Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Importante - YoonMin

Autor: DanisseL16

[Reviews - 6]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

 

*YoonMin

*Interacción NamJin

*Mini Fic

*Drama

*Fluff

Notas del capitulo:

Bienvenidos!

Espero que les guste esie pequeño fic.

Disfruten el capitulo!

Levantó el brazo para volver a ver la hora en su reloj de muñeca mientras estaba sentado en el sofá de la pequeña sala del departamento. El resto de sus compañeros continuaba en sus respectivos dormitorios, a excepción de un enano de mejillas abultadas.

Jimin había salido hacia unas 5 horas, (para ser exactos: 4 horas, 47 minutos y contando...) pero él estaría de lo más tranquilo, al igual que el resto, si no fuera porque antes de que el enano saliera, habían tenido una discusión.

Aunque él no la llamaría como tal, si siempre lo trataba igual y el menor sólo inflaba las mejillas formando un puchero -que lo hacía ver muy tierno- pronunciaba un: "Hyung, no me moleste" y luego continuaba con su rutina.

No entendía lo que pudo haber cambiado hoy. Rememoraba la conversación una y otra vez para encontrar la diferencia, pero ya llevaba de ése modo por más de 1 hora y aún no la hallaba.

Marcó una vez más al celular de Jimin, para de nuevo, ser enviado directamente al buzón de voz. Llevó su mano derecha a la boca para morder la uña de su dedo pulgar, estaba cada vez más nervioso.

¿Y si lo hablaba con Namjoon? Quizás él podría ayudarle, o hasta sabía a donde había ido el enano.

Ante ésa posibilidad, se levantó del sofá sin poder contenerse más, avanzó por el pasillo en dirección a la habitación de su líder, cuando estuvo a punto de golpear, escuchó la voz de éste:

-¡Yah, Jin hyung deje éso! No podemos hacerlo ahora, es mejor esperar a la noche. Los demás podrían oírnos y espiar.

Enarcando una ceja, no espero a escuchar lo que Jin contestaría, suficiente tuvo con oír a Nam, sabrá Dios las cosas que hacían por las noches, prefería no enterarse. Retrocedió sus pasos para volver a la sala y sentarse de nuevo.

¿Qué hacía ahora? ¿Seguía esperando como hace horas?

Como ayuda, Namjoon y Jin estaban descartados, igual que Jungkook y Taehyung. Aunque quizá sabían algo del paradero de Jimin... eran sus mejores amigos después de todo.

Nuevamente se levantó, pero luego de un par de acelerados pasos se detuvo abruptamente. 
Los menores eran tan sobreprotectores con Jimin que seguro que si él les contaba lo que pasaba, iban directo a la estación de policía para denunciar su desaparición. 
Sí, descartados.

Volvió a sentarse y posó su mano izquierda en su mentón de manera pensativa, intentando reprimir el impulso de morder su pulgar en el proceso.

El único que quedaba era Hoseok. Para ser sincero consigo mismo, no estaba seguro de cómo reaccionaría. Eran muy cercanos, 'mejores amigos' podían llamarse, pero todos adoraban al enano de voz delicada. Así que, todo se resumía a que si algo le pasaba a Jiminnie, los cinco integrantes restantes lo asesinarían.

Y pensar en ello, determinó su decisión.

Mientras se dirigía de nueva cuenta por el pasillo, para hablar con los demás, escuchó la puerta siendo desbloqueada. Giró la cabeza tan rápido que sintió un tirón en los músculos del cuello, pero no le prestó atención, sólo a la tranquila figura que se dirigía con algunas bolsas en las manos hacia la cocina.

Yoongi siguió sus pasos, deteniéndose en el marco de la puerta para asegurarse que no estaba alucinando y que el menor de verdad había regresado.

Jimin abrió la nevera para ir colocando algunas frutas que iba sacando de una de las bolsas que trajo con él.

El mayor se encontraba a unos pasos de distancia, ya un poco aliviado al ver que Jimin estaba sano y salvo. Soltó un suspiro suave y carraspeó un poco para que el menor pudiera notar su presencia.

-Chim Chim, demoraste mucho... ¿Sucedió algo? - Hablar de manera suave ayudaría a que su menor no se sintiera agredido, si es que ésa había sido la razón por la que se fue.

Por su parte, Jimin seguía colocando, ahora unas botellas, dentro de la nevera, sin inmutarse.

-Uhm, siento si te molesté hace un rato. - Continuó al no recibir respuesta a su anterior pregunta. Seguro se había enojado y por éso lo trataba con indiferencia. -No creo haber hecho nada fuera de lo común, pero si te ofendí, lo siento.

Disculparse no le era fácil, menos aún si tenía dudas de haber sido el culpable.

Pero otra vez, no obtuvo respuesta.

-Jiminnie...

No consiguió que el menor le contestara. Su ceño empezó a fruncirse.

-Jimin, está bien si no quieres hablar ahora, pero los chicos y yo estábamos empezando a preocuparnos. No deberías desaparecer así sin más. -El que sólo él había estado preocupado, no lo iba a admitir. No era necesario que el menor lo supiera.

Pero el silencio seguía reinando en la cocina, Jimin continuaba de espaldas a él en su labor de llenar la nevera.

-No es justo que dejes a tus mayores preocupándose por ti. - Y sí, la poca paciencia de Yoongi se estaba acabando. -Fuiste desconsiderado, saliste sin avisar y ni siquiera contestabas el celular, nos merecemos una discul--

Todos sus comentarios se cortaron tajantemente al escuchar al menor cantando en voz baja una canción... Una canción, que no era cualquiera, al menos no para Yoongi, quien podía reconocer ésa canción donde fuera.

Como si no hubiese sido suficiente que las fans comenzaran a emparejar al orejón de ése grupo con Jimin... Y no es que a él no le agrade el grupo al que era perteneciente, es más, los respetaba y llevaba un buen tiempo con 'esa canción' sonando en su cabeza.

Lo que le molestaba en realidad, era que el enano estuviera tan tranquilo rapeando las partes de ése gigante, cuando tantas veces, él mismo había tratado de hacerlo rapear una de sus canciones, o que tratara de componer una parte del rap como aquella vez que hicieron unidad para el Muster. Pero no. Jimin sólo se sonrojaba, miraba a otro lado, se justificaba de algún modo y prefería pedirle ayuda a cualquier otro integrante que a él.

Y ahí estaba, con otra canción más. Rapeando como si no hubiera un mañana.

Con una molestia que empezaba a incrementarse en el centro de su estómago, se acercó al menor con la intención de hacerle frente, pero a escasos dos pasos, notó que Jimin tenía puestos sus audífonos negros a un volumen considerable. Su poca paciencia se esfumó por completo. Terminó de acortar la distancia que los separaba y le arrebató uno de los audífonos sin alguna consideración.

- ¿Me puedes explicar por qué demoraste tanto? - Espetó con todo el enojo reflejado en su rostro.

Jimin dió un brinco en su sitio, por la sorpresa.

Notas finales:

Muchas gracias por darle la oportunidad a esta historia n.n/

Nos leemos en el siguiente cap.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: