Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Revive mi corazón por La Rosse

[Reviews - 32]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

HOLA A TODOS, GRACIAS POR SUS REVIEWS, LES AGRADECO DE CORAZÓN A YUNOHI, YORI KIBARA Y A SUK1, ME ALEGRA QUE LES HAYA GUSTADO Y AQUI LES TRAIGO EL OTRO CAPITULO, PARA LOS QUE AÚN NO HAN DEJADO UN REVIEW PUES SON BIENVENIDOS Y PARA LOS QUE RECIEN LEEN El FANFIC  ESPERO QUE OS GUSTE.

LOS PERSONAJES NO ME PERTENECEN A MI SINO A SHINGUKU NAKAMURAY RECUERDEN LA CURSIVA ES PARA RECUERDOS Y LOS GUIONES PARA DIÁLOGOS, NO OLVIDESN QUE SUS OPINIONES, COMENTARIOS, SUGERENCIAS Y REVIEWS SON BIENVENIDOS.

DISFRUTENLO

 “La tenue luz de la luna se colaba por la ventana de aquella habitación, iluminando aquella blanca y sedosa piel, deseosa de sentir las anheladas caricias.

El más alto busca con desespero la boca del otro, introduciendo su caliente lengua para saborear todo a su paso, mientras sus manos se encargan de dejar al castaño totalmente desnudo y a su merced. La falta de oxígeno se hizo presente, obligándolos a romper el beso, quedando unidos solo por un fino hilo de saliva; los dientes del azabache se enviciaron con el estilizado cuello dejando rojas y profundas marcas.

Su lengua dibujó un ardiente camino hasta los rosados pezones, los besó y succionó, mordiendo  suavemente la punta, dejándolos duros y ensalivados.

Un lastimero gemido escapó de los labios del más bajo cuando su miembro fue deliciosamente encerrado en la húmeda boca y la traviesa lengua se paseaba por toda su extensión, lágrimas de placer desbordaron de sus ojos, cuando los lubricados dedos invadieron la caliente entrada, preparándolo, exponiéndolo ante el hombre que lo poseía.

Los dedos fueron reemplazados por algo más duro y demandante, que exigía a su cuerpo abrirse ante él; su virginidad estaba siendo placenteramente robada a cada centímetro que aquel miembro se hundía más en su interior, dolía, sentía como la invasión le desgarraba por dentro; pero no le importaba, lo deseaba, deseaba el ardor en su cuerpo, el dolor, el placer, deseaba todo lo que viniera del hombre que amaba.

Las estocadas eran firmes y constantes, sus paredes envolvían posesivamente al contrario, los ojos miel se posaron en su rostro grabando cada una de sus expresiones, siendo presa de la vergüenza, se cubrió el rostro con amas manos, creando una barrera ante la penetrante mirada.

-No hagas eso- susurró roncamente,-quiero verte mientras te hago el amor.

- No por favor- suplicó- es vergonzoso

- Déjame verte, déjame ser dueño de todo- dijo mientras quitaba sus manos- de tu rostro, de tu corazón, de tu cuerpo, entrégame todo.

No pudo negarse ante tal petición, no volvió a cubrirse, ni siquiera cuando el contrario lo sentó en su regazo y lo penetró duramente, tomándolo sin clemencia, haciendo que lo viera a los ojos, mientras obligaba a sus caderas a subir y bajar sobre su masculinidad.

El final estaba cerca, podía sentir el orgasmo construirse en su interior, era demasiado para sus sentidos, mucho para su primera vez, intentó avisar entre sus gemidos

-Yo... yo ya... yo me vengo...¡¡¡¡¡¡

-Vamos cariño, córrete para mí- dijo en su oído.

Y como si fuese el permiso que necesitaba, se corrió copiosamente entre ambos vientres, mientras sentía  la caliente semilla llenar su interior, marcándolo como suyo. Sudoroso, saciado y en paz, recibió un cálido beso en la frente y se dispuso a dormir entre los fuertes brazos, dejando que un solitario Te amo, volara en el aire, durmiéndose sin escuchar respuesta.

 .........................................................................................................

Despertó de golpe, respirando agitadamente; su mirada se paseó por el lugar recordándole en que sitio se encontraba. Incómodo, se acomodó en su asiento y suspiró, ya no podría volver a dormir, se sentía intranquilo, hace mucho que no soñaba con eso y francamente no le hacía para nada bien.

Eran cerca de las ocho de la mañana y hacía un fría de los mil diablos, calculó que faltaba más o menos media hora para llegar a la estación del tren; maldecía a Isaka Ryu por hacerlo volver de sus vacaciones con un clima como este, y todo por una aburrida reunión sobre su último libro, el trabajo corporativo no era lo suyo; pero le dijeron que su presencia era absolutamente necesaria, sonrío al recordar como el viejo le había mandado mover su “perezoso trasero”, según él, a Tokio para la dichosa junta, sabía que hacia rabiar más de lo debido al presidente; pero venga, valía la pena ver  al íntegro Isaka estallar en cólera y mandar al diablo a todo el que se le cruzase. Animado por el recuerdo, volteó hacia la ventana, dispuesto a observar el paisaje, hasta que arribara.

..........................................................................................................

Isaka Ryuichirou, bajó de su BMW, con un Starbox en la mano y su maletín en la otra, entró saludando a la recepcionista de la editorial, mientras se dirigía a su oficina, una vez se hubo entrado, se asomó por el gran ventanal, su mirada se perdió en el paisaje mientras en su mente recordaba lo que había leído hace poco: MARUKAWA SHOTEN EN SU ÉPOCA DE ORO, decía, la nostalgia lo invadió al pensar en cuántos años de sacrificio le llevó levantar ese imperio.

 Él único hijo de una de las familias más prestigiosas de Japón, se había rebelado contra su padre en sus años de universidad, movido por una pasión y por el amor de su pareja, cuando su familia se enteró de su homosexualidad, pegaron el grito en el cielo, le quitaron todo, lo echaron de casa y lo desconocieron; pero eso no lo detuvo, así que él junto a su novio levantaron con mucho esfuerzo esa empresa, no se arrepentía de nada, era feliz con su vida.

Sintió unos brazos rodear su cintura con fuerza y sonrió, Asahina Kaoru había mandado todo al diablo por él y a pesar de lo que decían, hoy muchos años después seguían juntos y enamorados.

-En qué piensas- preguntó el mayor

-En que estoy feliz de que mi familia me haya echado de casa, porque ahora te tengo a ti- respondió sinceramente.

De pronto el agarre se intensificó, y fue volteado para recibir un fogoso beso por parte del secretario, quien bajó por su cuello hasta abrir su camisa y morder con malicia la apetitosa clavícula.

-Ahh Kao…Kaoru… no…

-Es tu culpa por provocarme, aún cuando no he podido tocarte en dos semanas.

Era cierto el trabajo los había absorbido a ambos por completo, ahora el secretario estaba en su límite y no lo iba a dejar ir tan fácil. Asahina sonrió pícaro al sentir un bulto en el pantalón del castaño, Ryu también estaba excitado y no podía dejarlo así; una mano traviesa se coló por los pantalones y empezó a masturbar al presidente, al mismo tiempo que sus pezones eran devorados, el momento era perfecto hasta que unos golpes a la puerta interrumpieron.

-Señor presidente, lamento interrumpirlo; pero la junta con los socios está por empezar.

-No se preocupe ahhh…-

-Señor?, está usted bien?

Ryu miró incrédulo a su amante, este había retomado la masturbación cuando afuera una secretaria esperaba por su respuesta, le pidió que parara; pero este solo le dijo muy quedito:-shhhh, responde Ryu, no querrás que ella abra la puerta verdad?.

-Yo ahh.. estoy bi.. bien…

- muy bien señor, me retiro entonces

Y sincronizadamente, cuando los pasos se alejaron el castaño se corrió en la mano de su encantado novio, lo siguiente que supo era que estaba siendo limpiado con una toallita, mientras Kaoru le decía que le amaba; poco después cuando su secretario abandonó la oficina, él acomodó su ropa lo mejor posible y se dirigió a la sala de juntas, ya vería la forma de vengarse.

........................................................................................................

-Maldición¡¡- mascullaba cierto oji-verde mientras se levantaba del suelo, era la quinta vez que tropezaba, estaba molesto, ese sueño le había afectado mucho; suspiró con pesar, lo mejor era concentrarse en la aburrida reunión de hoy.

-Hey mocoso¡¡- gritó Isaka dándole alcance

-Tú no deberías estar en la sala de juntas?

-Decidí esperar a cierto escritor con aires de diva, que seguramente no tiene ni idea del tema de la junta .

Ritsu se sonrojó levemente. Era cierto, no se había dignado a escuchar sobre el motivo de la reunión.

-Verá usted Ritsu-sama- comentó con ironía- La editorial de Estados Unidos, nos ha enviado un nuevo editor en jefe y  dado sus excelentes referencias, decidimos que será tu editor.

-Disculpa Isaka-san, creí que había quedado claro que yo no deseo ningún editor- espetó con molestia.

-No está a discusión  Ritsu, ya espantaste a tres editores, y él es la única opción que tenemos libre.

-Como sea, este tampoco va a durar así que no te hagas ilusiones- dijo muy seguro.

Isaka negó con la cabeza,  esa barrera tan grande que Ritsu había construido le impedía trabajar en equipo con un editor, al principio se lo había permitido por la amistad que existe entre ellos: pero últimamente el escritor se comportaba más huraño que de costumbre, así que estar en contacto con una persona, aunque fuese un editor, le sentaría bien o al menos eso esperaba.

 .........................................................................................................

Ambos castaños entraron a la sala de juntas, tomando sus respectivos lugares, Isaka comenzó a hablar con algunas de esas personas, mientras Ritsu se dedicó a ignorar todo a su alrededor, hasta que un olor se coló por sus fosas nasales, creándole una sensación de pánico.

-Es oficial entonces, quiero que sean los primeros en conocer al nuevo editor en jefe de Marukawa.

-Será un placer trabajar con ustedes

Esa voz fue todo lo que necesitó para que las alarmas en su cabeza se encendieran, la vocecilla de su conciencia de susurró algo muy claro <<corre>>; pero su cuerpo no reaccionó a tiempo, y cuando al fin pudo entrar en sí, Ryu se acercaba a él junto con un hombre azabache.

-Ritsu, él será tu editor.

Sintió su estómago contraerse al voltear, ahí estaban miel contra verde una vez más.

-Hola Ritsu- dijo sonriente el más alto

Sus ojos se abrieron a más no poder, mientras sus labios tartamudearon un nombre:

-Ta… Ta… Takano.

 

 

Notas finales:

ALGUNA SUGERENCIA? LES HA GUSTADO?, DEJÉNMELO SABER

LES MANDO MUUUCHOS BESOS Y ESTARÉ ACTUALIZANDO PRONTO


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).