Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Me enamore de mi hermanastro por princessSelena

[Reviews - 7]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

¿conocen al sonadow? sonicxshadow , OK NADIE T-T

Las sombras poco a poco entraban al cuarto dando la impresión de que era tarde, casi por anochecer. Todo estaba oscuro pero al menos se podía notar como esa cama estaba llena de libros regados encima de ella, libros que en su interior tenían los versos más hermosos según Vegeta. Pero realmente no era el anochecer lo que provocaba esas inmensas sombras como si del inframundo se tratase, a él le encantaba ese clima, frio y pasivo, y por supuesto muy oscuro. El jalaba del cortinero  y ponía papelotes si es que era necesario para que la cálida luz del día no se topase o abarcara un solo centímetro en su cuarto, no quería ni imaginarlo, cerraba sus puertas y se aseguraba de que todo, absolutamente todo este a oscuras, se echaba en su cómoda cama, leyendo y leyendo libro tras libro.

Se escuchaban gritos en el cuarto de abajo, que estaba bajo a sus pies, era algo tan normal como cepillarse los dientes diariamente para Vegeta este tipo de discusiones. Su madre y al sujeto que no prefería llamar “padre” siempre discutían sobre algo, problemas económicos, problemas en el amor o simplemente por la culpa del adolescente de 16 años Vegeta. Era tan normal verlos pelear, pero normalmente el sujeto pegaba sin compasiencia a la indefensa madre de Vegeta. El trataba de no escucharlos y sin si siquiera prestarle atención, ya no quería sufrir y ver a su pobre madre.

-Basta ya, estoy harta de que siempre me lastimes, siempre te la pasas con tus amantes hasta la hora que se te da la gana , paras tomando y nunca le tomas interés a tu hijo, te complazco en tus caprichos y además te ofrecí mi juventud, pero siempre me lo pagas de la misma manera, con tus golpes y gritos, ¿te diste cuenta que nuestro hijo se ha traumado? Ya no es el mismo, no es normal, se la pasa encerrado en su cuarto, no come, él se basta con agua, y ni siquiera quiere salir de ahí, el odia la vida se la para pensando que la causa de nuestras peleas es el, y trato de consolarlo pero no puedo. He tratado de que nuestra situación mejore, pero solo empeora y realmente lo he estado pensando muy bien, me la he pasado en las noches pensando que lo mejor será que te vallas de acá.

-Pero que dices mujer! Esta es mi casa, bien los dos se podrían ir muy lejos de acá, no es mi culpa que tu hijo haya salido medio rarito, eso es tu responsabilidad, por algo eres su madre

-Por favor, solo déjanos la casa, puedes llevarte todo lo quieras pero deja que nos quedemos, no te pediré una pensión, yo me las arreglare trabajando.

-Muy bien mujer, tu ganas, pero ya no quiero volver a saber nada de los dos ¿oíste? Tu y yo nunca nos conocimos, ahora voy a dejar esta lugar maldito que solo trae más maldiciones.

-Gracias…..

-Vegeta, cariño tengo algo importante que decirte-

-No quiero salir, lo mas probable es que ese tipo vuelva a pegarme-

Su padre venia borracho a la casa siempre, y le pedía a Vegeta hacerle una comida o bien que vuelva a limpiar la casa completamente, que ya estaba limpia, su intención era hacerlo cansar o hacerlo quedar mal, y a pesar de que el adolescente cumplía sus caprichos este lo pegaba sin compasión, su madre no podía hacer ya que los dos serían los golpeados, el trauma estaba marcado.

-No hijito, tranquilo tu padre…..- al momento de decir la noticia, una sonrisa complaciente apareció en su rostro, después de tanto tiempo de tristeza, pero fue interrumpida.

-Ese no es mi padre, y nunca lo fue, tu muy bien lo sabes mama-

-Claro, pero te iba a decir que el ya se fue, no volverá a lastimarnos mas- su tono era tan alegre como cuando ganas una partida de ajedrez y al decir “jaque mate”

Los negros ojos de Vegeta, se empezaron a inundar, estaba mirando a la nada, su corazón palpitaba mas rápido, era una alegría neutra sin ser expresada .Dudo de su felicidad, es malo agradecer al cielo que una persona no esta y se va de tu vida, el lo sabia, pero su rostro con lágrimas que morían en sus labios era como el de un niño indefenso huérfano, se dirigio hacia la puerta, la abrió y se miró fijamente con su bella madre, los dos compartían la misma expresión, la misma alegría, por el mismo motivo, estaban conectados y se dieron un fraternal abrazo, nunca antes se sentían tan felices, tuvieron que pasar años para que este momento se diera, las lagrimas de Vegeta caían en el suéter que su madre llevaba puesto, estaba viejo y habían huecos.

-Trabajare y te comprare ropa mama- su voz corrompida, sentía un nudo en su garganta y se ahogaba con sus propias lagrimas

-No hijo, de eso me encargo yo, tu ocúpate en los estudios que de esa manera obtendrás un puesto decente y conseguirás más plata de lo que crees.

Sus vidas mejoraron pero no tanto como lo esperaban ellos, si bien vivían maltratados al menos eran mantenidos por el sujeto, tenían ropa, comida y ciertas comodidades mas. Pero ahora la madre tuvo que trabajar doble para mantenerlos a los dos, al menos había logrado que su hijo dejara la manía de estar siempre a oscuras por las mañanas, Vegeta estaba desilusionado, no tenia interés por los estudios y sentía que su vida no tenía sentido, su madre se esforzaba sin embargo el no; el sujeto no dio rastro alguno de el , lo más probable es que se haya conseguido una mujer a la cual la abandonó por otra.

No fue hasta un día en que tocaron la puerta, sonaron golpes suaves suficientes para no incomodar a los hogareños, la madre abrió lentamente y se topó con un joven con un peinado no tan peculiar. Lo que este adolescente le conto la dejo indignada y sorprendida, se dieron un abrazo y los dos lloraron, por el mismo motivo, al parecer el adolescente logro su cometido.

-Vegeta, ven baja es alguien al que tienes que conocer- su grito estaba un poco entrecortado por las lagrimas antes derramadas

El bajo lentamente las escaleras, pues acababa de despertarse, pero al ver a aquel otro adolescente bajo con un poco mas de velocidad, no se esperaba lo que pasaría.

-Vegeta, tienes que entender esta  situación no lo tienes que tomar a mal, pero tienes que superarlo, y bueno el es Goku, tu medio hermano-la madre estaba esperando lo peor, sabia que la reacción de su hijo no sería la mejor, su expresión se tornó de amargura.

-Hola soy Goku, sé que es difícil para ti pero también lo es para mí sufrí casi como tú lo hiciste- le estrecho la mano en señal de paz.

Pero Vegeta la rechazó, su reacción fue muy notoria, estaba indignado, desecho como si volviera a sentir los golpes de su padre en su espalda,  no quería nada que este relacionado con el sujeto y un hijo no sería la excepción, empezó a contener toda su furia y cerraba fuertemente sus labios.

-Tu no eres nada mio, ese sujeto no fue mi padre y eso hace que tampoco seas mi hermano, no tienes idea del maldito infierno que he vivido, a menos que ese tipo haya vivido también contigo, me hubiera gustado tener tu suerte, pero como ves nunca la tuve. Así que lo mejor será que te vayas yendo.

Goku estaba perplejo, no seria fácil la convivencia con el, tenia un mejor prospecto de su “hermano” pero no era asi, bajo la mano y miro a la señora, que estaba viendo la escena llorando.

-Vegeta te vas a tener que acostumbrar, el me pidió de rodillas que lo dejare quedarse acá pues no tiene hogar y su madre falleció, al igual que yo ella también sufrió de los maltratos de tu padre….

-¿Pero no ves mama? El tiene 16 años al igual que yo, y puede mantenerse solo…..

-POR FAVOR VEGETA, tu tampoco has conseguido algo bueno en tu vida, te dije que sacaría de donde sea la plata para el examen de universidad, y sin embargo aun no te he visto agarrar un libro, asi que déjame terminar………Como te decía este joven se quedara en la casa, el trabajara para mantenerse aca, lo suficiente como para pagar la luz y el agua, nos ajustaremos, este muchacho merece nuestro apoyo, el no tiene la culpa de haber venido al mundo.

Vegeta se fue llorando a su cuarto, pero antes dio un grito feroz y ardido, ni su propia madre lo estaba ayudando en esta situación tan difícil.

-No quería causar problemas señora, realmente lo lamento pero el tiempo lo cura todo, trabajare duro para mantenerme en esta casa, usted ya sabrá juzgar-

-Tranquilo muchacho, después de todo eres el hermano de mi Vegeta, el necesita compañía y tu mejor que nadie podrías dársela, estoy segura de que se llevaran muy bien.

-No pierda cuidado, realmente me sentiré en casa….

-

-

-

*flashback*

?: Eres un vago, no me ayudas en nada te la pasas trayendo a tus chicas y amigotes, tomando y bebiendo abajo en la sala, ¿crees que no sé ,qué te la paras teniendo sexo con tus novias en tu cuarto?, y en mi propia presencia, me la paso oyendo todos los gemidos de esas perras que vienen acá en mi casa y tu aprovechándote de mi enfermedad, eres un mujeriego al igual que tu padre, sabia que la vida de algún modo me iba a cobrar todos los males que le hice a otra gente. Mírate nada mas no vas ni a trabajar, solo nos mantenemos con la herencia de tu abuelo, que por cierto se está acabando, con lo que te la pasas comprando trago y drogas.

-Ya basta mamá, me haces sentir mal, pues no es mi problema que yo sea tan irresistible

?: ¿ y de que te sirve tener bonita cara cuando no sabes nada de la vida?, bueno cualquier día moriré, y tu no creo que puedas mantenerte solo, las deudas te comerán, lo mejor será que vayas a esta dirección.

-¿Y que es esto?-

-Tu futuro hogar, aquí vive la esposa de tu padre y su hijo, lo más probable es que la señora te acoja en su casa, tu ve la oportunidad de verla una vez, y me pareció que era buena gente. Trata de parecer el ejemplo de to hombre y dile que te mantendrás tu solo, así pensara que eres lo ideal y buen hermano para su hijo.

-Esta bien, gracias mama , te agradezco que a pesar de  todo me sigas ayudando.

-Después de todo eres mi hijo-

Su hijo se fue a una “reunión de chicos”, y ella lo miraba muy decepcionada

-¿Cuándo cambiaras Goku? Mi hijo queridO

Notas finales:

r

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: