Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

I Love the man I Hate por Kiiyomi

[Reviews - 15]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:


By: Me :3

Notas del capitulo:

Hola Girls, aki yo de nuevo con un fic nuevo. Este es el más largo que tengo junto con el HanWook, como el TaeKey está llegando a su fin he decidido traer este fic... es bastante lento en cuando a romance but... vale la pena ver como el amor florece poco a poco y los sentimientos se pueden confundir con otros. Espero les guste este OnKey :3

POV JinKi

Esa era una mañana como muchas otras: me había levantado y tropezado de camino al baño, en el desayuno había manchado mi remera y mientras me cambiaba había vuelto a tropezar a causa de mi perro. Me hubiese quejado de mi vida si no fuese por el simple hecho de que estaba acostumbrado a terminar con algun que otro moretón en la espalda... todos los santos días.

-Buenos días - me saludó mi compañero de banco una vez que logré entrar por la puerta del salón vivo y a salvo.

Me senté en mi asiento mientras acaparaba la mirada de muchas y muchos de mi salón, eso nunca me gustó. Quizás era por el hecho de mi torpeza o como muchos otros le decían "Onew Condition". No importa cuanto tratase de ser gracioso o comportarme bien. De alguna forma u otra siempre terminaba ridiculizado enfrente de todos.

-Buenos días - saludé de regreso, sacando mi cuaderno para comenzar a garabatear en el sin prestarle atención a nadie a mi alrededor: solo al cuaderno y a las líneas que tenía. Muy entretenido a decir verdad sobretodo por como mi lápiz se movía por el.

Ok. Quizás solo deliraba, pero no se me ocurria que otra cosa hacer.

POV Key

Llegué, como todos los días, a la escuela con una sonrisa. Aunque estuviera cansado y agotado no debería mostrarlo, ayudar a mis padres en el restaurante es mi... vida, por así decirlo. De ahí vivimos. Pero mostrar a los demás como soy en realidad, nunca lo haría. Por más que estuviese enojado o molesto, simplemente tengo que sonreír.

Después de todo estaba en esta gran escuela, miré el gran edifcio escolar, de ricos. Como todos los días, recibí pequeñas miradas hacia mí. En poco tiempo de ser transferido, hace tres años, llegué a brillar.
Confesiones por aquí, confesiones por allá. Aquí, los alumnos piensan que puden comprar las cosas por dinero. Y eso.. es imposible. El dinero no compra amor, pero si.. otras cosas.

Subí las gradas de la escuela, caminando hacia mi nuevo salón. Un grado superior al que debía ir. Si, aparte de ser popular, aparentar ser rico, soy.. un genio. Podría decirse. La puerta estaba cerrada, los alumnos adentro. No entendía porque siempre la cerraban, llegué a la puerta.

— Buenos días —saludé casi gritando.

Captando la atención de mis -ahora- compañeros mayores. Sonreí y viendo que casi todo los lugares estaban llenos con sus mochilas apartandoles el asiento, encontré uno no muy lejos. Habían dos chicos sentados juntos, uno escribiendo y el otro mirando la ventana. Caminé hasta allí.

— Hola~! —saludé dejando mi mochila tirada -literalmente- sobre el asiento— Brillaré aquí también.

Me dije. Como todos los años, siempre sacaba la mejor nota escolar en mi grado. Aún siendo un año menor, sabía que sería popular en poco tiempo. Miré hacia el pizarrón, donde el grupo de chicos charlaba animadamente esperando la llegada el profesor. Les sonreí y rapidamente las chicas comentaron a susurrar.

Key ha llegado a este salón, todo poderoso conquistara sus corazones.
Una ves más pensaba sonriendo.

POV JinKi

Una voz estruendosa me sacó de mis pensamientos (o de mi dibujo de líneas sin sentido), dirigí mi vista a él, viendo como se acercaba a nuestros asientos como si fuese la única cosa del salón. ¿Una diva? Reí para mis adentros mientras giraba mi rostro hacia mi compañero que estaba ensimismado en su punto fijo favorito: la ventana.

— Hola~! —dijo mientras tiraba estruendosamente su mochila sobre su asiento— Brillaré aquí también.

-¿Brillar aquí? - le preguntó curioso mi compañero moviendo su vista hasta el nuevo - ¿Cómo planeas hacerlo?

- Facil. Hacer lo que he hecho en toda mi vida -sonríe amablemente- Sobresalir en las clases.

-Ha~ pero eso ya lo hace el - me señaló - Es muy bueno - le sonrió y yo me dediqué a mirar fijamente las líneas sobre el papel, ¿Porque debia alardear sobre mi?

- Para Kim Kibum no hay competencia -miró hacia aqui sonriendo, mirándome gentilmente- Ya lo verás. Seré el primero en clases.

-Espero me Superes - le dije sonriendole - A proposito Kibum, soy Jinki, gusto en conocerte - le tendí mi mano algo manchada de tinta.

- Mucho gusto Jinki -podía notar que nunca dejaba su sonrisa, desde que había llegado que la portaba puesta sobre sus labios ¿es que no se le cansaban los músculos de la cara?

Me di vuelta cuando noté que el profesor ya había llegado al salón para comenzar a dictar las clases. Guardé mi cuaderno y saqué el que le correspondía a matemáticas.

-Si necesitas ayuda pídeme - le dije con una sonrisa mostrando todos mis dientes.

-Hoy tenemos un alumno nuevo - dijo, llamándo a Kibum con una seña - El es Kim Kibum, un año menor que ustedes. Esta aquí por su alto coeficiente, asique por favor trátenlo como su igual.

Supongo que si iba a sobrepasarme, o al menos eso creía. Porque para ser un año menor y haber sido adelantado a este curso, realmente debía sobresalir mucho. Quizás mi puesto de mejor alumno comenzaba a flaquear pero... Vah, ¿ A quien le importaba ? Solo eran calificaciones. Números.

POV Key

¿Ayuda?
Jamás la necesitaba. Ni ahora, ni ayer, ni tampoco la necesitaré en el futuro.
Le miré sonriendole. Una sonrisa presente es lo que siempre tendría en mi rostro, sin importar como me agrede o disguste la gente.

El profesor comenzó a presentarme, me paré haciendole caso a sus señas -que era bastante malo en ellas- y luego comenzó a dar información de la cual me sentía muy orgulloso. Tantos años de esfuerzo dieron muchos frutos.

— Hola~ —saludé sonreindo y luego una venía. Después de todo el respeto tambien es importante, son mis hyung's— Espero que todos me traten como uno más de ustedes, pueden llamarme Key o KeyBum como les guste.

— Comenzaremos con las clases, Kibum puedes tomar asiento.

— Si.

Caminé hacia mi pupitre notando como los susurros comenzaban. Algo que le encantaban a mis oídos era escuchar mi nombre salir de los labios de los demás. Alzé mi mochila, tomé mis cuadernos y me dispuse a tomar apuntes.
El profesor comenzó a escribir números. Genial Matemáticas. Amo esta materia, de hecho las amo a todas.
El primer período transcurrió demasiado rápido para mí, entre caminar hacia el pizarrón, resolver el ejercicio, sorpernder a los demás alumnos y volver a mi pupitre. Era cansador. El receso finalmente llegó y con ello, salí del salón a caminar.

Puede que sea popular, amado y odiado entre mucha gente. Pero, no me importaba andar solo en el receso y la salida. Después de todo, no tenía amigos verdaderos.

— Key-shii —una voz detrás de mi me llamó.

Giré con mis manos en mi bolsillo para mirarle. Era Minho.
Un "amigo de la infancia". Es más, era mi vecino. Sabía de mi vida, que no era más que un niño corriente y no rico como los demás y aún asi me guardaba el secreto. Además de siempre hablarme y casi tenerlo pegado a mí.
Después de todo, solo era "mi amigo de la infancia" según mi familia, que lo conocía muy bien.

POV JinKi

Era más que asombrosa la capacidad que tenía para resolver aquellos problemas matemáticos. Cada vez que pasaba al frente me dejaba con la boca abierta y los números a medio escribir sobre mis cuadernos. Estaba feliz ¡Por primera vez iba a dejar de llamar tanto la atención!
Incluso, dejé de tomar apuntes para relajarme más, ya el profesor no me tomaba en cuenta.

-Hace un buen trabajo, ¿No? - le dije a mi compañero de banco en susurros.

-Wow... así te superará fácil, ¿No estas preocupado? - su tono de voz sonaba así: preocupado.

-En lo más mínimo, él quiere brillar, ¡entonces que brille! - luego apoyé mi cabeza en el pupitre y entré a dormitar.

El timbre del receso me despertó de manera dulce (¿Cómo podía ser? Ah ~ simplemente estaba feliz y todo me parecía dulce). Me levanté de mi asiento y salí del aula cargándo mi mochila al hombro ocn una sonrisa sobre mis labios. Al parecer mi amigo, TaeMin, no iba a acompañarme estavez puesto que no lo vi en la esquina donde siempre solíamos encontrarnos.

Asique pasé de largo directo a la cafetería, al lugar donde estaban las comidas. Tomé una bandeja y me serví algo de kimichi una gaseosa y omé los palillos posicionandolos al lado de mi plato. Nada muy cargado pero lo suficiente como para llenarme.

Me di vuelta y vi a TaeMin saludándome, ¿Cómo era posible que estuviese allí si no lo había visto antes en la esquina? Chasqeé mi lengua y me dirigí hacia donde estaba el, con paso apurado.

CRASH.

Estaba tan concentrado en ir hacia donde estaba TaeMin que no me di cuenta cuando Kibum se interpuso en mi paso. Tiré accidentalmente todo el contenido de la bandeja sobre él, y luego tropecé con mis propios pies y caí sobre él.

-Opps - comencé algo avergonzado y sonriente - Creo que mi comida oscureció al brillante ~

Nada divertido mi chiste, como siempre, aún así a el le pareció ser gracioso... ¿¡Estaba riendo?!

POV Key

— Vamos a la cafetería —le dije después de haber bajado las gradas.

Aunque pareciera serio y cortante con los demás, a mí me decía -por lo menos- cien palabras por segundo. Y como era de esperarse, me estaba contando de sus vacaciones.
Vacaciones de las que yo aproveché al no verlo en el restaurante ayudando a mi familia -siempre se ofrecía a hacerlo- pues se había ido de viaje a visitar a su familia.

Y ahí fue cuando me di cuenta. Le había prestado atención a lo que me decía. Debía estar demasiado aburrido para hacerlo.

— Claro —caminamos hacia el lugar que ya conocíamos.

Con Minho trás de mí, siguiendo el paso, giré en una esquina cuando miré que alguien me venía hacia mí. Y sin poder detenerse, a la velocidad que iba, chocó.

— Opps —dijo riendo.

Caí al suelo sentado, con todo la bandeja encima. La gaseosa y el kimchi adornaban mi uniforme, que por cierto me quedaba bien.

Y por si fuera poco, se enredó con sus pies cuando quiso ayudarme y cayó sobre mí. Ahora estaba echado, y aquel niño sonreía.

— Creo que mi comida oscureció al brillante~

No pude evitar reír, la gente miró la escena. Y MinHo se dispuso a tomarlo del brazo y levantarlo de mí.

Nada cómico debo decir, pero... lo gracioso era que al caerse sobre mí había quedado tambien ensuciado. Lee Jinki.... un niño torpe y con poco sentido de humor. ¿Como podía ser un hyung.. así?

— ¿Estás bien? —me preguntó MinHo luego de haberme parado aun con una sonrisa despues de reír. Asentí— Oye tú.. ten más cuidado, no ves que casi lo...

— Tranquilo —le dije.

Siempre lo mismo. El más alto que yo, se metía en mis asuntos o cualquier cosa que tuviese que ver conmigo. Algo por lo que trataba de alejarlo y aún se pegaba a mí. No me agradaba tener amigos. Y él para mí, no lo era.

— Eres gracioso... —le sonreí a JinKi y viendo que estaba sorpendido me retiré del lugar.

Por lo menos ahora, mi aburrimiento se había ido.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: