Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

MONSTER ||yoonmin

Autor: vkookgaminshiper

[Reviews - 20]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Esto... me gusta mucho escribir ficción y por fin me he animado así que espero que les guste y eso 

Notas del capitulo:

hey

No todos los monstruos son horribles como lo manifiestan las creencias humanas, algunos se encuentran entre nosotros, ignorando que sus diferencias los convierten en una "aberración " a los ojos de los que se consideran "normales"

Los monstruos están frente a nosotros, ocupando nuestro espacio, respirando nuestro aire, pueden ser nuestros hijos, vecinos, amigos, están en todas partes, quien te asegura que tú, él que está leyendo esto ahora, quién te asegura que no eres uno de ellos.

Pero calma, alto ahí,no cierres esta historia aún, mi intención no es acusarte, mucho menos juzgarte, estoy aquí para contarte una historia, una historia en la cual estos monstruos son protagonistas, una historia que muestra que los únicos monstruos son aquellos que etiquetan a otros por sus diferencias. 

Comencemos por la mañana en la que Min Yoongi nació, se escuchaba un barullo por los pasillos vacíos del hospital cómo si las almas de los fallecidos cuchichearan entre ellas el chisme más fresco de los tabloides, ese día (como ningún otro) sólo había una mujer en trabajo de parto ,quien nunca imaginó que su bebé sería tan peculiar.

Yoongi nació con los ojos abiertos y el rostro serio, como juzgando el mundo al que acababa de llegar, la enfermera discretamente se persignó, nunca había visto una criatura tan blanca, algunas venas se notaban como si su piel fuese traslúcida, Yoongi no lloró ni cuando el doctor le dio un par de palmadas,todos (incluyendo a la madre de Yoongi ) en la sala de partos estaban algo asustados por el niño, la mirada del neonato era intensa y vacua de empatía hacia las personas presentes.

La madre de Yoongi lo amamantó con todo el amor de madre que le podía brindar, sin embargo algo en su pequeño la inquietaba en el fondo.

Cuando al pequeño Yoongi le comenzaba a crecer el cabello su madre comenzaba a bañarlo con agua de romero, y la razón era que el cabello del pequeño Yoongi era completamente blanco, con ayuda de los baños diarios la señora min había logrado oscurecer el cabello del pequeño hasta volverlo un rubio amarillento, «con el tiempo oscurecerá » pensaba la señora Min ,pero al cumplir el año de edad su cabello seguía siendo blanco, el siguiente dolor de cabeza para la señora Min fue la transición del color de los ojos de su hijo, ¡de negro a rojo! Probó con gotas oftalmológicas, probó con infusiones de manzanilla, pero nada funcionó.

Si bien era cierto existían casos de albinismo, niños con cabello blanco y ojos rojos existían ya al rededor del mundo, pero ellos nacían así, no iban cambiando con el tiempo, la señora Min tenía cierto miedo por su hijo, los otros niños podrían ser crueles con él cuando tuviera que socializar, no quería que su hijo fuera un rechazado.

La primera palabra de Yoongi fue "quema", aun cuando su madre se había matado enseñandole como decir mamá, fue como una puñalada, ese mismo día hubo un incendio en la casa del frente, los propietarios de la casa dijeron que había sido espontáneo, que cuando se dieron cuenta su casa se estaba quemando, ese mismo día la madre de Yoongi se cuestionó la naturaleza de su hijo, aunque prefería pensar que era solo una macabra coincidencia.

Yoongi no dijo una palabra más hasta cumplir tres años (aun cuando ya podía hablar) "mamá te quiero" era lo que había pronunciado con sus escasas habilidades lingüísticas, su madre había roto a llorar mientras que Yoongi se cuestionaba si lo que había dicho estaba bien, él no quería hacer llorar a su madre, sólo había imitado las palabras que pasaban en esa caja extraña que los grandes de la casa llamaban televisión, y las personas sonreían cuando les decían eso entonces ¿por qué su madre lloraba?

Con esto en su pequeña cabeza Yoongi no dijo nada más hasta su cumpleaños número cuatro, su padre había traído un pastel de cumpleaños para él, cuando su madre había encendido las velas del pastel se distrajo por unos segundos con el gato que estaba tirando del mantel de la mesa.

Cuando volvió la vista a la mesa vio con horror como las llamas de las pequeñas velas eran mucho más grandes, y cómo Yoongi tenía sus manos envueltas en ellas, y también quedó atónita al ver que no hacían ningún daño a su pequeño hijo.

-Hace cosquillas mami -dijo el niño entre risas, su madre cayó sentada sobre la alfombra, confirmó que su pequeño no era como los demás, y Yoongi confirmó que todo lo que hacía terminaba mal.

Luego Yoongi entró al jardín de niños, a su madre no le gustaba enviarlo ella sabía que a los niños les daba miedo su hijo, y también sabía que a los maestros no les gustaba enseñarle a su hijo.

Pero a Yoongi le gustaba ir a la escuela, a pesar de que en su cabecita él comprendía que no era querido, a Yoongi le gustaba ir, porque a Yoongi le gustaba un niño, a su temprana edad ese amor que él sentía era el más puro e inocente amor del mundo, él ni siquiera imaginaba que ese tipo de amor que él sentía era malo a los ojos de la sociedad.
El niño que hacía latir el pequeño corazón de Yoongi se llama Byun Baekhyun es un año mayor que él, por lo que no iba en su mismo grado, pero él lo observaba a veces cuando jugaba fútbol con los otros niños, a Yoongi nunca lo invitaban a jugar, de hecho no le hablaban, no lo miraban, él era invisible para todos, excepto para su querido Baekhyun, él le sonreía y a veces lo saludaba, el pequeño Yoongi quería saltar de la emoción cuando eso pasaba, pero lo único que hacía era darle una media sonrisa.

Un día a la hora de salida la pelota de Baekhyun rodó hacia Yoongi con su dueño detrás de ella, él venía sonriendo.

-Hola Yoongi-dijo Baekhyun tocando a Yoongi, este se asustó, nadie lo tocaba, la mano de Baekhyun se sentía tibia y agradable sobre su rostro- me gusta tu cabello y también tus ojos son bonitos- Yoongi no hacía más que mirarlo en silencio, era muy bonito Yoongi sentía que su corazón golpeaba muy fuerte en su pecho, aunque Baekhyun tenía seis años era del mismo tamaño que Yoongi así que sus ojos estaban a la misma altura.

Baekhyun pensaba que Yoongi era más bonito que todas las niñas, sus ojos somnolientos, sus labios rosados, era un copito de nieve ya que su cabello era blanco y su piel pálida.

La ensoñación de Yoongi acabó cuando la madre de Baekhyun llegó tocando el claxon del auto con la mirada clavada en su celular apenas levantando sus anteojos de marca para ver como su hijo subía al auto, Yoongi vio con pesar como Baekhyun se despedía con su mano, ese día Yoongi conoció la tristeza.

Entonces Baekhyun frecuentó a Yoongi más y más, hasta aquel día del décimo cumpleaños de Yoongi.

[...]

Notas finales:

espero que les haya gustado por favor dejen una review, la mejor recompensa que le puedes dar a un autor después de haberse esforzado tanto es un comentario a su trabajo, es una muestra de aprecio, gracias por leer

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: