Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

La libertad de ser DISTINTO Goten x Trunks por LukeDB

[Reviews - 52]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Este es mi primer fanfic, espero que dejen review

Los personajes pertenecen a ya sabes quien

Las definiciones de sentimientos las saqué de un libro llamado "Diccionario de los sentimientos" de José Antonio Marina y Marisa López Penas

Notas del capitulo:

Ubicado en alguno de los universos de Dragon Ball

Capítulo 1 La preparatoria es complicada

 

Era un día soleado en la montaña Paoz, había pasado mucho tiempo desde aquella pelea con Majin Boo y el joven Goten y su amigo Trunks se encontraban disfrutando de su último día antes del inicio de la preparatoria.

 

-¡Trunks!- gritó Goten – veamos si puedo lanzar esta piedra más lejos y regresar antes que tú -

 

-No tienes ninguna posibilidad- dijo el jóven pelilila.

 

-Te ganaré esta vez Trunks-

 

-¿Eso crees?, vamos, no tienes remedio. Está bien, sólo lo haremos esta vez de acuerdo-

 

- ¿Listo?-

 

-Claro- respondió el mayor.

 

-Allá voy- dijo Goten

 

Ambos lanzaron las piedras muy lejos mientras que Goten salió corriendo para atraparla, Trunks se limitó a tomar otra piedra del suelo

 

-Qué ingenuo- pensó Trunks

 

Al poco rato el pelinegro regresó a toda velocidad sonriendo hasta que miró a su amigo sentado con su rostro altanero

 

-No es cierto, no pude perder-

 

-Creo que no puedes ganarme-

 

-¡No es posible! - exclamó Goten

 

-Vaya, se nota que aún eres un niño-

 

-¿Por qué dices eso? Yo ya no tengo 8 años Trunks-

 

-Si de verdad te sientes listo para la preparatoria tienes que mostrarte un poco más maduro -

 

-No había pensado en eso- dio Goten un poco cabizbajo -Qué crees que deba hacer, la verdad es que me siento un poco nervioso-

 

-mmm, sólo compórtate y deja de actuar como un pequeño- río al decir lo último

 

Ambos jóvenes caminaron por las montañas mientras Goten continuaba algo pensativo, Trunks avanzó hasta que sintió algo suave y húmedo en la parte posterior de su cuello.

 

-Goten, ¿Qué demonios estás haciendo? Basta, jaja, ya déjame Goten que me haces cosquillas - respondió el joven pelilila con una sonrisa y mostrándose algo ruborizado

 

-mmm, yo no estoy haciéndote nada-

 

- ¿Qué?- Trunks volteó y miró a un gigantesco felino lamiéndolo -ahhh, Goten no me gustan estos animales, ayúdame-

 

-Pero si es muy bonito, hola animalito, qué lindo- dijo el menor mientras se divertía jugando con el animal

 

-Vaya, como nació en las montañas está muy acostumbrado- pensó Trunks -Vámonos-

 

Continuaron avanzando hacia la montaña Paoz hasta que en un momento Goten se detuvo y miró a Trunks

 

-¿Qué te sucede?- dijo el joven pelilila

 

-Nada, creo que ya es tarde y lo mejor es que vayamos a descansar o mi mamá me va a regañar-

 

-Está bien, nos vemos mañana- dijo Trunks

 

Al día siguiente Goten se levantó muy temprano se arregló desordenadamente para la escuela y bajó a la cocina a desayunar

 

-¿Goten?- preguntó Milk sorprendida -¿qué haces despierto a esta hora?, creí que tendría que levantarte de la cama-

 

-Ya no tenía sueño- mintió, en realidad se sentía bastante nervioso, debido a que era la primera vez que tendría que ir a una escuela tan grande lejos de su casa

 

Milk escuchó a su hijo y dudo de su respuesta, sin embargo continuaba ensimismada

 

-Ahhh, mi pequeño Goten se va a la preparatoria tan pronto, no puedo creer que haya llegado este día- dijo Milk algo afligida ya que creía que se estaba haciendo más vieja –Por favor esfuérzate mucho y quizá llegues a ser un gran investigador como tu hermano-

 

-Mamá, tu sabes que a mí no me interesa eso- masculló el pelinegro con un tono de molestia

 

-¿Pero qué dices?- dijo Milk con soltura

 

-Nada- replicó con un sobresalto

 

-Oye Goten, aquí te dejo tu almuerzo, no llegues tarde después de la escuela-

 

-No hay problema, estaré bien. Por cierto no veo a mi papá por ningun lugar-

 

-Goku me dijo que se iría a entrenar y no tengo idea de si está con Kaiosama- suspiró Milk –espero que regrese pronto porque debe de ganarse la vida y dejar de ser un irresponsable-

 

-jaja, mi papá hace lo mejor para todos entrenando mamá-

 

La madre del pequeño ignoró el comentario de su hijo-Por último, compórtate y muestra tus modales quieres-

 

-No te preocupes mamá, nos vemos- gritó mientras salía disparado hacia la ciudad

 

-Goten, ten cuidado y no te juntes con maleantes, no quiero que te conviertas en un rebelde- aunque no parecía que la escuchara desde lejos .

 

...

 

Goten llegó a la escuela y se sentó en una esquina en la calle, había pocas personas alrededor, el cielo todavía no estaba iluminado del todo, pero el silencio poco a poco desaparecía; el tiempo pasaba lentamente para el joven pelinegro mientras esperaba a Trunks, así que sin darse cuenta se empezó a quedar dormido recargado en una pared, hasta que en un instante cerró sus ojos completamente sin noción de lo que sucedía. Trunks caminaba hacia la escuela después de ser llevado en un auto de la Corporación Capsula, sostenía un paso apresurado y de pronto observó a alguien caer seguido de un estruendo. Las risas no se hicieron esperar entre todos los transeúntes, a la vez que muchos alumnos señalaban a Goten.

 

-Ayyyyyyyy- exclamó el pelinegro –Creo que esta vez si me quedará huella-

 

-¿Goten?- preguntó Trunks sorprendido al acercarse a su amigo

 

-Ah hola, soy Goten, mucho gusto- dijo Goten aún adormilado

 

-Que descuidado eres -

 

-¿Trunks? Eres tú ¿Cómo estás? -

 

-No creí verte tan temprano, tú eres de los que siempre llega tarde a todo-

 

-En realidad no tenía mucho sueño- replicó Goten recuperando su desasosiego

 

-Lo que tú digas, por cierto ¿Estás listo?-

 

-Sí eso creo- su voz se cortó por un instante - ¿Qué es lo que debo hacer?-

 

-Se ve que nunca habías asistido a un lugar así, solamente debes entrar a tus clases y sigue a tus compañeros, ven te mostraré la escuela rápidamente -

 

...

 

La mañana transcurrió con normalidad para Trunks, al finalizar su última clase esperó a Goten en la salida, sin embargo el pequeño salió en dirección contraria de forma apresurada, "¿A dónde va?" Trunks lo siguió, pero para su sorpresa Goten había girado en una esquina estrecha y se le perdió de vista "no entiendo que hace, tampoco puedo sentir su ki" Trunks se alejó un poco y comenzó a volar tratando de encontrarlo hasta que percibió el ki de su amigo de forma leve a las afueras de la ciudad, al acercarse escuchó sollozar al chico pelinegro.

 

-Goten, ¿Te encuentras bien? -

 

-No te p-preocupes, estoy bien- respondió Goten con su voz a punto de quebrarse –puedes irte-

 

-Te conozco bien, quiero que me digas que te sucede-

 

-No pueeedo- dijo llorando desconsoladamente –no quiero ir a la escuela-

 

-Vamos Goten, pero qué dices, eres capaz de pelear y no de asistir a la preparatoria-

 

-Tú no entiendes- gritó el joven pelinegro

 

-Acaso alguien te molestó- preguntó Trunks, -sé que tu madre te dijo que no atacaras a nadie, pero eso no significa que te dejes impresionar por cualquiera-

 

-¡No es eso!, quizá... quizá no soy lo suficientemente grande para estar ahí-

 

Trunks observó a Goten quien se rehusaba a mirarlo, había algo en sus lágrimas que denotaba tristeza y coraje, el joven pelilila intentó tranquilizarlo, pero sabía que sus palabras no tendrían efecto en su amigo, así que decidió abrazarlo para expresarle que entendía lo que le ocurría. Lentamente comenzó la calma hasta que Goten preguntó

 

-¿Para ti que es el amor?¿qué tan importante es?-

 

Trunks se sorprendió y empezó a hablar de forma agitada

 

-ehh, bueno, ¿Por qué me preguntas eso?-

 

-Quisiera decir que si crees que me haga falta algo de eso-

 

Trunks tardo un momento, se sentía realmente incómodo, cosa rara en él, ya que Goten era su amigo de toda la vida – no pienso así, en realidad, no entiendo bien por qué me preguntas eso-

 

-Estoy harto de que me traten como un pequeño, incluso en la escuela, ¡no quiero que se burlen de mí!- exclamó Goten realmente enfadado- Los mayores se aman, pienso que quizá deba buscar a alguien con quien estar. Me han dicho antes que si no me interesa salir con nadie; tal vez si lo hago me traten diferente-

 

-mmm, supongo que son cosas distintas Goten, además, no crees que te estás apresurando un poco con esto, creo que debes acercarte a otros, tu siempre has sido bastante extrovertido pronto te conocerán mejor, no te desanimes- afirmo Trunks

 

-Sabes, nunca he hecho nada importante para nadie, creo que siempre me meto en problemas, pero casi nunca los puedo resolver sin ayuda de alguien mayor, ni siquiera cuando peleo, por eso quiero cambiar esto- exclamó con una fuerte convicción mientras sentía mejorar su estado de ánimo - ¿Quizá debería buscar a alguien que me guste?, en la escuela vi a muchas personas, algún chico o una chica me tendrá que aceptar no crees-

 

Trunks se quedó pasmado, sin duda estaba desconcertado con la conversación, pero esto último revolucionó sus pensamientos, acaso había dicho chico –Goten- dijo al reaccionar –tú, digo, quieres decir que- dijo esto nervioso y un poco alertado

 

-¿Qué? Dije algo malo- preguntó Goten con ingenuidad

 

-Bueno, quieres decir que te gustan los chicos y bueno las chicas-

 

-Ahh eso- el joven pelinegro se rascó la cabeza imitando a su padre –en realidad no lo podría saber hasta comprobarlo -

 

Trunks estaba atónito, aería posible que su amigo fuera bisexual o incluso gay. Sin duda, esto es algo que nunca le había pasado por su cabeza, siempre lo había visto como un hermano menor y con cierta razón pensaba que era demasiado ingenuo, aunque algunas veces mostraba ser algo perspicaz.

 

-Dime, ¿por qué actúas raro?- contestó con intriga el menor al mirar a su amigo algo confundido

 

-Bueno- Trunks pensó que tal vez no era algo serio –Nada, en realidad creo que deberíamos irnos de aquí- dijo esto con soltura pero había algo en su voz que sonaba enrarecida

 

-Te parece si vamos por un helado, antes de que me vaya a mi casa porque mi mamá quiere que regrese pronto-

 

Trunks miró a Goten por un momento, seguía siendo el mismo de siempre con ese cabello agitado y sus ojos negros que se combinaban con su rostro para expresar una sensación de inocencia pura; además su poderosa sonrisa casi podía convencer a cualquier persona

 

-Trunks, si no quieres ir está bien, creo que ya he causado muchas molestias -

 

-Vamos- lo interrumpió

 

-De acuerdo- Ambos comenzaron a volar hasta que Goten exclamó

 

-No puede ser, se me olvidó que me gasté mi dinero en el almuerzo-

 

-Acaso no traías tu propio almuerzo Goten-

 

-Es verdad, pero me lo comí todo y tenía mucha hambre- río Goten algo resignado de no poder comprar su helado

 

-Bueno, lo pagaré yo... como siempre pero por favor, no pidas todos los sabores, que eres capaz de acabar con todo el lugar-

 

-Lo intentaré-

 

El día siguió como siempre y los jóvenes se despidieron con ruta a sus respectivos hogares, Trunks parecía más tranquilo con lo último que había ocurrido, a decir verdad, todo parecía normal, pero había algo que lo inquietaba casi sin darse cuenta.

Notas finales:

Este capitulo sufrió leves modificaciones

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: