Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

No Homo por Yuuki Hachiken

[Reviews - 8]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Este Fanfic no debe ser tomado como algo hecho "en serio" ya que quien me pidio que lo hiciera me pidio que ante todo fuera algo sucio.

Notas del capitulo:

Hola...

La verdad me costo publicar este fanfic en la pagina ya que cada vez que escribia una sinopsis no se me ocurria algo bueno que poner.

Este es un regalo para Endoukun, un lector y amigo.

 

 

 

Era un día normal en South Park, donde los mejores amigos de la escuela primaria de la ciudad pasaban la mañana del sábado jugando videojuegos mientras se alimentaban de comida chatarra en el sofá y hacían bromas de pedos.

- Stan, ¿no crees que debimos avisarle a Kenny? – Recordó suspicazmente el pelirrojo judío que había alguien más que le caía bien además de su mejor amigo y que obviamente no era el gordo de mierda.

Seguramente está muy ocupado haciendo cosas de pobres, como pedir latas golpeadas en supermercados o remendando ropa vieja. - Contestó sin más sin inmutarse por el comentario tan despectivo que hizo y solo dándole atención al videojuego.

- Jajaja si, seguro también debe estar apestando a mierda. - Añadió Kyle.

Duraron así un buen tiempo entre burlas, videojuegos y llenando sus estómagos hasta que Kyle tocó un tema que tomó por sorpresa a Stan.

- Oye Stan, ¿adivina que se le cayó al gordo culon el otro dia? - Susurro en voz baja pero lo suficiente para que su amigo entendiera.

- No tengo idea, seguro es alguna estupidez.

- Fue hace una semana, lo he mantenido en secreto porque estuve pensando si era buena idea o no enseñartelo.- Kyle recibió un codazo por parte de su amigo quien detuvo el juego para verlo con seriedad, si quería captar su atención seguro lo había logrado. - Vamos amigo, solo lo hice porque creí que te reirias.

- ¿Y eso que tiene de malo? - Stan solo se cruzó de brazos e inflo sus mejillas sin verle en señal de desaprobación.- Vamos hombre si te he confiado hasta donde he llegado con Wendy.

- ¿Vomitarle más veces encima? -De forma automática Stan le tomó del cuello pero antes de que pudiera hacer algo Kyle sonrió pícaramente. - Tranquilo solo bromeaba, quería hablarte de esto. - El pelirrojo le mostró su teléfono, el cual tenía un vídeo donde aparecía la madre de Cartman, no se necesitaba ser un genio para deducir que era una porno.

- Santo cielos, ¿es lo que creo que es?

- Sí, aunque es algo distinto.

- ¿Más raro que el vídeo grabado de cuando tuvo sexo con el equipo de fútbol americano entero? - Pregunto incrédulo Stan.

- Ese sí que fue bueno pero no, esto es más singular, de hecho creo que podríamos llegar a hacer algo así. - Kyle invitó a Stan a subir a su habitación, no era la primera vez que ambos veían algo sucio e incluso habían llegado a masturbarse juntos, se tenían demasiada confianza pero no sabía el secreto del judío.

Pasaron con prisa a la habitación de Kyle donde no tardaron en desvestirse no sin antes ponerle seguro a la puerta, a pesar de que los demás miembros de la familia no estaban, sabían que no estaba de más asegurarse de que nadie los descubriera.

Kyle miraba de reojo la figura de su amigo, quien solo mantenía consigo su peculiar sombrero al igual que el, a pesar de que tenía interés por su cuerpo jamás dejaba señales de que su amigo le interesaba más allá de la persona con la cual podía masturbarse pretendiendo que el centro de atención era el vídeo, pero no para él, realmente lo que le ponía y llamaba su atención, siempre era su amigo, Stan, aunque en si cualquier chico de cabello negro le hacía sentir algo de morbo, pero su mejor amigo tenía algo que lo hacía fruto de su deseo.

- ¿Quieres reproducir el video de una vez? - Se quejó Stan quien estaba sentado a su lado mientras levantaba una ceja al ver cómo su amigo le veía, sin sospechar el porqué.

- Ah sí disculpa. - Una vez que empezó el vídeo, dió inicio también el plan de Kyle.

El vídeo empezó como usualmente, la zorra de la madre de Cartman le hablaba sucio a dos hombres mientras hacia lo usual, darles sexo oral, anal y penetración doble, pero… de la nada, los dos hombres comenzaron a dejar de lado a la desgastada mujer y empezaron a besarse.

- Amigo qué demonios es esto… - Stan ya llevaba un rato masturbándose sin quitar su mirada de la pantalla.

- Tranquilo, todo está bien. - Kyle decidió coger valor para acercarse más a Stan quien le miraba extrañado. - Se siente mejor si alguien hace esto ti. - el pelirrojo tomó el pene de su amigo y comenzó a tocar su punta con los dedos.

Kyle se esperaba en cualquier momento un golpe en la cara por parte de su amigo, de por sí ya sabía lo difícil que fue para él aceptar que su perro era gay y el hacer esto no era para nada varonil, pero de la nada el de cabello negro comenzó a gemir y dejó de centrar su atención en el explícito video.

- Kyle… - para la sorpresa del judío, Stan alcanzó torpemente su erección y empezó a hacer lo mismo como si le devolviera el favor. - Tienes razón esto se siente muy bien.  - Añadió mientras jadeaba cada vez más.

Esto estaba saliendo mejor de lo que planeaba, pero cuando Kyle intento acercarse al pene de su amigo, este le apartaba y no pasó mucho hasta que se vino.

Como un rayo y de manera automática, Stan se vistió rápido no sin antes usar un pañuelo para limpiar su mano y pene, después hizo bolita el pañuelo y logró encestarlo sin mirar en la cubeta de basura de Kyle, antes de que el pelirrojo pudiera decirle algo su amigo se giró a verlo como si no hubiera pasado mientras sonreía.

Fue genial amigo pero ya creo que es hora de que me marché. - Stan se acercó a la puerta pero Kyle le detuvo todavía desnudo.

- Oye, yo no he acabado. - Ciertamente, Kyle seguí a tope y tenía una clara erección.

- Ah… todo lo que pasó, fue claramente “no homo”, ¿verdad? - El judío simplemente se quedó congelado ante lo cabeza dura que podía ser su amigo, quien lo apartó un poco y antes de irse le dijo. - Nos vemos luego ~

Kyle duró un tiempo, tirado en el suelo y en shock mientras se golpeaba por seguir permitiendo que Stan huyera de esa manera cada vez que subían la escala, frustrado e intentando bajar su erección no se percató de cuánto tiempo había pasado y que además dejó la puerta abierta.

Pero ya hace más de cinco minutos la matriarca de la casa pasó a su casa a dejar a su hijo menor e irse de compras, sin percatarse de que Kyle se encontraba en casa, por lo cual Ike al subir las escaleras al segundo piso escuchó algo extraño, era su hermano quien por algún motivo estaba llorando, el pequeño solo se preocupaba por los sollozos de su hermano pero con dudas en su ser al verle desnudo por el espacio que había en la puerta de su habitación abierta.

Tampoco era tonto, sabía que su hermano se estaba masturbando ya que por muy increíble que parezca, Ike ya no era virgen a pesar de su corta edad, él tuvo relaciones sexuales con una de sus maestras y a pesar de que no entendía muy bien lo que hizo, sabía que se sentía bien y no lo que le pasaba a su hermano que más bien parecía hacerse daño.

Trago profundamente y abrió con delicadeza la puerta por completo, camino suavemente hasta su hermano y este no se percató de su presencia hasta que lo vio desnudo, Ike intentaba demostrarle de una forma inocente que él estaba y que no debía herirse.

Pero para Kyle las cosas eran totalmente distintas, para sus ojos rojizos en ese momento por tanto llorar, la figura de su hermano no era más que un vago recuerdo de cómo se veía Stan cuando era aún más pequeño, tan adorable y abrazable, incluso hasta mas romántico ya que solía ser muy especial con el.

Antes solía ser la vida más sencilla, se repetía mientras sonreía como tonto, Ike no entendía que pasaba por su mente pero llegó a la conclusión que un abrazo era lo correcto, aunque el pelirrojo no era su hermano de sangre, él lo quería con todo su ser y lo admiraba.

Pero Kyle tomó ese abrazo de otra forma ya que comenzó a acariciar las nalgas de su hermano de forma nada inocente, Ike quería protestar pero la presencia de su hermano le agradaba un poco, si eso le hacía sentir mejor, estaba bien… el pequeño abrazo a su hermano por su cabeza mientras esté seguía haciendo aquella extraña invasión.

- ¿Tu me amas verdad? - Dijo Kyle como un lamento.

Ike solo logró contestarle dándole un beso en la mejilla, pero rápidamente Kyle quien seguía inmerso en una mentira comenzó a darse cuenta de lo que estaba haciendo en realidad y más que nada, a quien se lo estaba haciendo, dió un sobresalto hacia atrás hasta que vio a Ike bastante sonrojado y con su cabello totalmente Despojado y su pequeño pene levantado.

- Ike yo… lo lamento. -Pronunció en su defensa Kyle.

- ¿Esto te hace feliz verdad? - Respondió torpemente su hermano. - Yo estoy feliz.

- La verdad es que necesitaba algo de afecto. - Sé sincero el mayor quien intentaba disimular su erección.

El menor a pesar de su inocencia comprendía que era estar así como su hermano y él estaba igual, la única forma que conocía para saciar eso era…con una mujer pero no había nadie más que ellos, hasta que vio lo que su hermano dejó reproduciendo en su computadora, eran dos chicos haciendo justamente lo que él consideraba posible pero con otro chico.

Ike se acercó a Kyle y con torpeza comenzó a lamer su pene como si fuera un dulce, tal y como había hecho su maestra meses atrás, el pelirrojo intentó oponerse pero tenía unas ganas enorme por culpa de Stan y el tomar a su hermano de sus cabellos solo lo empeoró.

Fue entonces cuando alguien que no esperaba volver a ver al menos hasta mañana volvió, Stan veía boquiabierto como su mejor amigo estaba recibiendo una mamada por su hermano menor, sintió en su interior un poco de asco pero les dió el beneficio de la duda.

- Chicos, lo que están haciendo… ¿Es “no homo” verdad? - Interrumpió Stan haciendo que los hermanos casi murieran de un susto. - Se me había quedado mi teléfono, cálmense chicos.

Ike no entendía lo que pasaba pero su hermano se adelantó a responder.

- Claro que no Stan, ¿como se te ocurre? - su tono era demasiado sarcástico pero su mejor amigo se dió por satisfecho, sería terrible si fuera algo homo después de todo.

- Entonces puedo… ¿unirme? - Kyle abrió los ojos de par en par, pero esta vez no se lo dejaría tan fácil, esta vez serían sus condiciones. - ¿si? - Stan tocaba sus dedos de forma inocente con la esperanza de que su amigo aceptará.

- No, vete. - Respondió secamente el pelirrojo mientras se cruzaba de brazos. - ¿quieres cerrar la puerta cuando salgas?, Ike sigue con lo que hacías.

- Vamos Kyle, no seas así conmigo.

- Se siente tan bien, eres todo un experto Ike ~ - Elogio Kyle a su hermano menor mientras tocandole las redondas nalgas ignorando a Stan.

Stan se enojaba cada vez más, ya que aunque no lo aceptará, era demasiado receloso con su amigo, incluso con el hermano de éste que no hace mucho era pateado hasta salir por alguna ventana.

Por lo que ese impulso lo llevó a desvestirse como antes, dejando solo su sombrero y apartando al pequeño comenzó a lamer el pene del pelirrojo, Ike se quedó tan sorprendido que estaba a punto de llorar pero para su sorpresa su hermano mayor comenzó a besar su cuerpo una vez que lo acercó.

- Kyle… - Ike súbitamente comenzó a besar a su hermano, pero no era un beso inocente, la lengua de su hermano invadía su boca y le daba un beso que nadie le dió antes, eso solo hacia que su cuerpo se calentará más y le siguiera el juego a su hermano. - Esto se siente muy bien… aghhhhhh - El elogio del pequeño se ve interrumpido porque sintió algo extraño en su culo, miró por encima del hombro y pudo notar que quien hacia eso era el mejor amigo de su hermano.

- Tranquilo, está bien Ike después de un rato se siente bien. - Le calmo Kyle mientras le seguía besando, a pesar de que estaba babeando por lo que sentía, Stan a veces le mordía suavemente ya que no le prestaba atención y de la nada se le ocurrió una brillante idea. - Stan, puedes… ¿metersela a Ike?

El ambiente se sintió algo tenso pero no sé qué tanto disfrutaba Stan que tomó a Ike de la cintura y abriéndole con fuerza los glúteos empezó a meterle dos dedos en su entrada, Kyle observaba totalmente excitado como su hermano intentaba acostumbrarse a la sensación, el pequeño canadiense jadeaba y para aumentar aún el placer, el pelirrojo empezó a masturbarle un poco y a besarlo.

- Kyle si tienes tanto tiempo para besarlo podrías chupársela. - Levantó la voz Stan notablemente enojado.

- ¿Celoso? - Reto el judío a su amigo.

- para nada, de hecho la estoy pasando bien por aquí. - El de cabello negro mordió su labio inferior mientras intentaba atinar a la entrada del pequeño con su pene pero solo conseguía frotar con fuerza en el espacio de sus glúteos y envista de que se le complicaba recordó que en el vídeo porno usaban una loción que Kyle tenía en uno de sus estantes, se tomó el tiempo de buscarla y aplicarla en su pene (además de la entrada de Ike), intento de nuevo hasta que en una de esas logró tocar la entrada de Ike, intentaba abrirse paso pero era demasiado estrecho por lo que una vez que metió la punta y con temor a hacerle daño, espero hasta que se adaptara. - Se siente genial Kyle. - Stan no dejaba de ver a los ojos a su amigo quien abrazaba a su hermano sosteniendo su peso.

Hasta que Stan no se dio cuenta que el pequeño Ike se relajo completamente no paraba de provocar a Kyle, con burlas y resaltando el hecho de que sería el primero de los dos en dejar de ser virgen, luego de un rato Ike empezó a menearse de un lado a otro como si quisiera decirle al mayor que podía seguir por lo que Stan se relamió los labios mientras empujaba abriéndose paso en el interior de su rival por la atención del pelirrojo.

Las embestidas se multiplicaban y el sonido de las pelvis de Stan contra Ike inundaban la habitación, Kyle solo admiraba la situación, realmente esto le ponía, ver a su mejor amigo y su hermanito teniendo sexo… pero no era suficiente, no dejaría que Stan le ganará, así que una vez que Ike fue cargado por Stan que en búsqueda de una mejor posición para penetrarle se mostró más afectivo con el canadiense, Kyle se escabulló hasta la espalda de Stan y dándole un abrazo remarcando su erección en la espalda de su amigo, declaró sus intenciones.

- ¿Creíste que te dejaría ganar idiota? - Susurro el judío a su mejor amigo con algo de malicia y luego mordió la oreja de Stan haciéndolo soltar un gemido para nada varonil.

- No digas nada y hazlo. - Stan intentaba ocultar su sonrojo mientras no perdía el tiempo para tener bien presente las sensaciones que estaba recibiendo.

- Stan. - Le llamo Kyle mientras abrió los glúteos de Stan y se untaba un poco de lubricante en su pene. - “No homo”

Kyle no hizo ningún juego previo alguno y a pesar de todo logro metérsela a su mejor amigo con fuerza, tanta  que de la impresión casi suelta a Ike mientras contenía un grito agudo.

El pelirrojo estaba viviendo una fantasía total y sentía que valió totalmente la pena haber soportado la distancia de su mejor amigo… los consejos que le dió Craig hace tiempo funcionaron a la perfección y dentro de los vagos pensamientos que podría tener, se imaginaba cómo tendría que pagarle por dicha información.

- ¡Kyle maldita sea ten algo más de paciencia! - Le gritó Stan entre jadeos y gruñidos sacándolo de los pensamientos.

- Te estás sintiendo muy bien… - Le ignoro el pelirrojo y con atrevimiento azotó el trasero de su mejor amigo.

Stan no podía hacer nada, ya que de por si le costaba estar despierto y en equilibrio, estaba recibiendo las embestidas de Kyle pero para su sorpresa y aunque no lo aceptará, se sentía el doble de bien que con solo follarse al pequeño Ike que solo pedía torpemente cada vez más.

Ike ya se había venido varias veces de manera seca ya que todavía no podía eyacular, pero seguía esforzándose para sentirse parte de aquel grupo de chicos mayores que secretamente admiraba, su trasero cada vez le dolía más pero el placer que estaba sintiendo le abrumaba.

En un punto llegaron al clímax donde finalmente los dos mayores eyacularon, sobre todo Stan quien por el shock que tuvo soltó a Ike dejándole caer en el suelo, Kyle abrazo a su amigo por la espalda y no dejó caer ni una sola gota de semen fuera de su amigo.

Entre jadeos, sudor y semen los tres quedaron totalmente agotados en la alfombra del judío mayor, sin pensar demasiado y enfriando sus cuerpos con sus respiraciones agitadas.

Ike quedó totalmente dormido y algo del semen de Stan recorría la piel desnuda de su pierna, por su parte Stan no dejaba de quejarse del dolor que sentía en su trasero y se preocupaba de cómo demonios sacaría esa cosa pegajosa de su interior.

Kyle se ofreció a prestar su baño para que pudieran tomar una ducha, luego se encargaría de Ike pero por lo pronto debía asegurarse de algo

- Oye Stan. - Le llamo mientras preparaba la tina. - ¿Fue divertido verdad?

- Si lo fue, pero…

- Ya se, “no homo”, tranquilo nadie sabrá de esto. - Se adelantó a responder sabiendo lo que quería escuchar su amigo.

Sin más acercó a Stan para darle un abrazo pero aprovechó la posición para meterle un dedo en su culo, realmente estaba pegajoso y Stan solo se enojó más.

- Tranquilo solo te estoy ayudando para que puedas sacar eso.

- Me voy a vengar de esto Kyle. - Reclamo Stan totalmente enojado.

- Hiciste un desastre de mi hermanito, pero si quieres repetir luego podrías desquitarse todo lo que quieras. - Respondió Kyle con total picardía. - Ahora haz como si te tiras un pedo para sacar todo esto.

De esa forma y luego de una ducha muy larga (y vergonzosa para Stan), los amigos se despidieron, Kyle miraba entre risas como caminaba su amigo, pero por fin había dado el primer paso… y además ahora tenía a Ike para poder tener algo de “placer en casa”.

- Mañana será un día interesante. - Dijo en voz alta el judío mientras observaba la pantalla de su teléfono, tenía un mensaje de Butters.

“Craig dice que nos veremos mañana en la guarida del temible Profesor Caos, ¿seguro que no podemos decirle a nadie más?”

- Definitivamente a nadie. - susurro Kyle en una nota de voz como respuesta mientras cerraba la puerta de su casa.

Notas finales:

 

Espero que disfrutaran la lectura, mañana publico el capitulo 2.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: