Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sobreviviendo al amor

Autor: desileo

[Reviews - 7]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Este es un regalo para mi editora IntentoDeEscritora, la cual tenía mucha curiosidad por conocer a esta pareja más a fondo, y como siempre Dragon Age no me pertenece, sino a Bioware.

Puede leerle independientemente del Fic sobreviviendo a mi suegra.

Varric estaba peleando contra esclavistas en una elfería, pensando en que tal vez no había sido una buena idea que Hawke tomara ese encargo, pues a pesar de que el “trabajo” no fluía como debería, debieron preguntar todo con más detalle.

Conoció al humano junto a sus hermanos en el mercado de Alta Ciudad, cuando  evitó que un ladrón les robara el poco efectivo que traían consigo. Tenía planeado que quedara como un mero acto de bondad, mas el mayor de los Hawke insistió en compensárselo de una manera u otra.

A modo de broma le pidió que pagara toda una ronda de bebidas para una noche en el Ahorcado, comenzó así la extraña amistad entre un mago apóstata y un enano descastado.

Fue sacado de su línea de pensamientos al escuchar a Junior quejándose sobre las malas decisiones de su hermano mayor, mientras que Blondie expresaba su deseo de que ningún gato saliera esa noche y terminaran lastimados durante su refriega.

En definitiva, eran un grupo muy peculiar y eso que faltaban varios integrantes más.

Cuando la batalla al final terminó, apareció un hombre malhumorado (tal vez el líder de ese grupo de esclavistas) amenazándolos y llamando a su teniente para que el resto de la tropa llegara; sin embargo, cuando dicha persona apareció, éste se encontraba desangrándose sin heridas a la vista o abolladuras en su armadura.

Al caer muerto en el suelo, detrás de él apareció un elfo, muy peculiar pues las partes de su cuerpo expuestas estaban llenas de tatuajes, que anunciaba que el resto del grupo habían sido asesinados y aconsejaba que huyera.

Lo que siguió a continuación fue muy confuso para el enano, pues el hombre en un momento le estaba llamando esclavo e intentaba atraparlo y al siguiente tenía la mano del elfo atravesando de un lado a otro su pecho.

Temiendo que les hiciera lo mismo a ellos, Varric volteó hacia Hawke para que diera retirada, pues era el que dirigía ese extraño grupo, pero supo de inmediato que el hombre no estaba prestando atención.

Su rostro era un poema pues contemplaba con mirada perdida al elfo, como si éste hubiera hecho algo digno de quedar inmortalizado en el cantar de la luz, ignorando que había asesinado a un hombre sin la necesidad de un arma.

El enano conocía demasiado bien esa mirada, incluso la llegó a ver en su reflejo luego de conocer a Bianca, por lo que sabía que cualquier intento de llamar su atención sería en vano.

Expectante, se quedó a ver lo que pasaría a continuación, esperaba que la suerte de Hawke fuera buena. El elfo se presentó como Fenris, explicó un poco de su historia, la cual consistía prácticamente en que deseaba enfrentar a su antiguo amo para dejar de huir.

No le pasó desapercibido el tono amable de Garret, pues éste casi no era utilizado en su trabajo regular, ya que por lo general era mejor ser imparcial en las misiones que se les otorgaba para así evitar problemas con las personas que necesitaban de sus servicios.

Finalmente, Hawke terminó accediendo a la petición del elfo para que le acompañara hasta la mansión de su amo que se encontraba en Alta Ciudad. Junior se quejó de esa decisión, mientras que Blondie hizo saber la poca confianza hacia el recién llegado.

Una vez que Fenris se fuera para tomarles la delantera y ver si sus pistas eran las correctas, Varric se acercó hasta Garret para advertir.

─Hawke, si algo he aprendido a lo largo de mi vida como comerciante, y aunque me cueste admitirlo, lo que Bartrand me ha dicho es que es muy mala idea meterse en asuntos de esclavos, sobre todo si están involucrados Magisters.

Lanzando una sonrisa tranquilizadora, Hawke aseguró.

─No te preocupes, Varric. Estamos en Kirkwall en donde, según recuerdo, la esclavitud está prohibida desde que la ciudad dejó de estar bajo el dominio de Tevinter, por lo que si llega a pasar algo seguramente no terminaríamos en la cárcel. A menos claro que me descubran haciendo magia, entonces tanto Bethany como yo terminaríamos en un círculo.

El enano quería replicar que ese no era su mayor temor, sino que el mago se estuviera involucrado emocionalmente con el ex esclavo pero no pudo agregar nada más, puesto que Garret emprendió su camino hasta la mansión que le había indicado el guerrero.

En el frío de la noche, el escritor lanzó una plegaria al Hacedor para que todo ese asunto no les fuera a morder el trasero en un futuro cercano y si pasaba, que al menos Hawke no saliera lastimado de eso.

---------------------------------------

Varric reía burlonamente al ver perder nuevamente a todo su grupo de gracia perversa (aunque debía admitir que había hecho un poco de trampa para ganarle a Rivaini), recogiendo su botín del medio de la mesa.

Como siempre pasaba, Junior replicó.

─Eso no es justo. No puede ser posible que el enano haya ganado más de tres manos seguidas. Debe de estar haciendo trampa.

Sabía tratar ese tipo de cosas, el escritor se mofó.

─Yo soy incapaz de hacer algo como eso. Es más, soy el parangón del buen comportamiento y si estás tan seguro de eso, Junior, entonces demuéstramelo.

Carver lo vio acusadoramente por unos segundos antes de enfurruñarse en su asiento, no tenía pruebas reales ante tal acusación. Con ese simple acto, todos los presentes en la mesa rieron a excepción de cierto elfo gruñón que veía el intercambio de manera distante, casi como si no quisiera estar ahí.

Cuando estaban a punto de comenzar una nueva partida, dicho elfo anunció.

─Me retiro. No pienso seguir perdiendo más dinero entre Varric e Isabela. Que pasen buena noche.

Nadie se sintió ofendido por lo que dijo Broody (el apodo que se había ganado luego de que se uniera a su grupo debido a su rostro siempre melancólico) es más, era considerado como una especie de broma, por lo que se despidieron amablemente.

En cuanto el guerrero se levantó, el enano comenzó a contar, esperaba ver cuánto duraba esta vez su líder en reaccionar. Apenas llegó a cinco cuando Hawke imitó el gesto del elfo y comentó.

─Será mejor que te acompañe. Andar solo de noche por estos lugares puede ser muy peligroso, sobre todo para alguien que es buscado por los esclavistas.

Bethany e Isabela ocultaron su risa ante el obvio coqueteo en sus palabras, Aveline susurró quedamente sobre que dejara de hacer eso, Anders negó reprobatoriamente, Carver rodó los ojos, Merrill apoyó su idea y Fenris contestó escuetamente.

─No necesito que me lleves. Me las puedo arreglar solo.

Ignorando las palabras dichas por el elfo el mago le acompañó hasta que ambos se perdieron de vista, lo que causó la misma discusión entre Sunshine y Junior sobre el interés de su hermano hacia ese extraño ex esclavo, mientras que el escritor reflexionaba un poco la situación.

A partir de que Broody se dio cuenta de que Hawke era mago se comportó distante con él, sin embargo, accedió a unirse a su grupo a modo de pago por el favor que había hecho, lo cual le daba cierta oportunidad al hombre de acercarse.

Varric sabía que tendría un camino muy difícil para llegar al corazón del guerrero, entre los cuales tendría que enfrentar monstruos internos del mismo, mas no imposible.

Tan solo quedaba ver y esperar el desenlace de esa extraña historia de amor. Y que no finalizara como sus libros.

-----------------------------------------------

Fenris caminaba por las oscuras calles de Baja Ciudad, viendo atentamente a su alrededor, sabía que si se descuidaba un poco algo podría salir de entre las sombras y atacar.

Fue sacado de ese menester cuando escuchó las pisadas de Hawke detrás de él, intentando alcanzarlo. El elfo no entendía qué era lo que deseaba el mago, pues cada vez que podía, intentaba acercarse para hablar o acompañarlo a cualquier parte.

Ese comportamiento le halagaba y aterraba a partes iguales, pues si había captado la atención de un mago solamente podía significar dos cosas: que le gustaba y el poder en sus tatuajes le llamaba.

Por experiencia sabía que esa era una pésima combinación, ya que los magos tendían a hacer cosas terribles con esas dos, se lo demostraron durante toda su vida como esclavo, lo cual le dejó una frase tan espantosa como cierta:

Dale al mago un poco de poder y te mostrarán quién es realmente.

No le sorprendió cuando Hawke finalmente le alcanzó y exclamó.

─Caminas rápido para llevar varios kilos de armadura y otro tanto con la espada, ¿es normal entre los guerreros?

Y ese comportamiento decía todo lo contrario. Se suponía que en el instante en que quedaran solos debería intentar tomar por la fuerza lo que creía le correspondía, o al menos eso creyó que haría la primera vez que quiso acompañarlo hasta la mansión. Para ser un mago, era realmente extraño.

Con la poca confianza que había ganado hacia el mago (y la atracción que sentía secretamente por él), respondió.

─Es normal para nosotros, pero teniendo a Carver, deberías de saber eso de antemano.

El hombre dio una risa nerviosa, se sintió atrapado en su intento de comenzar una conversación, mas rápidamente respondió.

─Tal vez, pero no soy la persona favorita de Carver. A pesar de ser su hermano mayor, lo quiero eso no es de dudarse, algunas veces es tan difícil de tratar que dan ganas de golpearlo. ¿No tienes hermanos así?

A pesar de que esas palabras no eran para lastimarlo (pues Hawke no tenía ni idea de su pasado), se  sintió herido, por lo que cambiando su comportamiento a uno defensivo respondió molesto.

─A ti que te importa. Es más, te dije que no me siguieras así que si quieres ver salir el sol nuevamente, te sugiero que te quedes aquí y te largues a tu casa. No necesito la compañía de un mago.

Fenris esperó una reacción como la de su antiguo amo: que le atacara y castigara de manera agónica por hacerle frente, sin embargo el mago volvió a hacer gala de su rareza cuando se limitó a decir.

─Está bien… Si dije algo que te hiriera por…

El guerrero no quería escuchar nada más, no quería pensar que alguien era diferente a los magos que había conocido durante toda su vida, pues la esperanza era lo peor que podía pasarle a alguien como él, por lo que corrió con todas sus fuerzas, dejando atrás a Hawke que ni siquiera hizo intento alguno para alcanzarlo.

Cuando estuvo a una buena distancia del mago, se sintió avergonzado de su comportamiento, ya que éste ni siquiera sabía su condición actual. Soltando un suspiro decidió, por el bien de su extraño trabajo, intentar arreglar ese malentendido.

Tendría que explicar algunas cosas.

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: