Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

The secreto of Kookie. por HaruLollypop

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

《YoonKook》

 

Caminé con paso lento pero decidido por los enormes pasillo de Big Hit, todavia seguía sin creerme que yo era parte de todo esto.

 

Mi nombre es Jeon Jung Kook, me uní a esta increíble industria en 2011 con tan solo catorce años, entrando en el grupo de kpop BTS. Mis compañeros de grupo son realmente impresionantes y me llevo muy bien con ellos ... demasiado bien diría yo.

 

-Pequeño Kookie ...

 

La profunda voz de Suga, uno de mis compañeros de grupo, llamó mi atención provocando que me sobresaltara. No me lo esperaba.

 

-Suga hyung ... ¿que haces aquí solo en el estudio? -pregunté-

 

Entré dentro ante su atenta mirada, podía notar a la perfección como me desnudaba con los ojos ... cosa que no tardaría en hacer de forma real.

 

Desde muy pequeño tenían que tener cuidado conmigo dado que era "adicto" al peligro, donde algo ocurría siempre me encontraba yo. Por desgracia eso no ha cambiado, sigo siendo el mismo Kook de hace 9 años.

 

-¿Que haces tan solo por aquí, querido maknae? -lo podía sentir cada vez más cerca, erizandome el vello de los brazos- Sabes ... los pequeños gatitos no deberían andar solos.

 

-Hyu-hyung ...

Yoongi cogió una de mis manos y me llevo asta el sofa que allí se encontraba sentándome a horcajadas sobre él y pasando mis brazos por encima de sus hombros.
Sus manos se agarraron a mi cintura y echó la cabeza hacía atrás dejando a la vista su cuello para que mis labios lo exploraran. Eso le gustaba.

 

Yo jadeaba y el corazón me latía a toda velocidad. Mis manos se encontraban por todas partes, deslizándose por su pelo y sobre sus hombros. Mis labios recorrían su cara al besarlo por todos los lugares a los que podía llegar.

 

Dios mio, me volvía loco cuando actuaba con tanto autocontrol.

 

-¿Tienes prisa gatito? -gruño mirando directamente mi entrepierna-

 

Un suave gemido escapó de mi boca. La desesperación se volvía salvaje en mi interior, deslizándose por mis venas.

 

-N-no -intenté mentir-

 

-Mientes, puedo notar a la perfección el placer en tu voz.

 

 

Yoongi se quitó la camisa flexionando sus hombros. Era perfecto. Cada centímetro de su cuerpo. Cada trozo de músculo. No había demasiado de nada.
Excepto de su polla. Dios mío ...

 

Me levanté de su regazo ante su señal y el comenzó a desnudarse. Se quitó los zapos, los pantalones y los boxer por sus blancas piernas. Mi miembro se hinchó anhelante por el suyo. Los músculos de su cadera resaltaban en forma de uve y apuntaban hacia su grueso y largo pene, que se curvaba hacia arriba entre sus piernas.

 

-Dios, Yoongi ... -gemi muerto de deseo-

 

-¿Donde quedó el "hyung"? Mocoso insolente.

 

El líquido preseminal sobresalía por su ancho capullo. Los testículos le colgaban, equilibrando el peso de su polla llena de venas. Era magnífico, salvajemente masculino.
Me lamí los labios y la boca se me humedecio. Quería saborearlo, oír su placer cuando yo no estuviera perdido en el mío, sentirlo temblar y extremecerse cuando lo llevara hasta el límite.

 

Yoongi se agarró la ereccion con la mano y la acarició con fuerza desde la base hasta la punta, sacando su líquido.

 

-Es para ti gatito -dijo con voz áspera- Tómalo.

 

Me costó un poco reaccionar y me dispuse a ponerme de rodillas.

 

-Pero antes desnúdate -me agarró del codo,deteniendome, con una estúpida sonrisa en su boca-

 

 

El inhalo aire cuando desabroche los primeros botones de mi camisa, dejando a la vista mi perfecto atdomen.
Dio un paso hacía mí y sus manos se deslizaron por mi barriga. Cerré los ojos con un leve gemido cuando rozó, con la yema de sus dedos uno de mis botones rosados.

 

 -Debería haberte dejado vestido- dijo con voz firme. Pero sus caricias decían otra cosa.

 

Se apartó y yo grité al echar de menos sus manos.
Su mirada era tan oscura que parecía que tenía los ojos negros.

 

Observé como inclinaba su cabeza con una paciencia desesperante y pasó la punta de su lengua por mi peón con un lento y pausado lametó. Yo quería gritar, golpearlo ... hacer algo.

 

Por favor -le rogué con descaro- Yoongi, por favor ...

 

Lamio con fuerza. Tirando de mí con chupadas profundas y rápidas, moviendo frenéticamente su lengua sobre mi sensible pezón. Sentí que me derretia por dentro, que me rendía.

 

Me tambaleé y él me agarró, haciendo que me inclinara sobre sus brazos mientras él pasaba a mi otro pezón. La espalda me dolía por la tensión de la postura y tuve que agarrarme a él para recibir su placer. Aquello me excito asta el borde de la locura.

 

-No pares -entrelacé mis manos con su palo- Fóllame. Necesito tu polla dentro de mí.

 

Me dio la vuelta y me tumbo sobre el sillos, inmovilizándome con una mano entre los omóplatos y buscando con la otra la cremallera de mis pantalones. Tiró de ella y la abrió de golpe rasgando la tela.

 

-¿Estas conmigo? -preguntó con un gruñido mientras metía la mano por la abertura para ponerla sobre mi nalga-

 

-¡Sí!¡Dios sí! -Yoongi ya lo sabia pero siempre me lo recordaba para indicarme que era yo él que le daba permiso-

 

Me destrozó los pantalones al bajármelos hasta las rodillas, utilizando una sola mano mientras que la otra me agarraba del pelo. Se mostraba brusco, impaciente.
Metió su mano entré mis piernas y colocó la mano sobre mi entrada. Arqueé la espalda a la vez qué el cuerpo me temblaba.

 

-Dios, estas húmedo- Me metió un dedo. Lo sacó. Metió dos- Joder, que duro me tienen Kook.

 

Los tejidos de mi ano se aferraron a sus dedos, Yoongi los retiró y acarició mi glande en círculos, frotándolo. Yo me restregué sobre su mano, buscando el placer que necesita a la vez que de mi garganta salían sonidos de súplica.

 

 

-No te corras hasta que esté dentro de tí -me advirtió con un gruñido. Me agarró la cadera con ambas manos y me echó hacia atrás al tiempo que puntaba el ancho capullo de su polla hacia mi entrada-

 

Se detuvo un momento con una respiración fuerte y alta. A continuación, se introdujo dentro de mí. Yo grité con la boca sobre el duro respaldo, abriéndome y llenándome de él.

 

Yoongi me sostuvo en alto y mis pies se levantaron del suelo. Movió la cadera para meterse más en mi, taladrándome con su pene.

 

-¿Estás bien?

 

Me eché hacía atras, tan apunto de correrme que me dolía.

 

-M-más ... mgh ... hyung

 

 

Lo oí gritar mi nombre con un gruñido. Su polla se volvió más gruesa y larga y se sacudió al llegar al orgasmo con fuertes chorros. Parecían no terminar nunca, y quizás fuera así, porque empezó a follarme en medio de su orgasmo bombeando su cremoso semen, que me iba invadiendo. Al notar que se corria mi orgasmo estalló. Me llenó el cuerpo con potentes espasmos y me retorcí con fuertes temblores.

 

Con los dedos clavados en el sillón del estudio, traté de mantener el equilibrio mienteas me seguía embistiendo. La viscosidad de su semen humedecio mi ano y, después, fue cayéndome por las piernas. Se estremeció al correrse otra vez, tan sólo segundos después de su primer orgasmo.

 

Se echó sobre mí y me besó el hombro, con su aliento caliente y acelerado. Su pecho se movía sobre mí columna, y el apretón de sus manos sobre mi cadera se fue relajando.
Sus dedos encontraron, de nuevo, la punta de mi pene, frotándolo hasta llegar a otro tembloroso climax.

 

-Pequeño

 


Pronunció esas palabras una y otra vez, mientras aún estaba en lo más profundo de mí, duro y preparado.

 

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: