Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

[YoonMin] Enséñame a Ser Como Tú

Autor: cindy_elric

[Reviews - 0]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

¡Hola! ¡Bienvenida/o a mi nuevo proyecto!

Tenía muchas ganas de escribir un fic largo en que el YoonMin fuera la pareja principal y pues, aquí está ^^

–Por favor hyung, rompe el corazón de JungKook.

Suga abrió sus ojos desconcertado por esas palabras, sabía que algo raro estaba pasando con su dongsaeng cuando le pidió hablar a solas en la azotea de la compañía pero jamás esperó que le pidiera algo como eso, ¿cómo siquiera podría imaginarlo? Eso era tan… se tentó a reír ante la posibilidad de una mala broma pero la expresión seria del ahora peli-naranja se lo impedía, estaba hablando en serio, de verdad Jimin le estaba pidiendo romper el corazón de su maknae.

–¿Por qué? –Fue lo que se limitó a preguntar frunciendo ligeramente su ceño, no se sentía molesto, por lo menos aún no, sólo sentía curiosidad por la razón de aquella petición tan irracional.

–Quiero que te olvide.

–¿Por qué? –Volvió a cuestionar manteniendo la misma expresión.

–Porque tú no lo amas, no como él te ama a ti…

El rapero frunció aún más su ceño pero esta vez no por la sorpresa, después de todo no podía sentirse sorprendido porque él ya sabía sobre los sentimientos de su maknae, el mismo JungKook se los había dejado en claro dos semanas atrás cuando se le declaró de forma torpe y precipitada… aún recordaba a la perfección cada palabra dicha entonces, cada palabra de la declaración del menor y cada palabra que usó él mismo para rechazarlo, porque ese había sido el resultado de esa situación, él forzándose a sí mismo a no ser cruelmente directo (como solía ser) rechazando de la forma más “suave” posible a su dongsaeng.
Le había dolido hacerle ese daño a su amigo pero la verdad era que no podía corresponderle porque él no podía ver a JungKook de esa manera… pero no malentiendan, la razón de su rechazo no tiene nada que ver con que ambos sean hombres, por supuesto que no, para Suga no era un problema de sexualidad es sólo que JungKook es como un hermano menor para él, lo quiere sólo como un dongsaeng por lo que no podía pensar de una manera romántica con su maknae y mucho menos de una manera erótica, no, por eso lo rechazó prometiéndole que su relación no cambiaría, que seguirían siendo tan amigos como siempre pero que jamás pasarían de eso, porque él no podía enamorarse de JungKook, el niño simplemente… no era su “tipo”.

Suga suspiró sintiéndose agotado mientras masajeaba su sien, creyó que aquello había terminado ahí, que sólo quedaba superar esa situación por lo que le sorprendía de sobre manera tener ahora a Jimin ahí pidiéndole tal cosa, no será que…

–¿JungKook te pidió esto? –Cuestionó con incredulidad, era imposible que el menor pidiera algo como aquello, ¿por qué querría ser herido de esa manera?

–Claro que no hyung, yo te lo estoy pidiendo.

–¿Entonces por qué? ¿Por qué quieres que lo haga? –Arquea una ceja cruzándose de brazos–. ¿Qué ganas tú con que rompa su corazón?

–Yo… yo necesito que rompas el corazón de JungKook para que deje de amarte… –Baja la mirada–. Quiero que deje de amarte para que entonces… pueda amarme a mí…

El mayor descruzó sus brazos volviendo a sentirse desconcertado, de acuerdo, eso no se lo esperaba, la verdad él siempre creyó que a Jimin le gustaban las chicas, ese niño exudaba masculinidad en todo su ser, ¿desde cuándo es que cambió de gustos? No, más importante aún, ¿desde cuándo es que siente eso por su maknae? Nunca había sospechado siquiera sobre los sentimientos del vocalista, ya sabía de los sentimientos de JungKook, sabe sobre el enamoramiento de HoSeok y también ha notado unas miradas extrañas entre NamJoon y Jin pero jamás vio algún indicio que le indicara que a Jimin le gustara alguien, no está diciendo que él es el mejor observador del mundo pero solía notar ese tipo de cosas, siempre ha podido darse cuenta de si alguien estaba interesado en otra persona pero con Jimin jamás notó algo extraño.

Jimin por su parte se mantenía mordiendo su labio inferior al mismo tiempo que sentía sus mejillas arder, se sentía completamente avergonzado, nunca quiso confesar sus sentimientos pero sabía que el rapero pediría una explicación a su petición, después de todo no estaba pidiendo cualquier cosa, estaba pidiéndole que rompiera el corazón de JungKook.

–Te das cuenta… –comenzó a hablar el rapero tratando de sonar tranquilo a pesar del remolino de emociones en su interior–. ¿Te das cuenta de lo que me estás pidiendo?

–Sí hyung…

–No, yo creo que no lo haces –frunce su ceño–, yo no romperé el corazón de JungKook, ya lo lastimé una vez, no pienso volver a hacerlo.

–Pero hyung… –levanta la mirada viendo la expresión molesta del otro.

–No Jimin –lo corta–, sean cuales sean tus intensiones estas no justifican ese daño.

–Pero JungKook sigue enamorado de ti, no puedes dejar que siga sintiendo eso si nunca le corresponderás –frunce su ceño sintiendo sus labios temblar–, dijo que fuiste dulce con él a pesar de estarlo rechazando, que te preocupaste de no hacerle daño y por eso cree que aún tiene oportunidad, cree que si se esfuerza… que si espera… él de verdad piensa que puedes corresponderle hyung…

–Me esforcé por ser cuidadoso con él pero no con esa intención, sólo no quería lastimarlo más de lo debido –baja la mirada–, yo jamás podré corresponderle, esa vez sólo no quise ser malo…

–Entonces ahora hazlo hyung, se malo, rompe su corazón… –se acerca al mayor presionando con fuerza una de las manos contrarias–. Si no rompes su corazón JungKook seguirá aferrándose a la idea de estar contigo… no se rendirá.

Suga fijó su mirada en el agarre en su mano y torció sus labios, si presionaba un poco más fuerte Jimin le haría daño pero aun así no se apartó.

–No puedo hacerlo Jimin –murmura.

–¿Por qué no hyung?

–Porque no quiero que me odie –responde alzando su mirada hacia el menor–, yo no amo a JungKook pero si lo quiero mucho, no puedo romper su corazón porque le haría un daño inmenso y podría terminar odiándome… ¿acaso quieres eso Jimin? ¿Quieres que JungKook me odie?

Jimin negó apenas la pregunta fue pronunciada, claro que no quería eso, él sólo quería…

–Yo sólo quiero que deje de amarte hyung… pero no quiero que te odie… –baja la mirada–. Yo… tú quizás pienses que soy egoísta al pedirte esto y lo soy pero… pero ya no sé qué hacer, estoy desesperado, he intentado todo y aun así JungKook sólo tiene ojos para ti, pareciera que nadie más existiera, él no es capaz de verme…

–Jimin… –murmura levantando su mano libre para posarla sobre la cabeza ajena–. ¿De verdad te gusta tanto?

–Lo amo hyung… de verdad amo a JungKook… –confiesa volviendo a sentir sus mejillas calientes.

–¿Y él lo sabe? –Ve al menor negar con su cabeza y frunce ligeramente su ceño–. ¿Por qué no se lo has dicho?

–¿Para qué? Él está enamorado de ti, no es como si consiguiera algo si me declarara, al contrario, puedo perderlo… ahora él acude a mí, confía en mí y si me declaro perderé eso…

–Acaso… ¿acaso eres su pañuelo de lágrimas?

–Algo así –asiente sonriendo levemente–, la verdad tu rechazo nos ha acercado un poco, él insiste en mostrarse fuerte frente a todos pero cuando estamos solos me deja ver su tristeza, él confía en mí hyung y si me declaro creerá que me acerqué con otras intenciones, me apartará y entonces no sabría qué hacer…

–Entiendo, tranquilo –acaricia con suavidad el cabello del menor–, por eso crees que si rompo su corazón te ayudará con él, ¿verdad? Porque se aferraría a ti y podrías acercarte aún más a JungKook –ve al otro asentir y sonríe levemente–. Lo siento Jimin, me gustaría ayudarte pero no puedo, no de esa manera.

–Está bien hyung… yo no debí pedir eso… –suspira cerrando sus ojos–. Sólo creí que entonces tendría una oportunidad y quise intentarlo… no me detuve a pensar en el daño que eso podría causarte a ti, lo siento.

–No te disculpes, tú mismo lo dijiste, estás desesperado y cuando llegamos al punto de desesperación se hacen cosas sin pensar, en realidad me alegro que hayas venido a hablar conmigo antes de hacer alguna otra cosa, te conozco y no eres el mejor ideando planes complicados.

Jimin infló sus mejillas ofendido y Suga suavizó su sonrisa por ello, sintiendo como el agarre en su mano se debilitaba pero aun así no desaparecía.

–No eres agradable hyung, aun no entiendo por qué JungKook se fijó en ti, yo soy mucho más encantador que tú.

–Yah, ¿acaso estás bromeando? Mi encanto sobrepasa al tuyo por mucho
Jimin –eleva su barbilla de forma arrogante–, deberías de aprender de mí, quizás entonces podrías ser tan encantador.

Suga estaba bromeando, eso era obvio pero aun así Jimin escuchó un sonido parecido a una campana en su cabeza anunciándole una idea, una idea que tiempo atrás había pensado pero desechado porque no tenía la ayuda necesaria, pero ahora… ahora tenía a Suga, el rapero podría ayudarlo, ¿no?

–YoonGi hyung enséñame –pide con firmeza en su voz viendo como el rapero arquea una ceja interrogante–, enséñame a ser como tú, enséñame a ser el tipo de persona que le gusta a JungKook.

Ahí estaba la razón por la que Suga decía que Jimin no era bueno con los planes, porque estos carecían de sentido y realismo, hizo esfuerzos enormes para no reír pero no pudo reprimir esa sonrisa burlona que rompió sus labios.

–Jimin no…

–No es broma hyung –lo corta mirándolo con seguridad–, quiero que me enseñes a ser como tú.

–Jimin eso no es algo que se pueda enseñar y aunque así fuera para nosotros es imposible, somos muy diferentes, comenzando por… –levanta las manos aun unidas–. Mira nuestra piel, ni siquiera la mejor BBCream podrá hacer que tengas una piel tan pálida como la mía.

Ahora el que sonrió de forma burlona fue el menor haciendo al rapero fruncir su ceño confundido.

–¿Qué es tan gracioso?

–Tú hyung –sonríe entretenido–, por supuesto que sé que nunca seremos igual físicamente, no es a eso a lo que me refiero al querer parecerme a ti, a JungKook no le interesa tu físico, es más, físicamente yo me acercó más a su tipo ideal que tú.

–¿Y eso?

–Bueno, entre unas tantas conversaciones le pedí que hiciera un ranking de su tipo ideal dentro del grupo, sólo tomando en cuenta el físico y pues yo estuve en el tercer lugar, SeokJin hyung y Tae me ganaron sólo por su altura mientras que tú… –amplía un poco más su sonrisa–. Tú estabas en quinto lugar.

–¡¿Qué?! ¡¿Quinto lugar?!

El rostro de Suga casi se desfiguró por la sorpresa y ahora quien tuvo que hacer esfuerzos sobre humanos para no reír a carcajadas fue Jimin, aunque nadie le quitaba esa sonrisita divertida del rostro.

–¿Qué demonios está pensando ese mocoso? ¡¿Y así se atreve a declarárseme?! Maldito chiquillo, ni que él fuera tan atractivo, ¡ni siquiera lo es! Él es… espera, ¿q-quinto lugar…? –Deja de quejarse para mirar con expresión de pánico al menor–. Por favor dime que HoSeok no está antes de mí…

Jimin cubrió su boca ahogando una carcajada y asintió con rapidez viendo como las mejillas del rapero se encendían no sabe si por vergüenza o rabia.

–N-NamJoon hyung es el sexto… –habló entre risas.

–Maldito mocoso engreído, me las pagará, que venga a pedirme algo, lo mandaré al infierno.

Suga siguió gruñendo insultos en contra de su maknae mientras Jimin controlaba su risa, hasta que el vocalista pudo recuperarse y entonces carraspeó llamando la atención del otro que ahora planeaba una tortura para el peli-negro.

–De todas maneras, ¿me enseñarás hyung?

–¿Y qué quieres exactamente que te enseñe? –Arquea una ceja manteniendo su expresión molesta.

–Pues a ser como tú, omitiendo la parte de gruñón y mal genio claro está.

–¿Esa es tu manera de pedirme favores? ¿Insultándome? Eres igual de insolente que ese mocoso –gruñe cruzándose de brazos.

–Por favor YoonGi hyung, de verdad quiero que me enseñes –vuelve a sujetar una de las manos del rapero–, prometo ser buen aprendiz, seguiré todas tus indicaciones y no te molestaré, no seré una carga, lo prometo.
–Jimin, no se trata de ser una carga o no, no se puede enseñar algo como eso, es imposible, mejor déjalo por la paz, debe haber otra forma de que él se fije en ti, no inventes planes irracionales.

–Pero… pero ya no sé qué hacer hyung… –suspira bajando la mirada–. Juro que he hecho de todo, trato de acercarme a él, lo cuido, tengo detalles, he sido bueno con él y hasta he intentado ser malo pero lo único que está en su mente eres tú, no tiene ojos para nadie más… si no está hablando de tu habilidad en el rap, está alabando tu inteligencia o tu capacidad de componer, adora tu música y te admira como artista, por alguna razón ama tu forma de ser y siempre dice que eres una persona sorprendente, por eso quiero aprender a ser como tú, quiero que también me note, que me admire, que me quiera como te quiere a ti…

–Bueno… eso es diferente, entonces creo que sí puedo ayudarte.

El menor alzó la mirada ante esas palabras, viendo como el rapero mantenía una expresión sería pero ya no parecía molesto.

–¿E-En serio?

–Sí –asiente sonriendo levemente por la expresión del menor–, según lo que me dices más que por mi personalidad JungKook me admira como artista y eso si te lo puedo enseñar, puedo enseñarte todo lo que se sobre rap como también puedo enseñarte a componer y escribir canciones, no estoy del todo seguro que sirva para algo pero si de verdad quieres intentarlo yo no tengo problema con hacerlo.

–¿De verdad hyung? ¿Harías eso por mí? –Sujeta ahora con ambas manos la contraria mirando con ojos brillantes al que asiente en silencio, pero entonces frunce su ceño mirando de forma sospechosa al rapero–. ¿Por qué? ¿Qué trampa hay?

–¿En serio Jimin? ¿Te ofrezco mi ayuda y piensas que hay alguna doble intención con eso? –También frunce su ceño.

–Debes de admitir que es sospechoso hyung, yo ya te he pedido que me enseñes a componer y te has negado diciendo “no tengo tiempo de enseñarles a mocosos escandalosos” –eso último lo dice tratando de imitar la voz del rapero recibiendo en respuesta un golpe en su cabeza–. Ay~ no seas malo~

–Eso te ganas por insolente y por supuesto que me niego si tú y los otros dos mocosos se concentran por cinco minutos y luego hacen lo que quieren, no voy a perder mi tiempo en personas que no quieren aprender.

–¿Entonces por qué ahora si quieres enseñarme?

–Porque ahora es por algo importante –dictamina viendo como el menor deja de acariciar en donde lo había golpeado–. No tenía idea de que estabas enamorado de JungKook, si lo hubiera sabido antes hubiera intentado hacer algo cuando noté que él estaba interesado en mí, de verdad quiero ayudarte con esto siempre y cuando tú te comprometas Jimin.

–Me comprometo hyung –responde decidido–, de verdad, te prometo no ser una carga y seguir todas tus órdenes, quiero aprender a ser el tipo de persona que le gusta a JungKook.

–Entonces eso haremos.

Continuará...

Notas finales:

Este primer capítulo lo llamé prólogo ya que es mucho más corto que los siguientes, lo aclaro por si acaso.
Espero que les haya gustado lo que leyeron, mi deseo para este fic es que no sea de larga duración, aún así espero que les guste y lo apoyen, como siempre agradeceré el simple hecho de que se tomen el tiempo de leer, eso ya significa mucho para mí.

¡¡Nos leemos!! ^^

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: