Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Tu Vida y La Mía

Autor: humano saiyan

[Reviews - 9]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

 

Disfrutenlo, espero actualizar cada semana.

Dejen reviews, voy a escoger al mimebro más activo y voy a hacerle un regalo especial, lo que sea, Literalmente lo que sea,así que participen para poder hacrse acreedores del presente.

Notas del capitulo:

Siempre que haya un anuncio importante o algo que les quiera comunicar depupés de haber leído sus reviews, lo dejare por aquí.

Ilusión

El Amor es un sentimiento que eh comenzado a desarrollar, algo que quiero negar pero que realmente siento, es como un ardor en mi vientre, un cosquilleo que pasa a lo largo de todo mi torrente sanguíneo, un destello de luz que irradias cada que te miro con esa pose tan ridículamente linda que haces al poner tu mano tras tu nuca para posteriormente rascarla y emitir una leve sonrisa que es capaz de alegrarme toda la vida, No necesito más, podría adorarte lo que dure la eternidad, es patético porque tú eres la clase de chico que no se preocupa por nada, que simplemente va con la corriente. No necesitas, socializar o intentar hablar con alguien, simplemente las personas llegan a ti por lo guapo que eres. Siempre me has parecido el típico cliché de los chicos guapos, siempre actúas como si no supieras que pasa a tu alrededor cuando simplemente te estas aprovechando de lo increíblemente guapo que eres, para poder pasar con esa careta de inocente con todos, y de esa forma poder ligar, o por lo menos eso es lo que yo creo, y realmente pienso eso porque es lo que paso conmigo, me cautivaste con tu sencillez de chico guapo y popular, cada puto segundo que paso lo paso pensando en ti, en como seria pasar siquiera un momento a tu lado.

Siempre que imagino cómo sería mi vida perfecta, te veo a ti en primer plano, después a mí en la cocina horneando un gran postre para ti y para nuestros hijos ¿Cuántos? Los que sean necesarios. Te imagino a ti llegando del trabajo y yo recibiéndote con un tierno beso. - ¿Cómo estuvo tu día amor? Siéntate la comida esta lista hice tu preferido pastel de carne y un poco de sopa fría para acompañar. –

No necesitaría nada más, solo tu Amor, con eso podría vivir eternamente.

El hecho de querer estar contigo es algo que me aterra, simplemente el imaginarme contigo, dejar que tu cuerpo y el mido se unan es algo que realmente deseo pero que me da miedo que ocurra, que tal si no soy realmente lo que esperabas que tal que piensas que mi tamaño no es el correcto, o que mi cuerpo no te gusta tanto como pensabas, o peor aún que ni siquiera te gusta la forma en la que estamos. Es un sentimiento que me carcome por dentro a cada momento, es algo parecido a sentir la muerte, pero al mismo tiempo sentir como la vida entera está dentro de tu ser y comienza a hervir solo por la simple presencia de una persona, es algo tan impresionante que me hace sentir tan bien, que hay momentos que, en la soledad de mi cuarto, lloro de la emoción y la tristeza de cuanto me gustas y de no poder ni siquiera decírtelo.

Siempre salgo de mi aula para verte, me conformo con poder verte desde el tercer piso, rodeado de tus “amigotes” esos que igual que tu creen que el mundo es de ellos, pero de lejos tu eres el más hermoso de ellos, con esos brazos tan bien tonificados junto con ese bello rostro, no sé si realmente seas así de guapo o simplemente sea porque yo te veo con verdaderos ojos de amor, quisiera siquiera tener el valor de poder dirigirte la palabra solo para decirte cuanto te amo.

¿realmente puedo llamar a esto Amor?

¿simplemente es atracción física?

Una de mis más grandes amigas, que en realidad era más grande que yo… Verdaderamente era una maestra de la misma escuela, ella siempre me cayó bien, desde que la conocí, es tanto amiga tuya como mía, es la única a persona adulta que sabe que me gustan los hombres, me acepta como si fuera algo normal, que verdaderamente, ¡Lo es! Ojalá todas las personas fueran como ella, bueno el chiste de lo que tiene que ver ella con todo esto, es que sabe lo que yo siento por ti, el cómo te miro desde lejos y todo lo que me haces sentir, ella dice que no tengo ninguna oportunidad contigo, que tú eres un mujeriego super empedernido, y que además de todo eres un mamon de lo peor (mamon significa culero, payaso, pedante, delicado, etc..) yo le respondí que nada de eso me importaba que realmente me gustabas, y que haría lo necesario para poder estar a tu lado, sin importar el trabajo que me costara, estoy dispuesto a pagar el precio que sea por estar con el hombre que amo, ella me dijo que ojala esa emoción me durar para siempre.

Ahora estoy en mi bañera, desnudo, sentado sosteniendo mis rodillas contra mi cuerpo, dejando que el agua tibia envuelva todo mi cuerpo, sentado, pensando en ti, viendo hacia la inmensidad, de pronto, unas lágrimas comienzan a salir de mis ojos, intentaba no llorar pero realmente mis ojos lo hacían desde el fondo de mi alma, no era algo que yo quisiera, bueno, era algo que yo verdaderamente sentía, pero que una parte de mi seguía sin aceptarlo, me encontraba completamente solo en el baño, y completamente solo en la inmensidad de esa casa, mis papás se habían separado, mi padre se dedicó a tomar y murió de una congestión alcohólica, mi madre cuido a mi abuela hasta su ultimo día y al final murieron ambas, dejándome solo con mi hermana, la cual, al enterarse de mi orientación sexual, decidió mudarse de casa yéndose con su marido y viviendo feliz con él. Por alguna razón esto no me hace sentir mal, mi madre y mi abuela están juntas como siempre soñaron, nadie las podrá separa, mi padre en cualquier lugar que este, está mejor que en la tierra tomando y causando lastima, todos tenían una fortuna muy grande, mi hermana decidió quedarse con la fortuna de mi padre y yo con la de mi madre y mi abuela, era suficiente para que pudiera vivir bien por el resto de mi vida. Como yo ya era mayor de edad no hubo mayor problema con los papeleos y todas esas cosas.

En la escuela no me podía quejar, era “Popular” lo suficiente, nunca fui de la clase de personas que salen de fiesta cada fin, ni tampoco soy la clase de persona que toma, ni siquiera me gusta el alcohol, bueno no la cerveza, aunque debo confesar que siempre tengo un botella de un buen wiski en honor a mi abuelo, solo de vez en cuando tomo un poco, la única “adicción” que yo tengo realmente es hacia el cigarrillo, desde pequeño fue mi único delirio, era completamente feliz cuando mi abuelo fumaba y yo podía oler el delicioso Aroma del humo del cigarrillo.

Es impactante como a pesar de tener todos los bienes materiales que yo poseía, simplemente no encontraba la felicidad y todo por él, era lo único que me faltaba, el estar a su lado.

Lo único que hace que mi vida sea más llevadera son mis perros, tengo 10 y con ellos soy completamente feliz, no necesito nada más… o eso era lo que yo pensé durante mucho tiempo.

Siempre fui la clase de persona que no demostraba sus sentimientos, en ocasiones porque realmente no existían, y en otras porque me incomoda que las personas puedan ver cuán débil soy realmente. Todos mis amigos dicen que soy una persona muy mamona, por la forma en la que digo las cosas que no me gustan y como soy capaz de etiquetar a todo el mundo con un adjetivo calificativo de tal forma que esa persona pueda parecer la peor en el mundo, no es necesario que yo me esfuerce para hacerlo simplemente puedo hacerlo, pero creo que la verdad de todo eso, es que lo hago porque me molesta que las personas se expresen libremente, que puedan ser quien son verdaderamente sin importarles lo que los demás piensen, eso, eso pienso yo que se llama felicidad. Todos mis compañeros piensan que soy la clase de persona que hace lo que quiera sin importar lo que los demás digan, y eso es verdad, pero no hago lo que quiero porque la peor persona en juzgarme soy yo.

.

.

.

El hablar de él es como hablar de lo más hermoso de mi vida, de lo más preciado que tengo, hablar de él es como hablar de mí. No sé en que momento “YO” termino y comienza “NOSOTROS” es algo tan inexplicable.

Siempre lo observo cuan búho en enramada, no puedo dejar de pensar en el en ningún momento y el hecho de no tenerlo conmigo es algo con lo que no puedo seguir viviendo.

Creo que me voy a poner mal…

Después de que pasara gran parte de su fin de semana solo en su casa viendo series y comiendo mucho helado, para después sentirse culpable eh ir al gimnasio a quemarlo todo, Vegeta tomo la decisión de mandarle solicitud a su gran Amor en Fb. Esa fue una decisión que realmente le costaba mucho trabajo, era tan orgulloso y el estaba acostumbrado a que las personas le hablaran a el, siempre un monton de chicas le mandaban cartas y mensajes, diciendo que si les podía dar una oportunidad, en ocasiones, las chicas le decían que el podría tenerlas, es más que le pagarían lo que el quisiera por hacerlas suyas, eso era algo que a el le molestaba sobre manera, todas esas “Vulgares” como el les llamaba ofreciéndose a hacer felaciones y cosas como esas solo por no poder controlar sus hormonas, era algo que  nunca iba a entender, o bueno, Claro que lo entendía era algo que él estaba dispuesto a hacer con su “chico” el estaría dispuesto a dar todo lo que tenía por él, pero su orgullo no dejaba que  siquiera intentara hablarle, hasta ese día, Le mando solicitud de amistad en FB. Y esa, fue una acción que hizo que temblara de miedo por horas, que se arrepintiera de hacerlo, que pensara en cancelar la solicitud, porque, rayos, era demasiado estúpido que el ser rebajara tanto.

Pasaron tres largos días hasta que Goku decidiera responder la solicitud de Vegeta, pensó que sería buena idea tener a uno de los chicos más populares de 4 grado, eso aumentaría sus posibilidades de poder conocer chicas guapas.

                                                    …………………………

Ahí estaba yo, eran las 5 de la mañana, despierto desde hacía 5 minutos, seguía somnoliento, tenía los ojos hinchados, en parte por estar recién despertando y también por estar desvelado. Otra vez pase una gran parte de la noche imaginando como sería una vida a tu lado, que se sentiría el poder despertar y la primera impresión de mi día sería una de tu rostro justo frente al mío, de cómo sería en esas noches de frio intenso poder pasarlas a tu lado, en la cama, calentándonos con el calor corporal del otro. Siempre fui la clase de persona que sentía asco de amanecer con alguien más respirando cerca de mí, que tenía problemas con tener que compartir mi cama con alguien más, pero, oh cariño, contigo quiero compartir mi vida entera, quiero que no haya un fin de mí y un comienzo de ti.

Un sonido irritante me saco de mis pensamientos, era mi estúpida alarma de Pato, tenía que levantarme para poder llegar temprano a la escuela, realmente odio tener que asistir, es estúpido, solo voy por mera convicción, realmente con todo lo que poseo, no tengo la necesidad de trabajar, y creo que  no la tendré nunca, simplemente voy a la escuela para no pasar tanto tiempo solo en mi casa, esa es la peor forma de hacerme daño, pasar tanto tiempo solo, perdido en la inmensidad de esos pasillos tan largos y anchos. Mi gran motivación para ir a la escuela eres tú, tengo que ir para poder verte, para poder siquiera tener la dicha de ver tu cabello alborotado por unos cuantos minutos.

 

 

*7:55 am.*

Siempre me pasa esto, paso demasiado tiempo sumido en mis pensamientos, pierdo la noción del tiempo a cada momento, tomé una de las duchas más rápidas de mi vida, simplemente 1 hora dentro, eso debería de romper algún récord, no todos pueden bañarse en tan poco tiempo.

Desayuné solo un cereal con leche, no tenía demasiada hambre… realmente es porque no tengo comida y no tenía ganas de preparar algo que me llevara tiempo. 7:35 y seguía mirándome en el espejo, cuidando cada detalle, mi ropa, mi cabello, mis dientes blancos, sin ninguna mancha.

Es increíble cómo puedo sumirme en mis pensamientos, solo faltan 5 minutos para las 8 y estoy estacionado frente a la entrada de mi casa, solo divagando, es momento de poner en marcha el auto y dirigirme a la escuela >enciende el auto y comienza all i could do was cry- etta James<

-La canción dura alrededor de 4 minutos, tal vez pueda llegar a la escuela antes de que termine. -

Han pasado 10 minutos desde que salí de casa, estoy atrapado en el maldito tráfico de esta ciudad, solo han pasado unos minutos, pero yo siento que ya fue una eternidad, por fortuna los autos están comenzando a moverse, el tráfico se está disolviendo. Obviamente no voy a poder llegar a la primera hora, que realmente son dos horas seguidas, voy a poder pasar por un café y llegar a la escuela, voy a tener tiempo de poder ir a platicar con mi amiga la maestra, ella siempre tiene un buen tema de conversación, aunque solo diga malas palabras, no pierde ese lindo toque femenino.

*8:20 am.*

Es una lástima que la maestra este dando clases, ahora tendré que esperar solo, en la inmensidad de esa gran banca que se encuentra frente al edificio, es raro el cambio de clima en esta ciudad, justo en mi casa, el día parecía que iba a ser cálido, por eso solo cargue con la ropa que traigo puesta (Una polera negra, cuello en “V” mangas cortas, demasiado cortas, ajustada al cuerpo dejando ver los frutos de tener un gimnasio en casa, unos jeans de mezclilla ajustados y unas botas cortas, solo de meter el pie tipo Harry Styles.) pero en la escuela el frio es insoportable, siento como mi sangre se está congelando, mi nariz es la parte más fría de todo mi cuerpo junto con mis dedos meñiques, podía exhalar tanto vapor que pareciera que fumo un cigarrillo, la única fuente de calor era mi café, que con el frio, pronto iba a ser café helado.

Pasaron alrededor de 5 a 6 minutos, me encontraba solo, escuchando música, sweet dreams sonaba a un volumen considerablemente alto en mis oídos. A lo lejos, en la entrada de la escuela se podía ver como llegaba una figura alta, para ser sincero, no preste atención la primera vez que mire, solo me puse los audífonos de nuevo, y puse mis brazos apretados contra mi cuerpo para poder mantener mejor mi calor, era algo imposible, pero era lo único que podía hacer. Solo sentí como una mano algo grande me quitaba un auricular de la oreja, era algo parecido a un sueño, era él, parado frente a mí, completamente cerca, ni siquiera un paso nos dividía, las puntas de unas botas de cuero tocaban junto a las puntas de las mías. Comencé a ver lentamente desde abajo, era algo parecido a la cámara lenta que pasan en las películas de amor, ahí estaba el, unas grandes botas de cuero, un poco largas para cubrir más, unos ajustados jeans de mezclilla negra un poco rasgados de enfrente y por detrás, dejando ver un poco de piel morena y con algo de bello, una polera ajustada, cubierta por una chaqueta de cuero negra. Era una vista sublime de toda su existencia. Una voz un poco rasposa por el frio me sacudió de todos los pensamientos que pasaban por mi cabeza en ese momento.

-Toma- decía mientras extendía su mano con una sudadera deportiva.

-No es una muy gruesa, pero para algo te servirá, el frio está muy cabrón y tu solo traes puesta esa playera. -

-Gracias, pero estoy bien, me gusta esta sensación de frio intenso. –

Esa fue una de las respuestas más estúpidas que eh dado en mi vida.

-No seas ridículo y solo tómala, no tengo nada malo en la piel, quiero hacer mi obra buena del día, solo llévamela a las 2 al gimnasio soy el capitán del equipo de basquetbol y la necesito porque es parte de mi uniforme de juego. –

Esas palabras fueron las primeras que me dirigía en la vida, sentí que mi corazón se saldría de mi pecho, cada palabra que me dirigía era como si estuviera entrando en algún tipo de trance, solo sentía como poco a poco su chamarra se posaba sobre mi espalda y me daba un poco de placer por el calor que estaba sintiendo mi cuerpo. Vi como su figura se alejaba lentamente hacia la cafetería escolar. Algo estaba claro, esta iba a ser una oportunidad que no iba a desaprovechar.

Pasaron no más de 5 minutos, cuando decidí levantarme de la banca, comenzaron a llegar diversos grupos de personas después de pasada la primera hora, estar rodeado de personas era algo que no me fascinaba.

Me dirigí pacientemente hacia las escaleras de un edificio de la escuela, saque mi celular del bolsillo y comencé a escuchar un poco de Música >You don´t know what love is- Nina Simone< ya no hace tanto frio como en la banca, pero,  caramba, realmente no quiero que esa chamarra salga de mi cuerpo, el Aroma que emite es una suave combinación entre ropa recién lavada, y un poco de transpiración pero con aroma a desodorante, al mismo tiempo que se les une una cantidad considerable de colonia, a decir verdad la colonia es un poco barata, pero en combinación con lo demás y aún más por el dueño de la prenda, es un aroma parecido al de un Ángel, tal vez el mejor que eh olido.

El día transcurrió Normal, lo único diferente eran los amigos de Vegeta, solo le hacían burla por la chamarra que traía puesta, ellos sabían de lo perdidamente enamorado que se encontraba Vegeta de Goku, y las burlas empeoraron cuando por azares del destino cierta pose que hizo Vegeta para ver si no se había manchado la chamarra con un poco de pastel que estaba en la banca de atrás, parecía que estaba oliendo la chamarra, eso hacia que pareciera tener cierto fetiche por los olores, lo cual no era totalmente falso, en cierta forma lo tenía, pero no es algo de lo que se vaya a hablar por ahora.

Llego la tan esperada hora de tener que entregar la chamarra eran 10 para las dos, vegeta iba caminando poco a poco, con un sentimiento de emoción y tristeza al mismo tiempo, tenía que dejar algo que lo ataba de cierta forma a Goku, pero, por otra parte, lo vería de nuevo, tendría la oportunidad de poder hablar con él otra vez. Como ya es costumbre algo lo saco de sus pensamientos, era esa voz, tenía un tono varonil, pero al mismo tiempo inocente, escucharlo dirigirse a él otra vez hacia que sus sentidos se pusieran en alerta, que sintiera las típicas mariposas en el estómago, que los vellos de su cuerpo se erizaban, que sus pupilas se dilataran y su cuerpo comenzara a liberar endorfinas.

-Vaya, creí que no vendrías nunca, por un momento pensé que fue mala idea darle mi chamarra a alguien que no conozco, pero veo que estaba equivocado. –

-No, yo soy una persona honesta, nunca tomaría nada que no fuera mío, creo que tu partido va a comenzar así que toma, te lo agradezco. –

Goku estiro la mano para poder recibir su chamarra.

-No fue nada… puedes dejar de portarte tan serio, es que siento que estoy hablando con un adulto o algo así. –

Decía Goku mientras ponía su mano tras su cabeza y comenzaba a rascarla emitiendo al mismo tiempo una leve sonrisa.

Maldición, porque tiene que hacer ese estúpido Gesto que me encanta, ahora estaré sonrojado por su culpa, ese estúpido… pero que estoy pensando amo ese maldito gesto, podría verlo por toda la eternidad.

-E..está bien, creo que tienes razón, me eh estado portando muy serio, pero bueno, gracias por prestarme la chamarra, aquí tienes, me voy, te deseo suerte en tu juego. –

-Alto, ¿Por qué no te quedas a ver el juego? Hoy no hay muchas personas por el fin de curso, quédate, podemos ir a cenar o algo después, yo invito. –

¿¿¿Me está invitando a una cita??? Alto ahí Vegeta, debes actuar normal, no es una cita de amor, es solo como amigos, además él dijo que es porque casi no hay gente por el fin de curso, no es como quiera que solo tú vayas, solo es por hoy, tranquilo y piensa bien todo lo que vas a decir.

-Está bien, no tengo nada mejor que hacer hoy. –

Excelente respuesta, quedo remarcado que solo me quedo porque no tengo otra cosa que hacer, no porque realmente tenga ganas de hacerlo.

-Ok ve a las bancas te veo en la entrada del gimnasio al final del juego para poder irnos. –

Notas finales:

Dejen Reviews sí esque les gusta la historia, verdaderamente me esta gustando el avance que eh tenido en mi ortografia y en la manera en que se desarrolla esta historia.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: