Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

102. Kidoh (05)

Autor: dayanstyle2

[Reviews - 7]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

seguimos con la familia Remusss....

 

AVISO: 

PARA TODOS AQUELLOS NENES QUE YA NO LES GUSTA LEER POR AMOR YAOI, SI NO QUE SE FUERON A WATTPAD POR EL FASTIDIO DE ACTUALIZACION DE RW LE DIGO...

TIENEN QUE LOGUEARSE... REPITO LO-GUE-AR-SE COÑOOOO-..... AL TENER UN USUARIO SE LES VA A HACER MAS SENCILLO COMENTAR, Y PODRAN CAMBIAR EL SKIN HORROROSO NEGRO Y FUCSIA DE LA PAGINA POR EL AZUL Y BLANCO QUE ES EL SKIN YAOI, SE LES HARA MAS COMODO DE LEER CON ESTE SKIN PORQUE EL NEGRO LO ODIO... 

NIÑOS AL TENER UN USUARIO PODRAN GUARDAR TODOS LOS FICS Y AUTORES FAVORITOS QUE QUIERAN Y PODRAN VISUALIZAR SUS RW EN CASO QUE SE LES OLVIDE ALGUN FIC QUE LE HAYA GUSTADO..

 

PARA MI SIEMPRE AMOR YAOI VA SER MI PRIMERA OPCION POR ENCIMA DE WATTPAD YA QUE EN WATT LA VENTAJA QUE TIENE ES EL FORMATO DE PAGINA, MAS NO TIENE LA OPCION DE SOMBREAR LOS ENLACES COMO EN AMOR YAOI Y NO SE PUEDE VISUALIZAR LOS PROTAGONISTAS QUE DESCONOCEMOS...ASI QUE HAGANSE SUS USUARIOS

r13;¿Conseguiste plantar los micrófonos antes de que todo se fuera al infierno?

Kidoh levantó la vista desde donde estaba sentado. Dong Wan estaba de pie en su puerta, con los brazos cruzados, apoyado en el marco.

r13;Tengo uno en la oficina y unos pocos alrededor de la casar13;Kidoh dejó su iPad a un lador13; Nuestro principal objetivo era sacar al hermano de A-Tom. Si hubiera tenido un poco más de tiempo, podría haber hecho un trabajo más a fondo.

La mirada de Kidoh se dirigió a la cama donde yacía Yano. El hombre había estado babeando y balbuceando cuando lo encontraron. Ahora el hermano de A-Tom estaba inconsciente.

r13;Lo hicimos lo mejor que pudimos con lo que teníamos para trabajar r13;le recordó Dong Wanr13; Puse uno de los rastreadores que me diste, en la rueda del coche de Kang Hyun. Si viene a cualquier lugar cerca de nuestra casa, lo sabremos, ¿verdad?

Kidoh recogió el iPad y pulsó sobre el programa que acababa de abrir antes de que Dong Wan llegara. r13;El coche está todavía en su camino de entrada.

Dong Wan asintió. r13;Bien. Avísame si las cosas cambian. r13;El mayor de los hermanos Remus echó un vistazo a la camar13; ¿Qué ha dicho  el médico?

 

Frotándose la cara con la mano, Kidoh presionó la palma sobre los ojos. Necesitaba dormir un poco. Había estado despierto durante casi veinticuatro horas, y durante la última hora había estado escuchando a Kang Hyun ordenar a sus hombres que encontraran a su mascota. Cada vez que Kidoh oía esa palabra, le crujían los dientes.

Lástima que no hubiesen tenido tiempo para plantar video- vigilancia.

r13;Tomó algunas muestras de sangre y dijo que volvería a verme. r13;Kidoh odiaba esperar. Él no era un hombre muy paciente, no cuando se trataba de cosas importantesr13; Tiene que hacer algunas pruebas para averiguar qué drogas le dieron a Yano.

r13;Mantenme informado. r13;Dong Wan golpeó con los nudillos en la puerta y se alejó.

Colocando el iPad sobre la mesa, Kidoh se inclinó hacia delante y miró a Yano. El gato negro era tan pequeño que yacía sobre una de las almohadas. Kidoh no estaba seguro de lo que le habían dado, pero tenía que ser algo bastante potente para mantener inconsciente a un shifter durante dos días.

Había sabido inmediatamente que Yano era su compañero por la feroz necesidad que le atenazaba.

Gracias a Dios que tenía un poco más de autocontrol que eso. Aunque no mucho. No cuando cada célula de su cuerpo se había vuelto loca y todo en lo que Kidoh podía pensar era en reclamar al delgado hombre.

El hombre causaba estragos en cada onza de autocontrol que Kidoh tenía.

Deslizándose de la silla, Kidoh tomó al gato y luego se sentó de nuevo acunándole en los brazos. r13;No tienes nada de qué preocuparte, gatito. Kang Hyun pagará por lo que te ha hecho.

Kidoh apretó en un puño la mano libre, mirando por la ventana. Se aseguraría de que la hiena sufría antes de terminar con su miserable vida. Ahora que Kidoh tenía a su compañero en los brazos, mataría, mutilaría, o desgarraría a cualquiera que fuera lo bastante tonto como para acercarse a Yano. Una neblina oscura llenó la mente de Kidoh. Todo lo que vio fue a Kang Hyun muerto a sus pies. La furia se arrastró atravesándole, haciendo crujir su mandíbula.

r13;Oye.

Kidoh se volvió para ver a Hoojoon en la puerta. Tendría que recordar cerrarla cuando su hermano menor se fuese. r13;Ey.

La niebla se evaporó cuando Hoojoon se acercó y echó un vistazo al gato durmiendo en los brazos de Kidoh. r13;¿Se ha despertado?

r13;Todavía no. r13;Y eso preocupaba a Kidoh, pero no entraría en pánico hasta que el médico llamase con los resultados. Sentía el latido regular del corazón de Yano. No estaba bombeando demasiado  rápido  o  demasiado  lento.  Era  un  ritmo uniforme, calmante.

Hoojoon se puso de pie junto a la ventana, mirando hacia fuera, pero Kidoh sabía que su hermano le estaba estudiando.

r13;Vas a matarlo, ¿verdad?

El hombre le conocía demasiado bien.

r13;Drogó a mi compañero, intentó acabar con su familia, y cree que es dueño de Yano. ¿Qué crees? r13;Para Kidoh, era una obviedad.

r13;Pienso lo mismo. r13;Hoojoon se volvió hacia élr13; Quiero entrar.

r13;Hoojoon…

r13;No se te ocurra sermonearme, Kidoh. r13;Hoojoon se movió alrededor de la silla hasta que se paró frente a Kidoh, sus rasgos oscurosr13; Nos hemos metido en un montón de mierda juntos. ¿Crees que me voy a sentar en mi culo después de lo que ese hombre ha hecho, no sólo a tu compañero, sino también al de Nakta? ¡Por el amor de Dios!, trató de matar a sus padres y habría matado a A-Tom si Se Hyuk no lo hubiera salvado. No me vas a mantener fuera de esto.

Los secuaces de Kang Hyun también habían intentado matar a Kidoh y a Nakta cuando habían ido a recoger algunas cosas para A-Tom. Habían tratado de matar a todos y cada uno de los Remus cuando pasaron conduciendo y disparando y lo habían intentado de nuevo cuando Dong Wan, Kidoh, y Sung Hak habían rescatado a Yano. Se estaba convirtiendo en un tema recurrente que quería detener.

Kidoh no se tomaba a la ligera que disparasen a sus hermanos. Por otra parte, habían estado tratando con las hienas durante mucho tiempo. Lástima que Kidoh y sus hermanos no pudieran sólo borrar a las hienas y deshacerse de sus culos engañosos. Sugar Creek sería un lugar mucho mejor sin ellas.

r13;Amigo, te conozco como la palma de mi mano r13;dijo Hoojoonr13; Cuando suceden cosas malas, estás sediento de sangre. Necesitas a alguien contigo para que al menos cuide tu espalda.

Lo que Hoojoon estaba diciendo tenía sentido. Kidoh tenía tendencia a enfocarse en una sola cosa, olvidando todo lo que le rodeaba, cuando buscaba venganza. r13;De acuerdo. Si voy tras él, estarás allí conmigo.

r13;¿Si? r13;Se burló mientras señalaba con el dedo a Kidohr13; Más bien cuando. Será mejor que no me jodas en esto.

Un lado de la boca de Kidoh se contrajo hasta que estaba sonriendo. r13;No voy a dejarte fuera de mis planes.

r13;Bien, porque te voy a machacar el culo de seis maneras diferentes si vas detrás de esa hiena bastarda solo.

r13;Eres un dolor en el culo, hermano pequeño. r13;Kidoh acarició la espalda del gato con la mano.

r13;Deja de sonar como Dong Wan r13;dijo Hoojoonr13; Los voy a dejar solos.

Cuéntame más tarde cómo lo está haciendo.

r13;Lo haré. r13;Kidoh siempre estaría agradecido por tener una familia tan loca, amorosa y leal. No importaba cuál fuera la situación ni si pedía ayuda o no, sus hermanos estarían allí para él. Siempre le cuidarían la espalda al igual que él siempre lo haría con las suyas.

Con un profundo suspiro, Kidoh dejó de lado su ira. No quería que su compañero se despertara con un oso enfadado. Necesitaba que Yano se sintiera seguro. El chico ya había pasado suficiente. Aunque Kidoh no tenía idea de lo que le había sucedido a Yano mientras estaba en manos de Kang Hyun, sólo podía imaginar.

Hoojoon cerró la puerta. Kidoh estaba agradecido por la privacidad. r13;Hey, gatito. Necesito que despiertes para mí. No nos hemos conocido aún, no oficialmente. Soy Kidoh, y realmente me encantaría hablar contigo.

Yano no era realmente un gatito, pero Kidoh pensó que el apodo cariñoso era lindo. Se adaptaba perfectamente al gato negro. Era un adulto, pero era tan pequeño como un gatito.

Kidoh maldijo cuando el gato se retorció y luego saltó de su regazo. Le había agarrado flojamente ya que no había esperado que su compañero saltara. El gato había estado acostado allí despierto. Tenía que haberlo estado. Yano estaba demasiado alerta ahora.

Kidoh tiró de su silla mientras observaba a Yano correr alrededor de la habitación y luego escurrirse debajo de la cama.

 

 

Afortunadamente Hoojoon había cerrado la puerta, o Kidoh habría estado persiguiendo a su compañero por el pasillo.

Se dejó caer de rodillas y miró debajo de la cama. En lugar de su gato negro, allí debajo había un humano desnudo. Un hombre gloriosamente desnudo con el pelo oscuro y hechizantes ojos verdes. Estaba tendido sobre el estómago respirando en cortas y ásperas ráfagas. Yano retrocedió cuando vio a Kidoh.

r13;Estás a salvo, Yano r13;dijo Kidohr13; No tienes que esconderte ahí debajo.

r13;¿Dónde estoy? r13;preguntó el hombrer13; ¿Quién eres, y dónde están los guardias?

Eso le dijo a Kidoh que su compañero había estado bajo constante vigilancia.

r13;No estamos en la casa de Kang Hyun. r13;Kidoh alcanzó a su compañero bajo la cama, y antes de que pudiera retirar la mano, Yano desenvaino unas diminutas y afilados garras. Kidoh gritó una maldición cuando retiró la mano. Había cuatro cortes largos en la parte posterior.

r13;Aléjate de mí r13;dijo Yano con un chillidor13; Kang Hyun os ordenó a todos que mantuvierais las manos para ustedes mismos.

El tipo estaba aterrorizado, y por buenas razones. Yano había estado tan fuera de él cuando Kidoh le rescató que probablemente no tenía idea de lo que estaba pasando. r13;¿Quieres que vaya por A-Tom?.

Yano entrecerró los ojos. r13;Esa táctica no funciona conmigo. Sé que él no está aquí.

Mientras Kidoh se tumbaba boca abajo, sacó el teléfono del bolsillo y marcó el número de Nakta. Podía ver que Yano necesitaba una prueba concreta de que ya no estaba con Kang Hyun.

r13;¿Cómo está? r13;Fue lo primero que preguntó Nakta cuando respondió a su teléfono.

r13;Necesito que traigas a A-Tom a mi habitación. Su hermano está volviéndose loco, y creo que ver a A-Tom es lo único que le calmará.

r13;En camino. r13;Nakta colgó.

Kidoh guardó el teléfono en el bolsillo. r13;A-Tom está llegando, Yano. Verás que estoy diciendo la verdad.

r13;Eso era código r13;dijo Yano con los ojos muy abiertosr13; Están trayendo otra jeringa. r13;El hombre se alejó aún más. Kidoh tenía una cama de 1,35. No había mucho espacio allí debajo. Las piernas de Yano y su trasero desnudo ya estaban asomando al otro lado de la cama.

r13;Nadie va a drogarte.

r13;Basura r13;respondió Yanor13; No voy a dejar que Kang Hyun me ponga otra inyección.

Cuando se abrió la puerta del dormitorio, Yano cambió y arrastró el culo.

r13;¡No dejes que pase más allá de ti! r13;Kidoh se puso en pie y vio a A-Tom agarrar a Yano por el pescuezo cuando este se retorció y arañó para liberarse.

r13;¡Maldita sea, Yano! r13;A-Tom dejó caer el gato antes de mover la mano. Había líneas de un rojo furioso por toda la mano y muñeca de A-Tom. Yano salió de la habitación mientras Kidoh le perseguía.

r13;¡Yano! r13;gritó Kidoh, pero el gato siguió su camino, dirigiéndose directamente hacia las escaleras. Si alguien había dejado una puerta o ventana abierta, Yano la utilizaría para escapar, haciendo el trabajo de proteger a su compañero diez veces más difícil.

Oyó a A-Tom y Nakta detrás de él, siguiéndole, pero Kidoh estaba bajando por las escaleras y en menos de un segundo, corriendo hacia la cocina. Yano estaba rascando la puerta trasera, tratando de arañar su salida. La puerta estaba cerrada. El corazón de Kidoh saltó en su garganta mientras el alivio le invadía.

r13;No estás en casa de Kang Hyun r13;dijo A-Tom cuando entró en la habitaciónr13; Cálmate, demonios.

r13;No hables con él de esa manera.r13;Kidoh utilizo el mismo tono irritado que A-Tom estaba usando con Yanor13; Estaba drogado cuando lo rescaté y no tiene ni idea de dónde está ni quién soy.

 

r13;Probablemente piensa que también le hemos capturado, coño

r13;dijo Nakta a su compañeror13; Dale al chico un poco de margen.

r13;Sé cómo manejar a mi propio hermano r13;replicó A-Tomr13; Es propenso a la histeria, como nuestra madre, y necesito sacarlo de ahí para poder razonar.

r13;¿Histérico? r13;Kidoh estrechó los ojos hacía A-Tomr13; ¿Llamas a lo que le ha pasado simplemente estar histérico? El chico fue drogado por el amor de Dios. No sabemos lo que Kang Hyun le hizo mientras tenía a Yano cautivo, ¿y quieres tomar esto a la ligera?

A Kidoh le gustaban mucho los compañeros de Nakta, pero en ese momento, no le gustaba A-Tom ni un poco. El tipo era ruidoso y descarado la mayoría de las veces, y Kidoh le encontraba muy entretenido, pero no cuando utilizaba esas cualidades contra Yano. Sus instintos de protección le daban ganas de golpear a A-Tom.

r13;No estoy tomando esto a la ligera r13;argumentó A-Tomr13; Si lo hubiera hecho, no les hubiera pedido que lo rescataran. Pero seguirá tratando de escapar hasta que salga de ese estado.

Kidoh se golpeó las manos. El ruido sonó fuertemente en la cocina. Yano miró a su hermano y a Nakta y luego a Kidoh. Kidoh dio una palmada de nuevo.

Yano cambió, pero se quedó acurrucado en la puerta. Kidoh detuvo el gruñido que salía de sus labios. Su compañero estaba desnudo, y Nakta estaba en la habitación. Afortunadamente nadie vería la ingle o el trasero del hombre. Yano estaba acurrucado de lado, de espaldas a los armarios y con las rodillas apretadas contra su pecho.

r13;Consíguele algo de ropa r13;dijo Kidoh a A-Tomr13; No me importa si le queda bien. Sólo quiero taparle.

A-Tom se fue.

r13;Tengo esto, Nakta. r13;Kidoh se sentía territorial y quería sacar ambos ojos de Nakta por mirar a Yanor13; Puedes irte.

r13;Estaré arriba si me necesitas r13;dijo este antes de salir de la cocina.

r13;Ese era A-Tom r13;dijo Yano, su voz todavía inestable.

r13;Lo era r13;dijo Kidoh. Se agachó, apoyando los brazos sobre los muslos. r13;Te rescatamos de Kang Hyun. ¿No te acuerdas?

Yano negó con la cabeza. El chico era mucho más bajo que A-Tom, más delgado, también. Tenía un tatuaje de una mariposa en la cadera. Estaba coloreado, y tenía las alas extendidas, como si estuviera lista para levantar el vuelo en cualquier momento. Había sombras detrás de la mariposa, dándole un aspecto 3D y real.

A-Tom entró en la habitación con un par de pantalones cortos y una camiseta. r13;Van a ser un poco grandes, pero deben encajar sin caerse.

Kidoh observó a A-Tom moverse hacía su hermano. Tan pronto como estuvo cerca, Yano dejó escapar un sollozo y se arrojó a los brazos de A-Tom. A-Tom hizo un ruido extraño mientras sostenía a Yano. r13;Ahora estás a salvo.

Las lágrimas caían por las mejillas de Yano. El hombre se aferraba a A-Tom para salvar su vida, como si todavía no estuviera seguro de que esto fuera real y ya no estuviera con Kang Hyun.

r13;Aquí, vístete. r13;A-Tom ayudó a Yano a pasar la camiseta por su cabeza y luego sujetó a Yano sobre los pies inestables. Kidoh se sacudió hacia arriba cuando Yano se tambaleó ligeramente r13;Estable r13;dijo A-Tom y luego deslizó los pantalones cortos por el cuerpo de Yano.

A-Tom guio a Yano a la mesa y luego se sentó con él. r13;Tengo sed r13;dijo Yano mientras se mordía el labio inferior.

Kidoh trajo un vaso de agua para su compañero y se lo dio. Yano le miró con esos magníficos ojos verdes. r13;Bebe lentamente r13;aconsejó Kidoh.

Yano escudriñó a Kidoh. r13;Pensé que eras un sueño.

r13;Soy real. r13;El corazón de Kidoh se aferró a las palabras de su compañero. Así que el chico le recordaba del rescate, aunque Yano no lo recordaba todo.

Con el vaso medio vacío ahora, Yano puso el agua sobre la mesa. r13;¿Dónde estoy?

r13;Estamos en la casa de los hermanos Remus r13;dijo A-Tomr13; El tipo con el que me viste era mi compañero.

 

 

Los ojos de Yano se abrieron un poco. Kidoh quería sostener a Yano tan mal que sus brazos dolían. No sólo porque el hombre todavía parecía asustado, sino porque el gato era su compañero y Kidoh seguía asombrado de haberle encontrado. Quería enrollarse alrededor de Yano, para mantenerlo en una burbuja protectora de carne y hueso, y nunca dejar que sintiera miedo de nuevo.

Como si hubiera leído sus pensamientos, Yano miró a Kidoh y se sonrojó. El enrojecimiento era fácil de ver bajo la impecable piel pálida. Yano juntó las manos entre los muslos y echó un vistazo alrededor de la cocina antes de que su mirada aterrizara en A-Tom. r13;Quiere matar a madre y padre.

r13;Lo intentó r13;dijo A-Tom mientras tomaba asientor13; Pero están bien, y padre está en pie de guerra.

Yano hizo una mueca. r13;¿Cuánto sabe?

r13;No sabe nada de que estas involucrado en esto r13;dijo A-Tomr13; Me inventé una mentira acerca de donde me encontré con Kang Hyun y donde oí la conversación sobre matar a nuestros padres.

Los ojos de Yano se abrieron aún más. r13;¿Me cubriste?

Kidoh no entendía por qué su compañero parecía tan sorprendido. Eran hermanos. ¿Por qué A-Tom no iba a cubrir a Yano?. Kidoh cubriría a cualquiera de sus hermanos si su mamá o papá estuvieran en pie de guerra. Eso era lo que hacían los hermanos.

 

r13;No es que lo merecieras. r13;A-Tom se puso de pie, y Kidoh no podía entender la repentina ira del hombrer13;. Pero algo en mí mantuvo tu secreto.

r13;Yo no te lo pedí r13;dijo Yano entre dientesr13; No te pedí que levantaras un maldito dedo por mí.

Hablando de un giro completo de ciento ochenta grados, hace unos segundos se querían. Su hostilidad confundió como el infierno  a Kidoh, pero sabía que debía mantenerse al margen de la disputa. Esto era entre hermanos, y Kidoh sabía que nadie debía interponerse en una discusión entre hermanos. Tenía cinco hermanos y había aprendido de la manera difícil, a través de chichones y golpes, a no tratar de detener a ninguno de ellos de discutir entre sí. Con tal de que A-Tom no tocase a Yano, Kidoh mantendría sus labios sellados.

r13;Bueno, levanté un dedo r13;A-Tom siguió discutiendor13; Un gracias estaría bien.

r13;Gracias r13;espetó Yano. Alcanzó el agua con tal fuerza que el vaso se cayó, derramando el resto del aguar13; Oh mierda.

r13;Lo tengo r13;dijo Kidoh. Fue hacía el rollo de toallas de papel mientras los dos continuaron discutiendo. Se le estaba formando un fuerte dolor de cabeza. En lugar de unirse más entre sí debido a la jodida situación, se estaban atacando verbalmente uno al otro.

 

 

Kidoh limpió el desastre y luego levantó la mano. No podía soportar más los gritos. r13;¿Pueden callarse? Discutir no va a ayudar, y estoy harto de escucharlos.

A-Tom resopló, se dio la vuelta, y salió disparado. Yano se sentó allí con los brazos cruzados sobre el pecho, con una expresión petulante en el rostro.

r13;¿Estás bien? r13;preguntó Kidoh.

Yano le miró, y su expresión agria se desvaneció. Se sonrojó de nuevo, y esta vez el enrojecimiento era más oscuro. r13;Lo siento mucho por nuestros malos modales en tu casa.

r13;Todos estamos bajo mucho estrés. r13;Kidoh agarró un asientor13; Has pasado por muchas cosas.

r13;Eso todavía no es excusa para los malos modales. r13;Yano metió las manos en su regazo y entrelazó los dedosr13; Estoy agradecido de que me rescataras. Realmente lo estoy. ¿Cómo lo hiciste? La casa de Kang Hyun es virtualmente una fortaleza. Yo debería saberlo. Traté de escapar más de una vez y me capturaron cada una de ellas.

r13;¿Cómo te capturó en primer lugar? r13;Kidoh cambió de tema.

Yano no tenía necesidad de oír hablar de disparos y muertes.

r13;Nos conocimos en un club, y acepté ir a casa con él r13;dijo Yano, bajando la voz significativamente, como si se avergonzara por su confesiónr13; Fue agradable al principio, muy dulce. Y después mostró su verdadera cara cuando me llevó a su casa.

r13;¿Estuviste de acuerdo en ir a casa de un desconocido?

r13;Kidoh sabía cómo funcionaba la escena de los clubes. Infiernos, el mismo había anotado muchas veces. Pero este era su compañero, y saber que se había puesto a sí mismo en peligro le puso el pelo de punta.

r13;¿Cómo iba a saber que me estaba tendiendo una trampa?

r13;gruño Yanor13; Por lo general puedo detectar las intenciones de un individuo a una milla de distancia. O bien quieren follarme o usarme por mi dinero.

Kidoh no tenía derecho a juzgar lo que Yano había hecho antes de que se conocieran. Tomó una respiración profunda y tranquilizante, pero las imágenes de Yano de fiesta y teniendo sexo en los baños pusieron la cabeza de Kidoh a punto de explotar.

r13;Y porque seguía tratando de escapar, decidió mantenerme drogado r13;continuó Yano como si no supiera que Kidoh no quería oír hablar de los encuentros sexuales del hombre.

r13;Esto se debe a que siempre has tenido el peor gusto en los hombres r13;dijo A-Tom entrando en la cocina. Levantó las manosr13; Me voy al taller. Se Hyuk está allá con Andy.

Kidoh esperó a que A-Tom saliera por la puerta de atrás antes de volverse a Yano. r13;Me llamo Kidoh.

 

 

r13;Encantado de conocerte, Kidoh. r13;El rubor de Yano regresó.

Kidoh se acercó y agarró la mano de Yano. No podía dejar de tocarle más de lo que podía dejar de respirar. r13;Hasta que resolvamos lo de Kang Hyun, es mejor que te quedes aquí.

r13;¿No matasron a Kang Hyun cuando me rescataron? r13;Yano saltó de su asiento y retrocediór13; No se detendrá hasta que me tenga de vuelta. Por alguna razón delirante, cree que es mi dueño.

r13;Estás a salvo aquí r13;prometió Kidoh.

r13;No lo entiendes. Kang Hyun tiene dinero, recursos, y no le importa a quien hiere para conseguir lo que quiere. Borrará a tu familia y después dormirá como un bebé.r13;Yano miró hacia la puerta, y Kidoh supo que el hombre estaba pensando en correr.

Se puso de pie, acercándose a su compañero. Cuando envolvió a Yano en sus brazos, el gato no protestó. En todo caso, se inclinó hacia Kidoh. r13;Planté dispositivos de escucha alrededor de su casa y un rastreador en su coche. Voy a conocer sus planes antes de que tenga la oportunidad de ejecutarlos. Estoy un paso por delante de él, Yano.

Yano se apoyó en él, permitiendo a Kidoh sostener a su compañero. La cabeza de Yano llegaba al pecho de Kidoh, y eso le gustaba. La diferencia de altura le permitía volver la cabeza y descansarla mejilla sobre la cabeza de su compañero. Kidoh inhaló grandes tragos del aroma de su compañero, y su oso gruñó en señal de aprobación.

Kidoh, apretó al hombre con más fuerza. No le preocupaba que Kang Hyun tratara de acabar con su familia. Kidoh planeaba matar al tipo antes de que incluso estuviera cerca de eso.

r13;Gracias por ayudarme r13;susurró Yanor13; pero tu promesa no va a ser suficiente para salvarme.

 

 

continuara...

Notas finales:

dejen rw

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: