Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Parecidos, pero no iguales

Autor: No soy carol

[Reviews - 4]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Ninguno de los personajes me pertenece le doy todo el crédito a sus respectivos autores

La portada

Era una linda y tranquila mañana de vuelta en su cabaña, eso era algo raro tomando en cuenta su viaje a Japón y desde que volvió a Canadá los recuerdos le envolvían como si de una nube de gas toxico se tratase. Logan desayunaba plácidamente comiendo huevos con tocino escuchando la radio, estaban con un especial de “oldies” que lamentablemente el escuchaba cuando apenas eran un boom en su época, tarareaba una canción de Ritchie Valens mientras le daba otro largo sorbo a su pinta de cerveza cuando de un segundo a otro toda la armonía y aparente paz se desdibujo del lugar, se escuchó que alguien golpeaba a la puerta con bastante fuerza y apenas eran las 10.

 

Golpeo decidido y con fuerza, tenía que controlarse ya quería tumbar la maldita puerta a patadas para registrar el lugar y encontrarlo, Francis dijo que el sabría qué hacer, “lo dijo mientras lo matabas” “no es matar es solo justicia” “matar suena feo” las voces en su cabeza pululaban como moscas contradiciéndose y discutiendo unas con las otras ignorándolo por completo dejándolo por su cuenta como quienes miran un partido de futbol, el solo tomo aire antes de comenzar a hiperventilar tratando de controlar el tic nervioso de su parpado, sonaban pasos “ring, ring, ring, tenemos un ganador” dijo un presentador de concurso “¿y que tenemos tras la puerta número uno?” en esas se escucha como le quitan el seguro a la puerta y esta se entreabre dejando divisar un ojo. Wilson suspiro embelesado al reconocer la frialdad de esa mirada, esos lindos ojos castaño verdoso con su extremo fastidio por todo, esa gruesa y oscura ceja que se enarca mientras le mira

-          Buenos días – pregunto Logan “escaneando” al bicho raro embutido en mallas rojas

-          Buenos días señor, vengo ofreciendo las galletitas de las exploradoras

-          ¿ahora Chuck tiene niñas exploradoras? – inquirió con desgano

-          ¿Quién es Chuck? – le cuestiono con un arranque de celos de adolescente

La puerta se cerro de golpe casi dándole en toda la cara para luego abrir del todo exhibiendo al viejo Logan de toda la vida tras ella, Wade estaba sin aliento al ver que era verdad, él no había envejecido ni un pelo, hasta el mismo peinado rarito tenia de cuando se conocieron en lo del arma X, se veía cansado incluso triste “más de lo normal” bromeo una de las voces más antiguas “seguro lo sigue haciendo igual de rico” insinuó otra voz casi en su oído

-          ¿tú quién eres? ¿un imitador de Spiderman? – refunfuño viéndole con asco

-          ¡dejen de compararme con ese mocoso! – renegó mirando a los cielos

-          ¿estas drogado o algo? – indago el pelinegro retrocediendo un poco

Deadpool giro dramáticamente para verle a los ojos a través de su máscara, para darse cuenta de cómo él no le había reconocido ni la voz, era verdad lo que le habían advertido en la mansión X, él era amnésico. Le habían machacado el cerebro a balazos, lo habían achicharrado más veces que al soldado del invierno y el mismo profesor X había revolcado su mente como cuando tu mami limpia tu cuarto en las limpiezas de fin de año. Ahora era un tipo antipático, pero relativamente normal “¿desde cuándo esas garras son normales?” alguien le recrimino por ahí. “relativo, ¿no?” se estaba liando solo mientras que Logan solo le miraba en silencio frunciendo el ceño   

-          Pasa – ordeno quitándose de la puerta

Entro a la cabaña, estaba sucia, tenía más polvo que un hallazgo arqueológico (estaba igual de desordenada que un naufragio la verdad) y ni hablar del olor ha guardado que inundaba la atmosfera, ¿Cuánto tiempo llevaba encerrado en ese lugar?

-          Perdoné el desorden, volví la semana pasada

-          Ni te preocupes mi apartamento huele a wiski y ancianita 

Wolverine asintió con un gesto de “Meh” que le hizo volcar el corazón a Wilson, ese Meh era suficiente como para hacerlo sentir veinte años más joven y alegre, cuando solo era un mercenario feliz y guapo que lo tenía todo

-          Sabes… vine por ti – comento con seriedad

-          Ya no le jalo a eso, no… mucho – le interrumpió de inmediato

Sentándose en la mesa, el pelinegro le ofreció un plato con tocino y un vaso de jugo de naranja, Wade le miro suplicante aun a sabiendas que no vería su rostro o entendería ninguno de sus gestos, su máscara le cubría por completo y no debería quitársela bajo ninguna circunstancia

-          ¿Qué pasa?

-          Me cosieron el atuendo al cuerpo – mintió con una voz dulce

Logan soltó una sonrisa ladeada mientras se sentaba a comer nuevamente

-          Mejor, más tocino – respondió secamente mientras se comía su desayuno

-          ¿desayunas cerveza? – dijo intentando hacer charla

-          Sí, no es que me embriague o algo así – explico encogido de hombros

-          Ah, solo eres alcohólico. es lindo, mi papi lo era – bromeo con ese tonito infantil

-          Si no fuera por el traje juraría que te conozco – contesto con la boca llena  

Eso fue como una puñalada en el cuello atravesándole la tráquea al mercenario bocazas…

 

------------------------hace un tiempo atrás--------------------------

 

Era una calurosa mañana en el Mojave, la picante luz le cegaba mientras trataba de abrir los ojos recién despertando, Wade Wilson apenas trato de cubrirse la cara con la sabana cuando noto que ese no era su cuarto de hotel, lo que veía era como el techo de un remolque de esos que usan las familias en vacaciones, levanto una ceja tratado de nuevo de tirar de la sabana, pero fue en vano. Alguien ya estaba envuelto como un burrito con ella cubriéndose hasta la cabeza 

-          Emmm, ¿hola?

Tenía una resaca de muerte, la sed lo estaba matando y ese maldito sol que entraba por la ventanilla lo estaba enloqueciendo, la migraña estaba aumentando mientras el trataba de hacer memoria de que había pasado luego de la fiesta de fin de año de “la empresa” bebieron un rato, comieron muchísimas chimichangas y finalmente Wolverine había accedido a pasar la noche con el resto del grupo (de muy mala gana) pero había aceptado al final…

-          Cállate, por una vez en la vida. Cállate – renegó con hastió el hombre entre la sabana

“mierda” ahora recordó todo (aunque eran recuerdos borrosos y confusos) después apostaron por un montón de estupideces, al final él y Logan habían aceptado apostar quien sería el mejor disparando de espaldas a unas latas, quien perdiera haría “lo que sea” (lo que sea) que el ganador pidiera ¿en serio él había pedido esto? Pudo pedir cualquier cosa, dinero, favores, matar al hijo de perra de Striker… pero no, el pidió que lo destrozara en la cama y le hiciera sentir lo que nunca antes había sentido en su vida, “relléname como a un maldito Pavo”

-          En mi defensa diré que estaba muy, muy muuuuuy ebrio

-          Shhhhhh - gruño antes de encogerse aún más aferrándose a la sabana

Incorporándose en la cama completamente desnudo el castaño le miró fijamente con sus ojos chocolate repletos de curiosidad, entonces ataco. Revolcándose y forcejeando en la mullida cama del tráiler que revotaba y rechinaba como si fueran caer por algún barranco, logro finalmente arrancarle la sabana para verle a la cara, Logan estaba más que encabronado a esas alturas

-          ¿Qué quieres? – gruño tratando de no golpearlo hasta tumbarle los dientes

-          ¿es en serio? – le reprocho con fingida indignación

-          ¿Uh? – apenas levanto una ceja sin siquiera cambiar de gesto

-          ¿Ni siquiera me dirás buenos días? – insistió

Allí fue cuando Wade Wilson recibió probablemente el puñetazo en la nariz más doloroso que pudiese recordar, un tabique roto y toda la sangre que cubrió la cama, la mano y el pecho de Wolverine que solo se levantó para pasarle un pañuelo…

-          No manches todo – murmuro mientras se alejaba buscando sus calzoncillos

Wade apenas veía chispitas del dolor, tratando de parar el sangrado ¿en serio se marcharía sin más? Bueno era Logan… él y su hermano eran lo más “cortante” del mundo

-          Sabes tuve un sueño rarísimo – siguió hablando algo gangoso

-          ¿es en serio? – renegó mirándole de reojo

-          Si, soñé que me cosían la boca y tu tenías un esqueleto de metal

Logan se volvió a él mirándole fijamente con cierto aire de culpa al verle cubierto de sangre, puede que no fuera nada, pero era tan escandalosa que parecía un boxeador que acababa de recibir una paliza; tomo otro pañuelo y comenzó a limpiarle las manos en completo silencio escuchando o por lo menos fingiendo que ponía cuidado a la sarta de tonterías sin sentido que siempre Wilson solía decir. Wade siguió hablando y hablando durante muchísimo tiempo sin importar que el pelinegro solo asentía mientras le curaba del golpe que el mismo le dio y luego terminaba de vestirse

-          ¿sabes? Deberíamos tenernos más confianza – insinuó tomándole del brazo

-          No somos amigos – le freno con un gesto antes de mirarle de cuerpo completo – y vístete

-          No es eso… ya pasamos ese nivel anoche ¿no? – insinuó sin ningún pudor

-          Solo pague la apuesta – renegó mientras se alejaba – tu y yo no somos nada

Quedándose helado finalmente el mercenario enmudeció con la frialdad de esa respuesta, apenas con la boca entreabierta miraba como Logan salía del remolque azotando la puerta para no volver

---------------Actualidad------------------

 

Estaban sentados mirándose en silencio, la sensación de familiaridad y desconocimiento rondaban por la mente del pelinegro mientras veía al  rarito mirarle comer en silencio… no sabía por qué pero Logan tenía unas ganas terribles de golpearlo y de ser necesario arrancarle esa mascara, esa voz chillona en ese tono tan molesto, le crispaba los nervios “como si lo hubiera escuchado antes” había perdido la memoria tantas veces que no podía reconocer mucho de su vida ni a el mismo en muchos aspectos: como cuando Steve Rogers rompió en llanto al verle la primera vez (estaba tan perdido como el resto de los vengadores con semejante escena), cuando Fury le mostro la tumba de su hermano no recordaba que tuviera uno o el hecho de que la mujer pelirroja que aparece entre sueños para atormentarlo con falsas promesas de amor en verdad existió. Estaba meditabundo entre un mar de recuerdos confusos o ausentes, pero aun así Logan masticaba tranquilamente mientras el sujeto metido en un “condón” rojo golpeteaba suavemente la mesa con los dedos, este tomo aire para decir algo cuando de la nada comienza a escucharse un teléfono celular con una canción Pop de los noventas

-          ¿tu tono de llamada son las Spice Girls? – indago Wolverine con curiosidad

-          ¿y tú como las reconociste? – respondió Deadpool enseñándole el dedo medio

Levantándose de la mesa camino rumbo a la nevera dándole la espalda al mutante

-          ¿bueno?

-          Viejo ¿Dónde te metiste? – espeto Weasel bastante alterado

-          De viaje – canturreo meneando un poco el cuerpo  

-          ¿no estabas por ir a buscar a Vanesa? – dijo casi a los gritos

-          ¡Debo primero reparar mi cara y lo sabes! – grito ofuscado

-          ¡pero no me grites! – rechino al otro lado de la línea

-          ¡NO TE ESTOY GRITANDO!

Entonces lo escucho, atrás suyo Logan reía divertido… no una risa sarcástica, era una risa genuina, su sonrisa irradiaba mientras el mundo se desaceleraba como en esas películas cursis para adolescentes que Wade miraba por las noches, memorizaba cada gesto como sus ojos se entrecerraban mientras un leve sonrojo teñía sus mejillas y exhibía esos perfectos dientes, las arrugas en su rostro, la mirada, la voz inclusive… era otro sujeto completamente distinto a “su” Logan habitual, ese no era el tipo que llevaba años tratando y no tratando “¡imposible!” “te lo cambiaron” se ve lindo” “bésalo” las voces estaban alborotadas en un violento remolino de ideas, unas en contra de lo que veían, otras opinaban con incredulidad y esos susurros suaves en su nuca que le pedían que se insinuara ante ese hombre de aspecto gentil     

-          ¡no! – grito a la nada

-          ¿no qué? – pregunto Weasel algo más calmado

-          ¿Qué? – murmuro volviendo a la realidad

-          Ni idea, dijiste no mientras alguien reía

-          Ahhhhh, no eso, no te rías – respondió tratando de disimular uno de sus ataques de locura

-          Yo no me reía – le recrimino Weasel algo más divertido al juzgar por su voz

-          No tú, Wolvie – explicaba señalando al hombre que desayunaba a menos de medio metro

-          Sabes, me importa una mierda si vas a buscar a Vanesa o no. Llamaba para avisarte que lo mejor será que ni te molestes en hacerlo, Blind y yo venimos de “verla”

-          ¿Qué? ¿Cómo se les ocurrió hacer eso? – chillo como si le hubieran pisado las bolas

-          Se casó, Wade te dije que te demoraste mucho -  explicaba Weasel con un tono sombrío

-          ¿Cómo que se casó?  ¡ella y yo nos amamos! – sollozó abatido- ¡ella no me haría eso!

-          ¡la hiciste creer que estabas muerto! Ella… ella, solo siguió con su vida

-          Bien… gracias. Mándale besitos a Blind y dile que deje de holgazanear

-          Si, hablamos luego – se despidió colgando y dejando a Wade solo

Deadpool arrojo su celular contra una pared reventándolo en mil pedazos, Logan seguía comiendo en silencio en su seriedad habitual viendo detenidamente cada movimiento del mercenario como quien mira su telenovela de la tarde… Deadpool le miro por encima del hombro, esa aura de frialdad le envolvía como en los viejos tiempos “ahora ambos están solos…” “mentiras, Wade siempre nos tendrá a nosotros” “Wolvie entiende ¿no?” “SILENCIO” clamo a los susurros que se arremolinaban en su nuca, tomo asiento nuevamente mientras Logan terminaba su ultimo bocado de tocino, la tensión era sumamente pesada y el silencio asfixiante

-          ¿Quién era? – inquirió finalmente con un tono neutro

-          Mi amigo Weasel

-          ¿Por qué sabes quién soy? – siguió cuestionando sin siquiera parpadear

-          Porque tú y yo somos iguales

-          ¿tengo otro hermano? – pregunto arrugando la frente con preocupación

-          ¡NO! – chillo escandalizado-  Le hago a mucho, menos al incesto… eso es asqueroso

Logan asintió algo apático mientras se levantaba de la mesa a dejar los trastes en el lavabo, miro de reojo a Deadpool que andaba bastante cabizbajo

-          ¿estás bien? – susurro con una ligerísima preocupación

Era raro, nadie nunca le preguntaba eso, algo en su interior se sintió cálido por un segundo

-          No

-          ¿por?

-          El amor de mi vida se acabó de casar con otro

-          Se lo que se siente – suspiro pesadamente

-          ¿lo sabes? – pregunto girándose violentamente en la silla para ver a Logan

-          Ella era linda, pero tenía novio… se casaron. Yo la mate, lo mate a él…

Dejando prácticamente caer su mandíbula al piso Wade no podía creer lo que le acababan de decir, Logan el eterno tipo serio, rudo y seguidor de la moral y la justicia ¡se había manchado las manos con sangre de inocentes! Eso era nuevo, ni cuando peleaban hombro con hombro lo vio dispárale a una mujer o siquiera herir a un niño, ahora había hecho algo que probablemente hubiera hecho el mismo, eso era raro se sentía sucio y culpable, como si estuviera cubierto de mierda hasta las rodillas

-          ¿entonces que paso?

-          Me volví loco – sentencio mirando el suelo

-          ¿loco?

-          Si, la veo y a otros y me culpan – señalo la sala donde veía a la pelirroja sentada saludando – como si fuesen fantasmas… no sé si los conocía o no

-          Ves gente muerta ¿eh? Sabes yo escucho voces y dicen cada cosa…

No lo había notado, pero estaba parado con toda la confianza del mundo junto a Logan ¿en qué momento se había levantado? Logan le miro entrecerrando los ojos con desconfianza, y de un segundo a otro en un movimiento impredecible le arranco la mascara descubriendo su desfigurado, quemado y mutilado rostro

-          ¡AHHHHHH! – gritando domo nena Wade se apartó a esconderse tras una vieja cortina

-          ¡dios santo que te hicieron! – grito Logan antes de vomitar violentamente

Wilson comenzó a hiperventilar mientras veía el polvo levantarse a su alrededor como si fueran copitos de nieve “¿acaso nunca lavo estas cortinas?” “le repugnas” las voces volvieron hablando más y más rápido como el sonido de una cinta, hablaban muchas más sumándose voces nuevas y otras que creía se habían apagado, estaba sufriendo un colapso nervioso mientras Logan terminaba de potar básicamente hasta la cena de ayer.

-          ¿Cómo te llamas? – pregunto Wolverine recuperando el aliento

-          Deadpool – suspiro encogiéndose entre la cortina como un fantasma

Wade se sentía minúsculo, frágil y asqueroso, odiaba andar sin mascara era el monstruo de su propia historia y era algo que no podía cambiar, él había sido un monstruo desde antes de ser una uva pasa andante, era un maldito que no respetaba nada, despreciaba la vida y lastimaba a otros sin siquiera pensar en las consecuencias ¿y si tenían familias? ¿de verdad eran malos? Era difícil saberlo… solo eran objetivos que cazar y despedazar para obtener su recompensa, ahora era un ser repulsivo tanto por dentro como por fuera

-          Deadpool – le llamo Logan con gentileza – mira tú mascara

Sintió como algo le tocaba el costado y sacando la mano de entre la cortina tomo la máscara roja con negro, estaba arrugada y al parecer algo rasgada como si las cuchillas de Wolverine la hubieran rozado un poco

-          Perdona, es que creí que eras el

-          ¿Quién?

-          El tipo al que mate… siempre temo que regrese de entre los muertos.

-          Yo regrese de entre los muertos – bromeo haciendo voz fantasmagórica

Ya con la cara nuevamente cubierta salió de la cortina para ver a Logan que lo recibió dándole un coscorrón que le hizo ver chispitas

-          ¿por qué siempre eres tan brusco? – renegó sobándose la nuca

-          ¿nos conocemos de antes? – pregunto con voz temblorosa

-          Si

-          ¿Te hice esto? – señalo con amargura sintiéndose sumamente culpable

-          No, al contrario, tu indirectamente me salvaste

-          ¿eh? – Logan se alejó un poco para tratar de ventilar su mente

-          Veras, proyecto X… Striker, Francis – Wade enumeraba como si le hablara a un niño

-          ¡El hijo de perra de Ajax! – espeto de la nada el pelinegro recordando algo 

-          Si… Ajax – rodo los ojos con fastidio recordando al cabron de Francis      

Wade se alejó rumbo a la cocina donde se sentó en el comedor ignorando el vómito en el suelo y en el fregadero, básicamente Logan había escupido hasta las tripas en toda la cocina, pero ya no importaba para el mercenario. era normal que reaccionaran así “la próxima si te coses la máscara”

-          Logan, tu y yo necesitamos hablar – sentencio con más seriedad de la que sería capaz

-          No sé qué demonios te hicieron, pero puedes contar conmigo – declamo con convicción

-          Eso probablemente es lo más lindo que me has dicho – suspiro como colegiala

-          Y eso es lo más perturbador que he escuchado – contesto sarcásticamente

Logan se sentó frente a Deadpool y mirándole fijamente solo pudo suspirar con asco

-          Dios mío, pareces una ciruela pasa

-          Lo sé – murmuro resignado

-          En serio, como si los juanetes de mi abuelita cobraran vida…

-          Lo… se – dijo algo más duro

-          Es que un aguacate aplastado se ve mejor… ósea ¿eres humano?

-          Te estás pasando – se defendió ya algo ofendido

-          ¡es que tienes achicharrada la cara! ¡la cabeza! ¡EL CUELLO! ¿Cómo sigues vivo!

-          Me inyectaron suero con tu poder regenerativo ¡OK! – espeto exasperado

El silencio volvió a envolverlos como un baldado de agua helada, Logan quedo boquiabierto tratando de procesar eso, habiendo los ojos como platos solo pudo soltar aire sin decir nada

-          Si, lo se… raro – asentía encogiéndose de hombros

-          ¿y no somos hermanos?

-          ¡que no! ¡yo mismo vi como mataste a Victor!

-          ¡yo lo mate! – grito horrorizado

Cualquiera hubiera dudado de semejante acusación, pero Logan en el fondo sabía que eran cosas de las que él era capaz de hacer y aun mas de reprimir

-          ¡no, yo soy el monstruo!

-          Soy de lo peor – susurro cubriéndose el rostro con las manos sumamente acongojado

-          No, tu eres lo más dulce del mundo – manoteaba ofendido – eres como un osito de felpa

-          No, soy un monstruo sediento de sangre – renegó antes de levantarse de la mesa

Una vez más Wade vio como Logan se marchaba a toda prisa de la cocina para salir de la casa dando un portazo que casi tumba el marco sin decir ni media palabra, “búscalo” “déjalo irse” “comete ese tocino” “¿lo vas a dejar irse como la otra vez?” 

-          Logan – le llamo sin recibir respuesta

Lo medito un instante perdiéndose en sus recuerdos y como la música de la radio era mas y mas nostálgica ¿Logan la habra escuchado antes? Nunca le dijo su edad, nunca hablaron de sus gustos o de sus metas en la vida por lo que siempre era igual. Logan no estaba hecho para aferrarse a otros, no estaba hecho para preocuparse por otros, era un lobo solitario, si Victor era salvaje y voluntarioso Logan era lo más corrosivo que había sobre la tierra, pero ese era el detalle... Estaba tan acostumbrado a que le huyeran que cuando alguien como Wade le correteaba detrás pegado como una garrapata contándole absolutamente todo lo que hacía era una situación fuera de su control, Wade ahora bajo el alias de Deadpool debería volver a ganarse su confianza (si es que alguna vez la tuvo) y volver a empezar… quien sabe hasta podría de verdad curarle la cara y todo

-          Logan – volvió a llamar corriendo derecho a la puerta principal

Abrió de golpe encontrándose con un eternamente taciturno Logan sentado en un viejo tronco cortado a un lado de la casa, fumando uno de sus típicos habanos mirando el mundo con tristeza través del humo, Deadpool apenas agacho la cabeza contagiándose de la depresiva imagen ante el

-          Logan – insistió con suavidad

-          Hmmmm

-          De verdad necesito hablar contigo

-          ¿acaso no estamos hablando? Habla de una buena vez – ordeno pidiendo que se acercara     

Camino casi dando saltitos de alegría para sentarse descaradamente en el regazo del mutante que apenas frunció el ceño mientras escupía humo indignado de lo empalagoso y confianzudo que resulto siendo el sujeto vestido de rojo, abrazándose a su cuello recostó su cabeza en su hombro cerrando los ojos envuelto en el aroma a tabaco y campo, llenándose de un vacío inexplicable que le impregnaba hasta el alma de una nostalgia de algo que nunca vivió o existió quedándose en la incertidumbre, la misma con la que le veía Logan al sentirse atosigado por el repentino cariño con el que lo trataban apenas levantando ambas cejas y bajando la mirada con cierto asco

-          ¿acaso soy Santa Claus para que me pidas cosas en el regazo?

Wade no dijo nada, estaba demasiado cómodo sintiendo esa especie de protección por algo mayor “como la niña que dormía sobre Totoro” sugirió una voz a modo de burla, el solo la ignoro como cuando se espanta a un mosquito de un hombro mientras suspiraba profundamente en la calidez del hombro del solitario sujeto que estaba a punto de empujarlo a la mierda si no se quitaba de inmediato

-          Tenemos que hablar – insistió mirándole a los ojos

-          Habla ahora antes de que te pique en pedacitos – amenazo sacando sus brillantes garras

-          Necesito que me cures

-          No soy doctor… tú necesitas un psiquiatra y ya – refunfuño

Se levantó del tronco tirando a Deadpool al suelo y pasándole por encima se devolvió a la casa sin decir mucho más, solo le miraba con ese gesto de intriga y curiosidad que le hacían sentirse diminuto aun a pesar de que la diferencia de estatura fuese irrisoria, Deadpool tenía cierto respeto a la imponente aura que emanaba de Wolverine con o sin sus garras

-          ¿puedo quedarme aquí? – pregunto con timidez aun tendido en el suelo

-          Lárgate a donde se te dé la gana – le gruño antes de cerrar la puerta tras el

Wade se levantó mirando el azulado cielo de Canadá “eso es un sí” “eso es un no” “¿eso es una prueba?” “perdiste vuelve a intentar” “VE A POR EL” agito la cabeza con violencia tratando de espantar todas esas ideas confusas que ni con el editor de textos podría diferenciar

-          ¿y si solo tomo el autobús? – sugirió señalando el largo y sinuoso camino en el bosque

-          ¿y si solo te callas? – sugirió una voz desde el interior de la casa

-          ¿eh? – ladeo la cabeza viendo como Logan le miraba con disgusto

-          Estas hablando solo desde hace diez minutos - explico con fastidio

-          ¿Qué dije?

Logan se revolvió un poco asqueado plantando en la entrada antes de siquiera poder responder 

-          Algo de ir a Disneylandia y hacer cosas muy turbias con una sandia

-          Uh, lo usual… - asintió algo más aliviado

-          ¿necesitar ir q algún lugar? – pregunto cruzado de brazos como esperando que se fuera

Deadpool se arrojó dramáticamente a los pies de Logan que apenas pudo das un respingo y viéndole con estupor trato torpemente de retroceder, el mercenario se aferró a su rodilla abrazándose a su pierna con uñas y dientes peor que una garrapata

-          ¡necesito que me ayudes! – chillo con una vocecita caricaturescamente desesperada

Logan apenas sacudía su pierna tratando de quitarse de encima a ese bicho raro

-          ¡te lo suplico Logan! ¡no lo hagas por mí, hazlo por nuestra amistad! – insistió con vehemencia - ¡por fis! ¡no te pediré nunca nada más en la vida!

-          ¡¿si te ayudo me soltaras?! – grito con los nervios de punta

-          ¡SI! – sollozo de manera sobreactuada sujetándose de algo más que la pierna de Logan

-          ¡te ayudo! te ayudare, pero te lo suplico ¡Suéltame! – gritaba como loco

Logan estaba prácticamente arrancándose al chiflado de Deadpool de su pierna, estaba peor que cuando el perro que tenían en la mansión violaba su pierna y no tenía corazón para patear al pobre Shih Tzu degenerado ese, ahora de verdad no sabía cómo patear al maldito tipo embutido en mallas rojas antes de que comenzara a frotarse en su pierna…

Notas finales:

Gracias por leer, perdón por que nunca sabré como plantear un flashback...

Si te gusto no olvides dejar un comentario <3

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: