Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Amo tu dulce voz

Autor: Kuroyuki

[Reviews - 90]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Título: Amo tu dulce voz.

Parejas: CasxDean, CasxBalthazar, SamxGabriel, JohnxMary, LuciferxBalthazar.

Rating: K+

Capítulos: 44

Género: AU,Drama, Romance, Hurt/Confort, Angst.

Disclaimer: Los personajes de supernatural pertenecen a Eric Kripke.

Notas del fic: Las letras de las canciones con sus respectivas traducciones, fueron extraídas de internet y algunas traducciones de vídeos en Youtube, así que pueden haber algunos errores. Al final de cada capítulo colocaré como nota el nombre de la o las canciones que aparecieron. 

Este fic también está siendo publicado en "Archive of Our Own" bajo el pseudónimo de "aoibird6".

Capítulo 1

 

El rubio terminó de cantar y esperó que su amigo diera los últimos acordes de la guitarra antes de que el esporádico público que se reunió a su alrededor, dejara un par de billetes y monedas en la funda del instrumento. Agradecieron cortésmente el interés de las personas por detenerse a escucharlos y guardaron sus cosas para emprender el camino de regreso a casa.

 

-Juntamos bastante hoy- dijo el mayor con una sonrisa- Y todo gracias a tu linda vocecita.

-Benny- le pasó un brazo por los hombros- ¿Qué haría sin ti? Gracias por apoyarme en esto…- desvió la vista varios segundos.

-¿Cómo se encuentra tu mamá?- preguntó con preocupación.

-Papá la llevó hoy al hospital, se supone que tendrán los resultados de los exámenes que le hicieron y evaluarán si someterla a tratamiento o no- dijo con resignación- Aún no saben la fase en que se encuentra su cáncer… aunque el doctor cree que el pronóstico puede ser bueno y con el tratamiento, remitirá por completo.

-Espero que así sea, amigo- habló el mayor- Y sabes que cuentas con todo mi apoyo, Dean.

-Gracias, Benny- sonrió un poco y se detuvieron en una luz roja- No tienes idea de lo valioso que es para mí tu apoyo en estos momento… además de que este ingreso extra de dinero es estupendo, puedo ayudar con los gastos de la casa- la luz cambió a verde para los peatones y cruzaron.

-Lo sé, amigo y haré todo lo que pueda para apoyarte- ambos intercambiaron una sonrisa- Oye, espera- su amigo se detuvo frente a una tienda e indicó el afiche que estaba pegado en el cristal- Mira, Dean, las audiciones para el nuevo programa de talento musical será la semana que viene en nuestra ciudad- el rubio se inclinó a leer- Tengo entendido que filman en Kansas pero están haciendo audiciones por todo el país para buscar a los chicos más talentosos.

-Interesante, ahora vamos- iba a caminar pero lo detuvieron por el brazo.

-Tienes que entrar- el rubio abrió la boca en señal de sorpresa- Tu voz es sensacional y tienes carisma con las personas, los dos ingredientes para el éxito- afirmó entusiasmado- Las audiciones son los días 18, 19 y 20 en el anfiteatro que hay en el centro, eso está como a veinte minutos de tu casa en autobús.

-¡¿Estás loco?!- se liberó de su agarre para caminar y el mayor le sacó una fotografía al afiche antes de alcanzarlo- Sabes muy bien que mi padre detesta todo lo relacionado con la música, ¡Se enfadaría mucho si sabe que estoy cantando en las calles! Me matará si participo en ese programa- negó enfáticamente- Es una pésima idea.

-Pero mira- le enseñó la parte de la fotografía que agrandó en su celular- El primer lugar ganará treinta mil dólares.

-Benny… no, no voy a participar… ya tengo suficientes problemas con mi padre como para agregar otro más, especialmente ahora que mi mamá necesita estar tranquila y descansar… agradezco tus buenas intenciones pero no… démonos prisa, ya está oscureciendo.

 

Cuando llegaron al sector donde vivían, dejó a su amigo en la puerta de su casa y se despidió de él dándole un abrazo antes de ir corriendo hacia la suya. Ambos se conocían desde pequeños y rápidamente se hicieron muy buenos amigos, sin mencionar que Benny lo había apoyado en momentos muy difíciles de su vida, especialmente cuando le diagnosticaron el cáncer a su madre hace seis meses. Cuando entró, se extrañó que sus padres lo esperaran en la sala de estar junto a su hermano menor y fue a sentarse a su lado.

 

-¿Qué sucede? ¿Por qué tienen esas caras?- preguntó preocupado.

-Te estábamos esperando, Dean- dijo John muy serio- Tenemos algo muy importante que decirles, el doctor nos dio los resultados de los exámenes que se hizo su madre hace dos semanas.

-¿Está todo bien?-interrogó el castaño juntando sus manos con nerviosismo.

-No, Sam, el cáncer está avanzando pero aún no es tarde para que los doctores puedan tratarla, para ello debe someterse a un largo tratamiento, por eso necesitaremos que ambos coloquen de su parte para que podamos sobrellevar esto y va especialmente para ti, Dean, se acabaron tus salidas nocturnas y tu mal comportamiento en el instituto, lo que menos necesitamos en este momento son problemas- ordenó muy serio.

-Basta, John, no le digas eso- pidió la rubia sonriendo-No se coloquen tristes, chicos, voy a estar bien y saldremos adelante juntos, lo único que quiero es que no descuiden sus estudios por esto.

-¿Estarás bien?- el menor intentó contener sus lágrimas y Dean lo abrazó con fuerza.

-Claro que sí, enano, mamá es la mujer más fuerte del mundo y ya verás cómo esto quedará en un mal recuerdo, ¿Cierto?

-Así es- aseguró John- Vamos a salir adelante.

 

El rubio fue junto a su hermano para abrazar con fuerza a su madre y se quedaron los cuatro juntos por varias horas en la sala de estar, recordando viejas anécdotas. Cuando fueron a acostarse, acompañó al castaño hasta su habitación, en donde lo mantuvo abrazado mientras sentía los estremecimientos del cuerpo ajeno, entendiendo que lloraba.

 

-Mamá va a estar bien, enano, si se somete al tratamiento el cáncer remitirá y estará bien- aseguró acariciándole la espalda.

-¿Puedes prometerlo?- preguntó observándolo mientras lloraba- ¿Me prometes que mamá se pondrá bien?- suplicó sollozando.

-Sí, Sammy, te lo prometo, solo tienes que confiar en mí.

 

Ambos se acostaron juntos esa noche pero el rubio no fue capaz de dormir. Si era honesto, estaba algo preocupado, ya que tenía entendido que ese tipo de tratamiento era bastante costoso y su padre no sería capaz de cubrirlo con sus ingresos actuales. Por la mañana siguiente, confirmó sus sospechas de una manera inesperada. Se levantó antes de lo usual para arreglarse e ir al instituto pero en la cocina escuchó el grito de su padre y se acercó con cautela, manteniéndose oculto.

 

-Por favor, cálmate, John- pidió la voz de su madre.

-¡No nos pueden hacer esto! Sin ese préstamo…- gruñó muy frustrado.

-Cariño tranquilízate, de alguna forma conseguiremos el dinero pero no quiero que esto termine enfermándote a ti también.

-Mary… eres lo más importante en mi vida… ¿Cómo se supone que me quede tranquilo cuando esa puta enfermedad te consume y yo no puedo evitarlo?- escuchó un ruido y se asomó a espiar, viendo a sus padres abrazados- Te amo, Mary… ninguna maldita enfermedad te apartará de mi lado.

-John…

 

En ese momento comprendió que el dinero que ganaba su padre no sería suficiente para costear el tratamiento al cual debía someterse su madre y por lo que escuchó, el banco no le daría otro préstamo, sin mencionar que ya tenían una gran deuda por el mismo asunto. Durante el desayuno, estuvo inusualmente callado y terminó marchándose antes de tiempo al instituto.

 

-¡Dean!- se volteó en la esquina al escuchar la voz de su amigo- Hola… ¿Qué tienes?

 

Ambos tomaron el autobús en la siguiente cuadra y durante el viaje le contó lo sucedido ayer junto con la conversación que escuchó hace solo unos minutos. Por más que John se esforzara, no conseguiría el dinero, porque debía ser una suma muy cuantiosa para recurrir a un préstamo. Afirmó la cabeza en el hombro de su amigo antes de que una solitaria lágrima surcara su mejilla.

 

-¿Qué voy a hacer, Benny? No quiero que mi mamá se muera…- susurró muy triste- No quiero…

-Dios… ¿Seguro que no hay algo que tu padre pueda hacer? Recurrir a algún familiar, a otro banco- dijo con preocupación.

-No… ya sabes que la familia de mamá nunca estuvo de acuerdo que se casara con papá, después de eso no volvieron a aparecer…- hizo una pausa- Y por lo que entendí… el banco no les dará más dinero… y ya tenemos una deuda…

 

Si algo llegaba a sucederle a Mary, sabía que su familia jamás llegaría a superarlo, él nunca se sobrepondría a ese dolor pero ¿Qué podía hacer? No había ninguna forma posible en que reuniera mucho dinero sin terminar robándolo o haciendo algún fraude por internet. No había… una idea fugaz apareció en su cabeza y se incorporó rápidamente.

 

-¿Dean?- lo llamó su amigo preocupado.

-Tú teléfono, préstamelo- pidió ansioso y el mayor se lo entregó. Se apresuró en buscar en la galería de fotografías hasta que dio con su objetivo- Esto es lo que debo hacer, es la única forma de ayudar a mamá.

-¿Dean?

-Voy a entrar a ese programa de talento musical y ganaré esos treinta mil dólares- afirmó con seriedad- Con ese dinero podremos pagar el tratamiento de mamá.

“”””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

 

Castiel presionó uno de los botones de la máquina expendedora para sacar una bebida energizante. Tendrían una larga jornada por delante en Lawrence, su siguiente parada en las audiciones que realizaba el programa de talentos. El moreno tenía una prolífera carrera musical pero debido al estrés se tomó un tiempo lejos de los escenarios y cuando le ofrecieron ser uno de los jurados, aceptó sin dudar, quizás sería algo bueno y quien sabe, podía encontrar algo interesante entre las personas que presentaban a ese tipo de cosas.

 

-¡Cassie!- se giró al oír la voz y lo abrazaron por el cuello- Así que aquí te escondías, pillín.

-Solo vine por algo de beber, Balthy- esbozó una sonrisa cuando una mano se deslizó hasta su cintura- ¿Se te perdió algo bajo mi camisa?- preguntó dándose la vuelta.

-Oh sí, y pienso recuperarlo justo ahora- lo empujó a un lado de la máquina expendedora- ¿Sabes? Me alegré bastante cuando me enteré que serias otro de los jurados, tenerte por aquí será muy divertido, cuatro meses trabajando muy juntitos, no podría pedir algo mejor.

 

Había conocido a Balthazar hace años, casi en el inicio de su carrera musical y ambos congeniaron rápidamente, por lo cual solían hacer conciertos en conjuntos para sus fans. De hecho, se llevaban tan bien, que incluso sus cuerpos eran muy compatibles en la cama, aunque Castiel nunca ha experimentado eso que las personas llaman “amor”, aún cuando su amigo le declaró abiertamente el verdadero interés que tenía en él, terminó rechazándolo y solían acostarse de vez en cuando. Detuvo la mano que se acercaba peligrosamente a su entrepierna y esbozó una sonrisa.

 

-No seas un pervertido, las audiciones comienzan en cinco minutos, así que vamos- ordenó.

-Está bien, cuando comienzas en plan mandón, nada se puede hacer- se quejó haciendo un puchero- ¿Almorzamos juntos?

-Claro-los dos se dirigieron hacia el gran auditorio del lugar- ¿Lucifer y Anna ya llegaron? Ahora que lo pienso, nunca he coincidido con Lucifer, lo he visto en la televisión y es bastante bueno.

-Mucho más que eso, tiene lo que los críticos y sus fans llaman “sex-appeal infernal”, un sexy demonio con forma humana- se lamió los labios- ¿Te interesa, Cassie? Estoy seguro que podríamos hacer un interesante trío.

-Sigue soñando, no caeré en tus perversiones- se burló al oír las quejas de su amigo- Pruébalo y luego me cuentas que tal fue, ahora apresúrate o el productor nos regañará de nuevo.

 

El rubio lo detuvo afuera de la puerta para darle un lascivo beso antes  de que entraran al auditorio, saludando a los dos jurados que estarían con ellos esos cuatro meses. Uno de los productores del programa, se acercó a ellos para explicarle las grabaciones que harían ese día.

 

-Muy bien, chicos, estaremos grabando hasta las doce, haremos un receso de una hora para almorzar y continuaremos con las audiciones de las una hasta las siete. Debido a todos los interesados que enviaron los formularios, ese será el horario fijo para estos tres días.

-Que fastidio- dijo Balthazar acomodándose en el asiento- Espero que encontremos buenos talentos aquí, hay algunos con potencial pero nuestro tiránico Cassie aún no se ha mostrado interesado por alguno.

-¿Tan exigente eres?- preguntó Lucifer con una maliciosa sonrisa.

-Oh, cierto, te uniste a nosotros hoy- continuó el rubio- Verás, mi pequeño Cassie es muy exigente y apenas ha escogido a tres chicos en las dos semanas que llevamos en esto, además fue el director quien lo obligó a mostrarse más interesado o de lo contrario no hubiera escogido alguno hasta ahora.

-Vaya- dijo el mayor curioso- Así que los rumores son ciertos, quien diría que tras esa carita de chico bueno, se ocultaba un demonio.

-Cállense los dos, a diferencia de este idiota- indicó a su amigo- Yo me tomo esto muy enserio, si vas a escoger a un talento musical, tiene que ser alguien con una excelente voz pero también debe tener algo especial, algo que lo diferencie de los demás- explicó asintiendo.

-Yo creo que el nivel de los chicos está bien- intervino Anna- Las voces que hemos encontrado son increíbles, Cas.

-No está mal pero falta algo más, algo que acompañe su voz, no sé cómo explicarlo pero no lo siento en alguno de ellos- afirmó cruzándose de brazos.

-Solo apégate a lo que busca el programa, Castiel- pidió el productor suspirando- Te explicaré el formato del programa, ustedes estarán de espaldas hacia él o la concursante, la idea es que si te gusta la voz que escuchas, lo suficiente para tenerla en tu equipo, entonces presionas el botón frente a ti- lo indicó sonriendo- Y tu puesto se iluminará antes de girar para que veas tu elección, si hay más de uno que presiona el botón, entonces deben dar sus argumentos para convencer al participante de pertenecer a su equipo, ¿Entendido?

-Sí, algo al estilo de “The Voice”- respondió Lucifer asintiendo- Entendido, jefe.

-Ahora vamos a comenzar y por favor escoge a alguien, Castiel, olvídate de ese no-sé-qué que buscas.

 

El moreno asintió desganado y se mantuvo mirando el suelo mientras las personas interesadas en ver la audición, hacia ingreso al lugar. Entendía perfectamente cómo funcionaba el programa, no era el primero en el cual participaba pero quería hacer su trabajo de la mejor forma posible y por ellos sus criterios de selección eran bastante estrictos.

 

Tal como supuso, el primer día de audiciones fue bastante decepcionante y tuvo que dejar de lado su búsqueda de ese componente especial para solo evaluar voz y escoger a dos personas más, quienes no dudaron en ingresar a su equipo, ya que era bien conocido su talento y muchas revistas que promocionaban el nuevo programa, lo señalaban como el mejor entrenador de los cuatro jurados. El tercer día de audiciones llegó con rapidez y de cierta forma se alegró, dudaba mucho que hubiera algún talento en esa ciudad  y esperaba que en la siguiente les fuera mejor. Después de almorzar junto al resto de los cantantes, con quienes se llevaba bastante bien y tenían una buena química para la audiencia, tomaron sus lugares para evaluar al siguiente concursante. Las luces se bajaron tenuemente antes de que la familiar melodía de “Hey Jude” comenzara a sonar por todo el lugar, ¿Quién sería la persona que iba a destrozar esa hermosa canción? Porque seguramente, no conseguiría sorprenderlo en lo más mínimo.

 

Hey Jude, don't make it bad

(Hey Jude, no lo hagas mal)
Take a sad song and make it better

(Toma una canción triste y mejórala)
Remember to let her into your heart

(Recuerda dejarla dentro de tu corazón)
Then you can start to make it better”

(Y luego puedes empezar a hacerla mejor)

 

Castiel abrió los ojos en señal de sorpresa cuando escuchó esa profunda voz que cantaba a sus espaldas. Tenía algunas desafinaciones y errores en los tiempos en que entraba junto a la melodía pero su voz, no sabía con exactitud que es pero estaba seguro que se trataba de aquello especial que buscaba. Cerró un segundo los ojos mientras prestaba toda su atención al participante, ignorando por completo la evaluación técnica de su presentación para centrarse en lo que transmitía.

 

And anytime you feel the pain, hey Jude, refrain

(Y cada vez que sientas miedo, hey Jude, deténte)
Don't carry the world upon your shoulders

(No cargues el mundo sobre tus hombros)
For well you know that it's a fool who plays it cool

(Porque bien sabes que es un tonto el que actúa con frialdad)
By making his world a little colder

(Volviendo su mundo un poco más frío)
Nah nah nah nah nah nah nah nah nah”

 


Definitivamente algo se ocultaba tras esa profunda voz que conseguía llevarlo hasta un lugar muy lejano de ahí y deleitarse con cada una de las palabras que acompañaban esa suave melodía. Sin pensarlo por más tiempo, presionó el botón que se encontraba frente a su asiento y éste se iluminó antes de comenzar a girar hacia el escenario mientras el público aplaudía con más fuerza de la necesario, aunque supuso que eso se debía a que pocas veces escogía un participante y su fama de estricto lo precedía, por lo cual la persona misteriosa debía tener talento para ser seleccionado por él.

 

Hey Jude, don't make it bad

(Hey Jude, no lo hagas mal)
Take a sad song and make it better

(Toma una canción triste y mejórala)
Remember to let her under your skin

(Recuerda dejarla debajo de tu piel)
Then you'll begin to make it

(Y luego empezarás a hacerla mejor)
Better better better better better better, oh

(Mejor, mejor, mejor, mejor, mejor, oh!!!)

 

Observó atentamente al chico que cantaba con bastante emoción la canción hasta que llegó a la parte final, demostrando un más que aceptable rendimiento en los altos para él. Un ruido llamó su atención y en ese momento regresó a la realidad, escuchando los aplausos del público y se percató que tanto Balthazar como Lucifer, habían presionado también el botón para reclamar al rubio como parte de su equipo y si era honesto, esa fue la primera vez que se sintió molesto con su amigo. 

Notas finales:

N.A: La canción del capítulo que interpreta Dean es "Hey Jude" de The Beatles.

*********************************

Gracias por leer! Saludos! :D

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: