Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Pasado Distante, Presente Adverso, Futuro Anhelado II por kamiryukyo

[Reviews - 1]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Bueno, he aquí con la continuación de “pasado doloroso, presente inaudito, futuro cambiante”. El nombre no es muy diferente; no tengo imaginación para cambiarlo n.n

 

Debo aclarar que la historia no se centra en los torneos, ni en la historia de los clanes (bueno tal vez Run poco) tampoco incluyo algún personaje de las sagas ya conocidas de la franquicia (como Rugal, o Ash…aun pienso si debería aparecer Orochi). Aclaro también que el clan Yatagán y el clan Káiser, tampoco aparecen en la historia original de King of fighters; estos son sacados de mi imaginación al igual que mi adorado Ove.

 

La historia es algo que siempre quise escribir incluyendo a mi adorado kyo Kusanagi y mi sexy iori Yagami; si este fanfics es un iorixKyo, incluyo a otros personajes de la franquicia como, Benimaru, Goro, Chizuru, Shingo…entre otros más relacionados con Kyo.

 

Agradezco infinitamente a todos los que leyeron la primera parte, agradezco a l@s que se tomaron la molestia de dejarme un comentario; los aprecio y estimo deseando que esta parte sea de su agrado n.n.

 

Los invito a leer esta continuación, y estoy abierta a cualquier crítica.  

 

Y una disculpa de antemano por los errores de dedo; deseando que no haya ninguno. 

 

pareja principal IorixKyo

¿Cómo caíste?...la oscuridad le llamo y lo arrastro hasta sus tinieblas, aquella oscuridad se había teñido de luz y había engañado a tus ojos hermosos que ahora lloraban y clamaban salvación. Encerrado en el abismo de la perdición y el sufrimiento creado especialmente para ti, para arrancarte todas tus posesiones y tomar tu alma,  destruirla pedazo a pedazo para beber tu sangre gota a gota y satisfacer el gusto de la calamidad en que te convertiste, convirtieron, convertirás… que las lenguas de fuego laman tu cuerpo y lo consuman centímetro a centímetro devolviéndole la pasada vida añorada; rellenarlo de lo perdido y vaciarlo para comenzar de cero. Debes bailar para la muerte y entretenerla para que no consuma lo que queda de ti, tan insignificante pedazo de ti, pero, ¿lo entiendes? yo soy la muerte, soy tu muerte…  tu eres mi vida, regálamela, y yo te llevo al mundo del vacío; que si bien, no es agradable, en tu estado ya no importa lo bueno y lo malo. Baila y ríe, ríe y llora, llora y sufre, sufre y vuelve a morir. Tu dolor  divierte, da placer, por eso debes sufrir más ¡tienes que dar más placer! Sufre, sufre, ¡¡¡sufre!!! Ven y goza tu dolor, ven y goza del dolor ajeno, ven y sigue bailando para mí, revuelca tu alma en la oscuridad y deja a tu conciencia  perderse en la demencia ¡qué importa! Si tu salvación ya fue negada, así que disfruta de tu dolor y de tu desdicha. Mira por la ventana, mira la destrucción, mira su destrucción, mira porque se matan, ¡mira que te buscan!, ¡ríe! Ríe porque nadie te encontrara,  te acompaño,  estaré contigo siempre, ellos no te tiene ni te tendrán, porque  no deseo que te tengan y todo se mueve como quiero. Él nada en un mar de sangre, su sangre. Él ve la destrucción, su destrucción. Ahora te das cuenta del significado, te llaman a la oscuridad, y estas aquí, sin salvación…estas perdido.


Negras nubes descienden y forman una esfera oscura que esta plantada en el centro del campo, penumbra y más penumbra y el eclipsado sol en lo alto rodeado de  gruesas nubes negras que consumen. Contemplas distante la escena, las siluetas permanecientes en el campo de batalla rodeadas de llamaradas rojizas, negras, doradas violetas…de cualquier color. El olor a sangre es tóxico. Las siluetas se movían, parecía que danzaran en un baile prohibido,  prohibido llamando a la muerte. Tubos violetas se levantan queriendo tocar el cielo  inmaculado, oscuro perdido. Ráfagas oscuras se deslizaban por el suelo cual serpiente herida huyendo de su captor, choques rudos y burdos resonaban con ecos insoportables; una vez, otra vez, ciento de veces; tan hermoso, tan divino, tan espectacular, tan añorado, tan querido. Las siluetas caían y se levantan buscando más contacto, buscando más dolor, buscando desgarrar el viento, buscando desangrarse. Una silueta permanecía encorvaba con sus brazos sangrantes colgando a sus costados, de su boca salía un hilo grueso de sangre, la silueta gritaba y llamaba, llamaba y gritaba…sus ojos hundidos y empañados por la locura brillaban sedientos regocijándose por el dolor ajeno y por el propio dolor…etérea mirada opaca melancólica y dolida, lagrimas rojas escurrían por sus pálidas mejillas, “lloraba y sufría, hería y lo herían, sangraba y sangraban. La otra silueta más oscura más perdida más teñida de culpa, sus heridas en estómago y pecho brotan sangre, su carne quemada destrozada, caía a pedazos. Aquellos ojos que alguna vez buscaron la dicha de la vida, ahora se apagan y salían desprendidos arrancados violentamente. Que escena vislumbraba, que escena presenciaba, que escena provocaba. Si. Era por su causa, era por su existencia, era porque le perdían. Y aun así, seguía mirando dístate, había gritado pero no le escuchaban…se hallaba perdido en el mundo del vacío y miraba su cuerpo justo delante, contemplando y extasiado de la destrucción, sus labios torcidos en una sádica sonrisa y sus ojos brillantes centellaban de placer puro. Lo recordaba tan claro como el agua, tan vivido; había perdido su vida…estaba dentro de su cataclismo.  

Notas finales:

gracias por leer

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: