Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

G a l a x y | ChanBaek| por NanDel04

[Reviews - 1]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Es un pequeño regalo por no haber actualizado

GALAXY ;  




 




Las tardes en el colegio pueden ser muy cansadas y aún más si no pudiste dormir en toda la noche anterior. El cansancio puede ser muy agobiante, y, para ChanYeol, este es el caso.  




En su escritorio, con el libro abierto en la clase de ciencias y su atención en el cielo nocturno, se la pasó hasta el amanecer. No se pudo aprender todas las características necesarias de los planetas y por eso desaprobó la prueba oral. Pero es que su corazón no consigue dormirse cuando las estrellas caen, el problema no es de él sino de su palpitante corazón que se niega a dormir sin antes velar por él. 




 




Con un vaso de café tibio en su mano camina por el pasillo del colegio intentado recordar al menos todos los nombres de los planetas, Mercurio, Venus, Marte y Tierra, ¿Hay más? Talvez, pero no los recuerda, no es importante ya, porque ha llegado a su lugar especial.  




El lugar es mágico, no solo porque al irse todas las personas el verde del área se nota más o que las tres bancas de piedra se vean más suaves de lo que son; puede que sea piedra, el lugar es mágico como se ha dicho ya, pero se hacen suaves como níveas nubes cuando todos los alumnos se van. A ChanYeol le gusta el lugar. Pero, aun así, eso no es lo que lo vuelve especial. Cuando ya sentado sobre el fresco Grass está, puede ver al fin, a la persona que provoca que su corazón no pueda dormir ¿Por qué le hace recordar las estrellas y los planetas? ¿Por qué no estudiar mejor al chico de cabellos rubios? Él sabe que sus labios guardan una sonrisa y sus ojos, un secreto. ¿Acaso eso no es más importante que aprenderse los nombres de todas las lunas de Júpiter? ¿acaso no es importante saber por qué el rubio riendo está? Si tan solo ChanYeol pudiese estudiar al pequeño de ojos caídos sacaría siempre un 100 en cada prueba.  




En el segundo piso del edificio que está al frente del pequeño parque, sentado en el filo de la baranda de adoquines y con un libro en la mano, está, como todas las tardes, Byun BaekHyun.  




ChanYeol mira desde abajo como la razón de su lugar especial mira en su dirección. Aguanta la respiración hasta que siente que la mirada del otro ya no está. Ya no lo está. Bota todo el aire y se echa sobre el grass, cierra los ojos y piensa cuán fácil sería hacer una galaxia solo para ellos dos y volar cada vez que quieran. 




 




 




 




 




ChanYeol camina de regreso a su casa con los pantalones ajados y olor a césped, pero eso no importa porque hay un pequeño colgado de su cuello. Olvida todo lo demás, BaekHyun está colgado de su cuello, sobre su espalda mientras ríe y señala los pequeños pájaros que se salen de sus pequeños nidos. Ama la risa del pequeño y quiere oírlo con más intensidad así que toma con más fuerza las piernas de BaekHyun y comienza a correr. BaekHyun primero se asusta por el repentino cambio, pero siente el viento de la recién llegada primavera acariciando su rostro, ríe y se deja hacer. Entonces él, ríe también. Corriendo y jugando, riendo y gritando, ChanYeol sería su piloto en cualquier lugar. En su galaxia, solo de los dos. BaekHyun le golpea el hombro y le dice, "Lluvia", mira al cielo y algo extraño pasa, aún hay sol y se siente el suave calor, pero una pequeña garuga cae en alrededor. Diminutas gotas humedecen su rostro y siente que puede estar así con BaekHyun siempre.  




BaekHyun baja de su espalda y toma de su mano. ChanYeol ve su rostro. Las gotas están sobre su rubio cabello, sus pómulos y pequeña nariz, como un delgado velo cubriendo su piel. BaekHyun brilla como una estrella. Toma su mano y corren de nuevo. Le dará su universo. 




 




BaekHyun está sentado ahora en una de las gradas gritando “ChanYeol tú puedes” mientras él da una vuelta con el balón rebotando en el suelo y va directo a hacer una canasta. Salta y encesta, BaekHyun grita y él salta de nuevo por la emoción. La pelota rebota contra una de las radas contrarias y va en dirección al pequeño. Este agarra la pelota y con decisión se le dirige, coloca la mano izquierda en su cadera y con la derecha abraza la pelota, adopta la mejor pose retante y le dice “¿Me la puedes quitar?” Él se ríe y observa cómo le da la espalda y corre en dirección a la otra canasta. ChanYeol ríe de nuevo y no es porque BaekHyun no pueda rebotar bien el esfero y casi casi este rodando por el suelo, sino por la pequeña nota que pegó con anterioridad en su espalda. MINE, recita la nota. 




 




ChanYeol haría que todas las estrellas le caigan en los brazos, y que sea él sea la más brillante. Para qué aprenderse los nombres de los planetas si él puede cambiar cada uno por el de Byun BaekHyun y construir al fin, la galaxia que ambos merecen.  




BaekHyun duerme en sus brazos y se siente como un ángel. Cuando todas las estrellas caigan él brillará y todos los planetas rezarán su nombre porque así se llamarán. ChanYeol sería su piloto en cualquier lugar y volaría con él hasta el amanecer, para así, despertar a su lado y sonreír al fin. El universo que ambos merecen. Mira el cielo y mira a BaekHyun, este le sonríe y sabe que es su luz. Ambos cierran los ojos y cuentan las estrellas con sus corazones. El rubio le dice que hizo trampa y golpea su hombro, él jura que no y ríe como siempre lo hace, le vuelve a pegar y sigue riendo. Cada estrella es para BaekHyun porque él es una. 




 




No se sabe de dónde, pero unos polvos con minúsculas estrellas de brillantina vuelan por el rostro de ChanYeol, no le despiertan, pero se posan en el libro abierto de ciencias, los dibujos de los planetas están tachados y llevan encima el nombre de BaekHyun, el café que antes bebió ahora está frío. BaekHyun desde el segundo piso observa el pequeño parque y ve como Park ChanYeol con una suave sonrisa duerme sobre el grass.  




Ya es tarde, cierra el libro y justo en ese momento se da cuenta de la presencia de Oh SeHun solo a unos cuantos pasos, sonríe y va a su encuentro.  




Los dos chicos tomados de las manos se van dejando una estela de estrellas y también, a un dormido chico soñando con planetas, estrellas y pilotos. 




 




 




  




 




 




 




 

Notas finales:

No me peguen :)

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: