Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

OSCURA NOCHE

Autor: Archa Rose

[Reviews - 1]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes no me pertenecen, son propiedad de Masami Kurumada, solo los tomo prestados para escribir estas historias

Notas del capitulo:

Hola, este sera un pequeño fic de dos capitulos, espero y le den una oportunidad y sea de su agrado

La vida nunca deja de sorprenderte, se decía a sí mismo, cada vez que veía a su hijo descubrir algo nuevo del mundo que lo rodeaba, estaba enamorado de esos hermosos ojos llenos de asombro, mientras en su rostro se dibujaba una sonrisa de felicidad, se había convertido en su motor y su razón de vivir.

Lejos habían quedado los turbios años como Patriarca, las Guerras Santas y vigilar un templo, todo lo había cambiado por esa maravillosa criatura que palpitó en su vientre sin aviso, pero que abriendo de par en par su corazón lo había recibido como un regalo de los dioses.

Tenía para entonces 4 años, como capricho del destino, su cabello le recordaba cuando salía a relucir lo peor de su ser y su abundante cabellera se tornaba grisácea, su piel era muy blanca, pero sus rasgos eran sin duda muy similares a los suyos, con una excepción, lo ojos del menor no eran como los suyos aunque aprendió a amarlos y olvidar el aquel alocado momento que vivió tiempo atrás.

Obtuvo la mejor parte, se decía a sí mismo mientras lo veía dormir en sus brazos, nadie tenía porque saber cómo llegó al mundo, eso solo le importaba a él, aunque de vez en cuando, ya muy de noche, corría la cortina de su habitación y observaba las calles desiertas buscando una sombra en particular.

Todo había ocurrido poco tiempo después que fueran revividos y ser firmados los tratados de paz, conllevando a que el inframundo fuera restablecido con el único fin de mantener el equilibrio del universo.

Un día cualquiera sintió a ese pequeño ser crecer en su vientre, sin comprender aun la trascendencia de aquel hecho, renunció a todo, clamando por hacer una vida lejos del Santuario, aunque Atena hubiese preferido que continuara como uno de sus caballeros, no quiso ser egoísta y le dio la libertad, sin embargo le concedió conservar su poder, ya que la diosa estaba segura que lo iba a necesitar, confiando plenamente en que lo utilizaría con prudencia.

Cuando salió del santuario, caminó sin rumbo pensado en lo que haría a partir de ese momento, solo una idea tenía clara, tendría a su hijo por encima de todo y para eso debía preocuparse por brindarle lo necesario.

Con el dinero que recibió por el pago de sus servicios compró un pequeño apartamento en Atenas, aprovechándose de su temida técnica, manipuló a varios médicos para que lo atendieran sin levantar la más mínima sospecha de su condición.

Como había pasado algún tiempo sin saber nada de él, su gemelo, muy preocupado lo buscó siguiendo su cosmos, encontrándose con la sorpresa que ahora era tío y que la joven madre había muerto en el parto. 

Ante aquella noticia, Kanon se encargó de contar en el santuario tan maravilloso acontecimiento, llegando a oídos de la diosa, quien feliz lo invitó a su templo donde todos conocieron al pequeño. 

También le ofreció volver junto al niño a su antigua casa, pero eso era lo que menos él deseaba, quería fervientemente que su hijo creciera lejos de todo lo que tenía que ver con el santuario y con los dioses.  Sería un buen padre y aquellas historias de caballeros, solo serían historias fantásticas cuando el niño le pidiera un cuento para dormir.

Sus compañeros conocían la dirección de su apartamento, podían llegar cuando quisieran, con la única condición de no portar armadura alguna, debían llegar como un amigo más. A raíz de eso, se volvió común ver llegar una tarde cualquiera a Shaka y juntos tomar un té mientras charlaban de sus vidas, visitas que se tornaron cada vez más frecuentes hasta que un día de tantos amaneció entre los brazos del geminiano.

Contaba con un trabajo como profesor de historia en una secundaria, así que solía ir a dejar a su hijo a un kinder y su pareja pasaba por niño para llevarlo a la casa.

Aunque oficialmente no había renunciado al santuario, en su prolongada ausencia era Shun el que custodiaba la casa de Virgo; era obvio que prefería compartir su tiempo con la familia que ahora conformaba.

Llevaban más de un año en esa relación, habían dejado sus diferencias a un lado y se habían dejado llevar por la fuerte atracción que sentían el uno por el otro, al punto que consideraban en dar un paso más en su compromiso como pareja.

Ocurrió una tarde cualquiera, caía una fuerte lluvia y los tres disfrutaban viendo una película familiar acomodados en un mullido sofá, entre risas, bromas y pop corn, sonó el timbre del intercomunicador a lo que el pequeño Viktor, se levantó presuroso a ver de quien se trataba y un poco extrañado volvió a ver a su papi y le dijo.

_ Papito, ¿todavía quedaron confites de Halloween?

Ambos hombres se volvieron a ver bastante extrañados y levantándose Saga le preguntó.

_ Ya paso Halloween, ¿Por qué lo dices Vik?

_ Es que afuera está tío Kanon disfrazado con una armadura como de las historias que tú me cuentas y otro señor haciendo de Batman.

Un frío recorrió su espalda, y por un momento pensó que su cabello podría cambiar de color y enrojecerse sus ojos, furioso fue directamente a la puerta, mientras Shaka fue por Viktor y lo llevó hasta su dormitorio, esperaba que ahí los gritos de su novio no fueran escuchados.

Saga abrió la puerta y ahí estaban ambos, como había tardado en abrir tuvo que soportar verlos en una candente escena de besos, tuvo que carraspear su garganta para que se apartasen y le dieran una buena explicación de su presencia y con esos ropajes.

_ Quería tu bendición hermano, es que mi Rada me acaba de proponer matrimonio y pues… quería que tú y Vik celebraran con nosotros.

Aquella escusa había caído como un balde de agua muy fría, si bien al principio creyó que solo era un capricho de su hermano, jamás imaginó que esa relación prosperara, además que nunca vio con buenos ojos a ese juez, sin embargo, no contaba que para entonces esa unión se había fortalecido, ayudada por las buenas relaciones que ahora habían entre los dioses.  Prueba de ello, era su deseo de tener un compromiso real que fomentaría mucho más la paz entre ambos reinos.

Saga sintió que se le revolvía el estómago, pero de la ira, como pretendía su hermano llegar vestido así, no obstante, recordando que su hijo ya debía estar esperando ver a su tío, les permitió pasar, no sin antes advertirles que inventaran como justificar esas armaduras.

Una fiesta de disfraces, dijo Kanon sorprendiendo a su sobrino, a quien hasta le puso el casco de la armadura de Géminis, ante la sonrisa del pequeñín que alegre se tomaba una selfie con su tío y con el juez, que estaba por demás sorprendido de la paternidad de su cuñado.

El próximo mes sería la fiesta de compromiso en el castillo de los Heinstein en Alemania, y él como buen hermano asistiría al lado de su hijo y de Shaka.

Después que se fueron, parecía que toda la fuerza de Saga se había desvanecido, ya que ahora solo era un crio asustado entre los brazos del buda, que con todo su amor lo consolaba.

Sabía que su pareja tenía muchos demonios en su mente, respetaba que no se los contara y que hubiese aprendido a vivir con ellos, pese a que, podía sentir como su amado vivía atormentado por algo más turbio, que le empezaría a robar el sueño.

Un par de noches después que, al asomarse por la ventana, descubrió esa sombra y su novio fue testigo de ella.

_ Lo esperaba _ dijo derrotado

_ No estás solo _ dijo el rubio acariciándole el rostro.

_ No amor, debo solucionarlo yo mismo, cuida a Viktor por mí.

_ Espera Saga _ dijo Shaka tomándolo del brazo _ Hablemos primero con Atena, ven a mi casa ahí estarán seguros.

_ ¿Qué le diré a Viktor?

_ Amor _ dijo el rubio acariciando su rostro con devoción _ La verdad.

Aunque la duda se asomó en sus ojos, sintió como su dolor era reconfortado al ver aquellos orbes color zafiro, tomando un segundo aire y sin perder más el tiempo tomaron al niño y salieron de aquel apartamento, bien lo había dicho Saga, aquel lugar no era seguro.

Notas finales:

Como siempre les agradesco que lo hayan leido... pronto subire el segundo capitulo,

nos vemos pronto

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: