Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Urupon por Urupon-Patochan

[Reviews - 11]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Siento que últimamente los fics de the gazette han perdido algo de popularidad, se reciente en las lecturas y reviews...en fin ojalá logre gustarles este...repito que estoy "retomando" lo que había borrado hace tiempo y espero poder terminarlo...bueno pues a leer

Definitivamente esa noche de tragos entre los tres gazettos comenzaba a cobrar su cuenta…habían pasado dos meses de aquello y la atmósfera en la banda parecía distinta, Uruha había visto un par de veces a Takeshi, solo sexo y nada más, no eran exclusivos uno del otro, tanto así que Uru ya se había metido con otro chico un fin de semana y con una chica en una salida entre semana, la chica le había gustado bastante así que la vio un par de veces más.

Kai ya no regañaba a Aoi, es más el mismo Kai parecía algo distraído últimamente, y más pendiente del móvil que de costumbre y justo esa tarde todos quisieron salir de dudas.

—Kai…¡Kai!—le gritó Ruki haciendo uso de su micrófono al punto que todos en la sala taparon sus oídos, en cambio el líder solo levantó la mirada del celular, con una cara de desentendimiento—no es posible que sigas así, Reita se ha equivocado tres veces en el ensayo de hoy, Aoi está tocando como si llevara la segunda lección para aprender guitarra y yo desafiné cuando tocamos Shadow…¿qué te pasa?—

—No me pasa nada, quédate tranquilo ¿sí? Los ensayos son para eso, para ver las fallas y corregirlas—

—Esa ni tú te la crees…ya enserio Kai ¿qué es lo que te está pasando?—Aoi iba a seguir hablando pero enseguida la vibración del móvil de Kai lo interrumpió y el líder de inmediato llevó la vista a la pantalla, sonriendo como idiota, a lo que Aoi volteó a mirar a Uruha como diciendo “¿cómo es posible?”.

—Ya no me vean así—les dijo a los cuatro que parecían estar mirando un ente maligno en lugar de a su líder de banda—tan solo era un mensaje de Mika—

—¿Mika?—ese fue Reita.

—Sí, Mika…la chica que conocí la noche que me fui a beber con Aoi y Uruha hace como dos meses—

—¿Sigues en contacto con ella? Creí que sería solo una noche—el castaño guitarrista había ido a dejar su guitarra en el soporte para sentarse luego en el sofá de cuero negro—

—Tú sigues viendo a Takeshi—

—Pero yo solo me acuesto con él…no le di mi número de celular ni mi correo para que me esté mandando mensajitos—

—Bueno, la verdad es que Mika y yo tenemos cosas en común, estuvimos muy bien esa noche y pues…estamos saliendo, quizá pronto le pida que sea mi novia—

Los cuatro gazettos palidecieron ante aquella noticia, no era malo que Kai tuviese una relación pero…si iba a distraerlo de aquella manera del trabajo, entonces sí tenían un pequeño inconveniente, todos decidieron cortar el ensayo de esa tarde puesto que Kai parecía más entretenido con lo que su chica tenía que decirle que en el trabajo mismo, para la hora de irse el líder salió casi volando para poder ir por ella a su trabajo, Aoi se marchó junto con Ruki esa vez con el pretexto de que el vocalista tenía que ayudarle a acomodar unas partituras, y en la sala solo quedaron Reita y Uruha.

—Vamos a comer algo…tengo ganas de curry picante ¿te parece?—propuso el bajista al momento que tomaba su maleta.

—Claro no tengo planes para hoy, además hace tiempo que no como curry…aunque no traigo mi auto—

—Ni yo la moto, así que iremos a pie—dicho aquello ambos salieron de la sala de ensayo y luego de la compañía.

No tardaron mucho en llegar a un restaurante pequeño, algo con un ambiente, familiar, entraron y ambos hicieron su pedido, la cena les transcurrió bastante bien, hablando de tontería y media como cuando estaban en el instituto y se saltaban las clases para ir a comer pizza. Después de un buen rato pagaron la cuenta a partes iguales (puesto que no se conformaron con el curry y terminaron comiendo cuanta cosa se les antojaba del menú) y salieron del lugar, al hacerlo Uruha chocó con una chica, con la que de inmediato se disculpó.

—Oh no, no hay cuidado, yo también iba distraída yo….¿Kouyou-san?—la chica lo miró con una sonrisa de gusto mientras él trataba de pensar en por qué ella sabía su nombre.

—Rima ¿verdad?—dijo tras un momento de pensar y suspiró aliviado cuando la chica afirmó con la cabeza, contenta de que el recordara su nombre…el nombre no era precisamente lo que el recordaba mejor de ella…más bien sus gemidos y el movimiento de sus preciosos pechos de pezones morenitos al cabalgarle tan rico aquella noche—vaya que gusto verte, ah…te presento, linda, él es Akira—

—Mucho gusto Akira-san—hizo una ligera reverencia en la que el bajista se embelesó con esa redondita y a su vista suave delantera de la castaña, y tras un codazo del guitarrista en su costado, reaccionó a responder el saludo a lo que la chica sonrió amablemente—Kouyou-san ¿van a cenar aquí?—

—De hecho, nosotros ya vamos de salida—

—Oh vaya que pena, me hubiera gustado compartir la cena con ustedes dos—

Justo estaban despidiéndose de la chica y Uruha besaba su mejilla cuando esa otra voz apareció de la nada—¡Uru!—¿Uru? Se supone que nadie debía llamarlo así en la calle, era por eso que a sus noches, les daba su nombre de pila, pero ese…aquel niñajo berrinchudo sabía perfectamente quien era él, la noche que se conocieron en el bar—¡Uru!—esa vocesita suya sonó aún más molesta cuando lo sintió colgársele del cuello—que bueno que te encuentro, tenía tantas ganas de verte—le besó la mejilla y luego reparando en la presencia de la chica, la miró con ojos asesinos—¿quién es la…señorita?—y se le notaban los celos en la voz.

—Eso a ti no te interesa…quítateme de encima ¿quieres?—el guitarrista trataba de alejar al pequeño de cabellos claros, ante una sonrisa burlona del bajista y una mirada confundida de la castaña.

—Yo, hasta luego Kouyou-san…Akira-san—la chica hizo una reverencia y se retiró hacia el interior del restaurante.

—¿Qué demonios haces aquí Takeshi?—al fin logró soltarse de los bracitos del chico, y pudo escuchar un “te veo mañana” por parte del bajista mientras éste se alejaba.

—¿Quién era esa?—

—¿Perdón?—¿había escuchado bien? Ese niño…estaba ¿haciéndole una escena de celos?

—¿Quién era esa zorra que se te estaba resbalando?...seguramente ibas a llevártela a la cama ¿verdad?—

—Pues…no me habría venido mal repetir con ella ¿sabes? Tiene un cuerpecito bastante rico—se quedó callado al notar la mirada del pequeño ensombrecer ante lo que le estaba diciendo—no sé por qué me haces éstas escenitas…si tú y yo no somos nada…me acuesto contigo cuando tengo ganas y nada más—de nuevo la expresión en el rostro del chico le hacía quedarse callado…y ponerse nervioso.

—Solo soy un culo fácil para ti ¿verdad?—

—Takeshi—aquello se le salía de las manos, el chico parecía poder romper a llorar en ese momento y eso sería un problema así que lo tomó del brazo llevándolo hacia un callejón cercano.

—¡Déjame!—se removía tratando de soltarse—déjame, si solo soy uno más de tus culos entonces eso serás tú para mí también…me voy a acostar con el primero que se me ponga enfrente—

—Jamás te dije que no pudieras hacerlo…sexo casual ¿te acuerdas?—

—Pues  entonces lo haré, ahora mismo—

No sabía porque pero ver así al pequeño le alteraba…sí era cierto que Uruha se había estado acostando con más personas luego de Takeshi, y que lo disfrutaba puesto que así era él…pero…pero siempre terminaba volviendo, siempre volvía a buscar a Takeshi, porque era él quien lo buscaba la mayoría de las veces y ahora pensar que el pequeño pudiese entregarse a otro, le nubló la mente…lo que hizo, lo hizo sin pensar realmente las cosas.

Lo tomó de nuevo por el brazo y lo acercó a su cuerpo hasta poder rodearlo en un abrazo—Ya no quieres que esto sea solo sexo casual ¿verdad?—

El chico negó con la cabeza y luego alzó la vista para encontrarse con los marrones ojos del guitarrista—te quiero—le dijo sin titubear.

—Entonces sé mi novio…Takeshi ¿quieres ser mi novio?—

—Sí, ¡sí quiero!—se le lanzó a los brazos y lo llenó de besos, más que contento por la propuesta, mientras que Uruha solamente sonreía, contento de verle feliz.

¿Qué importaba que no estuviera locamente enamorado de él? Nadie inicia una relación amando con toda el alma…seguramente podría aprender a querer al chico, seguramente se podría enamorar de él y hacerlo feliz fuera de la cama, tanto como los dos se hacían felices uno al otro dentro de ella…¿qué podría salir mal entonces?

Notas finales:

Bien pues espero que haya gustado, trataré de volver pronto, aceptaré con gusto sus reviews

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: