Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Tu Vida y La Mía

Autor: humano saiyan

[Reviews - 9]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Gracias a mi primer review, espero tener más y sí les esta gustando pueden  ompartirla con sus amigos, estoy trabajando junto con una amiga para ilustrar la historia y poder pasarla a Wattpad.

Contemplación

Es el momento, estoy un poco nervioso por lo que pueda pasar, para mi esto es algo parecido a una cita de amor, hace mucho tiempo que no tengo ninguna, 10 minutos antes de que terminara el partido, me dirigí hacia los baños, me encerré en un cubículo, saque de mi mochila desodorante, pasta dental, mi cepillo de dientes, enjuague bucal, hilo dental, un peine, un poco de cera, mi colonia, y una esponja para limpiar mis zapatos, tengo que estar lo más presentable para salir con él.

Es increíble como en un día que al comienzo parecía tan normal, se ha convertido en esto, el día más especial de mi vida, el posible Amor de mi vida me esta invitando a cenar, esta es la oportunidad que estaba buscando.

Son las 3 en punto, creo que me debo dirigir a la entrada del gimnasio rápidamente, no quiero que se vaya sin mí, no puedo perder esta oportunidad.

Vegeta camino velozmente hacia la entrada del gimnasio para lo acordado con Goku,

-Pensé que te habías ido, vi como saliste desde hace como 15 minutos del partido, creí que tenías algo más importante, pero veo que no, sigues aquí, entonces debo pedirte que me esperes, el partido termino hace solo 5 minutos, como te habías ido no tomé una ducha, pero voy rápido, es más acompáñame, no te quedes aquí solo. –

Vegeta asintió, calmadamente y siguió a Goku hacia las duchas, nunca había entrado ahí, él no tenía clase de deportes en su horario, y rara vez se quedaba después de clase a ver los partidos, esa parte de la escuela era aún desconocida para él.

Goku le dijo a Vegeta que se sentara en las bancas mientras el tomaba una ducha, era simple, solo le pidió que se sentara y lo esperara, no era nada fuera de lo normal para ninguno, tal vez un poco excitante para Vegeta, estaban solos en las regaderas, los demás compañeros de Goku se fueron a festejar que habían ganado la semifinal, por lo tanto, el y Goku eran los últimos en el Gimnasio.

- ¿Y no deberíamos irnos ya? Solo estamos tu y yo, todos tus compañeros se fueron a festejar y el gimnasio esta vacío, debemos irnos antes de que lo cierren. –

-Ese no es ningún problema, yo soy el encargado de cerrarlo, yo tengo las llaves, podemos tardarnos el tiempo que sea necesario. –

* Las duchas eran algo como un cuarto muy grande, solo tenia 3 muros a la mitad del cuarto de donde salían las regaderas, no tenían divisiones, nada que apartara a una persona de la otra, a decir verdad, las duchas de los hombres nunca son muy pudorosas así que no tiene nada de extraño. *

Goku se acerco a Vegeta que estaba sentado en una parte de la banca que daba justo en medio de todo ese gran cuarto, en donde las regaderas quedan en medio de dos muros por lo tanto de ambos lados había regaderas dejando solo un pequeño pasillo para poder pasar.

Sacó un poco de ropa de su maleta, sacó una toalla y la puso a un lado de la maleta, se sentó justo a  un lado de Vegeta y comenzó a quitarse los zapatos, para después pasar por las medias y así hasta quedar completamente desnudo, Vegeta solo miraba de re ojo, sabia lo que estaba pasando, pero no podía voltear descaradamente para verlo, Goku seguía hablando de cosas del partido, de cómo había jugado y del entrenamiento, cosas que realmente vegeta estaba ignorando, solo estaba intentando controlarse para que no se notara su erección, pero lo peor apenas venía, Goku se levanto y camino hacia las duchas que estaban frente a Vegeta, todo su cuerpo, completamente desnudo, era lo que vegeta siempre había soñado.

Esto es algo extremadamente excitante, estoy Pensando que es un sueño, tantas cosas no pueden estarme pasando en un solo día, es simplemente de lejos el mejor día de mi vida, puedo observar cada parte de su cuerpo, esos pectorales bien definidos, esos grandes brazos, un abdomen completamente perfecto, toda su anatomía es algo excepcional, cada parte de su cuerpo esta desnuda frente a mí, y poder verlo con las gotas de agua bajando por su cuerpo… solo hace esta situación aún más excitante, no puedo contener más esta erección, debo hacer algo al respecto, porque está comenzando a doler.

-Ahorita regreso, voy a hacer pipi al baño. –

Es momento, simplemente voy a levantarme rápidamente y me voy a dirigir a los sanitarios que están justo ahí, no tengo que caminar más de diez metros y todo podrá estar en orden de nuevo.

Se dirigió hacia el baño, puso rápidamente el seguro a la puerta del cubículo y sacó de sus pantalones un gran miembro, duro y húmedo por la excitación tan grande que sentía, estaba palpitando, no era momento de masturbarse, Goku lo podría buscar, pero algo en su cuerpo simplemente no estaba funcionando de acuerdo a la razón, su mano bajo lentamente y comenzó a tocar su miembro, él quería parar por el riesgo que corría, pero su mano parecía tener vida propia, el quería parar, pero también algo dentro de sí, hacia que su mano siguiera, de cierta forma el riesgo de ser pillado lo hacia aún más excitante, esa adrenalina lo hacia sentir aún mejor, no pasó mucho tiempo hasta que se corrió en el escusado, la excitación que sentía por ver a Goku y sumado a eso la adrenalina de ser descubierto hicieron que aquello fuera rápido.

Maldición, esta vez fue muy poco tiempo, pero eso esta mejor en este momento, solo voy a limpiarme un poco y me voy a ir a sentar donde estaba no quiero que ese torpe se de cuenta de lo que hice, eso sería demasiado incómodo y vergonzoso.

Vegeta rápidamente tomo un poco de papel y se limpio los restos de semen que quedaban en su pene, hizo una pequeña fuerza para poder orinar antes de salir del cubículo, y salió rápidamente para dirigirse a donde estaba sentado hace un rato, al momento de abrir la puerta vio como una persona se acercaba, por el vapor que estaba en las duchas no pudo percibir quien era, pero cayo en cuenta que solo se encontraban él y Goku ahí, rápidamente cerro la puerta tras de si y camino hacia él.

- ¿Todavía no te vistes? Yo ya tengo hambre, y tu sigues aquí en toalla. –

-Lo siento, es que no te vi y creí que te habías ido. –

-pero te dije que solo tenía que hacer pipí, lo grite cuando estabas parado bajo el agua. –

-Bueno, solo déjame vestirme y nos vamos, no voy a tardarme mucho. –

Vegeta se dirigió hacia donde estaba hace un rato, entonces Goku se quito la toalla de alrededor de la cintura, ahí estaba toda su anatomía otra vez, solo que ahora más cerca que antes, podía ver cada detalle claramente, su atención se centro ahora en el miembro de Goku, era grande, moreno y con un poco de vello, estaba en estado flácido, no era algo muy grande, pero vaya, realmente era muy bello, podría verlo, tocarlo eh introducírselo por el resto de su vida si fuera necesario, tenia tantas ganas de tocarlo, de lamerlo, de hacer tantas cosas con él, pero lo único que podía hacer era ver, e imaginar todo lo que podría hacer, perderse en sus pensamientos de nuevo, e intentar concentrarse en otra cosa, eso le iba a provocar una erección nuevamente, simplemente dirigió su mirada hacia cualquier otro punto, estúpidamente comenzó a contar  en su mente para poder pensar en otra cosa, era algo sumamente infantil, pero era lo único que se le había ocurrido y al parecer estaba funcionando.

Goku termino de vestirse, guardo todas sus cosas en su casillero, y camino hacia la salida junto con Vegeta en un ambiente callado, solamente ellos dos, el único ruido que se escuchaba eran sus pisadas. Ese ambiente a Goku no le agradaba, pero cada que le hacia cualquier cuestionamiento a Vegeta, este reaccionaba de manera cortante y un poco grosera.

-Oye, creo que no te gusta mucho la idea de que vayamos a cenar, estas demasiado serio, es más creo que ni siquiera te caigo bien, así que, que te parece si dejamos esto hasta aquí, voy a tomar como agradecimiento que me esperaste todo este tiempo, y así estamos a mano ¿te parece? –

Vegeta se quedo un poco sorprendido por lo que le dijo Goku, pero era verdad el estaba muy cortante, y eso hacia parecer que no quería estar con Goku.

- ¡No! Es solo que estoy un poco nervioso. –

Dijo esto sin pensar en las consecuencias ¿Nervioso por qué? Solo era una cita de amigos, los dos eran hombres y según todos Goku era súper heterosexual, no había nada de extraño en eso.

-pues no debes estarlo, yo sé que soy muy guapo, pero no eres mi tipo para ser sincero. –

Obviamente que era una broma, Goku rio después de decirlo, pero algo dentro de Vegeta se había roto después de escuchar “No eres mi tipo”

¿Qué estaba mal con él? ¿Acaso no le parecía atractivo?

-Jajaja, No tienes tanta suerte, tonto, es más, tu tampoco eres mi tipo, y ¿a donde me vas a invitar a cenar? Tú me invitaste, tú me vas a llevar. –

- ¿Cómo que se te antoja? Realmente a mi me da igual, yo como lo que sea, además precisamente la cena es para ti, así que tu decide. –

¿Tienes hora de llegada a tu casa? –

-No, yo no soy de aquí de la ciudad, estoy rentando en una casa para estudiantes. –

- OK entonces, vamos por una pizza, y vemos películas en mi casa, si quieres pasamos por ropa a la casa donde vives, y te quedas en mi casa. –

- ¿Y no hay ningún problema con que me quede en tu casa? ¿Tus papás no van a decir nada, si solo llego sin avisar? –

-No. –

-Bueno, pero, vamos a tardarnos mucho con el servicio que da el transporte de la ciudad. –

-No te preocupes por eso, yo traigo auto, eso no va a ser un problema. –

Ambos jóvenes se dirigieron hacia la salida de la escuela, eran de las ultimas personas que quedaban dentro. El ambiente entre ellos ahora era un poco más fluido, mientras caminaban iban hablando de cosas triviales como los maestros de la escuela y cosas de estudiantes.

Llegaron a la salida de la escuela, aunque ya era un poco tarde, había una cantidad considerable de autos estacionados afuera.

-Y ¿Cuál es tu auto? –

-  Es ese de allá. –

Dijo Vegeta mientras señalaba un Mustang rojo, con techo descapotable, de lejos se veía que era un auto demasiado caro.

- ¿Ese es tu auto? -

Pregunto un sorprendido Goku.

-Tus papás deben ser millonarios, si te compraron un carro así. –

- Algo así, es una historia un poco larga te la cuento cuando estemos en mi casa. Oye y ¿sabes conducir? –

- ¿Estas bromeando cierto? Claro que se conducir, pero es tu auto conduce tú. –

- Creo que te gusto en verdad, puedes conducir, eso seria lo mejor, yo no sé dónde te estas quedando, así que puedes conducir de aquí hasta allá. –

- ¿realmente me vas a dejar conducir tu convertible? –

- si dices que sabes conducir, no veo porque no deberías hacerlo. –

Vegeta sacó de su bolsillo las llaves del auto, extendió la mano, y presiono el botón que hizo que la alarma del auto sonara para saber que estaba abierto, extendió la mano y dejo caer las llaves en la mano de Goku.

-Es tu momento, puedes usarlo. –

Goku tomo las llaves un poco temeroso, pero, rayos, como podía resistirse a conducir un flamante auto como ese.

-está bien, solo porque tu insistes en que lo haga. –

-No hay problema, pero démonos prisa para poder ver varias películas. –

Se dirigieron hacia la puerta de aquel auto, de cerca era aún mejor que de lejos, estaba pulido, no se le veía ningún rayón, parecía como si fuera nuevo, los asientos eran de piel, el olor del Auto era a Nuevo aún, el olor de la piel recién estrenada.

- ¿¿¿Acabas de comprarlo??? –

-relativamente, llevo una semana con él. –

-Wow. –

Se subieron al auto, Goku tuvo que hacer el asiento para atrás, sus piernas eran más largas que las de Vegeta. Encendió el Auto, el motor se escuchaba como un ronroneo, aceleraba poco a poco solo para poder escucharlo. Era como un sueño hecho realidad para Goku, realmente le gustaban los autos.

De pronto, salió el auto velozmente del estacionamiento, era como un rayo, Goku sabía lo que hacía, claro que sabía conducir, y era obvio que era muy bueno haciéndolo, en un tiempo de alrededor de 3 minutos llegaron ha la pensión de Goku, mientras conducían escuchaban hubmble- Kendrick Lamar.

-Vaya veo que realmente sabes conducir, parece que hubieras manejado autos de carreras durante mucho tiempo. –

-En donde vivo, corría autos junto con mi abuelo, es algo así como una tradición familiar. –

-Mira que interesante, yo no soy fan de los autos deportivos, pero nunca había tenido uno, así que pensé ¿por qué no tenerlo ahora? De esta forma fue que me hice de este auto. –

Terminó la canción, Goku parqueo el auto, cerro la llave y se dispuso a bajar junto con Vegeta. La casa donde se estaba quedando era una muy grande, algo parecido a una mansión, tenía una fachada muy bonita, estilo barroco, la puerta era de Madera de Roble, media unos tres metros de alto por 4 de ancho, realmente era grande, Goku saco su llave del bolsillo y entraron a la gran casa, tenía acabados bonitos pero parecían del siglo pasado, la casa era antigua, tenía muchas cosas, jarrones, estatuas de Mármol y cosas de esa naturaleza, realmente era muy bella, cada detalle estaba muy bien cuidado, frente a la entrada principal se encontraba un gran salón algo parecido a un recibidor, pero de grandes dimensiones, Goku y Vegeta atravesaron este gran salón para llegar a unas escalera enormes, con una alfombra bajando por ellas, con barandas de madera color caoba, nadie podía decir que esa casa no tenía un buen estilo.

Caminaron por un largo pasillo hasta llegar casi al final, cada 20 metros había una puerta, esos eran cuartos bastante grandes, pero así estaba diseñada la casa, Goku llego a la última puerta, la abrió e invito a Vegeta a pasar, la recámara era amplia, tenía una cama grande una ventana que daba a un amplio jardín, un balcón, un amplio closet, un escritorio y demás muebles de cuarto, en una pared se encontraba una puerta, era el baño personal de la habitación, tenía todo lo necesario, hasta un pequeño frigorífico. 

-Espérame, solo voy a buscar una ropa adecuada para poder cambiarme esta que es para entrenar, pues mientras buscar mi billetera en uno de esos cajones. –

Dijo Goku señalando una pequeña mesa de noche junto a su cama, Vegeta se dirigió hacia ella y abrió el cajón, había muchas cosas, condones, cigarrillos, anillos de cuero, un poco de marihuana, pero entre todas esas cosas había una foto de una chica de cabellos negros y grandes senos, vegeta tomo la foto y pudo notar que al reverso traía una nota

“para el amor de mi vida, te esperare siempre, voy a ser muy paciente, con amor milk.”

Cada palabra escrita en esa maldita fotografía causaba una punzada en el pecho de Vegeta, haciéndolo sentir vacío por dentro, como si todas sus oportunidades se fueran con esa fotografía, sentía un dolo tan grande que sus ojos se rozaron un poco, las lágrimas estaban a punto de brotar de sus ojos, pero pudo controlarse, solo tomo un poco de aire y dejo la foto en su lugar, tomo la billetera de Goku, y cerro el cajón rápidamente, se secó un poco los ojos para asegurarse que no tuviera alguna lagrima, y se sentó en la cama, saco de su bolsillo trasero una cigarrera bañada en oro herencia de su abuelo, tomo un cigarrillo, cerro la cigarrera, dio dos pequeños golpes con la punta del cigarrillo en la parte trasera de la cigarrera para que el tabaco se comprimiera mejor, y lo encendió, aspiro tanto humo como sus pulmones se lo permitieron y lo mantuvo dentro cuanto tiempo pudo, exhalo una gran cantidad de humo, simplemente apoyo sus manos en la cama inclinándose un poco hacia atrás, levanto la mirada hacia el techo y espero a Goku, no se iba a poner dramático ahora, posiblemente Goku no tendría idea del porqué, y realmente “ no tenía porque hacerlo” solo eran amigos y Goku tenía todo del derecho de salir con quien el quisiera. De pasaron algunos minutos y Goku salió del vestidor, llevaba unos pantalones ajustados y una polera blanca, dejaba ver muy bien todo ese trabajo entrenando, también traía consigo una mochila, llevaba algunos libros y cosas de la escuela, también llevaba su cepillo de dientes y un poco de gel.

-Listo vámonos, tengo todo lo que necesito. –

Vegeta dirigió su mirada hacia Goku y asintió levemente con la cabeza, ambos se dispusieron a salir del cuarto, a Goku parecía no importarle que Vegeta fumara un cigarrillo, y no era para menos, al parecer la casa estaba sola, no se escuchaba ningún ruido, todo era tranquilidad y silencio.

Salieron de la casa y estaban parados frente al auto.

-Puedo manejar otra vez, prometo no ir tan rápido esta vez, lo juro. –

-está bien… ah y yo nunca dije que no lo hicieras. –

Goku conducía muy bien, era todo un experto, a Vegeta realmente no le molestaba que condujera tan rápido su auto, para él, el carro solo era una cosa más, realmente le daba igual, él prefería las camionetas grandes, algo tipo suburban, el carro era un mero capricho de niño mimado, pero era algo que Goku realmente disfrutaba, se podía apreciar que a él le fascinaba ese tipo de cosas.

 - ¿Entonces vamos por pizza y de ahí a tu casa? –

- ¿se te ocurre un mejor plan? –

-No, yo creo que eso está bien, pero ¿estás seguro que tus papás no van a decir nada si llegas simplemente con alguien más? –

-Realmente, vivo solo. –

-Bueno en ese caso, vamos a comprar las pizzas y vamos a tu casa. –

Se dirigieron a la pizzería, en el trayecto se iba escuchando i can´t feel my face- the weekend, el Auto iba a 100 km/h. Entraron a un túnel donde de pronto se obscureció todo, solo se podía escuchar la música y las luces del tablero, pasaron unos segundos para que los sensores de movimiento del túnel activaran las luces, eran color amarillas, un poco tenues, hacía de eso un típico momento de película.

Todo ahora seria perfecto si tan solo pudiera besarlo, decirle que lo amo, y lo loco que me tiene.

El túnel finalizo, a unos 100 metros se podía observar la pizzería, Goku disminuyo la velocidad y comenzó a orillarse para poder parquear, ambos bajaron del Auto y caminaron lentamente hacia el establecimiento, estaba rodeado de grandes árboles, era algo bonito para ser una simple pizzería.

- ¿bueno, de que quieres que compremos la pizza? –

- ¿La pizza? ¿No quisiste decir las pizzas? –

-Solo somos dos ¿realmente quieres comprar dos pizzas? –

- ¿solo dos pizzas? –

-realmente me alegra que quieras comprar más pizzas, yo tampoco puedo comer una, mi apetito es como de 20 personas juntas. –

-  Que bueno que lo dices, el mío es igual, ahora ya no estoy tan avergonzado de comer en tu casa. –

- entonces ¿compramos 15 pizzas? –

-creo que esa es una buena cantidad, en mi casa hay suficientes condimentos para todo. –

- y pueden ser de pepperoni por favor. –

- está bien. –

Ahí está de nuevo, haciendo esa pose tan estúpidamente atractiva para mí. No creí que comiera tanto, pero veo que en eso somos muy parecidos, eso me tranquiliza un poco, y veo que por lo que dijo a el también.

Entraron a la pizzería, encargaron la orden “15 pizzas familiares por favor” el pedido tardo alrededor de una hora en salir, eran suficientes pizzas, mientras estaban listas charlaron un poco sobre su vida.

-y dime ¿Por qué vives solo? ¿tú tampoco eres de aquí? -

-No-

Un silencio de 1 minuto se apodero de su conversación.

-mis padres murieron, ambos, mi hermana vive con su familia y yo vivo solo. –

-uyyyy, perdón por preguntar. –

- Descuida, tú no eres el culpable de sus muertes, además, es un tema que eh podido superar con el tiempo. –

- Aun así, es algo que no debí preguntar. –

- Ellos decidieron su destino, nadie puede cambiarlo, lo único que podemos hacer es escoger nuestro destino, eso es lo único que nos debe preocupar. –

- A veces eres un poco extraño sabes. –

- Jajaj. ¿y tú? ¿Qué me puedes contar sobre ti? –

-realmente no tengo mucho que decir, soy de un poblado alejado de la capital, soy el menor de 5 hermanos, el único que decidió estudiar una carrera, mis hermanos se inclinaron por la tradición familiar, todos son corredores de autos. –

- Vaya, fue una introducción corta a tu vida ¿y tienes novia? –

-Solía tener una, verdaderamente nuestra relación fue algo complicada, yo nunca la quise realmente, pero ella no podía decir lo mismo, estaba perdidamente enamorada de mí, pero nuestra relación fue algo más parecido a un acuerdo, su familia estaba en quiebra, ella no es fea, así que su familia que es amiga de la mía, comenzó a frecuentarnos, ella me hacía la plática, me mandaba mensajes y me buscaba, pero yo me resistía porque no me atraía, tal vez un poco su físico, pero su actitud de creer que lo merecía todo era horrible, pero mi familia me dijo que tenía que aceptarla, no podía hacerle un desaire a la familia con sus amigos, en vez de ser amor, era más como una obligación molesta que tenía que hacer, en ocasiones pasamos momentos buenos, pero los malos eran más, así que decidí estudiar fuera de casa y mudarme a la capital, le explique que tenía que irme y ella se lo tomo de la peor manera, intento matarme con un cuchillo, eso hizo que mi familia me apoyara y decidiera alejarla de mí. –

- ¿y cuál era su nombre? –

- milk, como leche en inglés, jajaja. –

- Vaya, esa sí que es una buena historia, una novia psicópata, jajaja, que gracioso. –

- tal vez ahora lo parezca, pero créeme que en su momento no lo fue, era algo aterrador, me seguía a todos lados, siempre me hacía drama cuando otras chicas me hablaban para cualquier cosa, en ocasiones me hacía drama hasta con los hombres, ella no estaba dispuesta a compartirme con nadie, era algo enfermizo. –

-debió serlo, no me imagino estar con alguien así. –

- ¿y tú? ¿no tienes novia? –

- jajaja, no, yo prefiero estar solo por ahora, creo que tengo suficientes responsabilidades como para sumarme la de una relación. -

- Buen punto, creo que pienso lo mismo que tú, ahora es mejor solo divertirse. –

-¡¡Su orden esta lista!! –

- Bueno, vamos a pagar y por las pizzas. –

-son $2890. –

-Oye vegeta, creo que nos excedimos un poco, no traigo tanto dinero en mi billetera. –

- ¿Acepta tarjetas de crédito? –

-claro. –

- No te preocupes, ahora tú me debes una salida a mí, esta va a ser una invitación mía. –

-Firme aquí por favor. –

- Esta bien, la siguiente me toca a mí. –

Notas finales:

Espero y les haya gustado.

cualquier cosa pueden dejar un review.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: