Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

siniestro por lepumantu

[Reviews - 36]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes no pertencen, son propiedad de Thomas Harris y Bryan Fuller. Espero que disfruten de la lectura, si no es asi, por favor acepto cualquier critica constructiva.

Notas del capitulo:

Este es mi primer fanfics, mi unica pretencion fue respetar el contexto elegante y estetico en el que se desenvolvio la serie original. Espero poder acercarme a eso un poco. Amo a Hannigram asi que ya saben cual es la pareja principal.

Siniestro

 

Algo en su interior se había quebrado para siempre, Will lo sabía. En un instante entendió que no quería abandonar el destino del doctor Lecter en las manos de Jack Crawford. Por mucho que su lógica dictara que era lo correcto. Fue por eso que llamo, un impulso motivado por… amistad ¡un lazo enfermo entre ambos!. Lecter, el asesino de Chesapeake, abrió cámaras en su mente, en su alma que jamás debieron ser abiertas y ahora era demasiado tarde para volver hacia atrás.

Cuando escucho su vos a través del aparato sintió un golpe agresivo de adrenalina por todo el cuerpo –Lo saben- fue lo único que pronuncio.

Dos palabras con la finalidad última de protegerlo para que huyera. Para que no muriera y también, debía admitirlo, para salvar a Jack. Conocía el nivel de peligrosidad de “su amigo”, como también admiraba y respetaba al viejo agente no podía dejarlo morir y dormir tranquilamente después de esto. Se encamino con prisa a la casa del psiquiatra con la dolorosa duda en su pecho de no saber qué camino tomar una vez dentro del territorio de la bestia.

Sintió como las ultimas barreras mentales que aseguraba su frágil seguridad se destruían al encontrarse con Alana en el suelo húmedo del asfalto agonizando. La dulce e inocente Alana, una vez sintió que podía refugiarse en sus brazos, en su calor de hogar y abandonar por completo la incertidumbre y la adrenalina de su vida, pero no.

-Jack está adentro Will- balbuceo la mujer sin poder decir más, Will llamo de inmediato a emergencia y le brindo su abrigo a la doctora. Saco su arma y entro dentro de la casa del psiquiatra con miedo por Alana, por Jack, por sí mismo, porque si Hannibal estaba aun dentro ¿Qué haría?.

Pero adentro el tiempo se detuvo y su corazón también – Abigail…

La chica estaba frente a él, viva, entera, indefensa. Lloraba y el solo pudo sentir su corazón estallar ¡Cuánto había sufrido por su perdida! Pero estaba viva, y en lo último que pudo pensar fue en Hannibal.

-dónde está?. No necesito respuesta lo vio en los ojos cristalino de Abigail, el monstro  que colmo sus pesadilla e inspiraba en él una profunda atracción hacia su aparición. Dejándolo sin aliento una vez más, en que momento pudo admirar a ese hombre que se presentaba cubierto de sangre y armado pero con la misma fría y vacía expresión de siempre.

-se supone que debías irte- dijo Will temblando histéricamente.

-no podíamos irnos sin ti.- Hannibal miro al indefenso joven agente. Su rostro perfecto, sus ojos azules, el temblor de sus delineados labios. Que había hecho, porque lo traicionaba así, a él que solo buscaba liberarlo. Lo odiaba y lo amaba. Había  salido de las sombras solo para que Will pudiera verlo, realmente deseo su amistad, su compañía. El espíritu de Will era el único que podía entenderlo. Pero este  lo había rechazado, Hannibal  espero hasta último momento que recapacitara, así podría obsequiarle la compañía de Abigail y huir los tres. Había guardado a la dulce niña como un obsequio de confianza y amor.

Acaricio su rostro y lo abrazo, debía matarlo, pero su aroma, su presencia, no creía poder vivir en un mundo sin Will como único espejo real para su oscuro reflejo. Aun así hundió el cuchillo desgarrando piel y carne mientras el otro solo temblaba como única defensa. Al sentir la sangre del agente el hambre de Hannibal despertó. Guiado por el instinto se separó un poco solo para depositar un suave beso en los labios de Will. Lo miro a los ojos y lo dejo caer, viendo con placer su expresión de desconcierto.

-te perdono-. Mintió Hannibal- me perdonas?

Will entendió en ese instante que no iba a salir ileso de su traición y se desesperó por Abigail, la hija que ya tenía certeza nunca podría tener, quería protegerla pero solo era un siervo herido postrado ante la bestia.

-NO!

En ese momento y guiado por su ego roto, Hannibal tomo a la joven  que no había terminado de entender que ese era su final. Sintió un dolor casi físico cuando degolló a Abigail. Debía admitir que depósitos los recuerdos de Misha en la chica, pero ella no era su hermana y este dolor es el justo precio a pagar para castigar a Will que gritaba desde el suelo impotente.

Hannibal poso su mirada de Dios sobre Will sin culpa, él adopto la postura de  una divinidad que no sentía misericordia. Pero en algún lugar le dolía.

Las últimas palabras que se dedicaron fueron:

-         Crees que pudiste cambiarme como yo te he cambiado a ti Will-

-         Ya lo he hecho.- balbuceo el otro mientras sentía su vida escapar.

Hannibal salió de su hogar dedicándole una última mirada a Alana, “si tan solo hubiera decidido no ser valiente.” Pero no pensó más en ella sabía que tenía que hacer. El lema de su vida era siempre tener un plan B y una solución práctica para todo. Salía ileso de lo que se supone que sería su propia cacería. Ahora solo debía sacar la pequeña esquirla que había dejado en su corazón Will, y guardar para siempre su recuerdo en las catacumbas de su palacio mental.

 

Notas finales:

Espero que les guste!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: