Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Necesitamos tu apoyo para mantener abierta Amor Yaoi. Los costos se han vuelto insostenibles, y tu apoyo puede hacer que la web siga online. Colabora ahora y ayuda a Amor Yaoi

su felicidad antes que la mia por kitsune_uchiha_96

[Reviews - 3]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

bueno, al parecer no tuvo mucho exito, no se si es el resumen, o que , pero espero que las personas que les gusto y estan en anonimato tambien le haya gustado

te agradesco ola por tu lindo mentario, espero que les guste este capi

nos leemos abajo

 

Sasuke había llegado con sarada a su casa, estaba algo cansado y con hambre, pero sabía que sakura aún no había llegado así que solo fue a la cocina y tomo una fruta para sacar su hambre, vio a sarada tomar la misma también, se preguntaba si esa era la fruta preferida de su hija, ahora que lo pensaba, eran pocas las cosas que conocía de su hija, y se sentía algo culpable, ha él jamás le gusto la indiferencia de fugaku hacía el, y aunque no le era indiferente a su hija, sabía que no le daba la atención que ella necesitaba, pero cuando estuvo por decir algo, su hija se encamino hacía su cuarto, dejando a sasuke ahí, sin decirle nada ¿era normal que su hija no le hablara?, aunque sabía la respuesta, quería pensar que era solo la edad, que ese comportamiento era normal, “tal vez sakura tenga razón, y deba quedarme una temporada aquí, no creo que al dobe le moleste mandar a otro ambu” – pensó por un momento, tal vez, como le había dicho sakura, el problema venia de ahí, solo esperaba no equivocarse, a él si le importaba su hija, pero no sabía bien como tener una relación más cercana con su hija, él no la había tenido, como podían esperar que el supiera hacerlo, algo cansado de pensar en eso, decidió encaminarse a su habitación, para poder descansar un poco, pero al parecer no iba a poder, escucho unos golpes en la puerta, eso le pareció extraño, que el recordara no había mucha gente que viniera a su casa, fue a abrir la puerta, encontrándose con sorpresa al rubio frente a él, el hecho de que naruto estuviera ahí, luego de su reunión en la torre, le hiso sacar una sonrisa, más porque pensó que el rubio venía a terminar la charla que habían dejado pendiente, pero su sonrisa se borró al ver que detrás del rubio estaba la peli azul del clan hyuga, teniendo en sus brazos a su pequeña hija, que aunque no le gustaba reconocerlo, era idéntica a ella, y aun lado parado con el ceño fruncido estaba el hijo de naruto, miro asombrado la presencia de naruto en su casa, más porque venía con su familia, si no se acordaba, ya hace más de un año que el rubio no venía a verlo junto con ellos, aunque tampoco venia solo

-¿ha ocurrido algo? – pregunto aun en la puerta, viendo la seriedad de naruto, y como hinata desviaba su mirada, si querer verlo a los ojos

-en realidad, he venido a hablar con sakura – dijo el rubio, había tenido que venir con sus hijos, ya que no pensaba que lo harían rápido, y aunque un clon de el estuviera con ellos, se sentía más cómodo si estaban con el

-aún no ha llegado del hospital

-¿podríamos esperarla? – sasuke no tuvo de otra que hacerse a un costado para que naruto y su familia pasara, vio como hinata bajaba a la niña al suelo

-¿uchiha-san, donde esta sarada? – pregunto la pequeña

-está en su cuarto, puedes subir – dijo a la pequeña, mientras miro a sus padres, y estos asintieron, la pequeña ya se encamino al cuarto de la pelinegra, seguida por boruto, que no pensaba aburrirse ahí con los mayores, mientras los demás, solo se adentraron a lo que era el comedor, para sentarse ahí, esperando a la peli rosa- ¿ha ocurrido algo? – se animó a preguntar sasuke

-necesito que sakura salga de misión – dijo naruto, mientras tomaba asiento

-¿no hubiese sido mejor si pasaban al hospital? – no es que le molestara la presencia del rubio en su casa, pero le incomodaba de sobremanera la presencia de su esposa, no sabía porque habían venido los dos, si la presencia de naruto bastaba, o con citar a sakura también

-no es un tema que podíamos hablarlo en público, y creímos que lo mejor sería venir aquí personalmente – a sasuke no le hubiera molestado que naruto le dijera que fuera una misión privada, que no podía contárselo, o que le pidiera dejarlos solos cuando sakura llegase, no le hubiera molestado nada de eso, pero le molestaba el hecho de que naruto no quiso contestar la pregunta, dejando unos minutos de silencio, y dejara que su esposa contestara con el

 

     …

 

Sakura estaba cansada, había estado todo el día en el hospital, muchos niños de la aldea habían ido ese día, al parecer estaban muy imperativos, y se lastimaban cada que podían, agradecía que su hija fuera más tranquila, había terminado un poco más antes sus deberes, y había podido retirarse más temprano, ya que tsunade había ido a ocuparse de los pacientes que faltaban, estaba llegando a su casa, eran cerca de las 18, cuando estaba en la entrada, escucho la risa de su hija que venía desde su ventana, dedujo que chouchou seguro había ido a visitarla, espera que sasuke estuviera ahí, al cruzar por la puerta, no pudo evitar mirar fijamente a su esposo y al invitado que tenían, ambos estaban ahí, naruto y sasuke estaban en su sala, intento por todos los medios relajarse y no fruncir el ceño, “¿Qué hace el aquí?” fue la pregunta que se formuló en su cabeza, y que ambos estuvieran solos en su casa, no le gustaba nada

-hola de nuevo sakura-chan – escucho la voz de su amiga, hinata también estaba en su casa, y la sola presencia de su amiga, hizo que su cuerpo se relajara – espero y no te moleste que viniéramos sin avisar – dijo la hyuga, mientras volvía a tomar su asiento al lado de su esposo

-claro que no hinata, pero… ¿ha que debo su visita? – pregunto acercándose a sentarse a un lado de sasuke, pero al pensarlo mejor, se acercó a su esposo, su intención era besarlo, pero al acercamiento sorpresivo de sakura, sasuke solo pudo correr algo el rostro, haciendo que sakura besara su mejilla, todo ante la atenta mirada de sus invitados, quien hinata solo miro algo incomoda, y naruto tenía su ceño algo fruncido, una vez los cuatros estuvieron sentados, naruto decidió hablar

-hinata me ha dicho que ya estas enterada del asunto de los hyuga – ante la afirmación, sakura solo asintió – hanabi y hinata saldrán a la aldea de la lluvia para hablar con este muchacho, pero  tsunade dice que es necesario que el médico de hanabi valla con ellos, sé que te prometí no mandarte a misiones lejos de la aldea, pero no será mucho tiempo, tampoco es peligroso, tenía planeado mandar un ambu con ustedes, solo por protección – sakura escuchaba atentamente las palabras de naruto

-¿ese ambu será sasuke? – en verdad que esa pregunta solo a había pensado, pero al parecer no pudo evitar, decirlo en voz alta, vio la cara de sorpresa de naruto, seguro y el rubio no había pensado en eso, y aunque sabía que hinata se sentiría algo incomoda con la presencia de sasuke, ella se sentiría más tranquila si él fuera con ella

-eso aún no lo he pensado, creo que sería bue… - pero las palabras de naruto fueron interrumpidas por el azabache

-no lo creo… discúlpame naruto, pero he pensado en quedarme un tiempo en mi casa, y pasar tiempo con mi hija, tu misma lo dijiste sakura, ahí ambus buenos en la aldea, y sarada ya comienza a echarme de menos, además me quedare para cuidarla mientras no estés – sasuke era la primera vez que hablaba, diciendo una frase muy larga, dejando que se notara solo una cosa, sasuke-no-quería-ir , sakura no pudo evitar morderse el labio por dentro de su boca, era verdad, esas habían sido sus palabras, pero no esperaba que sasuke las usara en su contra

“no quiero, no quiero dejarlos solos” sabía que si naruto le había venido a hablar, era porque no era su obligación, podía rechazar la misión, si no fuera así, la hubiera citado a su oficina, y estuvo tentada a hacerlo, pero vio a su amiga, si ella no estuviera en eso, y no supiera lo mal que estaba por el asunto de su hermana, hubiera creído que solo era una excusa para que se fuera de la aldea, pero estando hinata implicada, se le hacía difícil negarse

-de acuerdo ¿Cuándo partimos hinata? – y en toda la conversación, por fin hinata hablo

-en tres días

-de acuerdo –dijo para estirarse – si me disculpan, estoy algo cansada – naruto y hinata asintieron, para levantarse también, e irse, naruto llamo a sus hijos, quienes bajaron junto con sarada

-gracias por recibirnos, nos vemos luego sakura, sasuke – dijo amable hinata, mientras caminaba con su hija en brazos

-adiós – dijo el azabache, mientras cerraba la puerta, vio a su hija comenzar a subir las escaleras

-estoy algo cansada, en un rato bajare a hacer la cena – dijo sakura mientras subía, viendo a su esposo se quedaba serio, parado en medio de la sala- ¿ocurre algo sasuke?

-nada, enseguida vuelvo – dijo el uchiha para salir de su casa, dejando a una ya casi resignada sakura

-no me dolería tanto… si tan solo fueran sinceros conmigo – dijo para seguir subiendo las escaleras

 

    …

 

Naruto caminaba tranquilo, boruto caminaba frente a ellos, junto con himawari, mientras que hinata y el, estaban más atrás, hablando de todo lo que pasaba en el clan hyuga, ambos sentían que eran muy injustos con hanabi, pero no podían decir nada, ya que la misma hanabi decía que había deshonrado a los hyugas, solo por eso la querían ayudar, para que hanabi dejara de sentirse así, estaban caminando tranquilamente, llegando a la salida del distrito del uchiha, naruto había mandado a reconstruirlo, y a arreglarlo, dejando eso a manos de sasuke, para que él se encargara de venderlo, o lo que fuera, justo cuando estaban por salir, fue tan rápido el movimiento, que los pequeños solo vieron como “algo” de color oscuro, se acercó a su padre, desapareciendo en una cortina de humo, vieron para todos lados, pero no pudieron ver el cabello rubio de su padre

-¿Qué fue eso mama? – le pregunto boruto a su madre, quien se había quedado, paralizada en el mismo lugar, con los ojos abiertos por lo que acababa de pasar

Hinata no por nada tenía una buena vista, había visto muy bien, como sasuke se acercó a su esposo, y desaparecía junto con él, sintió una pulsación en el pecho, un nudo en el estómago al verlos desaparecer, pero intento relajarse, para que sus hijos no notaran su comportamiento, le sonrió a sus pequeños, que no se dieron cuenta que su sonrisa era bastante falsa

-no te preocupes, seguro tu papa y tu tío sasuke tiene cosas que hablar, vallamos adelantándonos a casa – dijo para que sus hijos siguieran caminando “como pueden…como pueden irse juntos frente a mi”

 

    …

 

Un poco más lejos de ahí, en medio del bosque, habían aparecido ambos integrantes del equipo 7, sasuke no perdió tiempo, y había empujado a naruto contra el árbol más cercano, naruto aún estaba algo sorprendido por el comportamiento de su amigo

-¡¿se puede saber qué te pasa?! – dijo esta vez naruto, soltándose del agarre de sasuke

-¡NO, LA COSA ES QUE TE PASA A TI! ¿QUE FUE ESO? VIENES A MI CASA, HACIENDO UNA ESTUPIDA ESCENA FAMILIAR, ¿PORQQUE NO SITASTE A SAKURA A TU OFICINA? ¿ERA TAN NECESARIO QUE VINIERAS A MI CASA A HABLAR DE los PROBLEMAS DEL CLAN DE ESPOSA? – sí, sasuke estaba molesto, pero no con naruto, pero eso no evitaba que desquitara su enojo contra el

-¡y tú que! ¿Crees que yo fui ahí para ver personalmente como besabas a tu esposa?, ¡no soy tan masoquista sasuke! – naruto también estaba molesto, sasuke venía a reclamarle algo que él ni siquiera entendía, si bien él había sido el que se levo la peor parte - ¡si, podía ir solo! ¡Pero si fui con hinata, no fue porque quisiera hacerlo!

-¡¿entonces?!

-¡crees que me siento bien yendo a la casa de mi amiga, a la cual le estoy poniendo los cuernos!, ¡la culpa no me deja sasuke! no puedo ni siquiera verla a los ojos – dijo algo más calmado, mientras bajaba la cabeza

-¿es por eso que necesitas la ayuda de hinata, en verdad necesitas apoyarte en ella? – a sasuke le dolió el hecho de que naruto asintiera, aun cuando no lo demostrara, le hacía sentir sumamente inseguro - ¿tanto así la sigues amando?... – la pregunta que no quería hacer salió de sus labios, sorprendiendo no solo a él, por decirlo, si no que al rubio, que al parecer lo había escuchado

-no… - sasuke espera escuchar un “no lose”, o algo de duda en las palabras de naruto, pero no fue así, miro que después de decir esa palabra, el rostro del rubio estaba serio, sin duda alguna – yo no dije que la necesitara a mi lado porque la siga amando

-¿entonces? – dijo esta vez alejándose levemente del rubio, dejando que este se recargara en el árbol del cual ase unos momentos él lo estaba acorralando

-es que ya no sé qué hacer sasuke, esto está mal, y lo peor es que aunque lo sé, no lo siento así, sakura y hinata no se merecen esto

-yo te ofrecí una solución, ayer te lo dije, a mí tampoco me gusta tener que huir de la presencia de hinata

- yo te lo pregunte esta mañana, ¿Cuál fue el motivo por el cual te casaste con sakura?

-naruto, eso no tiene nada que ver – sasuke no quería hablar de eso, no quería que naruto y el hablaran de otra persona que no fueran ellos, quería arreglar sus problemas en ese momento, y no quería tocar ese tema

-sí, lo tiene ¡yo me case enamorado! – esas palabras congelaron a sasuke, no entendía al rubio, y sentía que ni el mismo lo hacía – pero ya no la amo… pero como piensas que poder hacerle esto, llegar a decirle a ella, que ha estado conmigo desde que éramos pequeños, siempre estuvo ahí, sin importarle quien era, siempre estuvo observándome, dándome su apoyo – cada palabra daba un golpe en el corazón del azabache, él sabía que a diferencia de hinata, él no le había causado felicidad, no hasta que comprendió lo que naruto se refería a su amistad, pero ahora no quería eso, no podía conformarse con eso – y al darme cuenta que no la amo como ella lo hace, solo me hace sentir una basura – la voz de naruto lo saco de sus pensamientos – la quiero, pero no como antes, solo no quiero herirla, tampoco quiero hacer eso con sakura-chan, en verdad la aprecio demasiado – ambos se quedaron en silencio, sasuke no sabía que decir, a diferencia de naruto, quien ya había dicho lo necesario

- yo amo a mi familia – fueron las palabras de sasuke hacia su hija – en verdad me case porque quise, y no porque quería revivir mi clan, solo quería casarme con una persona que me quisiera, y formar la familia que yo no tuve, pero no fue suficiente, desde el principio he sentido que algo no iba bien, que no era lo que yo esperaba, creía que era por mi personalidad, porque no estaba acostumbrado a convivir con otras personas, y abrirme a ellas, pero ahora sé que no es así, si sentía que algo me faltaba, era porque en verdad yo desde un principio sabia lo importante que eres para mí – naruto lo sintió, en las palabras de sasuke, en su tono de voz, sasuke ya estaba frustrado

-sasuke, sé que habíamos dicho que terminaremos con toda esta mentira, y en verdad quería hacerlo, pero no creo que sea el momento adecuado – sasuke miro a naruto sorprendido por las palabras de este - ¿te has puesto a pensar en tu hija? – naruto vio la cara de sorpresa en los ojos de sasuke –yo si lo he hecho, y la verdad es que le temo mucho más a su reacción, que a la de nuestras esposas, ¿Cómo le explicaremos que nosotros…nosotros?

-¿Qué nosotros queremos estar juntos?, yo creo… que podrían entender

-dime solo una pareja de hombres que haya sido aceptada en esta aldea, te aseguro que yo no conozco ninguno

-¿acaso te importa más lo que la aldea piense? – dijo algo enojado sasuke, comenzaba a odiar que todos pusieran la aldea por encima de todo

-me importa lo que mis hijos piensen – aclaro naruto en su mismo tono de voz – solo digo, que no es el momento sasuke, tenemos que ir despacio, no podemos llegar y pedirles el divorcio para decirles la verdad – sasuke asintió, era verdad, él no se había puesto a pensar en su hija, en como lo vería, el solo se imaginaba que su hija no se opondría, y seguiría como siempre, pero ahora que lo pensaba, él no tenía la mejor relación con ella, y eso también le molestaba, tal vez lo mejor era comenzar a acercarse a ella, para que su relación no empeorara cuando él se separara de sakura, tal vez eso era lo mejor - ¿crees que podríamos esperar un poco más? – pregunto naruto, haciendo que sasuke lo mire seriamente, para comenzar a acercarse donde él estaba, se inclinó a su rostro, a solo unos diez centímetros de distancia

-solo si es la única razón para posponerlo – dijo mientras besaba los labios del rubio, quien le correspondió en ese momento

-odio tus malditos celos – dijo en medio del beso, mientras sonreía, y seguía besando sus labios

-no seas mentiroso – dijo recargándose más contra el rubio, para poder seguir besando sus labios

 

 

    …

 

 

Ya habían pasado varios días, era de mañana, apenas y salía el sol, cuando sakura y su esposo se encaminaba hacia la salida de konoha, donde podían ver como naruto junto con hinata y hanabi los esperaban, juntos a ellos había un ambu, con la máscara blanca en ella, vieron a la pareja que parecía que discutían un poco, lo que los hizo caminar algo más lento

-¿crees que haya pasado algo malo? – le pregunto sakura  a sasuke

-no tengo idea – dijo serio sasuke, viendo a la pareja, al parecer hinata le estaba regañando de algo a naruto, y este solo sonreía pidiéndole disculpa, se alegra internamente de haber aclarado las cosas el otro día, porque conociéndose, sabía que eso le molestaría, aunque últimamente eran muchas las cosas que le molestaba de la peli azul

-oye sasuke… - escucho la voz de su esposa – promete que cuidaras de sarada – el azabache la miro serio, como si lo que hubiera dicho fuera una estupidez, o por lo menos él lo creía, era su hija, claro que la cuidaría – es que… es la primera vez que se quedan solos, ella es algo difícil a veces – dijo algo desanimada sakura, no quería dejar a su esposo solo con su hija, se preocupa un poco por su relación, aunque también se preocupaba que por estar con naruto, sasuke se olvidara de la presencia de sarada

-sabes que lo are, es mi hija – dijo serio este, para al fin terminar a una distancia algo prudente de la pareja

-hola sakura-san, que bueno que ya llegaste – dijo con una sonrisa la peli azul

 

 

     …

 

 

Naruto se había levantado temprano, cuando sintió a su esposa levantarse de su cama, vio como esta comenzaba a cambiarse para ponerse su ropa habitual, este comenzó a imitarla, haciendo que hinata lo mirara confundida

-aún es temprano – le dijo la hyuga para que este se volviera  a recostar

-voy a acompañarte hasta la entrada de konoha  - dijo como si nada naruto, a hinata eso la sorprendió, aunque dentro de ella estaba agradecida, le encantaba a pesar de todo, no podía decir que naruto la descuidaba, aunque ella sabía bien el verdadero motivo, no podía decir cosas malas de el

Sus hijos estaban dormidos, decidieron dejarlos ahí, dejando a un clon con ellos, naruto y hinata se encaminaron a la entrada de la villa donde los esperaba hanabi, junto con el ambu que naruto le había asignado, no es que fuera peligroso, pero era mejor prevenir, no por nada era la esposa del hokage, y la líder del clan hyuga, decidieron estar algo alejados, mientras esperaban a la pareja uchiha

-por favor naruto, cuida bien de los niños – le pidió hinata

-vamos hinata, no es la primera vez que los cuido, lo hago bien cuando tienes asuntos hyuga que atender, este es solo uno de esos – dijo naruto para restarle algo importancia al asunto

-lo sé, pero es la primera que me iré por un tiempo, no quiero que tu relación con boruto empeore

-no lo hará, no te preocupes – hinata se mordió el labio interior, no estaba segura de lo que iba a decir, y sabía que le dolería decirlo, pero lo había pensado desde su visita al barrio uchiha, pero no encontraba las fuerza para hablar con naruto, y sentía que si se iba sin decirlo, no tendría el valor para decirlo más adelante

- sé que boruto puede ser algo difícil, pero tienes que entenderlo – naruto solo sonrió para asentir, y eso le molesto un poco a hinata, sabía que no era la intención de naruto, el simplemente era así, pero le parecía como si no te tomara impotencias a sus palabras - ¡hablo enserio naruto! –dijo algo molesta, aunque bajo un poco la voz, no quería que pensaran que estaban discutiendo , naruto miro extrañado a hinata, ella no era así, nunca le había levantado la voz – quiero que aproveches este tiempo para acércate  a boruto, en verdad te quiere, y solo quiere que pases tiempo con él, y en verdad quiero que lo aproveches

-no tienes de que preocuparte hinata – dijo naruto sonriéndole, intentando que no se preocupara – en verdad lo are

-prométeme que lo intentaras… y por favor… ponlo por encima…de sasuke – dijo en un susurro hinata, le costaba decirle eso, pero tenía que hacerlo, la expresión de naruto se congelo, no es como si no lo haría, era su hijo, pero el hecho de que hinata dijera esas palabras, lo sorprendió en ese momento – yo ya lose naruto – volvió a susurrar hinata – se dé la relación que tienes con uchiha

-hinata…yo… - pero la hyuga no lo dejo terminar, ya que veía como la pareja uchiha se iba acercando a su encuentro

-me gustaría que pudiéramos hablar cuando regrese, así podrías buscar las palabras que quieras decirme – naruto la miro sorprendida, no esperaba eso de parte de su esposa – en verdad, aunque lo pase bien contigo, quiero arreglar todo esto – dijo hinata, acercándose a los labios de su esposo, dejando un pequeño beso en la mejilla de este, mientras se acercaba a los recién llegados, junto con su hermana, quien miraba enternecida como su hermana hablaba con su esposo, su imagen de la pareja más famosa de konoha, era que ellos desprendían amor por donde caminaban, eso no podía estar más equivocado

 

     …

 

Himawari se levantó primero, viendo como el sol entraba por su ventana, le levanto para dirigirse al cuarto de su madre, como todas las mañanas, ella la recibía ahí, pero a mitad de camino se acordó que su madre no estaría en su casa, pero antes de volver a su habitación, sintió un aroma dulce, que venía de la cocina, bajo corriendo, pensando que su madre tal vez se le había cancelado la misión, pero su sonrisa se borró al ver a su padre en la cocina preparando el desayuno

-oh, eras tú – dijo cabizbaja

-vamos hima, me harás sentir que no me quieres – bromeo su padre, mientras la tomaba en brazos

- no me gusta que mama se valla – dijo la pequeña

- no te preocupes, ella volverá pronto

-eso espero – escucho la voz de su hijo, boruto entraba en a la cocina, ya vestido con su ropa habitual, sentándose frente a su hermana y comenzar a servirse el desayuno

-hoy tengo que ir a la torre hokage, que les parece si vamos los llevo un rato, y luego vamos…

-no, ya tenemos planes, el abuelo dijo que hoy nos entrenaría  - naruto rodo los ojos, no era que no se llevara bien con hiashi, con el asunto de hanabi, al parecer hiashi le estaba más agradecido, pero aun así, no podía sacarle de a cabeza que sus hijos no era necesario que aprendieran a temprana edad as técnicas hyuga “son solo niños, pero que se le va a hacer, a ellos parece gustarles”

-de acuerdo, pero tengan cuidado – dijo naruto – después de desayunar los iré a dejar en la mansión hyuga – les informo naruto

 

    …

 

Ya habían pasado varias horas, y hinata podía ver como el sol se metía dejando que la oscuridad y las estrellas se posaran en el cielo, miro algo preocupada, no estaban corriendo, no es como si fuera una emergencia, pero esperaba poder llegar el día de mañana

-dentro de unas horas pararemos, así podrán armar carpas para descansar – informó el ambu, donde las tres chicas asintieron, hanabi no tenía una pansa grande, apenas y estaba por entrar a os tres meses, donde una pequeña curso se asomaba, ya no te ponía sus quimonos ajustados al cuerpo, sino algo mas holgado para que nadie lo notara

-¿no estas cansada, no hanabi? – le pregunto sakura a la castaña

-¿eh?, no, estoy bien – dijo mientras caminaba, dejando a hinata y sakura tras de ellas

-¿le ocurre algo? – le pregunto sakura ya que veía a hanabi más deprimida que antes

-solo está preocupada por todo esto, ella cree que solo causo problemas, creo que las palabras de mi padre le afectaron demasiado

-espero que el padre quiera hacerse cargo, eso podría afectarle aún más – dijo preocupada sakura

-yo también lo espero

 

     …

 

Ya era de noche, naruto había pasado temprano a buscar a sus hijos, para llevarlos de nueva cuenta a su hogar, había preparado ramen par que cenaran, y así acompañar a cada uno a su cama, no sin antes irse a tomar un baño los dos juntos, él estaba algo cansado, no faltaba mucho para el examen chunin, y ese año sería en su aldea, esperaba que todo saliera bien, él no tenía problema con sus hijos, hasta ahora parecían estar muy tranquilos tal vez hinata les pidió que se comportaran, “hinata…” no pudo evitar pensar en las palabras de su esposa antes de que partiera, si ella ya o sabia, ¿entonces sakura también?, no estaba seguro, creía que si sakura se hubiera enterado, ya le hubiera ido a reclamar algo, pero no fue así , pero ahora que lo pensaba si hinata lo sabía, ¿Por qué nunca le dijo nada? ¿Por qué no le reclamo su traición? ¿Qué exactamente sabia hinata?, ya no quería ni pensar en eso, la sola idea le aterraba, ¿sería que sus hijos también lo sabía? De eso no estaba tan seguro, y esperaba que no fuera así

-ya terminamos padre – escucho la vos de su pequeña desde las escaleras, y le sonrió para subir las escaleras y tomarla en sus brazos

-bueno, entonces vamos a la cama – junto a su lado estaba boruto, con su ropa de dormir, aunque su hijo dijera que ya era grande para dormir con su padre, se había bañado y cambiado con su hermana, y se dirigía con él a su habitación, eran pocas las ocasiones que dormían juntos, ya que era raro que hinata no estuviera con ellos

 

    ,,,

 

Mientras que sasuke no la estaba pasando nada bien, había llegado a su casa, pensaba hacer el desayuno para su hija, pero se encontró en la mesa un café, con unas tostadas, junto con una nota “ya desayune, fue con shisune –san”, sasuke suspiro, no sabía que estaba haciendo mal, sabía que algo pasaba, no podía ser que no pudiera siquiera desayunar con su hija, y que no tuviera conversación con ella, creyó que al estar tanto tiempo lejos, al estar en su casa, ella se apegaría más a él, pero no fue así, sienta que estaba más lejos, comenzaba a preguntarse si su hija lo extrañaba cuando estaba lejos, la tarde no había sido nada relevante, estuvo tentado a ir a buscar a naruto, pero se imaginaba que debía estar con sus hijos, y como él lo había dicho, él también tenía que estarlo, pero como hacerlo si sarada se marchaba sin decirle, tampoco podía ir a buscarla, sabía bien que siempre que sakura no estaba, se la pasaba con la pelinegra, pensó en limpiar la casa, ¿pero qué? Si sakura lo había dejado todo limpio antes de irse, estuvo la mayoría del tiempo revisando viejos pergaminos, y cosas parecidas, y cuando se había dado cuenta, ya había comenzado a oscurecer, y comenzaba a preo pacerse por su hija, creía que shisune seguro la traería más tarde, pero no llegaba, estuvo por macharse antes de que el sol se metiera por completo, pero en eso su puerta se abre, dejando ver a su hija entrar por la puerta

-¿sabes qué hora es? – me pregunto serio su padre

-las 6 – respondió despreocupada, mientras se sacaba los zapatos en la entrada

-es tarde para ti, no deberías caminar sola, es peligroso – dijo sasuke para comenzar a caminar hacia la cocina, para ver que podía cocinar

-no me ha pasado nada, creí que estarías en la torre hokage todo el día, por eso no me he quedado – escucho la respuesta de su hija – sasuke no dijo nada, porque era verdad, siempre que no estaba de misión, se quedaba en la torre, ayudando a naruto, o simplemente asiéndole compañía, decido dejar las cosas así, mientras cocinaba, sabía que poco a poco tendría que acercarse a su hija, comenzaba a preparar curri, había dejado de escuchar la vos de su hija, dedujo que se había subido a su cuarto, estaba algo distraído, aun no podía dejar de pensar en el rubio ¿Por qué había dejado que hinata o besara, aunque fuera en la mejilla?, sabía que no podía decirle nada, sakura también lo había hecho enfrente de naruto, pero no podía dejar de pensar en ello, la sola idea de que naruto pudiera seguir sintiendo algo por la peli azul, lo ponía nervioso, no lo demostraría, él no era así, pero quería asegurarse de los sentimientos de naruto así el, tal vez así, podrían conseguir el valor para terminar con eso, para poder hablar de frente, frente a sus esposas, sus hijos, amigos, incluso hablarlo frente a la aldea, y esperar porque lo aceptaran tal y como eran las cosas, a él no le importaban mucho la opinión de los aldeanos hacia su persona, solo le importaba la de su hija, y un poco la de sakura, él tampoco quería lastimarla, pero sabía que al rubio si le importaba , impensado por sus hijos, hasta sus amigos y los aldeanos, ¿sería capaz de dejarlo por su aldea?  “más le vale que no”, decidió dejar de pensar en eso, cuando vio que la cena ya estaba casi lista, decidió poner la mesa, pero al ver en el living, vio que su hija no se encontraba, decidió subir a su habitación para avisarle que bajara, golpeo la puerta levemente, pero no recibió respuesta, volvió a golpear, pero su hija tampoco contestaba, creyó que se había quedado dormida, así que decidió entrar para despertarla, se sorprendió al ver que el cuarto estaba a oscuras y vacío, pero en un segundo, una puerta dentro de ese cuarto se había, la del baño siendo más específicos, dejando ver como su pequeña hija salía envuelta con una toalla

-¡KYAA! ¡SAL DE AQUÍ PAPÁ! – le grito esta, sasuke cerro rápidamente la puerta, su hija aún era un pequeña, pero debía entenderla por sentirse avergonzada, o eso esperaba

- la, la cena estará lista…baja en cuanto termines – dijo detrás de la puerta, sin recibir vergüenza, si el acercarse con su hija sería algo complicado, solo esperaba que no mucho

“si fuera varón…las cosas serían más fáciles” – pensó algo cansado sasuke 

Notas finales:

se que parece algo denso, pero esto es nesesario, o al menos lo veo yo asi, y aunque soy fan del naruhina, no habra de eso aqui, o al menos no mas, espero que les haya gustado un poco, y espero sus comentarios, ya sea criticamndome o con una simle carita feliz, el simple hecho de saber que la gente lo lee, es suficiente para mi

 

besos, y que tengan una linda semana


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).