradas, sin embargo, actualmente me encuentro mal de salud, por lo que el siguiente capítulo tal vez lo tenga en algunos cuantos días más. </3

Gracias por leer a quienes ya lo han hecho, sepan que tienen un lugar en mi corazón. <3

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: