Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El omega perfecto #1 (Namjin)

Autor: SakeshiUchiha

[Reviews - 2]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Novela original, todos los derechos reservados.

Si quieres adaptar o hacer una adaptacion debes consultar antes.

 

Prefacio

 

—Solo resiste un poco mas, te voy a salvar pronto.

Seokjin trato de enfocarse en aquella voz que le hablaba. Pero era imposible cuando su cuerpo solo gritaba para que el macho que se encontraba penetrándolo pudiera calmar su dolor.

Él sabía que sus padres estaban castigándolo ¿había acaso cometido alguna desobediencia? ¿O no había actuado de la manera de la manera correcta? y aunque se moría por saber el motivo jamás podría preguntar, en su mundo los omegas estaban para obedecer, no para cuestionar ordenes, punto.

Seokjin era un omega modelo, constantemente alabado por todos en su manada por su perfecto comportamiento.  

Nunca se quejaba, jamás hablaba sin pedir permiso, aceptaba los castigos de sus padres cada vez que cometía una falta, y aun así quería preguntarle al extraño que siempre lo ayudaba cuando el dolor inducido por las drogas se hacía insoportable, el por qué repetía esas mismas palabras en cada uno de sus encuentros, y sobre todo porque lloraba cada vez que depositaba su liberación en su cuerpo. ¿Tan desagradable le resultaba? Si tan solo pudiera deshacerse la venda que cubría sus ojos y la mordaza que le impedía hablar, podría terminar con aquel misterio, pero nunca desde su primer celo, pudo ver la cara del macho encargado de tomarlo una y otra vez.

Desde que llego a su primer celo aquel extraño era el encargado de aliviarlo, jamás había sido tocado por ningún otro macho, y en parte lo agradecía. El sabía que los omegas eran solo cuerpos creados para llevar criar y para saciar los deseos de sus alfas, ese era su único propósito y nunca había rebatido eso.

¿Cómo podría? Él debía dar el ejemplo de perfección, así sus padres podrían sentirme verdaderamente orgullosos de él y quizás podrían dejar de castigarlo tan duramente. Todo el teatro de la perfecta familia no era nada más que eso, un teatro. De la única persona que conseguía una palabra de aliento o un gesto noble era de su sirviente Hoseok y en cierta medida del macho que lo ayudaba en sus celos y sus castigos de obediencia.

Tenía constantemente miedo de hacer enojar a sus padres porque sabía bien cuáles serían los castigos que le proporcionarían, ninguno físico claro está, ya que no podían arriesgarse a dañar aquel cuerpo tan perfecto en el que habían invertido tanto trabajo, SeokJin era un arsenal muy valioso como para arriesgarlo.

Clavando sus uñas en la espalda del macho, esperando que acelerara sus embestidas, decidió dejar de hacerse preguntas inútiles y solo rogó porque el dolor se desvaneciera pronto.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: