Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Locura de Amor por kawai13

[Reviews - 5]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Disclaimer: Los personajes usados no me pertenecen, créditos respectivos a Marvel. Solo los uso para dar vida a historias de mi autoría.

*-*-*-* Locura de Amor*-*-*-*

 

Capítulo VIII

 

 

— ¡Por fin Brucie bear! — Salta Anthony de felicidad y cae en los brazos de un también feliz Bruce.

 

Ambos científicos estaban felices, habían gastado cada minúsculo momento de su tiempo libre para avanzar con el experimento. Los nuevos elementos no atrofiaban la glándula del omega, ni su olfato, Bruce se podía dar por satisfecho por el momento.

 

— Vamos Brucie bear, ponlo en mi brazo. — Apenas se dejaron de abrazar el joven omega volvió a sentarse y empezó a brincar suavemente en su banco. — Necesitamos comprobar su efectividad.

 

Bruce sabía que los nuevos elementos no eran dañinos para el cuerpo, pero había uno que tenía como efecto el adormecimiento, por lo que (aunque había hecho los cálculos de la dosis necesaria) no sabía que tan agotado dejaría a su amigo. Una cosa era mesclar todos los elementos con éxito, otra diferente era probarlo tan rápidamente en el cuerpo del menor.

 

— Falta ver las cantidades, Tony.

 

— Ay por favor, ya vimos los cálculos al menos unas diez veces, el margen de error es tan mínimo que lo peor que podría pasar que actúe como una pastilla para dormir — El beta no se encontraba muy convencido aún. — No quiero que me llegue mi celo de la nada Brucie.

 

El científico suspiró cansado y asintió mientras se acercaba a su pequeño amigo omega. Al menos de esta forma, el omega no se seguiría poniendo la versión anterior donde su olfato era el más perjudicado.

 

Ninguno de los dos sabría cuanto tardaría Anthony en recuperar su olfato dañado, cuando podrá volver a oler las emociones de las personas que las rodean y no solo oler sutiles aromas, tampoco sabían cuanto tiempo le demoraría para poder recuperarse, si se mejoraría solo o en el futuro necesitaría alguna terapia para que el joven omega no perdiera tal capacidad, aún así uno de los objetivos de Bruce era que su compañero de ciencias deje de vivir como un beta y que ya no se haga más daño en son de protegerse de los “instintos” a los aromas que todo alfa podría tener.

 

Ese fue un lunes muy productivo para ambos científicos y de esa forma fue que le dieron la bienvenida a la semana de exámenes. Estaban en la última semana antes de irse a vacaciones de diciembre. De jalar cursos de forma definitiva por su bajo rendimiento o saber que podrían seguir llevándolos lo que les restaba de su año académico, donde todos los alumnos corrían de un lado a otro, con papeles en mano estudiando, estudiando a último minuto antes de que iniciara el examen.

 

Steve como todo alumno normal, estaba muy ocupado en los exámenes, por lo que no podía ver a su cansado omega, tanto como ellos quisieran.

 

Como Tony era un genio, acababa sus exámenes en menos de quince minutos y luego se retiraba de la clase dejando a la mayoría en ridículo. La única clase que le dio un poco de dificultad fue la de su profesor favorito. Charles Xavier, ese omega era un genio despiadado en cuanto a su enseñanza, a lo largo del semestre, de todos los que habían participado en el curso, quedaban solo un poco más del sesenta por ciento y el curso de Charles era largo, recién iban por la mitad. Después de las vacaciones de invierno, las vacaciones navideñas, Seguía la segunda parte del curso de biomimética avanzada y según Tony tiene entendido por los rumores, se retirarían al menos la mitad de los aún sobrevivientes.

 

Era un miércoles por la mañana cuando el joven omega le entregó el examen al contento omega de cabellos caramelo, con una dulce sonrisa discordante a sus preguntas puestas en ese infernal papel.

 

— Bien hecho joven Anthony — Dijo feliz al recibirlo y dar un rápida ojeada a todo el contenido. — Los resultados saldrán en la red hoy en la noche, máximo mañana en la mañana.

 

El menor asintió y reprimiendo un bostezo para no faltarle el respeto a su profesor, caminó hasta su asiento con todos esos ojos puestos en él, llenos de envidia y admiración. Anthony solo piensa en ir al laboratorio y tomar una pequeña siesta antes de que su alfa saliera de los entrenamientos, tal vez lo ayudaría a estudiar un poco, tal vez comerían unas cuantas donas en la cafetería.

 

El joven Stark estaba más que contento con su nuevo supresor, pues hace que ya no se sienta tan caliente siempre en la presencia de su alfa, porque se había dado cuenta de lo desenfrenados que habían sido varios de sus besos. Su olor según su alfa ahora ya no tenía feromonas en él (lo que mostraba las emociones y atraía a los alfas) Para Steve el seguía oliendo a un delicioso canela, pero ya no sentía esa irracionalidad que todo alfa siente bajo a los instintos, pero desde esa pelea hace un par de semanas, aún hay cosas sin aclarar y eran cada vez más las veces en la que Tony lo encontraba con una mirada fría y seria en vez de esa bonita y cálida.

 

Pensando tanto en su relación con su atolondrado alfa como que debía seguir viendo con Bruce los detalles del supresor apenas ambos coincidieran en tiempo libre y que este no lo canse tan rápido, es como se llegó al laboratorio y se acostó en el sofá a dormir, aún faltaban un par de horas hasta que Steve saliera de sus prácticas.

 

*-*-*-*- Locura de amor*-*-*-*

 

Siente una caricia en sus desordenados cabellos y a su olfato le llega ese refrescante olor a pinos frescos que lo hace sentir en un enorme y frondoso bosque, aquel que había empezado a sentir un poco más fuerte desde que había cambiado de supresor

 

Revoloteando sus pestañas en cada parpadeo, el omega ve como su alfa recién bañado y salido de su entrenamiento, se encuentra sentado en el mismo sofá donde el se había quedado dormido. Su rostro era serio, y el azul de sus ojos era oscuro y profundo, pero aún así estos denotaban un amor único por el omega recostado en el sillón.

 

— Hola Stiff — Dice con una sonrisa adormilada.

 

— Hola, bebé.

 

El omega se empieza a sentar en el sofá para acercarse más y abrazar el fornido cuerpo de su alfa, el cual lo recibe gustoso del contacto adquirido y lo pone en su regazo y aunque el rubio quisiera pasar así todo el día, había venido con un solo objetivo pensado, no por nada no le regresó el control a Steve después de acabar el entrenamiento más temprano de lo debido.

 

— Tenemos que hablar — Dijo cuando separó al omega de su cuerpo.

 

— Esa es la típica frase para acabar una relación Steve — Dice separándose del cuerpo de su pareja y sentándose nuevamente frente a él.

 

— Creo que sería todo lo contrario.

 

Aún siguen en el sofá, ambos se sientan uno frente al otro con una pierna recogida y otra llega hasta el piso. Mirándose cara a cara, apreciando tanto la mirada determinada del rubio como la confundida y un tanto asustada de Anthony.

 

— Espero no sea eso, Steven. — Su voz salió con enojo.

 

No podía ser ese tema de nuevo, ¿verdad?

 

— Tienes que dejarme marcarte.

 

El ceño fruncido de Anthony se atenuó, vio las ojeras de su alfa, pero su posición seguía siendo recta y firme.

 

— No.

 

— Ni si quiera lo has pensado.

 

— Lo he pensado muchas veces, Steve, en cada una de las veces que me preguntaste y mi respuesta sigue siendo la misma. NO

 

El ceño del mayor ahora era el fruncido.

 

— ¿No soy suficiente alfa para ti? — Pregunta irritado.

 

De sus labios casi sale, el típico “¿a caso no me amas?”, pero no era ciego como para no ver la devoción del omega ante él. No quería caer en ese típico cliché de hombre desesperado que pide sexo con esa frase. El ni siquiera estaba pidiendo sexo. Solo quería asegurarse de que Tony estaría seguro con su marca, de que ningún alfa lo rondaría y que esa persona en su interior de una vez por todas se calmara.

 

— Pues ahora creo que eres estúpido, pensando en esas cosas.

 

Los brazos del omega se cruzaron sobre su pecho, viendo a la persona frente suyo. ¿Donde estaba el alfa que le daba arrumacos y le traía cajas con donas con el poco dinero que tenía. Porque sí, Tony sabía sobre la economía de Steve, por eso de vez en cuando escondía uno que otro billetito en la maleta de Steve, compensando esos gastos adicionales. Amaba tanto que tuvieran esos detalles con él, que no podía decirle que ya no lo hiciera, pero... tal vez ahora si dejaría de hacerlo.

 

— ¿Quieres a alguien inteligente como Bruce entonces?

 

— Oh, Steve, mal rumbo, mal camino. No vayas por el lado de los celos estúpidos.

 

Capitán empezó a respirar profundamente nuevamente, tratando de calmarse, no quería alterarse frente a su omega, no cuando su instinto había estado tan inestable por culpa del otro. Su ceño se frunció y una punzada de dolor apareció en su cabeza. Querían volver a retomar el control y no era buena idea con alguien adelante.

 

— Yo te podría dar todo lo que necesites y sabes que nunca te engañaría. Sabes que doy todo de mí para ti.

 

— No, Steve, NO ES ESO. — Dijo frustrado, sabiendo cuan ciertas eran las palabras del alfa.

 

No habían estado saliendo por mucho tiempo, se conocían por menos de 4 meses, pero Tony sabía que era muy real, porque el también sentía que podía decir las mismas palabras.

 

— ¿Entonces qué, Tony? ¿Qué es lo que me falta?

 

Se paró tenso del sillón, empezando a caminar de ida y vuelta por el pequeño laboratorio. No entendiendo que podría hacer para que el omega de una vez por todas aceptara la marca.

 

— ¡TENGO 16 STEVE! — Gritó frustrado.

 

Sabía que en este mundo muchos alfas y omegas se dejaban llevar por el instinto, marcándose a una temprana edad y en muchas ocasiones por accidentes, llegaban hasta estar preñados, pero el no era como todos ellos.

 

Su alfa volteó a verlo, deteniendo su caminar.

 

— Ni siquiera he llegado a la mayoría de edad. — Sus manos fueron a sus cabellos, despeinándolos — La marca es un paso muy fuerte, muy importante.

 

— Tu serías mi todo eternamente — caminó y se arrodilló frente al omega.

 

— No Steve, para — Lo miró con ojos hundidos por no poder hacerse comprender.

 

— Déjame marcarte.

 

Y eso enojó a Tony, sintiéndose ignorado en su razonable petición. Sus cejas se juntaron y alejó a Steve parándose del sofá.

 

— Suficiente. — Le dio la espalda al rubio. — Creo que estás lo suficientemente cansado como para no entender lo que estoy diciendo. — Steve dio un par de pasos intentando alcanzarlo — Lo mejor es que hablemos esto cuando los exámenes hayan terminado y tu estés más descansado.

 

 

Sus palabras detuvieron al rubio, y solo pudo gruñir frustrado. Sintiendo los caninos que querían empezarle a crecer, no le quedó de otra más que coger su mochila y voltear hacia la puerta del laboratorio, donde se detuvo para ver a su omega que aún le daba la espalda.

 

— Nos vemos, Tony.

 

Anthony sacó un suspiro, sintiéndose triste de saber que ya no vería al lo que quedaba de toda la semana. Sintiendo impotencia por lo que estaba pasando. Solo quedaban unos cuantos meses para que cumpliera 17, el omega se veía tan maduro en el exterior, pero por dentro reconocía que aún era un niño en muchos asuntos. ¿Formar una familia? ¿Dejarse marcar? El estaba en su adolescencia y encima no había sido una muy buena. Quería empezar a disfrutar de su juventud, quería salir a fiestas con esos nuevos amigos que estaba haciendo y lo trataban con respeto. No quería estar atado siendo tan jovencito y sobre todo. Aunque la relación con Steve era hermosa, obviando cuando se ponía terco para marcarlo, Tony quería estar cien por ciento seguro de que era el indicado. Su omega estaba tan dormido por todos los químicos que se metió en el sistema que le dejaba poder racionar esas cosas por sí mismo y no solo cegarse por los instintos.

 

Tony se sentó frustrado en el sofá y se frotó los cabellos, pensando en todo lo que lo que había pasado y estaba por pasar.

 

El omega sabía que no cambiaría de parecer. Era muy joven y quería hacerse de prestigio en su carrera, tal vez estudiaría administración de empresas y cuando el flojo de su padre quisiera retirarse tomaría el mando de las industrias Stark llevándola al éxito. Pero para eso no podía dejarse marcar a los 16 años, reafirmándole al mundo idiota que era solo otro omega más necesitado de un alfa y una marca en su cuello que lo hicieran sentir seguro.

 

Cuando sus pensamientos se volvieron más pesados. Fue cuando Bruce entró con una caja de donas en sus manos.

 

— Estaban frente a la puerta.

 

Susurró, viendo la cara agotada de su amigo. Ambos sabían quien había dejado esas donas y para quiénes eran.

 

— Ven, Brucie bear, comamos juntos, necesito desahogarme.

 

Bruce suspiró y lo miró cansado.

 

— Ya sabes que no quiero ser ese tipo de doctor, Tones.

 

— No me importa, eres mi amigo. Te aguantas.

 

Sacando una risa de su agotado amigo, al final se sentaron y compartieron cosas juntas. Ambos eran unos genios que no sufrían con los exámenes, pero si con proyectos personales, por ellos se podían dar el lujo de pasar la tarde tranquilos en una semana de exámenes, charlando y poniéndose al día.

 

Al final de todo, eso era lo que necesitaba Tony, despejar su mente de los dolores de cabeza que su alfa bobo le estaba trayendo.

 

Continuará...

Agradecimientos especiales a:

Lisseth Jaramillo - Yuukie Michaelis - Xochilt Oda

Natta Cb - Elizabeth - Constanza Avalos 

 

 

Notas finales:

Próxima actualización en plataformas gratuitas: Domingo 11 de Julio Cap 9

 

Fechas actualizaciones de Patre0n Julio - Agosto

Miércoles 07 de Julio Capítulo 12

Miércoles 28 de Julio Capítulo 13

Miércoles 18 de Agosto Capítulo 14

 

Ya saben que quienes quieran y puedan apoyarme, acá les dejo el link, sino pueden compartiendo la historia, ya me están ayudando UwU,

Grupo de FB

Patre0n

Holiiis, este cap me salió un poco más corto de lo que hubiera querído, pero como se dan cuenta, la historia da pequeños saltos de tiempo a lo largo de tooooda la trama. Esto es para ver los avances de la pareja, pero también el avance de Steve en su deterioro mental. Las cosas no pasan de un día para otro, y de esta manera me resulta más factible tratar esta enfermedad en la historia.

Cabe recalcar que esto es un TID mezclado con Omegaverse, por eso se podría decir que la presencia de otra de las identidades es más notoria. Lo que he leído de la enfermedad no es así. Una identidad no recuerda lo que hizo la otra, pero bueno, esto no es real aunque fragmentado y el señor de los anillos tampoco me ayudan XD pero me dan pase a usar mi creatividad. :,v 

Otra cosa que quiero aclarar!. Ustedes ven en su mayoría las peleas de Steve con Tony, pero cuando no los ven, son los más hermosos del mundo, por eso Tony siente que Steve si es el indicado, pero sigue siendo un beibi. Eso sería todo, muchas gracias por el apoyo chicos. 

Nos leemos pronto


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).