Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Un motivo para vivir (HinaKoma) por Alayashilum

[Reviews - 3]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Historia yaoi, pareja: Hinatax Komaeda. Los personajes e historia de Danganronpa no me pertenecen los derechos corresponden a Kodaka y Spike Chunsoft. ESTA HISTORIA CONTINENE SPOILERS TANTO DEL ANIME COMO DEL VIDEOJUEGO

Notas del capitulo: Esta es la primera vez que hago un fic basado de algún fandom en especial así que no sé cómo saldrá, hacía mucho ya que quería intentarlo en especial con esta pareja, será una nueva experiencia nwn, perdón de antemano si hay algún error y espero que lo disfruten
Habían pasado varias semanas desde que el barco partió hacia nuevos horizontes, aquel que llevaba a los ex remanentes de la desesperación a un brillante y desconcertante futuro. Nadie sabía con exactitud qué sería de ellos a partir de ahora, pero tampoco estaban preocupados.

Todos se acostumbrarían a este nuevo estilo de vida tarde o temprano. Después de todo esto era un milagro, una segunda oportunidad para empezar de nuevo luego de tanta desesperación.

Hinata contemplaba los restos de lo que parecían ser serpentinas, comida y latas de espuma, resultados de una ruidosa fiesta que se realizó el día anterior, como consecuencia pareciera ser que todos estaban dormidos. No podía culparlos, no es como si no tuvieran motivos para celebrar, pero esa clase de desorden tendría que limpiarse luego.

El chico se apoyó levemente contra los barandales del exterior de cara al inmenso océano. A simple vista parecía que el agua era infinita y una sensación de paz lo invadió al sentir la brisa en su rostro, ya no tenía que preocuparse más por nada. Sus compañeros estarían bien, lo peor ya había terminado y sus vidas retomarían nuevamente el curso que siempre debió haber sido. Aburrido, sí. Pero no cambiaría por nada su final feliz, sabía que Nanami se sentiría muy orgullosa de ellos en este preciso momento.

_Es una linda vista ¿verdad?

_ ¿Hmm? _ Hinata giró su rostro hacia la voz.

Komaeda estaba contemplando el paisaje con las manos fuertemente sujetadas al barandal como si temiera caerse, el viento hacía mover su cabello de tal forma que a Hinata le parecía que tuviera vida propia. ¿Cuándo había llegado el chico de pelo blanco allí? Tal vez mientras estaba perdido en sus pensamientos, le parecía un tanto extraño que no estuviera descansando como los demás.

_ Supongo que lo es_ Hinata dijo poniendo su vista nuevamente en el agua. No le molestaba la presencia del otro chico, hacía mucho tiempo que lo había perdonado, aunque no estaba del todo seguro si él se habría perdonado a sí mismo.

El silencio reino entre ellos, pero no era incómodo, Komaeda parecía disfrutar la compañía de Hinata y la brisa fresca del océano en su rostro, aún sin que hubiese necesidad de hablar. El castaño por su parte se sentía cómodo, pero no podía evitar creer que las últimas semanas su compañero había estado actuando más silencioso que de costumbre.

Bueno no es como que extrañará demasiado los delirios sobre esperanza que el albino solía dar en los momentos menos indicados, pero le parecía un tanto extraño. ¿Sería quizá que Komaeda habría encontrado aquella esperanza que tanto deseaba? Era una teoría que su análisis había arrojado, pero cuando se trataba de Komaeda nada era exacto. Si estaba en lo correcto ¿Qué pasaría con él?

_ Hinata-kun_ Comentó el chico de ojos grises_ ¿Te encuentras bien?

_ Así es, ¿y tú? _ Mentiría en decir que lo preguntaba por mera cortesía, una parte de él sabía que había algo mal con Komaeda... bueno algo más de lo que ya estaba.

Nagito entrecerró los ojos y asintió. Le costó menos de un segundo interpretar eso como una respuesta negativa. A pesar de que Hinata se prometió a sí mismo no preocuparse en exceso sobre todo por sus compañeros, no pudo evitar ver que la apariencia del joven también era diferente, más apagada y débil, lo cual ya era decir mucho. Su cabello estaba un tanto reseco y sus labios de un color demasiado pálido.

_ Dime la verdad_ Dijo con una expresión un tanto intimidante.

_ ¿Te estás preocupando por una basura como yo? Realmente eres muy amable.

_ No me cambies de tema_ Su voz sonaba un tanto irritada_ ¿Acaso paso algo malo? ¿Estás enfermo?

_ Sí, pero tú ya lo sabes_ Hinata casi se golpea a sí mismo por esa pregunta.

_ Me refiero a si tienes alguna gripe o algo.

_ No que yo sepa.

_ ¿Estás comiendo apropiadamente? _ La voz de Hinata sonó como la de una madre regañando, aunque no podía negar que lo que ocurría le preocupaba un poco.

_ No tengo mucho apetito_ Komaeda se separó del barandal, mientras ponía su mano robótica en uno de los bolsillos de su chaqueta_ Quizá ya está llegando mi hora.

Hajime sintió esas palabras como un balde de agua fría, no había considerado eso entre sus posibilidades, quizá porque no quería creer que luego de todo lo que paso, alguien moriría de verdad. Komaeda y él habían tenido una relación muy conflictiva en el pasado, pero no lo odiaba, si era cierto que le causo más problemas de los que podía tolerar, pero también lo ayudo en varias ocasiones. Su presencia era significativa, incluso si Hinata no quisiera admitirlo, no quería que muriera.

_ No te pongas en ese plan, no te vas a morir, posiblemente estés comiendo de forma inadecuada_ Eso era lo que él quería creer, pero como siempre las palabras del otro chico terminaban dándole más vueltas de las que quisiera, Komaeda no viviría para siempre, mejor dicho, no viviría tanto como los demás.

_ Hinata-kun realmente se preocupa por mí, ahh eso es tan amable de su parte...no merezco esta clase de trato_ Ya se veía venir el delirio.

_Detenté. Es algo serio, iras a ver a Mikan mañana.

_ ¿Por qué el repentino interés en mí? Sabes, ya no tienes que estar vigilando que no dañe a nadie_ Una extraña sonrisa apareció en su rostro.

_ Eso lo sé, pero eres nuestro compañero, actuaría de la misma forma con los otros_ Su voz sonó más seria y fría de lo que le hubiera gustado.

_ Ya veo, eres un buen compañero_ Otra vez reino el silencio.

¿Cómo debía encarar esta situación? En otras circunstancias Hajime podría culpar a su falta de talento, confianza o al mismo Komaeda por no tener una respuesta, pero ahora... ni siquiera el análisis le proponía algo "correcto" para decir o hacer en estas ocasiones. Tal vez fuera porque algo tan delicado y oscuro como la muerte jamás sería fácil de abordar, no importa que tantas veces se pusiera en su camino nunca podría acostumbrarse a ella, lo sabía mejor que nadie.

_ ¿Tanto deseas morir? _ La pregunta era cruda, pero no se le ocurrió otra mejor. No podía evitar lo inevitable, al menos deseaba saber lo que evitaba que Komaeda no se arrojase al mar aquí y ahora.

_ La esperanza a triunfado. Ya no tengo nada que me até a este mundo, Hinata-kun.

Aquello hizo ruido en los oídos del castaño, parecía más una pregunta específica hacia él que una afirmación.

_ ¿Qué hay de los amigos que dejarás atrás?

Nagito lo miro con molestia.

_ Ellos me odian, al igual que tú ¿verdad?... no importa de todas maneras. Nada me pondría más feliz que dejar este mundo si eso hace que los otros se sientan mejor y su esperanza brille_ Los ojos grises estaban más oscuros de lo normal.

_ Eso no es cierto. Yo no te odio.

Nagito cambio su expresión por una de sorpresa y movió su cabeza levemente a un lado.

_ Deberías hacerlo, te hice daño. No solo a ti, a todas las personas que amas, por mi esperanza... tienes más de una razón para hacerlo.

_ No voy a juzgarte más, Komaeda, también hice cosas terribles en nombre de la desesperación. Tome malas decisiones y muchos salieron heridos por eso_ Hinata frunció el ceño levemente y suspiro_ Esto es un nuevo comienzo para todos, dejar el pasado atrás y tener un nuevo futuro.

_Hinata-kun_ Nagito tenía la vista perdida en el suelo, por la forma en la que su cuerpo temblaba supuso que estaba angustiado_ Lo siento... por todo. No quiero que tengas lástima por mí, si me odias lo entenderé.

Hajime posó su mano en el hombro del albino y sonrió levemente.

_ Todo está bien ahora, te perdono_ Aquellas palabras le parecieron muy reconfortantes al de ojos grises, nunca nadie había sido tan considerado.

Se sentía satisfecho de haber podido decirle eso a Hinata, era una persona muy importante para él, había olvidado la última vez que alguien había sido así de especial en su vida, sin que su suerte arrasará con todo lo que había conformado. Por esa misma razón, quería intentar algo, incluso si Hinata se molestaba con él, no quería perder la oportunidad de acercarse un poco más a su lado antes de morir.

_ ¡Hinata-kun!

La forma tan brusca en la que el chico dijo su nombre lo hizo brincar un poco.

_ ¿Qué ocurre?

_ Uh... pues, ¿t-te gustaría ser mi amigo?

¿Su amigo? Hinata lo miro algo asombrado, no esperaba que le pidiera algo así, aunque por sus expresiones y juzgando el nerviosismo que tenía pareciera ser que era algo que le costó mucho poder pronunciar.

_ ¿Es eso? Si, puedo hacerlo sin problema_ Una sonrisa se extendió en el rostro del castaño y los ojos del albino brillaron o al menos eso le pareció a Hinata.

Ser amigo de Komaeda, eso sí que sonaba raro, pero a la vez hacía que una sensación de serenidad y paz se extendiera por su ser, si iban a empezar de nuevo esto era una buena forma de hacerlo y quien sabe tal vez así pudiera darle a su amigo un nuevo motivo por el cual vivir.
Notas finales:

Espero que disfruten esta historia nwn aclaro las advertencias se iran actualizando a medida que avancen otros caps.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: