Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Te amo demasiado, Hyung por ParkYoonGi

[Reviews - 4]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Mi nombre es Jeon Jungkook.

Acabo de cumplir los 20 años. A mi edad he viajado y visto más de lo que un chico regular de mi edad puede hacer. Soy miembro de uno de los grupos del momento: Bangtan Sonyeondan. No fue fácil llegar hasta donde estamos. Nos costó como nuestra canción dice: Sangre, sudor y lágrimas, pero aquí estamos, unos con otros, lado a lado sin dejar que la fama se nos suba a la cabeza y siempre manteniendo la esencia de lo que somos: Una familia.

Me dicen el Golden Maknae, porque soy bueno en la mayor parte de los deportes, videojuegos, puedo bailar, rapear, cantar, cocinar, conquistar a las chicas con un guiño (Aunque me den algo de terror) y abusar de mis Hyungs sin que siquiera sea reprendido por ello.

He crecido bien, bajo la protección de mi familia artística que siempre me cuida, sobre todo de Seok Jin Hyung. Él es como un ángel, siempre se cerciora que haya comido, que nada me falte, que esté abrigado, que me levante a tiempo, que no me hagan practicar de más, que pueda caminar con alguien camino a casa, que no me pierda, que me bañe al menos una vez al día y que no me arriesgue con cualquier juego o cosa que pueda de pronto aparecer en mi camino. Se ha siempre asegurado que no me sienta solo y mi adolescencia fuese bien guiada, para no caer en los vicios o enojos de los Idols de mi edad que luego terminan muy mal. Si soy un chico de bien es por él. Claro, todos mis otros Hyungs han ayudado de una manera u otra a que sea el hombre que soy ahora y por eso, mi corazón siempre va a estar agradecido con ellos.

Ahora. Si soy un chico feliz. ¿Por qué digo que tengo un problema?

Es muy sencillo. Mi problema mide 1.79 y pesa alrededor de 56 kilos, tiene labios gruesos, ojos cafés y cabellos muy suaves y sedosos, su piel es como de terciopelo, suavecita y su voz es muy dulce. Mi problema tiene nombre y se llama Kim Seok Jin.

Lo descubrí hoy en la mañana. Ya tenía yo días sintiéndome raro con él. Quería abrazarlo más de lo normal, me molestaba que Nam Hyung se acercara demasiado y que cualquier persona le dijera lo guapo que era. Quería manotearlos y alejarlos de él a como diese lugar. Suga Hyung me miraba con esos ojos que sabían todo pero no decía nada, bufaba como fastidiado y se iba. Me aseguraba de estar con él siempre, con Jin Hyung, para evitar que Suga le dijese algo inapropiado porque estaba seguro que así sería.

Anoche me las ingenié para dormir con él. Más molesto que otras veces porque Suga Hyung había dicho que quería juntar las camas y agarrar a Jin Hyung de almohada luego de ver películas. Había reído como poseso, casi en silencio, cuando dije que quería dormir con Jin y me puse a hacer berrinche como tonto, malhumorado y negándome a comer hasta que mi Hyung vino y me dio un plato de comida y me dijo que si me lo terminaba podría dormir con él. Todos se quejaron sin entender por qué él me consentía tanto. Tampoco lo entiendo aún, él no tiene ninguna obligación. Y comprendí que me enojaba que todos dijeran que yo era como su bebé. Yo no era un bebé. Ya estoy un poco más alto que él y soy considerablemente más fuerte como para cargarlo sin que me pueda poner resistencia. Molesto, me metí a su cama luego de darme un baño y abrazándolo por la espalda, le canté despacito hasta arrullarlo para que durmiese. Suga se fue con Nam al estudio a trabajar pues una idea les surgio y no querían desaprovechar la situación, lo cual me dio oportunidad de poder hacer eso sin que Yoon Gi Hyung me pateara fuera de su habitación. Me dormí mientras escuchaba su respiración y olía su colonia tan fresca y varonil.

Me desperté de madrugada mientras lo escuchaba hacer ruidos. Al parecer estaba soñando, quizá una pesadilla o algo porque saltaba y lanzaba aquellos sonidos que... Que... Que... ¡QUE! me hacían recordar una de las películas que Nam tenía en su laptop. Apreté los ojos para borrar las escenas que se me vinieron a la mente y sobre todo porque no era la pareja hetero que venía en la película sino mi mente formaba ideas con Jin Hyung desnudo montado sobre...

¡AH!

¡AYUDA!

Mi cuerpo había reaccionado y tuve que separarme un poco de Hyung para que no se despertara por... Por... Joder. Esto es un gran problema. El quejido de Jin de repente fue un tanto más alto y movió su cabeza. Era definitivamente una pesadilla. ¿Estaba mal pensar que su voz era lo más bonito? No pude dejarlo así, teniendo un mal sueño, por mucho que me provocara seguir escuchando su voz de esa forma. Le acaricié el brazo y traté de despertarlo cosa que hice. Él se volteó confundido, dándome el frente y por el espacio reducido quedando cerquita de mi, chocando las frentes, su nariz contra la mía y sus ojos totalmente diciendo "Soy Seok Jin y estoy aún medio dormido" me dio una sonrisa bonita y un beso en la mejilla mientras pasaba su brazo a mi cintura.

-¿Pasa algo Kookie? -Dijo.

Claro. Pasa que acabo de despertar a Kookie bebé escuchándote jadear entre tu pesadilla y ahora no se qué hacer contigo, Hyung.

-No Hyung. Tenías una pesadilla. ¿Estás bien? -Dije nervioso.

-Estoy bien... Me siento agitado, pero no recuerdo que soñaba. ¿Tu estás bien?-

-Si, Hyung.-

Y no esperé que me subiera la pierna a mi cadera y se apretase contra mi. Siempre lo hacía, era verdad. Terminaba enrollado a mi como un koala a pesar de que yo era el menor y yo era quien debería de hacer eso. Pero esta vez era diferente. Mi erección era una ya grande y firme y chocó contra su trasero haciéndome a mi ahora lanzar una exclamación de gusto que le despertó a él por completo. Pude ver la sorpresa en sus ojos y la alerta en su expresión. Le abracé fuerte, bien fuerte para que no se despegara y él luchó un poquito pero no mucho. Confiaba en mi y eso lo agradecía pues de otra forma hubiera sido más incómodo.

-Perdón Hyung. -Le dije apenado recibiendo solamente otro beso en la mejilla. ¿Ese hombre quería volverme loco o que?

-Jeonnie. Es normal. -Respondió alzando una mano y despejando mi frente que había comenzado a sudar de nervios. -Cuando duermes... A veces... Sueñas cosas. Ya sabes... ¿No te había pasado? -Me preguntó dulcemente, sabia a que se refería y claro que me había pasado. Pero cuando pasaba estaba yo entre las piernas de IU en mi sueño, no entre... bueno.

-No Hyung- Mentí, haciendo que el me viese con cariño. Era demasiado inocente. ¿Cómo podía tener su edad y comportarse así?

-¿Quieres que me vaya al sillón y te deje solo? Cambia las sábanas en la mañana. -Hablaba con total naturalidad y me enojé. ¿A quién más había ayudado de esta forma para ver todo esto tan normal? No quería pensar. -¿Kookie...? -Preguntó con duda al ver que aún en la oscuridad mis facciones se habían notado enojadas.

-No quiero Hyung. A...a....a... Jin Hyung. Ayúdame. -Le pedí mientras me movía lentito contra él, sentir su cuerpo saltando cuando notó mi estado de nuevo fue la gloria. Mis ojos suplicantes, mi expresión desvalida, esa que usaba siempre con los Hyungs cuando quería algo. -Nadie va a enterarse, por favor... Por favor... -Supliqué mientras él trataba de separarse de mi lado. -Hyung... Ni siquiera tiene que hacer nada, solo quédese quieto. -Y ahí iba mi orgullo tirado por la cañería de la casa, en un desagüe que iba seguro directo al otro rincón del planeta. Yo, rogando por que me dejase frotarme contra él.

Pero funcionó, porque Jin Hyung solamente me abrazó de nuevo y se relajó entre mis brazos y me regó la cara con besos de sus labios gruesos y suaves, mientras yo me movía lento, simulando... si... cerrando mis ojos e imaginándome que no era tela contra tela y que el hueco entre sus glúteos era... Y que entraba y salía de... Me vine dentro de mis boxers, sacando un sonido ronco de mi garganta y tratando de ser lo más discreto posible, cuando empecé a sentir que había algo golpeando mi estómago y no era la pierna de Hyung. Me separé de él y noté como sus mejillas estaban rojas, su respiración agitada y como salía un leve "Kookie" cuando mi mano le tocó por sobre la ropa. Se encogió tratando de huir, bello como siempre, con vergüenza. Me incorporé para poder ponerme entre sus piernas y bajar luego a besarle su cuello, "Kookie, no" me decía pero no me empujaba. Jamás haría algo que Jin Hyung no quisiera. Le mordí despacio, pero haciendo una marca en él que iba a verse al día siguiente. Me sentía en el cielo. Mi mano comenzaba a apretarle por sobre la tela e iba a hacerse camino dentro de su pijama, la voz de Hyung se quebró cuando dijo mi nombre como pidiendo algo, mi mente pensó que pedía por más, por ser complacido también, cuando...

-¿Qué demonios pasa aquí? -Suga Hyung había llegado a la habitación y me había visto sobre Jin, quien había prácticamente saltado y tratado de hablar. -No Jin. Le estoy preguntando a él. -

El silencio fue incómodo y la cabeza de Suga Hyung se movió en mi dirección y luego hacia dirección del pasillo. Quería que saliera. Y ahí estaba yo, con los boxers manchados y una cara de polvo cortado tamaño familiar.

-Yoongichi- Trató de hablar Jin, pero Hyung no le escuchó, solo me jaló del brazo hasta la terraza adonde no había nadie y cerró la puerta tras nosotros. Hacía frío y me quejé, pero Hyung dijo algo como "Es para que se te baje la calentura" y no me dejó hablar mucho. Solo me dijo:

-Estás en problemas Jeon Jungkook. -Y si... Por su mirada fúrica, sabía que lo estaba...

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: