Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Winter

Autor: elenaa

[Reviews - 1]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Es un one corto sasunau n_n

Todos los personajes pertenecen a Kishimoto

El invierno igual que cada año habia llegado acompañado de la blanca y fría nieve, la cual caía sigilosamente desde el firmamento adornando las copas de los árboles, las calles y las casas.

Curiosamente el odiaba dicha estación, aunque no siempre habia sentido ese sentimiento hacia ella.

Si miraba por su ventana aun podia recordar el reconfortante sentimiento de paz y tranquilidad que lo envolvía al observar los gráciles copos de nieve caer del cielo.

Sin darse cuenta a su memoria llego un ya muy lejano recuerdo, en donde corría por un bosque cubierto de nieve, tomado de la mano de un rubio con profundos ojos azules.

En invierno lo habia conocido y en invierno lo habia perdido.

«Deja de pensar en el» se dijo internamente. Antes de volver a la realidad y prepararse para ir al instituto.

Para su mala suerte se sentaba al lado de la ventana y cada vez que se distraía de la clase, su mente le jugaba sucio y se ponia a recordar al hermoso chico rubio que habia conocido a sus siete años.

—Sasuke saliendo de clases vamos a ir al centro comercial, quieres venir— le dijo su amigo Siguetsu sacándolo de sus recuerdos.

—No— dijo secamente, retomando la lectura que les habia dejado el profesor.

—Vamos, será divertido, además tú necesitas un poco de diversión, siempre en estas fechas se te ve más amargado de lo usual.

—Siguetsu mi estado de ánimo no es asunto tuyo—

—Como quieras, pero si cambias de decisión ya sabes dónde buscarnos—

En cuanto termino el instituto camino lo más rápido que pudo hacia su casa, en donde para evitar pensar en sus recuerdos se acostó a dormir un poco. Lo cual le salió peor.

Nunca se habia considerado una persona soñadora, las veces que soñaba eran raras y escasas, pero su subconsciente habia decidido volverlo a traicionar.

Llevándolo al último recuerdo que tenia del rubio, aquel momento en el que con una muy triste mirada, Naruto le habia dicho que ya no iría a vacacionar con su familia en navidad a las cabañas.

— ¡Porque! — habia soltado un poco exaltado, al oír las palabras del rubio.

—Mis padres, quieren mudarse a Europa, y venir hasta aquí nos quedaría muy lejos— le dijo Naruto apartando ligeramente su triste mirada.

— ¿Ya no te volveré a ver?—

Naruto guardo silencio por un segundo, antes de acercarse lentamente y sin que Sasuke se lo esperara depositar un pequeño beso en sus labios.

Recibiendo por parte del azabache un empujón que lo hizo caer.

Sus miradas se encontraron por una fracción de segundo y antes de que Sasuke pudiera disculparse, por lo que habia hecho, Naruto le dedico una última mirada triste antes de levantarse a toda velocidad y alejarse corriendo.

Despertó abruptamente, con la imagen de Naruto alejándose de él, tan fresca y viva al igual que el día en que habia pasado.

«Idiota» se dijo a sí mismo, recordando lo tonto que habia sido aquel día y los que le siguieron a ese. En los que decidió no salir de su cabaña hasta que sus padres decidieran regresar a su hogar.

No obstante cuando regreso el siguiente año a las mismas cabañas y no encontró a Naruto esperándolo en la parte del bosque donde siempre jugaban. Se dio cuenta de lo tonto que fue, Naruto de verdad se habia ido y el habia sido un idiota.

Un gran idiota, porque Naruto también le gustaba, solo que ahora ya nunca se lo podría decir. En aquel momento a sus cortos diez años no fue capaz de reaccionar conforme sus verdaderos  sentimientos ante el tímido beso de su amigo y ahora a sus diecisiete se seguía arrepintiendo terriblemente por lo que habia hecho y recordando al rubio, cada vez que el invierno llegaba.

Para cuando se dio cuenta ya estaba de vacaciones y aunque ya habían pasado cinco años desde la última vez que habia ido de vacaciones de navidad con su familia. Se sorprendió al encontrar a su hermano mayor haciendo maletas.

—Oye tienes unos audífonos que me prestes— dijo entrando a la habitación de su hermano, añadiendo rápidamente— Y esas maletas, te vas de viaje.

—Nos vamos—

—Nos vamos— repitió confundido.

— ¿No te han dicho nuestros padres?—

— ¿Decirme que? — cuestiono confundido y un poco molesto.

—Pero que descuidados se han vuelto, mira que olvidar decirte que nos vamos de vacaciones familiares—

—Vacaciones, y adonde se supone que iremos, tiene mucho que no salimos de vacaciones navideñas—

—Iremos a las cabañas a las que solíamos ir cuando eras más chico—

—Yo no voy— dijo rápidamente y se encerró en su habitación.

No quería ir a aquellas cabañas, ya que en ellas el recuerdo de Naruto le sería aún más doloroso, de lo que ya le era.

Sin embargo a pesar de sus intentos por evadir el plan de viaje familiar aun así, cuando se dio cuenta ya se encontraba rumbo a su destino.

Y sin nada más que hacer se dedicó a mirar por la ventana todo el camino, intentando pensar lo menos posible en sus recuerdos con Naruto.

Los dos primeros días después de su llegada se la pasó encerrado en la cabaña, sin mucho que hacer más que leer o escuchar música al lado de la chimenea.

Para el tercer día, Itachi lo habia sacado a la fuerza de la cabaña, alegando que necesitaba tomar un poco de aire fresco.

Por lo que sin mucho interés empezó a caminar por las demás cabañas evitando entrar al bosque.

De un momento a otro sintió la extraña sensación de ir a la parte del bosque donde solía jugar en el pasado con el rubio.

Y a pesar de que habia salido de su cabaña decidido a no adentrase en el bosque, aun así termino haciéndole caso a esa rara e intensa sensación que sentía.

Caminando por el bosque hacia su lugar favorito de este, el sonido de una voz familiar y al mismo tiempo lejana lo hizo apresurar su paso.

Encontrándose con un chico rubio, el cual jugaba con un pequeño niño.

—Naruto— dijo apenas en un susurro notando, que el rubio no se habia dado cuenta de su presencia.

Pero el pequeño rubio si lo noto y señalando con su dedo a Sasuke dijo—hermano, alguien vino a jugar con nosotros.

Naruto giro inmediatamente y sus ojos se abrieron muy ampliamente al observar a Sasuke mirarlo.

—Sasuke— soltó Naruto muy sorprendido y un poco sonrojado de ver al azabache nuevamente.

—Naruto, de verdad eres tu— dijo Sasuke acercándose lentamente, pensando que se encontraba en otro de sus sueños.

— ¿Hermano, conoces a ese chico?— pregunto Menma curioso.

—Algo así— respondio Naruto con una triste sonrisa, a su pequeño hermano.

— ¿Va a jugar con nosotros? —

—No creo, a Sasuke no le gusta jugar a las escondidas—

—Que aburrido— soltó el pequeño antes de salir corriendo para esconderse en los lugares que le habia indicado su hermano mayor donde podia esconderse.

Una vez que el pequeño se alejó un poco.

Naruto dijo en tono serio— no pensé que nos volveríamos a encontrar—

Sasuke detuvo su andar y con arrepentimiento en la mirada dijo— Naruto, yo…— antes de ser interrumpido inmediatamente por el rubio.

—Si vas a decir algo sobre lo que paso hace siete años, lo mejor será que no digas nada, eso ya quedo en el pasado—

—Puede que tú lo hayas dejado en el pasado, pero yo no— expreso Sasuke al mismo tiempo en que caminaba hacia Naruto. Y sin que el rubio se lo esperara unió sus labios con un suave beso.

—Aquella vez hace siete años no me molesto el beso que me diste— dijo Sasuke una vez que termino el beso.

—Estas de broma, aquella vez me rechazaste. Me alejaste de ti como si te diera asco— soltó Naruto apartándose un poco.

—Aquello fue un error, yo no supe cómo reaccionar, estaba confundido. Pero ahora estoy completamente seguro de que me gustas Naruto, siempre me has gustado, me gustaste de la primera vez que te vi aquí en este mismo bosque y me gustas ahora. Aun con todos los años que han pasado yo nunca he dejado de pensar en ti—

—Lo dices enserio, porque si es una broma, te pateare hasta el cansancio—

—Por supuesto que lo digo enserio, déjame recuperar la oportunidad que perdí—

Naruto sonrió muy ampliamente y Sasuke comprendió inmediatamente el significado de su sonrisa.

Por lo que rápidamente abrazo y beso profundamente al rubio. Para después decir— ven debemos de buscar a tu hermanito— a la par en que entrelazaba sus manos y  caminaban por el bosque, recordando cuando eran más pequeños y jugaban en el.

 

Fin

Notas finales:

Espero que les haya gustado.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: