Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Enfermizo [KenLeo] VIXX por AgustDBoy

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola.

Notas del capitulo:

Disfrútenlo.

— ¿Sabes? Me gusta lo que haces cuando te la estaba metiendo. Tus gritos infantiles y llenos de orgasmos forzados me encanta.— Canturreó casi con orgullo el azabache, terminando de arreglar su cinto para luego mirar al menor y dedicarle una dulce sonrisa, esas sonrisas que te hacen querer estar encadenado y someterte a esa persona sin importar que, esas que sentías que el corazón se te salía del pecho de solo mirarlo. De esas que Leo amaba y al final del día siempre terminaba perdonando.
 
— Saldrás de esto Leo.— claro, eso es lo que siempre le decía.— Por qué las personas como tú brillan hasta con el alma rota.— Ahí estaba de nuevo el Ken que lo enamoró desde que sus miradas se cruzaron, el Ken que tanto amaba, el Ken por el cual dejaba atrás sus principios, su orgullo y su dignidad.—
 
— Trabajaré duro en ello.—hablo con la mirada baja, y callando su llanto sintiendo su rostro arder de la vergüenza.
 
Leo odiaba esa sensación, odiaba sentirse avergonzado aún cuando sabía que lo habían humillado de una y mil formas, odiaba tanto sonrojarse con unas cuantas palabras que sabía, que no valían nada, odiaba a Ken, pero se odiaba más el mismo por amarlo sin fronteras.
 
Ken le volvió a sonreír y salió de la habitación, no sin antes besar la coronilla de la cabeza de su menor quién, solo tragó saliva y apretó los labios intentando no llorar en presencia de su amo. Fue así como Ken salió de la obscura habitación y dejó solo a Leo, que no pudo retener más sus lágrimas y se desbordaron por el límite de sus ojos de nuevo.
 
 
¿Por qué Ken había cambiado tanto? ¿desde cuándo las caricias se convirtieron en golpes? ¿Cuando su voz tan calida se volvieron gritos?¿Por qué de amor, se volvió un dictador?¿Por qué de libertad, se volvio a estar encerrado las veinticuatro horas del día?
 
Maldición, maldito enigma.
 
—Se muy bien que eres mi maestro, pero me lastimas, estoy jodido, y siento que ya no puedo.— Leo duraba horas sentado en su cama mirando la puerta esperando a que el viejo Ken regresara y le dijera que todo era una broma, una falsa y cruel broma que había durado 4 años. 
 
Leo jamás perdía la esperanza, no podía rendirse, él sabía que el viejo Ken regresaría un día, y no se iba a rendir, Leo lo amaba, lo amaba perdidamente, era un jodido amor enfermizo.
 
Ya no hacían el amor, más bien era violación.
 
Pero a Leo no le importaba.
 
—No tengo nada y aún así te lo di todo, quiero despertar, despertar de esta horrible sueño, estoy atrapado dentro de una ilusión y estoy muriendo ¿Por qué está tan obscuro cuando tú no estás? Sálvame, no puedo tener control sobre mí, sálvame te necesito a ti.— Leo hablaba con el viejo Ken, le cantaba una canción sin falta todas las noches.
 
Le cantaba a su dolor, a su desesperación, a sus incontrolables ataques de ansiedad.
 
—Leo tiene hambre.— Habló en voz baja. 9:30 faltaban 30 minutos para su cena y su pansita ya hacía ruidos molestos.— Leo está muriendo Kenni date cuenta por favor.
Notas finales:

Adiós.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: