Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Moonlight por MadeInJapan

[Reviews - 6]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Yu Gi OH no es miooo

 

Notas del capitulo:

Nota Puede que observen un OoC en Kaiba, sin embargo TIENE UNA EXPLICACIÓN A MEDIDA QUE LEAN EL CAPÍTULO. ES UN UNIVERSO ALTERNO.

ADVERTENCIA: YAOI. HOMOSEXUAL. HOMOFOBICOS, ABSTENERSE. TEMA TRAVESTI.

Te besé

Te amé

Me desilusionaste

Me asqueaste

Amé tu dorado cabello largo que competía al sol

Amé tu cuerpo

Amé tu alma

Odié tu verdad

Me doy asco

Me das asco,

Odié tu mentira

Me confundiste,

Ayer te amé bajo el nombre de ella,

Hoy te odio bajo el nombre de él

Dulce y amarga confusión.

 

Cuando la vida da vueltas, da grandes vueltas.

Dicen que todos los trabajos son dignos, el de cierto joven de largos y rubios cabellos, era más bien alguna habilidad innata que adquirió gracias a sus genes, o quizás gracias a la gloria de Dios. Se podría decir que era difícil distinguir si era hombre o mujer, andrógino y diferente. Motivo de burlas y de envidia entre las mujeres, aunque él se sentía más a gusto con su sexo biológico hombre y ganaba dinero como una bella mujer. No, no, no era prostituto. Ganaba dinero como un bello anfitrión bajo el nombre de Rose, era su nombre de fantasía.  Joey era muy reservado en su vida laboral y privada, por lo tanto este trabajo era su secreto mejor guardado que le permitía vivir dignamente, aunque con bastante sacrificio…

– Adelante –haciendo gesto para que “la” siguieran grandes empresarios dichosos de observar a “Rose” quien con encanto natural caminaba perniciosamente moviendo sus caderas al compás de sus tacones mientras los conducía a unos de los salones más exclusivos de Domino City donde se realizaban los desfiles sensuales de bellas mujeres más elite de la ciudad, el lugar donde lo más vip del país se reunían bajo espectáculos privados a empresarios, famosos y farándula que ni siquiera la prensa podía acceder. Entre los empresarios, quien miraba indiferente, pero bastante llamativo y conocido se encontraba Seto Kaiba, un joven Ceo, dueño y director ejecutivo de Kaiba Corporación, una empresa de juegos tecnológicos, virtuales, parques de diversión  temáticos en todo el mundo, también conocido como el “diablo genio de ojos azules” en todo el mundo debido a su carácter frío y gran temperamento. Era una novedad que estuviera en un lugar como aquel debido a su carácter estoico y distante; a pesar de, hoy era la excepción gracias a un negocio con Maximillion Pegasus, un empresario como él y dueño de Ilusiones industriales, empresa similar a KC con la diferencia que no creaba juegos virtuales, foco de interés y mutuo acuerdo entre ambos empresarios llegaron asociarse en ciertos negocios y hoy era el  tema “social” para cerrar el negocio. El de cabellos castaños jamás entendió la “necesidad” de cerrar negocios en antros o fiestas, para él era más sencillo y formal en las dependencias de KC los términos del contrato, pero ante la insistencia desagradable de Pegasus accedió a regañadientes.

- ¿Te agrada el sitio, mi queridísimo Seto? – odiaba el aludido que lo llamara por su nombre y sabía que ahora su nuevo “socio” siempre tenía esa retorcida forma de ser, sin embargo, negocios son negocios.

-Hm

Haciendo caso omiso el de cabello platinado continuó con su diversión

- ¿Observaste a Rose? – mirando hacía la bella chica de cabello rubio

- ¿Rose?

-Nuestra anfitriona. Es bellísima, a veces acudo a este sitio sólo para verla, me conformo.

El moreno al principio no había puesto atención a “Rose” hastiado y obligado a tener que acudir a estos sitios, pero en el momento en que Pegasus le habló de ella, instintivamente sus azules ojos se dirigieron “a la anfitriona” una bella mujer de cabello largo y rubio con un bello vestido  rojo hasta las rodillas, un cuerpo diminuto, pero contorneado, unos ojos de color miel. Finos rasgos que la hacían más bella. El Ceo había visto muchas mujeres rubias, pero jamás como la que observaba en estos momentos. Trató de disimular ante Pegasus, pero su ser no pudo negar que estaba observando una belleza exótica que ni las grandes mujeres famosas podían rivalizar.

– ¿Te gustó? – preguntó con cierta picardía. No obstante El joven director de KC desvió la mirada, Pegasus continuó: – Es bella, “Rose” es de esas mujeres que suspiras, pero es difícil acceder a ella. Una vez quise invitarla a una cita y se negó rotundamente, incluso le intenté regalar un fino collar de diamantes, me lo devolvió. Otra mujer lo aceptaría, son diamantes. Es dura, pero bellísima. Así que sólo me conformo con mirarla de lejos. – se encogió de hombros.

Kaiba se limitó a mirarla disimuladamente mientras eran guiados por ella.

- Pueden disfrutar de un gran coctel con bella música. Estaré aquí para ayudarles – Terminó “Rose”  inclinándose cortésmente ante los socios e invitados, una vez ya ingresando todo el grupo a un enorme salón de eventos con todo lo adecuado para la fiesta: música en vivo, mozos y elegantes mesas, entre otros.  Joey cuando terminó su trabajo se alejó del grupo para su descanso, iba ser una noche larga, cansado en parte, ya que su apariencia le jugaba mucho en contra y trabajando como mujer, le era todo más complicado. Sólo su jefe sabía de su verdadera identidad. Antes de abandonar al grupo echó un vistazo a Pegasus, el cliente habitual e insistente en invitarlo a una cita – se reía para sus adentros- si descubriera que todos sus intentos de coqueteo y acercamiento fue todo este tiempo con un hombre, se le caería su cara del shock. Sin evitarlo divisó a un joven junto con el de cabello platinado, era raro ver a un hombre joven y muy alto, pero no pudo evitar encontrarlo muy atractivo, y sobre todo, esos intensos ojos azules. Quizás, su apariencia andrógina era coincidencia, su opción sexual también. Homosexual, Gay como quieran llamarlo. Aunque nunca estuvo con alguien, observar a ese muchacho quizás de la misma edad, lo alegró un poco, siempre en su trabajo viendo hombres mayores, le dio cierto gusto, y para sus adentros, observarlo en su belleza elegante, pero ensimismado mirándolo de forma atrevida giró su rostro asustado en el momento en que el de ojos azules posó su vista sobre “ella”, pero los latidos de su corazón aumentaron al percatarse que ese muchacho que observaba asombrado se acercaba en su dirección. Miró ambos lados haciéndose el tonto, pero no podía actuar así, estaba como mujer. Torpemente cruzó sus brazos a la espalda tratando de mantener su conducta como “anfitriona”

– ¿Eres la señorita Rose, verdad? – Seto Kaiba no entendía como sus pies se dirigieron hacia la chica, pero lo hizo. En el momento en que la vio su NO lógica venció a su razón y no pudo evitar algo que jamás hacia: dirigirse y abordar a una mujer. Cuando sus pasos se movieron escuchó la voz burlona de Pegasus “No me digas que también harás lo mismo, abordarla. Sueña, mi queridísimo Kaiba” el Ceo sin hacerle tanto caso y asumiendo que el de cabellos platinado se alejaba de él, sus pasos avanzaron con más firmeza, quizás en el fondo ganarle a su idiota socio, pero también estaba en cierto trance que no podía explicar.

– Sí… – respondió Joey dubitativo tratando de ser más femenino en su respuesta, pero al mismo tiempo hipnotizado ante el otro muchacho que lo miraba intensamente.

– ¿Me puedes dar el teléfono del director ejecutivo de este recinto? Es sólo por negocios – Seto Kaiba no tenía más excusas que inventar. Sólo quería hablarle y comprobar ese encantamiento de aquella bella mujer. Necesitaba comprobar o experimentar. Recordó el día en que su pequeño y única familia, su hermano menor Mokuba Kaiba le pidió que saliera con chicas aunque sea para distraerse, encerrado todo el tiempo en el trabajo y su respuesta fue:

“Sólo invitaré a salir el día en que conozca una mujer que VERDADERAMENTE me llame la atención, para mi es una pérdida de tiempo salir con mujeres interesadas por mi dinero, las huelo Mokuba son todos BUITRES” veía como el pequeño ponía los ojos en blanco y algo derrotado, pero esta vez…era la ocasión. Era “ELLA”

– Comprendo ¿Señor…?

– Kaiba, Seto Kaiba

–¿Kaiba? – se preguntó a si mismo recordando que había escuchado ese apellido muchas veces, pero su mente de distraído le jugó mala pasada esta vez. – Señor Kaiba, deme un minuto, lo llamaré si se encuentra en el recinto para concertarle una reunión ahora

– No es urgente – respondió quitándole importancia al asunto el Ceo, buscando medidas disimuladas para alargar la conversación, algo muy complejo para un hombre con cero habilidad social.

– Entiendo – le sonrió.

– ¿Trabaja usted todos los días? – Para el Ceo hablarle y seducir a una mujer no era el mejor de sus materias. Cualquiera podría decir que tenía todas las mujeres a sus pies y que disfrutaba de relaciones esporádicas, pero para el brunet no era así, un chico solitario y trabajador debido a su oscuro pasado, pero su instinto le decía que continuara, muy a sus dificultades y nulas habilidades sociales. En el fondo recordó cómo le hablaba a sus empleados, y se sintió un imbécil. Pero él era el Ceo y obtenía lo que quería. Y muy en el fondo, deseaba ganarle esta partida a Pegasus quien nunca logró un “sí” en una cita de parte de esta bella mujer.

– Sólo los días lunes, miércoles y sábados ¿por qué?

¿Por qué? Era la pregunta…

– Porque simplemente quería saber los días que trabajas para verte más seguido, te encontré muy linda.

Linda, una palabra tan simple. Era bellísima.

Un leve sonrojo por parte de Joey que no pudo ocultar esquivando su mirada. Apretó sus puños de paso arrugando la tela del vestido. Se sentía un tonto fingiendo ser mujer todo el tiempo. Estaba halagado, y a la vez, deseaba con todas sus fuerzas decirle que parara NO era mujer. Sin embargo, ese hombre era hermoso y diferente al resto de los que había conocido, pero para su mala suerte siempre fue cortejado como mujer y él era hombre y gay. Era engañarse a si mismo y al resto.  Sujetos heterosexuales encantados con su apariencia…

Heterosexuales

El sujeto que le hablaba era heterosexual. Tenía todas las características. Suspiró iba decirle que se detuviera, tal como le advirtió a Pegasus y a muchos más hasta que… un giro inesperado cambió todo.

– Necesito decirte que eres la mujer más hermosa que he conocido y aunque nunca aceptes salir conmigo quiero que sepas que cualquier cosa puedes contar conmigo.

El joven empresario se acercó torpemente hasta su oído provocándole cosquillas, luego suave y atrevidamente tomó sus delgadas manos para dejarle una tarjeta de presentación y se alejó rápidamente para unirse al grupo de empresarios donde originalmente había estado dejando a Joey sin aire de la impresión tardó minutos hasta que reaccionó y luego vio la tarjeta

Seto Kaiba

Ceo de Kaiba Corporación

Número: 045-34789458

El rubio supuso que era sólo el número de la central de su oficina, se enojó un poco al pensar que era de esos hombres presumidos dejándole su tarjeta, sin embargo al ver el reverso de la tarjeta quedó sin aliento.

“Este es mi número privado, personal sólo quiero que sepas que si quieres verme y conocernos llámame y te veré de inmediato, Rose.

SK”

Junto con el verdadero número directo.

“Presumido” pensó pero… quedó extrañado. Recordó el cosquilleo que le provocó a pocos milímetros su boca en su oreja. Se sonrojó.

Asumió y se juró que NUNCA lo haría, nunca lo contactaría... Pero a veces las circunstancias de la vida daban vueltas y jamás pensó que sería tan pronto.

 

Continuará.

Notas finales:

Sí, tengo el fics Arcanos en proceso, pero saben? Con el tema trans en boca ya sea en mi país y a nivel latinoamericano me inspiré en este fanfics. Sin embargo sólo aclaro que Joey es travesti NO por gusto, lo hace solo por su ventaja andrógina (sexo ambiguo que parece mujer, pero no lo es… debido a sus rasgos finos de nacimiento) que parece mujer y a nivel laboral le ha ido mejor así, pero él se siente a gusto como chico, su sexo biológico y también es Gay. Kaiba es hetero… ustedes que pueden pensar en este fics? Muchas cosas impredecibles como la vida misma. Kaiba puede parecer en este capítulo OoC (fuera de su habitual carácter) por obvias razones: no conoce a Joey, la conoce como “Rose” una mujer, por lo tanto, su interacción es diferente, le gusta por lo tanto va actuar como un Seto Kaiba intentando conocer a una chica que le llama la atención y nunca se había interesado por alguien antes, sólo por su hermano como familia, pero en el fondo sigue su esencia como Kaiba Seto en todo momento.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: