Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Pertenencia del Alpha.

Autor: Sirius James Black Potter

[Reviews - 1]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Esta historia Original la había publicado dos veces en wattpad, como nadie la veía, decidí publicarla solamente aquí.

 

Notas del capitulo:

http://oi65.tinypic.com/28co7ep.jpg

Ese es el link de la portada, la hice yo, pero no me pertenecen las imagenes con la que creé la portada.

Miró a su presa fijamente, tenía que tener cuidado, cualquier error podría salir fatal y terminar perdiendo a su presa, y de esa forma, otro día más sin comida.

 

Las presas comían el pasto tranquilamente, la manada de Cebras aún no se daba cuenta de su presencia, una ventaja más.

 

Observó atentamente el cuello de su objetivo, la cebra más débil, que comía junto a sus crías en total indiferencia a su paradero. Porque era de esa forma, estaban en un territorio de lobos, y tanto él como las cebras sabían que era peligroso estar en un lugar como ese.

 

Olfateó el aire, percibiendo el leve pero claro aroma de lobos acercándose a su paradero. Tenía que darse prisa.

 

Saltó arriba del lomo de la cebra, las crías asustadas fueron cubiertas por el cuerpo del líder, como un escudo. Pero a él no le interesaba, tenía a su presa, mordió el cuello de la cebra con fuerza, escuchando los alaridos de ésta, saltando con el objetivo de quitárselo de encima, pero eso no funcionaría, no otra vez. Estuvo practicando mucho con su líder, no fallaría otra vez, no quería ver el rostro triste de su líder al saber que de esa forma no lograría sobrevivir.

 

Al sentir que la cebra dejó de luchar, le agarró desde el cuello y la sujetó desde el mismo. La manada se había ido, pero... ese silencio abrumador le inquietaba de sobremanera.

 

Su líder le silbó desde lejos, giró en dirección del llamado y corrió hasta ese lugar.

 

Los lobos se habían alejado al otro extremo de donde estaban ellos, por el llamado de su líder. Aún sentía sus miradas en su nuca, observándolo como una presa, amenazantes.

 

Tenía suerte que su líder lo había llamado antes de que le cazaran, de lo contrario, aún estaría en su territorio y sería comida, literalmente.

 

Cuando llegó miró a su jefe, rápidamente se acercó a él y ronroneó al pasar su cabeza por las piernas de éste.

 

- Vamos Katala, es hora de ir a la reserva- Se quejó con un maullido ronco, Franco rio- No te preocupes, mañana nos veremos- Le tranquilizó con una sonrisa mientras le acariciaba su lomo suavemente.

 

 

 

 

 

Entró a la jaula con su presa, Franco cerró la ''puerta'' de la reserva y giró sobre sus talones para irse.

 

Miró como su cuerpo se iba alejando, y su sombra se desvaneció entre la oscuridad.

 

Observó a su presa y empezó a devorarla, o eso hizo hasta que escuchó varios aullidos.

 

Levantó su cabeza de los restos de la cebra curioso, una manada entera de lobos le miraban fijamente.

 

Gruñó mientras escondía su presa de los invasores.

 

Hasta que escuchó un grito desgarrador.

 

Desde ese momento su mundo se derrumbó, y su odio consumió todo lo que alguna vez fue.

 

 

 

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: