Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

MI REGALO

Autor: LILITH_HIWATARI

[Reviews - 4]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

ME ENCANTA ESAT PAREJITA Y PUES.... ES MI SEGUNDO FIC DE ELLOS... COMO REGALO PARA MI LINDO KAI..... JAJAJAJASE PUSO ROJO CUANDO SE LO DI KYAAAAAAAAAAAAA

Notas del capitulo:

MMMMMMM TE AMO KAI SI SOLO ESO

MI REGALO

 

Una lujosa limosina se estaciona frente aquella enorme mansión, de su interior desciende un apuesto joven, el cual es recibido por un sequito de sirvientes que lo saludan con gran emoción, hacia semanas que se encontraba de viaje y era una gran alegría tenerlo de vuelta. Mas con su acostumbrada frialdad, no estaba interesado absolutamente en nada de eso, la única persona que deseaba ver era a su preciado koi, mas este había salido de viaje antes que el, a su país natal, a china y desconocía su regreso.


Así, con toda esta melancolía abrió aquella puerta de madera finamente tallada, dando entrada a su habitación, un lugar que es estos momentos le parecía tétrico, oscuro, por un lado se encontraba su enorme librero totalmente ordenado, sin la mas mínima presencia de vida, cerca de el se hayaba su sillón favorito, un gran y reclinable sofá de piel color ébano, mientras que por el otro, el armario, aquel lugar lleno de prendas, las cuales aun se encontraban nuevas, debido a que no le gustaban, y para finalizar, su cama, una enorme cama, para una sola persona totalmente arreglada.


Aquella visión era mas bien desértica, carente de vida, ya que se había acostumbrado a un pequeño invasor, el cual siempre al abrir aquella puerta se encontraba ahí, desarreglando algún libro, jugando en su sofá, probándose la ropa de aquel gran armario, aun que la quedara enorme, saltando sobre la cama, pero lo que mas adoraba, era verlo dormir, como un ángel, junto a el.


Ese pequeño daba cierto aire a la habitación, llenándolo de vida con su luz y brillo, a lo opaco de sus parees. Se había acoplado completamente a ser recibido por quien mas amaba, mas ese día era diferente, todo se encontraba muerto, de pronto sus ojos visualizaron un pequeño detalle sobre una mesa, era una cajita envuelta en un listón de color rojo y papel azul , junto a una nota que decía:


“FELIZ CUMPLEAÑOS KAI, TE QUIERE RAY”
El simplemente sonrió un poco y aun mas al descubrir que dentro de la caja se encontraba un bley. A su mente regresaron los recuerdos de aquella conversación que tuvieron en las semanas pasadas.


- Dime kai ¿que vas a querer de regalo? – preguntaba un joven pelinegro por celular.


- No se… tal vez un dranzer nuevo – respondió sin mucha emoción. Debido a su ocupada agenda.


- Kai – dijo enojado – te estoy diciendo que puedes pedir lo que quieras y es lo mejor que se te ocurre… acaso no tienes imaginación


- Es que no quiero nada


- Ok, creo que Rusia te congelo el cerebro – termino molesto para colgar.


Kai no lo podía creer, su neko recordó lo que le había pedido y aunque el podía conseguir el mejor bley del mundo aquello le pareció el tesoro mas grande de todos.


- Gracias ray – pronuncio mas fue sorprendido por un abrazo repentino.


- De nada amor – dijo aquel bello ángel de ojos color miel – espera – continuo, al notar que su amor se daba vuelta para besarlo – tu regalo aun no termina.


Termino para tomar una venda y tapar sus delicados ojos color rubí, para guiarlo hasta el sillón donde tantas veces se quedaba dormido en sus brazos.
El ruso solamente pudo sentir como es que se sentaba sobre el delicadamente, desabrocho naba su camisa quitándosela, quiso entonces sentirlo con sus manos, mas fueron atrapados por el, quien quitándose la venda que cubría su cabellos aprisiono las manos de su indefenso fénix.


- Es hora del pastel – le susurro al oído, mientras besaba su mejilla, kai sintió como algo frio tocaba su pecho decorándolo. Ray había conseguido crear un pastel sobre su pecho, únicamente con crema batida, la cual comenzó a lamer lentamente, con pasión. – mmmm- gimió – sabe delicioso, lastima que no te gusten los dulces – termino. Mientras sus manos bajaban por su vientre hacia sus pantalones, donde encontró su miembro ya erecto y lo Liberio de su prisión. – tanto pastel me dio sed – decía masajeándolo lentamente – que tal si me das algo de leche – le susurro para comenzar a lamer su hombría con sensualidad y gran maestría, después de toda ya tenia mucha practica.


Durante unos minutos kai contuvo su voz, evitando que cualquier sonido emanara, pues le aprecia demasiado vergonzoso, hasta que no pudo más.



- Eh – gimió, mientras llenaba la boca de su amante, quien trago y trago, lo más que pudo de la leche de su amante, mas al no poder con todo, termino lamiendo sus dedos.


- Ah… aaahhhhhh… - gimió dulcemente – gomen ne kai – se disculpo – quería que durara mas pero estoy en mi limite – termino, antes de tomar su miembro y deslizarlo por su cuerpo dentro de el.


Fue entonces que libero las manos de su ruso y este lo tomo por las caderas, comenzando a moverlo lentamente, con un ritmo hipnótico.


- Aah… kai… mas – gemía mientras se aferraba a el, sin darse cuenta la venda que cubría aquella fría mirada cayo, kai al fin pudo notar a la bella ninfa que tenia sobre si.

Las mejillas de ray se encontraban ruborizadas y sus ojos con lagrimas, mas no eran de dolor sino de placer, por su cuello una traviesa gota de sudor lo recorría, llegando hasta su pecho que se encontraba ligeramente descubierto, teniendo únicamente una playera china roja con detalles negros pegada debido al sudor de su piel, formando también mechones de cabello cayendo graciosamente sobre sus hombros, llegando justamente al inicio de sus piernas dando una vista totalmente erótica.


Eso solamente estimulo mas a kai, que lo embestía con gran fiereza mientras ray solo pedía mas y mas aferrándose a el, gimiendo de placer.


- Feliz cumpleaños amor – le susurro al oído para terminar sobre el pecho de kai, quien solamente lo beso y lleno su interior con su esencia.


Terminando asi los dos exhaustos, kai acariciaba el sedoso cabello de ray y este daba pequeños besos en su pecho.


- Espera – dijo levantándose para traer consigo una botella de vino y dos copas – es hora del brindis.


- Te amo – le dijo el ruso mientras su chico servía la copa.


- Se supone que debes decir salud – luego tomando el vino – bebe – le pidió.


- Delicioso – decía kai, mientras dejaba caer por el cuello de su neko el frio líquido y lo lamia.


- Jajaja… kai, hace cosquillas – se reía y retorcía el, para después besarlo - ¿te gusto tu regalo? – pregunto finalmente.


- Claro, pero pienso disfrutarlo toda la noche – dijo atrayéndolo a su cuerpo mas y mas para besarlo y posteriormente llevarlo a la cama.


- Kyaaa- grito ray – kai eres un pervertido.


- Acaso no te gusta


- Bromeas – extendiendo los brazos – esa es una de las razones por las que me gustas.


- ¿y la otra?


- Tu dinero


- Mmmm – molesto


- Bromeo – luego besándolo – tus ojos color rubí – termino – hazme el amor kai, disfruta de tu regalo.

- Seguro, después ya no me detendré.


- Eso es lo que espero – término en tomo burlón, mientras lo abrazaba.


Sobra decir que esa noche no durmieron, había pasado ya mucho tiempo sin estar con el, así que tenían que recuperar el tiempo perdido, más para kai era el mejor cumpleaños que pudieran tener.


- Ahora espera el año que viene, tendré que superar esto – termino ray recostado sobre el pecho de kai, dibujando círculos en el.


- Lo esperare con ansias y como no tienes idea.


FIN

Notas finales:

ESPERO Y LES GUSTE.... ME ENCANTAE SAT PAREJA

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: