Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

110. Alfa a su Omega (01)

Autor: dayanstyle2

[Reviews - 9]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

NEnesss llegamos con otra nueva serie

Ya saben que Young jae es hermano perdido de Jongin... hasta ahora nadie sabe de donde salió, pero en fin.... 

Ya se que es una Drabble inesperada pero despues de darle tanta vueltas pues lo dejé asi (tambien al deficit de personajes que hay tambien ayudó a esto)

No se si les gusta o no pero a mi me encantó, y les di una oportunidad de probar algo nuevo y diferente... ya vamos en la recta final asi que a disfrutar que queda muuy pero muy poco

Notas del capitulo:

Desire = Deseo

—Tenemos que revisarlo —dijo Baekhyun sentado en la silla junto a Jong Hoon  y Sandeul. — De lo que me dijo Chanyeol, Young Jae convirtió sus quinientos acres en su pequeña ciudad. Me muero por ver lo que ha hecho con los bosques.

—Cortarlos, obviamente —dijo Jong Hoon. — Tú no puedes hacer una pequeña ciudad si los árboles están en el camino. Además, necesitas madera, demasiada.

—  ¿De qué hablan chicos? —Sandeul tomó un sorbo de su chocolate caliente cuando él miró alrededor de la cafetería. Era raro que saliera de La Casa y se sentía bien. El Alfa Jongin y su comandante, Chanyeol, eran muy protectores con Sandeul. Incluso ahora, Chanyeol se sentó en el sofá en la parte posterior del Café, dándoles su espacio pero manteniéndose lo suficientemente cerca para verlos.

No eran sobreprotectores de Sandeul, tampoco. Chanyeol es compañero de Baekhyun, el gran y malo guerrero estaba perdidamente enamorado del pequeño humano. Si alguien fuera lo suficientemente tonto para meterse con Baekhyun, Chanyeol destriparía a esa persona en el lugar.

Sandeul deseaba tener a alguien así. ¿Qué sería ser amado por un hombre que adore el suelo que pise Sandeul?

—  ¿Sabes que Jongin tiene un hermano ilegítimo, verdad? —Baekhyun le preguntó.

Sandeul había oído el rumor, pero nunca había conocido al hombre. — Sí.

—  Bueno… —dijo Jong Hoon, salto en la historia de Baekhyun. —Jongin le dio quinientos acres. Durante mucho tiempo, Young Jae y su manada vivían en un viejo granero–

 

—No un antiguo granero —Baekhyun argumentó. —Bueno, fue. Pero la manada de Young Jae había arreglado el lugar. Pasé por allí una vez con Chanyeol. La casa de Young Jae parece una mansión ahora. Ahora que lo pienso, Chanyeol me dijo que Young Jae derribo el granero y construyó su casa desde cero. Puedo equivocarme, aunque…

—De todos modos —dijo Jong Hoon. —Aproximadamente hace cinco años, Young Jae decidió que quería un pequeño pueblo propio. Había cien acres despejados hacia fuera y déjenme decirles que, los camiones de acarreo de la madera, eran un dolor en la parte inferior. Cortaron a través de nuestro pueblo, haciendo del tráfico una pesadilla.

—Pero Chanyeol me dijo —Baekhyun saltó de vuelta. —que la ciudad está creciendo. Ellos incluso la nombraron.

Sandeul ocultó su sonrisa. Estos dos eran campeones del chisme. Cada vez que se reunieron, comenzaron los rumores, decían secretos, y más veces que no, ambos tuvieron problemas con sus compañeros. Pero nunca nadie parecía detenerlos.

—  ¿Cómo lo nombraron? —Pregunto Sandeul. Ambos hombres suspiraron.

Desire—dijo Jong Hoon. —Estoy enamorado de ese nombre.

—  ¿Él llamo a su pueblo Desire? —Eso despertó el interés de Sandeul. — ¿Por qué lo nombraría así?

Baekhyun se encogió de hombros. —No sé, pero me muero por ir a echar un vistazo al lugar.

—Por desgracia… —dijo Jong Hoon. —nos han advertido de no a ir allí.

 

—Según nuestros compañeros, —dijo Baekhyun. —Jongin y Young Jae todavía no se ven a los ojos, y Chanyeol no quiere ir a Desire. Seung Hyun advirtió a Jong Hoon que no vaya, también.

Jong Hoon se inclinó más cerca, bajando su voz. Chanyeol era un shifter, al igual que Sandeul y Jong Hoon. Su audiencia fue superior a los seres humanos, y sin duda Chanyeol estaba escuchando su conversación.

—Tengo el carro de Seung Hyun. Podríamos tomar el coche y comprobar el lugar por fuera —susurró Jong Hoon. — ¿Qué daño podría venir de parar a tomar un café?-

Sandeul no estaba a gusto con la idea. Él era un lobo omega y muy buscado. Si alguien se dio cuenta de lo que es, lo secuestrarían y tratarían de reclamarlo como propio. Estar fuera de casa, en Villa Kim, era bastante arriesgado y aquí Jong Hoon hablaba de conducir a otra ciudad.

—No creo que sea una buena idea —dijo Sandeul. —Sus compañeros le advirtieron por una razón.

—No seas tan serio —Baekhyun había cepillado a un lado los rizos castaños que habían caído en sus ojos mientras miraba fijamente con impaciencia a Sandeul con esos ojos grandes azul-gris. —No nos meteremos en ningún problema, y si ocurre algo, Jong Hoon y yo somos realmente buenos en correr.

—Solo diez minutos —dijo Jong Hoon. —Prometo que no permaneceremos más que eso.

—Se olvidó de un pequeño problema —Sandeul había empujado su barbilla hacia la parte trasera de la tienda. —Nuestra esSung Wona no va a dejarnos irnos de aquí sin él.

—Déjame cuidar de él —dijo Baekhyun. —Yo distraeré a Chanyeol mientras ustedes dos se deslizan hacia fuera, y entonces los encuentro en auto de Seung Hyun.

 

 

 

—Realmente no creo que deba ir — ¿Sandeul quiere correr el riesgo de que alguien descubra lo que es? Por otra parte, estaba tan cansado de estar encerrado dentro de la casa. Él no había hecho algo divertido en lo que sentía eones. Todos en la guarida estaban acoplados y haciendo lo suyo. Sandeul había sido invitado más de una vez por las parejas cuando fueron a diferentes lugares, pero siempre se sintió como una tercera rueda.

Tal vez era tiempo que tuviera una pequeña aventura. ¿En cuántos problemas se podían meter en diez minutos?

—Vas —Jong Hoon insistió antes de voltearse a Baekhyun. —Ir a distraer a Chanyeol para que podamos salir de aquí. Quiero irme mientras que haya luz del día.

Habían tenido una tormenta de nieve durante las vacaciones, pero afortunadamente la tormenta de nieve había terminado y los caminos estaban limpios. Por lo menos los de la ciudad. No estaba seguro sobre la carretera.

Baekhyun se levantó y agarró su copa. —Tan pronto como él no este mirando, váyanse.

El estómago de Sandeul se agitó ante la idea de alejarse de la ciudad por un tiempo. ¿Qué pasa si algo salía mal? Tomaba su chocolate caliente mientras veía a Baekhyun hacer su camino a través de la sala.

—Deja de verte tan preocupado —dijo Jong Hoon. —Sé que no sales mucho, pero prometo que vamos a divertirnos.

Baekhyun se montó a horcajadas en Chanyeol. Por la mirada en los ojos de Chanyeol, inmediatamente se derritió cuando él puso sus manos en las caderas de Baekhyun. Otra vez Sandeul se preguntaba si alguien lo miraría de esa manera.

—Ahora —susurró Jong Hoon. Agarró la mano de Sandeul y lo saco de su asiento. Estaban en la puerta y corriendo hacia un carro brillante azul con la palabra

 

´Ford´ en la parte trasera. Jong Hoon saltó en el lado del conductor cuando Sandeul lo hizo en el asiento del pasajero.

—Espero que Baekhyun no quede atrapado con Chanyeol y olvide que estamos aquí. Tiene un período de atención corto, cuando él está alrededor de su compañero —Jong Hoon arranco el camión y ronroneó a la vida. Sandeul miró en el interior y notó cómo de impecable estaba.

—Deslízate para Baekhyun y ponte el cinturón —dijo Jong Hoon.

Sandeul se deslizó cuanto podía en su asiento e hizo como le dijeron. Cinco minutos pasaron antes de que Baekhyun saltara en el camión y gritara. — Arranca.

Jong Hoon acelero rápidamente y casi golpea un coche por la forma en que conducía. El corazón de Sandeul saltó a su garganta. — ¡Más despacio!

Cuando no lo hizo, paso el cinturón de seguridad alrededor de Baekhyun y lo aseguro en su lugar así asegurando a ambos.

—No —dijo Jong Hoon mientras doblaba en una esquina como si los policías estaban persiguiéndolos. —Tenemos que salir de aquí antes de que Chanyeol vea que estamos desaparecidos.

—Fue al baño —dijo Baekhyun. —Pero no le tomará mucho tiempo. Va a enojarse cuando no me vea en la cafetería.

Tan pronto como Baekhyun termino de hablar su celular sonó. Baekhyun lo saco de su bolsillo. —Mierda, es Chanyeol.

—No se atreva a responder —advirtió Jong Hoon. —Apágalo antes de que llame a Niel y ese hombre, poco divertido, nos va a dar seguimiento.

Sandeul había vivido en La Casa bastante para saber que Niel tenía destrezas con la computadora. El chico era extravagante, pero a Sandeul le gustaba.

 

Todavía no entendía la fobia a los gérmenes de Niel y el hecho de que nunca iba sin guantes de látex, pero siempre había sido agradable para Sandeul.

—Bueno, ya está —Baekhyun lanzó su teléfono en la consola central y se inclinó hacia atrás. —Fácil como burritos.

—  ¿No se supone que es pie? —Sandeul pregunto.

Baekhyun frotó su estómago. —Yo no he comido todavía, y estoy deseando algunos burritos.

Sandeul no esperaba la ira de Chanyeol cuando regresaran. Él era intimidado fácilmente, y los hombres enojados lo aterrorizaron. A pesar de que sabía que Chanyeol no lo lastimaría, Sandeul no quería conseguir un gritó o ver la decepción en sus ojos.

Pero ya era demasiado tarde para retroceder ahora. Jong Hoon ya había salido de los límites de la ciudad y estaba en la carretera. Él y Baekhyun parecían satisfechos con ellos mismos. El estómago de Sandeul se revolvió. No se opone a la diversión, pero la posibilidad de correr peligro le dio un dolor de cabeza pulsátil empezando en las sienes.

—No he estado fuera de la ciudad desde la tormenta de nieve —Baekhyun dijo mirando por la ventana. —Parece que el mundo se pintó de blanco.

Lo estaba. Colinas de nieve y árboles estériles adornaban el paisaje. La vista era impresionante. Gracias a Dios la carretera había sido salada y estaba limpia y seca. El camino que conducía Jong Hoon habría sido una zanja.

—  ¡Oh wow, mira! —Baekhyun se refirió a una señal a su derecha que decía: “Bienvenido a Desire”. —No recuerdo que ese camino estaba allí antes.

—Duh —dijo Jong Hoon. —Tuvieron que hacer una carretera para poder llegar a la ciudad.

—Buen punto —Baekhyun sonrió.

 

Jong Hoon desacelero y luego encendió su luz intermitente antes de ir a la derecha. Condujeron por una milla antes de que Sandeul viera las primeras señales de una ciudad. Tiendas abiertas a lo largo de ambos lados de la calle principal. Sandeul rodó sus ojos. El nombre era tan original.

Parecía ser la única calle en la ciudad. Sólo una calle larga de tiendas. Al pasar por las calles laterales, Sandeul vio casas. —La ciudad no es tan grande.

—Las ciudades toman tiempo en construirse —dijo Jong Hoon. —Estoy realmente sorprendido que tengan tantos edificios.

Sandeul no sabía nada sobre la construcción de una ciudad, pero lo que dijo Jong Hoon tenía sentido. El lado izquierdo de la calle había un supermercado llamado Hick; un restaurante, The Big Egg; y un bar, Bad Habit. Él sabía que era un bar debido a las señales de neón y la publicidad de varias marcas de cerveza. A la derecha estaba Clipping Beauty, una barbería llamada Burke y Beans and Buns5. Había más edificios más allá de eso, pero no importaba ahora.

—Ahí mismo —Baekhyun señaló el edificio en la esquina de Main Street y DuPont, y Jong Hoon estaciono en el espacio diagonal delante de Beans and Buns.

Jong Hoon se rió entre dientes. —Me gusta el nombre.

—Apuesto a que no es mejor que The Café —Baekhyun resopló.

—Estoy bastante seguro de que usted fue quien sugirió que viniéramos aquí

—Sandeul le señaló al empleado de la cafetería.

—No tengo ni idea lo que estás hablando —dijo Baekhyun. —Pero todavía apuesto a que su café no es mejor.

 

—Vamos averiguarlo —Jong Hoon cortó el motor y salieron desde el camión. El aire de invierno enérgico robó el calor de Sandeul, pero el olor a bollos y granos de café lo tenía apresurándose hacia la tienda.

Una campana repiqueteaban sobre la puerta cuando caminaron dentro. Sandeul instantáneamente cayó enamorado del lugar acogedor. Un mostrador estaba parado a la izquierda con un tablero del menú diciendo que no sólo servían café, también sandwiches, sopa y productos horneados. En medio de la tienda había una chimenea de doble cara con unas cuantas sillas y asientos alrededor de él. Hacia la ventana delantera había mesas, y Sandeul notó que había un montón de puntos de venta.

Un punto de venta incluso funcionó a lo largo de la parte inferior de la mitad de la chimenea. —Creo que estoy enamorado —bromeó Sandeul, molestando a Baekhyun.

Sí, el labio inferior de Baekhyun se deslizó hacia fuera.

Jong Hoon había empujado a Baekhyun. —Tienes que admitir, este lugar es agradable.

Baekhyun frunció el ceño. —Mejor que tengan burritos. Estoy muriendo de hambre.

Una media docena de personas estaban ya sentados en las mesas y una pareja ocupó uno de los asientos. Nadie había mirado su camino. La pareja en el asiento se acurrucó más cerca, y aquellos que se sentaron en las mesas tenían las narices en sus laptops o iPads.

Un hombre delgado con cabello castaño oscuro estaba parado detrás del mostrador, trabajando con la leche mientras un chico al otro lado esperaba su orden.

—Estaré con usted en un minuto —dijo el hombre antes de que se volviera y comenzó a trabajar en el mostrador detrás de él.

 

Jong Hoon y Baekhyun estaban parados inmóviles mirando el tablero del menú. Sandeul se deslizó en una silla y miró alrededor. Ni una sola persona miró su camino. Nadie gritó que él era una omega ni intentaron sacarlo de la tienda.

Sandeul no había tenido las mejores experiencias en la vida. Él venía de una manada donde el alfa lo había utilizado para sexo y lo trataban como un felpudo. Los miembros de la manada pensaban en él como un lobo débil que podían golpear alrededor. Aunque los hombres en La Casa eran mil veces mejores, Sandeul no había salido mucho después de que Chanyeol y Jongin habían jurado que lo protegerían de su viejo alfa, Sheraton.

Estar fuera al aire libre, en una ciudad extraña, los nervios de Sandeul estaban heridos firmemente. Fue tentado a llamar a Jongin y pedir al alfa que lo busque. Pero no lo hizo. Además, Baekhyun y Jong Hoon parecían felices y Sandeul no quería arruinar su diversión. Actualmente estaban charlando con el chico detrás del mostrador, como si fuera Disney World en lugar de otro pueblo pequeño.

Y dos, Sandeul no estaba listo para enfrentar el alfa y la ira del comandante. Quería posponerlo tanto como sea posible.

—Aquí —Baekhyun vino sobre él con un cupcake6 rosa en la mano. —Tengo esto para ti.

—Gracias —Todo el mundo sabía que Sandeul era un gran goloso. Con tanta azúcar como comía, debería pesar quinientas libras, pero Sandeul todavía estaba en 52 kg y mojado.

-Le pedí sopa de tallarines del pollo y un sándwich de pavo, también.- Baekhyun no espero a que Sandeul respondiera antes de que se apresura hacia atrás junto a Jong Hoon.

 

 

Cuando Sandeul mordió el cupcake, él gimió. Era suave, húmedo y tenía las rebanadas de fresas reales dentro. La guinda fue para morirse. Furtivamente lejos no parece tan malo ahora que él había probado el mejor cupcake. Sin duda se llevaría una docena para el camino.

Mientras Sandeul masticada, observaba a dos hombres parar delante de la tienda. Estaban hablando y… maldición si el de la derecha no sólo era tan alto como Jongin. Él tenía una cabeza llena de cabello corto, ondulado y negro. Estaba de espalda a Sandeul, por lo que él no podía ver el rostro del hombre.

Y luego se volvió. Abrió la puerta y caminó dentro, y Sandeul perdió todo interés en el cupcake. Incluso el tipo de chaqueta fina de North Face no podía ocultar cómo de magro y musculoso era. Él tenía los mismos ojos grises de Jongin y la misma nariz angular, mandíbula fuerte y aura de chico malo.

Sandeul aplastado el pedazo restante de cupcake en la mano cuando su corazón latía violentamente. La semejanza de la familia fue extraordinaria, y sabía que él estaba mirando a Kim Young Jae, el alfa de este pueblo y el hombre de quien le advirtieron que permanezca lejos.

continuara...

Notas finales:

dejen rw

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: