Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Resurgir de las cenizas de Herbay por pilaf chan

[Reviews - 8]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Parte del despertar de Guy y de la conversación telefónica entre Katze y Raoul están tomadas de la octava novela de ANK.

A la mañana siguiente, Guy se despertó.

Era como si una niebla se hubiera apoderado de sus ojos.

Intentó quitársela, pero fue incapaz de sacudirla de su vista.

Sin saber cómo reaccionar, abrió los ojos... pero no vieron nada.

No sabía si esto era real. Sus pupilas ardían como llamas.

Luego, inesperadamente, una gota de luz. Otra más. Y otra.

‘¿Dónde estoy?’

La prístina habitación estaba iluminada por un tenue resplandor. No había marcas en las paredes y el aire estaba limpio, a diferencia de Ceres. Esto inquietó a Guy.

‘¿Por qué estoy aquí?’

Los recuerdos cayeron sobre su conciencia como un trueno.

La imagen de la furiosa mirada de Iason se apoderó de su pecho, su corazón se endureció y un dolor agudo y abrumador recorrió su brazo izquierdo. Guy sabía que sólo era un residuo de su mente, pero se deshizo en un sudor frío. Apretó el puño derecho. Se sentía pesado.

‘Estoy aquí. Vivo.’

Intentó mover su brazo izquierdo.

Nada.

Miró en esa dirección y vio un espacio vacío.

‘¿Por qué?’

Se tocó el costado con el otro brazo, exasperado.

Los recuerdos afloraron uno tras otro: el miedo, el odio, el dolor. Todo. Guy había decidido morir con Iason. Sin embargo, estaba allí. Vivo. Roto. Mutilado.

Una risa amarga se le escapó de los labios.

¿Qué había pasado? ¿Por qué seguía vivo? ¿Por qué se habían tratado sus heridas?

Guy había decidido morir en Dana Burn junto con el rubio que había arruinado su vida y la de Riki, que haya salido casi ileso y que su corazón siga latiendo era inexplicable.

Resolvió sus pensamientos en la única conclusión posible, es decir que el androide había logrado ponerse a salvo antes de que la fortaleza explotara, y que había decidido llevarlo consigo para darle un destino peor que la muerte.

‘¡Maldita sea!’

Intentó ponerse de pie, pero el fuerte dolor en su abdomen le impidió levantarse de la cama. Su cara estaba en llamas. Su cráneo palpitaba.

En ese estado lamentable, Guy se aferró a su última ilusión. Riki. Deseaba que al menos él estuviera a salvo. La esperanza de haber conseguido darle a su amigo la ansiada libertad le reconfortó un poco.

El precio a pagar había sido alto, y pensar en ello le revolvió el estómago. Había sido una elección dolorosa para Guy, pero necesaria. Un daño colateral. ¡Riki tenía que ser liberado! Mejor mutilado que el juguete sexual de un maldito demonio rubio.

Iason Mink le había lavado el cerebro a Riki. Había destruido al orgulloso líder de los Bison y lo había convertido en un dócil lacayo. Durante los últimos meses, la imagen de Riki postrado en el suelo lamiendo la bota del androide de corazón frío había sido la obsesión de Guy.

Le había dado la fuerza necesaria para cerrar su corazón, desterrar todo sentimiento de compasión y ponerse a organizar su plan. El valor de colocar las bombas, aturdir a Riki, secuestrarlo y llevarlo a Dana Burn. La audacia de ir en contra de su propio ex amante y amigo más cercano, que le rogaba que le dejara volver donde Iason. El coraje de organizar la extirpación del anillo de mascotas de la única manera posible. La osadía de ir hacia su propia muerte y enfrentarse a la soberanía de Tanagura.

Guy lo había hecho no porque siguiera amando a Riki o porque esperara que sus sentimientos fueran correspondidos, sabía que eso ya no era posible.

'No me importa si ya no quieres comandar a Bison o ser mi amante, ¡pero no te conviertas en su mascota! No lo toleraré. ¡No de él! No aceptaré que seas su esclavo. ¡Su juguete!'

Se lo había dicho con ardor en los ojos antes del momento crucial, y seguía convencido de eso.

No. Guy lo había hecho porque Riki necesitaba ser liberado. Y no sólo del Blondie, sino también de él mismo y de su atadura mental. Para que el fuego que ardía en su interior y que le había dado a todos la fuerza para luchar durante años desde Guardián no se apagara.

Porque la gente de Ceres tenía que nacer libre y morir libre, no le lamía los pies a la escoria de Tanagura. Riki era el príncipe de Ceres, y que el príncipe fuera domesticado significaba que todos los mestizos acabarían igual. Que para Ceres no había esperanza.

De repente, la puerta se abrió, interrumpiendo el flujo de pensamientos de Guy. Un enfermero entró en la habitación. "Veo que estás despierto. ¿Hay algo en lo que pueda ayudarte? ”

"¿Por qué estoy aquí? ¿Quién me ha traído?" El joven preguntó.

"La hospitalización y el tratamiento fueron autorizados y financiados por el señor Katze".

Katze... ¿dónde había oído ese nombre antes? Por supuesto. ¡Caracortada! Guy se acordó de él, era el hombre que había venido a recoger a Kirie de la casa de Riki. Era uno de los lacayos del Blondie. ¡Mierda!

Guy estaba esperando conocer su destino, y ... ¡Joder! ¡Sabía que no iba a ser bueno!

***

Cuando Riki se despertó, su primer pensamiento fue para Iason. Grande fue su alivio al verle descansar en la cama no muy lejos de la suya.

Tras sentarse con cuidado, trató de evaluar su estado de salud. Sentía dolor, sobre todo en la ingle y el bajo vientre, pero era soportable. Un gran número de vendas y voluminosas gasas envolvían su pubis, impidiéndole cerrar bien las piernas. Una cánula de plástico sobresalía de los apósitos y se conectaba a una bolsa que colgaba del lado de la cama. ‘Deben haberme puesto eso ahí para mear’, pensó. De su brazo salía el tubo intravenoso.

Con cuidado, tratando de no enredar ni desprender nada, sacó las piernas de la cama y se sentó en el borde. Intentó levantarse agarrándose a la mesilla de noche, pero se detuvo en cuanto oyó el sonido de la puerta al abrirse.

"Si tu objetivo es que tus puntos vuelvan a soltarse vas por buen camino, Riki". Katze se había detenido frente a la entrada con los brazos cruzados y una mirada severa.

"Mierda, Kat, ¿qué me han hecho? No puedo cerrar las piernas y hay una bolsa llena de mi orina mezclada con sangre".

El eunuco sacó una sonrisa ligeramente amarga. Él mismo había sufrido una mutilación genital y aunque había pasado mucho tiempo desde entonces, el recuerdo era claro en su mente. "El cirujano que te ha operado vendrá a hablar contigo pronto, pero ahora debes acostarte y evitar esfuerzos".

"Vale .... " Riki dirigió su mirada a la cama de al lado. "¿Hay alguna manera de acercarme a Iason ... por favor?"

"Creo que puedo hacerlo", aceptó el hombre, tras comprobar que las camas de la clínica estaban equipadas con ruedas. "¿Tienes sed?"

"¡Joder, sí! Tengo la boca llena de pegamento y vómito".

Katze sirvió agua en un vaso y se lo entregó. Esperó a que Riki estuviera acostado, desbloqueó la palanca de freno y - asegurándose de mover el poste de goteo al mismo tiempo - empujó la cama hasta que estuvo junto a la de Iason. Cuando lo hizo, volvió a bloquear la palanca.

El androide se había mientras tanto despertado. "Buenos días, mi señor", se dirigió el eunuco cordialmente a él. "¿Hago que le traigan el desayuno?"

"Procede, Katze".

El hombre salió de la habitación con una pequeña reverencia.

La mirada de Riki se dirigió a la parte inferior de la cama de Iason, casi esperando que sus recuerdos del día anterior estuvieran nublados y que el terrible accidente que sufrió fuera irreal, pero el vacío de las sábanas del lado izquierdo era una señal que no dejaba lugar a dudas.

Aquel gesto, seguido inmediatamente por una expresión de angustia, no pasó desapercibido para los atentos ojos del rubio, que invitó al joven a acercarse a su pecho. "¿Qué te preocupa, mascota?"

Riki se sintió extrañamente reconfortado al escuchar a Iason llamarle así. Quería pertenecer a él en ese momento. "¿Te duele?"

"Mi cuerpo tiene una percepción del dolor y del placer diferente a la tuya. Tengo sensaciones que cortocircuitan ligeramente algunos de mis sistemas, podría definirlo como un hormigueo. Durante la cirugía, sólo necesité sedación local. Guié personalmente a los médicos para que comprendieran mejor la anatomía de un organismo Elite".

"¿Me estás diciendo que estabas despierto y les decías a los cirujanos cómo operarte? Vaya, incluso bajo el cuchillo no puedes aceptar que alguien te controle".

Riki acarició el pecho de Iason con suavidad, casi como si tuviera miedo de romperlo. "¿No se puede... hacer nada para...?" Preguntó, señalando la mutilación.

"Tendré que buscar métodos alternativos para caminar", respondió el rubio con mucha calma.

Riki trató de imaginar cuáles podrían ser esos ‘métodos alternativos’. En Ceres, si perdías una de las extremidades inferiores te daban una especie de pata de palo falsa o una muleta, pero no podías hacer casi nada y de todos modos era un asco de vida. No se le ocurrió ninguna solución alternativa para caminar que pudiera ser aceptable para los estándares de Iason, pero no estaban en Ceres - donde los pocos médicos disponibles no hacían más que lo mínimo para asegurar la supervivencia - y como Iason era un androide, sus recursos siempre eran sorprendentes.

"Me siento responsable", confesó el mestizo. "Me gustaría compensarte de alguna manera, pero no sé cómo. ”

"Riki, si no hubieras llegado a tiempo, probablemente habría seguido destrozando esa habitación y a tu amigo hasta que todo explotara. Así que supongo que es apropiado decir que salimos de esto gracias a ti. Además, Katze me dijo que fuiste tú quien se puso en contacto con él, alertándole de tu ubicación, y que posteriormente le convenciste para que se dirigiera a Dana Burn".

"Sí, pero... no sabía que estabas ahí. Sólo quería encontrar a Guy antes de que hiciera alguna otra locura. Y le había dicho a Katze que me esperara afuera, por suerte no me hizo caso. Además, si no te hubiera pedido que llevaras a Guy a salvo, podrías haberme ayudado a ir más rápido y esa viga no se habría derrumbado sobre ti. ¡Por no hablar del hecho que él que debería haber sido aplastado era yo! Volviste para salvarme. Así que... no me digas que no me sienta responsable. ¡Joder! Es mi culpa que tengas una pierna menos. Y estamos pasando por alto el hecho de que el maldito Guy es mi ex. ¡Lo odio! Si todavía está vivo, ¡lo mataré yo mismo!"

"Me parece muy inoportuno haber llegado a tales extremos para salvar a ese humano con el único objetivo de matarlo poco después, mascota. Sin embargo, si eso te satisface nos encargaremos".

No estaba claro si la última frase de Iason había sido pronunciada en serio o en tono irónico, pero Riki no tuvo tiempo de investigar porque Katze regresó a la habitación acompañado de un asistente con una bandeja de desayuno en las manos, que fue colocada frente al rubio.

"Todavía no tienes el permiso del médico para comer. Tal vez te den algo ligero a la hora del almuerzo", le dijo Katze a Riki.

"De acuerdo", respondió el otro. No es que tuviera hambre, de todos modos.

Iason comenzó a beber su té lentamente. "Katze, actualízame sobre la salud del mestizo. ”

"Guy se despertó y preguntó por qué estaba aquí y quien lo trajo", respondió el antiguo móvil. "Su estado físico es estable y sus parámetros regulares, pero todavía no está en condiciones de levantarse de la cama. Le han amputado el brazo izquierdo".

El rubio asintió. "Asegúrate de que se mantenga en custodia. No debe salir de la habitación".

"Lo haré, señor. El jefe de la clínica está afuera y está disponible para hablar con usted".

"Muy bien. Déjalo pasar".

El cirujano entró unos minutos después. Mientras Iason terminaba su desayuno, describió su operación sin escatimar en detalles. "... gracias al metabolismo acelerado de los Elites, su tobillo estará completamente curado en pocos días sin ninguna secuela, así como el muñón de su pantorrilla izquierda. Vamos a encargar una prótesis robótica conectada directamente con su cerebro inorgánico. A tal proposito, un técnico ortopédico acudirá en el día para tomar medidas y calibrar las ondas de sus circuitos neuronales. Esta prótesis responderá a las órdenes de forma similar a su pierna original y le permitirá realizar todo tipo de movimientos. Tardará unos días en hacerse. En el mejor de los casos, cuando sus heridas hayan cicatrizado podremos proceder con la primera prueba. Mientras tanto, le proporcionaremos una silla de levitación para que pueda movilizarse dentro de la clínica.”

Tras el movimiento afirmativo de Iason, el médico jefe se dirigió a Riki. "Su emasculación había sido total y no era posible restaurar el órgano extirpado. Sin embargo, como los testículos estaban intactos, intervenimos con una nueva técnica que, en los pocos casos en los que se ha practicado, ha tenido excelentes resultados. Además de restablecer sus funciones urinarias, insertamos nuevas terminaciones nerviosas y vasos capilares en la zona de la ingle. En el aspecto práctico, su pubis será una zona erógena extremadamente sensible que, al ser estimulada directamente, le permitirá alcanzar el orgasmo y tener una eyaculación normal. Esto significa una respuesta sexual completa, a pesar de la ausencia de pene".

Todo eso en la cabeza de Riki se tradujo en: 'Vale, puedo venir, me pueden follar pero no puedo follar... de todas formas, con Iason no es que hubiera muchas posibilidades de follar...'

El cirujano también añadió que, con mucha probabilidad, el nuevo aparato sea más sensible que el antiguo y responda mejor a los estímulos, sobre todo en los primeros tiempos. Ante esta revelación, Riki se preocupó un poco. ¡Iason lo torturaría literalmente con un aparato más sensible!

Por último, se mencionó a Guy. "Para él, la instalación de una prótesis robótica no era posible, ya que este tipo de ayudas sólo son compatibles con los circuitos de los androides y no pueden conectarse a un cerebro humano. Por lo demás, su estado es estable. Sólo tendremos que esperar los tiempos biológicos estándar para que se curen las fracturas de sus costillas y su cara".

A Riki le molestó un poco oír hablar de Guy. Una parte de él quería olvidarse de su antiguo amigo pero... era Guy. Tenían demasiada historia y demasiados recuerdos compartidos. No podía descartarlo de su vida u odiarlo sin más.

Tal vez, lo que vendría después de Dana Burn no sería tan malo, después de todo.

***

Katze regresó a su oficina esa noche.

Repasó mentalmente el discurso que él y Iason habian preparado. La llamada prioritaria sonó unos treinta minutos después de su llegada. La expresión de Katze era seria y sus nervios debían permanecer fuertes. Había que seguir el plan al pie de la letra.

Los hombres que trabajaban para Katze estaban nerviosos, y no era de extrañar. Dana Burn se había derrumbado, y con él parte de su mundo.

Katze entró en una sala privada y activó la holollamada con un gesto. La expresión feroz de Raoul aparecíó imponente, a Katze le sobrevino un escalofrío de miedo y una sensación parecida a años de vida que se le escapaban.

Raoul fue directamente al grano. - Iason no se encuentra en ninguna parte. ¿Dónde está? -

- Mi señor, no he recibido instrucciones de él - respondió Katze con seriedad.

- ¿No te dijo nada sobre su destino? -

- No, Lord Raoul. -

- Entonces, tienes que saber que tu Maestro se ha ido a Herbay. -

Herbay era el sector más cercano a Dana Burn, hasta donde llegaba la señal de Tanagura. Quedó completamente destruido en la explosión. Bueno, el plan estaba funcionando como esperaban.

- ¿Qué? - Katze levantó la mirada con ‘falso’ asombro.

Raoul continuó: - 14:12 salida de Rivas; 14:42 llegada a Herbay. Estos son los datos que hemos extraído. Utilizó la red Karaza. -

La red Karaza era un secreto conocido por muy pocas personas. Raoul sabía que, como representante de Iason para todos los asuntos relacionados con Ceres, Katze estaba al tanto.

- Entonces, ¿qué asuntos tenía Iason en Herbay? - Raoul continuó.

- Mi señor, no me lo ha contado. -

La voz del rubio entró como un látigo. - ¡Deja de mentirme! Sus movimientos públicos son conocidos por todos nosotros, pero los privados sólo tienen que ver contigo. Iason te estima mucho, no me conformaré con una negativa. Este es un asunto crítico. Ya sabes en qué estado se encuentra Herbay. Si sigues mintiendo, te someteré a un interrogatorio y destrozaré tu mente hasta llegar a la verdad. ¡Quiero saber por qué Iason se fue a Herbay y dónde está ahora! -

Katze palideció, sabía que no era una amenaza vacía. Raoul la habría hecha efectiva sin dudarlo. Era conocido por ser particularmente despiadado entre los rubios.

- ¿No me digas que está involucrado en la explosión de Dana Burn? -

Katze levantó la vista con un sobresalto.

Raoul esperó en silencio por un momento, luego sus ojos brillaron con renovada intensidad. - Cuéntamelo todo ¡Ahora! -

Katze decidió decir la ‘verdad’.

Describió a Raoul toda la cronología de los acontecimientos de los últimos diez días, desde la desaparición de Riki hasta la explosión de Dana Burn. Contó cómo durante la huida Iason había quedado malherido y no podía continuar. Cómo Riki había sacado a Guy, que se estaba muriendo, de la fortaleza y luego había vuelto para morir con Iason. Cómo él mismo le había dado el golpe de gracia a Guy y le había dejado allí antes de emprender la huida.

El rostro de Raoul se endureció como una máscara.

No había mejor científico que él en los mundos conocidos, ni mejor mano en la nanocirugía, pero incluso él conocía los límites de la inmortalidad que los Blondies habían heredado de Júpiter.

Que un mestizo corriera tantos riesgos para liberar a Riki y matar a Iason mediante la destrucción de Dana Burn era difícil de creer; pero que Iason haya protegido a Riki, un perro de barrio - una mascota - y haya muerto en el proceso, era incluso inimaginable.

Pero Raoul no dijo ni una sola palabra para interrumpir a Katze. Estaba claro que esta ‘verdad’ nunca debería salir a la luz. Tanagura lo exigía. Para proteger el legado y el nombre de Iason Mink, no había dudas sobre el curso de acción que tomaría Jupiter.

Raoul ordenó con voz grave: - Guarda silencio, - y la holollamada se apagó.

Katze respiró profundamente para liberar la tensión. El plan había funcionado. Raoul y Júpiter ocultarían esa ‘verdad’ que no podía hacerse pública.

Iason, Riki y Guy estaban oficialmente muertos.

***

Raoul se llevó las manos al rostro y lloró. Por primera vez. El primer jadeo de emoción del frío androide.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).