Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Necesitamos tu apoyo para mantener abierta Amor Yaoi. Los costos se han vuelto insostenibles, y tu apoyo puede hacer que la web siga online. Colabora ahora y ayuda a Amor Yaoi

Cuestan los errores no Tezuka?? por Aiko_shinigami

[Reviews - 14]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Espero que les guste esta segunda parte de este fic n_n

 

 

Han pasado ya dos días, desde la muerte de Fuji Syusuke, el prodigio de Seigaku y nada ha sido lo mismo. Tezuka por orden de la entrenadora ha cancelado los entrenamientos, ya que nadie estaba de humor como para entrenar.

 

Faltan sólo 1 día para el funeral de Fuji y todos tristemente se preparaban para darle la despedida a su buen amigo.

 

Tezuka por su parte, no ha ido al colegio en estos días, sus padres no se encontraban y él se encontraba solo en casa, encerrado en su habitación.

 

Sus ojos se encontraban rojos e hinchados por tanto llorar, se sentía culpable, por todo lo que le hizo a Fuji, la persona que más amaba en su vida, pero tuvo que darse cuenta cuando ya era demasiado tarde, cuando Fuji estaba a punto de morir.

 

Cómo pudo ser tan cruel, ni él mismo lo entendía, cómo había podido tratar de esa manera a la única persona que lo amo de verdad, la única persona que pudo ver a través de esa máscara de frialdad que usa siempre.

 

-Suke!! Te extraño! – susurró Tezuka mientras unas cuantas lágrimas cristalinas resbalaban por sus mejillas

 

Hecho en la cama, llorando en silencio, era todo lo que sabía hacer en esos momentos, su vida ya no significaba nada sin Fuji, se dio cuenta que lo amaba demasiado tarde.

 

Llorando abrazó el peluche que se encontraba en un costado de su cama, un peluche de oso que le había regalado Fuji en su cumpleaños, y cuando se pelearon definitivamente, había pensado en botarla a la basura, pero no lo hizo sólo lo tiró en un rincón de su cuarto.

 

-Suke!! Perdóname!! – dijo Tezuka abrazando más fuerte el peluche que le recordaba tanto a su amado tensai. – te amo!! Syusuke! Te amo

 

Siguió repitiendo la misma frase durante minutos, siguió repitiéndola cómo si sintiera que Fuji estuviera ahí acompañándolo en su soledad, cómo si lo perdonara y le correspondiera sus sentimientos, cómo si lo escuchara.

 

De un momento a otro, Tezuka se levantó de donde estaba echado como un rayo, y comenzó a buscar por toda la habitación hecho un loco, buscando desesperadamente algo, rebuscando por toda la habitación, hasta que la encontró.

 

Una carta… una carta que contenía su nombre escrito con unas finas letras en el sobre… las letras de Fuji Syusuke!

Tezuka la abrió y comenzó a leerla, la carta decía así:


Tezuka Kunimitsu:            

 Ahora que estás leyendo esta carta, no sé cuanto tiempo ha pasado ya, puede haber pasado días, semanas o incluso años, o bien habías pensado en tirarla a la basura o que Atobe lo haya hecho. Sé muy bien que existe la posibilidad de que nunca puedas leer esta carta, pero espero de todo corazón que algún día puedas hacerlo.

Tengo tantas cosas que contarte, cosas que me gustaría decirte, pero no sé por donde comenzar, puede que al final esta carta resulte tan larga que te dure horas para que termines de leerla.  

Sabes hay tantas palabras en el mundo, pero tan pocas que expresen lo que estoy sintiendo en estos momentos, decir me siento mal no es la palabra exacta porque eso sólo describe la mínima parte de cómo me siento. En mis recuerdos aun están presentes todas aquellas palabras que me dijiste aquel día, aquellas crueles pero simples palabras acabaste con mi vida, me mataste. Sé que no me entiendes porque amas a Atobe y eres correspondido, pero traté de hacerte comprender que Atobe sólo jugaba contigo, no para que luego tenga la oportunidad de estar contigo, sino porque quería que fueras feliz, feliz de verdad, con una persona que te merezca, que sea digna de ti, pero no me creíste, pensaste que sólo lo decía para que terminaran y estar contigo y me golpeaste, me dolió más el corazón y alma que el dolor carnal, sé muy bien que fue mi culpa por las cosas que te dije y te doy la razón en lo que me dijiste, no tenía ningún derecho en meterme en tu vida, porque no somos nada y te entiendo cuando me dijiste claramente en que no me querías volver a ver, por eso me fui del club, para que no vuelvas a verme nunca más, aunque creo que eso ya  no te importe. 

No te guardo ningún rencor porque sé, que aunque lo intentara, ni en un millón de años podría lograr odiarte, porque en el fondo te sigo amando y siempre lo haré, por eso te dejo libre, libre Tezuka, podrás hacer lo que quieras con tu vida, ya no me importa, ya no me importa que sigas con Atobe, que solo te utiliza, ya no me importa nada de lo que digas ni lo que hagas, ya no me interesa saber de ti, te dejaré libre de volar, porque sé que te amo y siempre lo haré, por eso te perdono, Tezuka, te perdono por todo, incluso por romper mi corazón y matarme.  

Sé feliz Tezuka… sé feliz con Atobe…Porque mientras tu eres feliz… no importa donde estaré… yo también seré feliz. 

Por favor Tezuka, puede que cuando leas esta carta, yo ya estoy en otra vida, así que si es posible, te pido que vivas tu vida plenamente, no la desperdicies, sigue adelante Tezuka, sigue adelante y cumple tu gran sueño, el ser el mejor tenista de todo el mundo, cumple aquel sueño de los dos, pero… lo que más te pido, es que seas feliz!

Ama con el corazón a la persona que merezca tu amor. Sé feliz Tezuka!  Te amo Tezuka, nunca lo olvides…                                                                                   Siempre te amaré                                                                                               Por siempre tuyo                                                                                                           Fuji Syusuke  

PD: T e regalo este collar que mi madre me lo regaló, si lo llevas siempre contigo, yo también estaré cerca de ti, protegiéndote, mi alma estará dentro del collar. Seré tu ángel de la guarda.   

Luego de leer la carta, más lágrimas comenzaron a caer de los ojos de Tezuka, ahora se sentía peor, había defraudado a la persona que más amaba, lo había golpeado, lo insultó y es más por una parte fue el responsable de la muerte de Fuji, pero… que hizo él…

 

Lo había perdonado, lo perdonó todo incluso por haberlo matado y porqué?, por el amor que sentía el castaño por él.

 

Tezuka se sintió como la peor basura que haya existido en el mundo, no había ya nada en el mundo que valga la pena, sin Fuji Syusuke, su vida ya no tiene sentido, no para él.

 

Quería suicidarse, pensó en hacerlo, pero… la carta de Fuji se lo impedía… su amor le pedía que fuera feliz y que cumpliera su sueño, el sueño de ser el mejor tenista del mundo, era la última petición de Fuji y tenía que cumplirla, aunque le costara.

 

Volvió a leer la carta más de 3 veces, convenciéndose a sí mismo de lo que tenía que hacer, guardó con mucho cariño la carta que Fuji le envió y tomó el collar que se encontraba dentro del sobre.

 

Un collar de plata con un dije de un corazón. Tezuka abrió el dije y se encontró con la sorpresa de que había una foto dentro de ella, una foto de ambas. Una foto que habían tomado juntos hace ya muchos días.

 

Besó el collar y se lo puso con mucho cuidado. Suspiró y fue al baño a darse una muy larga ducha. Para tratar de mejorar su apariencia.

 

Esa noche Tezuka durmió tranquilo, soñando con Fuji y abrazando al  oso de peluche que éste una vez le obsequió.

 

Al día siguiente Tezuka se levantó sintiéndose mejor de los días pasados, fue al baño y vio su propio reflejo, si hubiera sido unos días antes, se hubiera asustado de su propio reflejo, pero ahora, se vio a un Tezuka fortalecido, en sus ojos ya no estaban los rastros de lágrimas, ya no estaban las ojeras que mostraban que no había dormido en días, ahora se podía ver a sí mismo como siempre, aunque era solo en apariencia, pues en su interior todo estaba destruido. Su corazón ya no latía, estaba muerto en vida.

 

Se duchó y se cambió de ropa, la tan conocida ropa negra, para ir al funeral de la única persona que lo amó de verdad.

 

Llegó al cementerio y vio como los familiares y amigos de Fuji se reunían, fue con ellos y se les unió.

 

El sacerdote, dio comienzo al funeral.

 

-estamos aquí reunidos, para despedirnos de un gran amigo, hermano e hijo, un muchacho con una gran valentía que entregó su vida por el ser más importante de su vida, su propio hermano, entregándole su propio corazón para que pueda vivir. Fuji Syusuke, un gran joven con una fuerza inigualable, un joven tenista conocido no sólo por sus amigos de la escuela sino por toda la región estudiantil y regional de Japón, el número dos del equipo que ganó los torneos nacionales de tenis de este año. Con su partida, no sólo perdemos a un tenista, sino también a un hermano, hijo y amigo. Descansa en paz hijo, y que dios te bendiga, donde sea que te encuentres. Descansa en paz que tu recuerdo prevalecerá por siempre en nuestros corazones. – finalizó el sacerdote

 

Todos y cada uno de los presentes comenzaron a darle flores encima del ataúd donde se encontraba en difunto comenzando por los padres de éste quienes, aún llorando, se acercaron a darle unas flores blancas.

 

Siguieron luego los primos, familiares cercanos y otros parientes, luego… uno a uno, los titulares comenzaron a despedirse de un querido amigo, comenzando con Eiji quien estaba más que destrozado.

 

-Fujiko!!!! Snif snif, porqué te fuiste!! Porque me dejaste solo!! TT  - Eiji estaba llorando pero no infantilmente

 

Al ver que Eiji amenazaba con llorar más, Oishi fue a su costado y lo abrazó, tranquilizándolo

 

-tranquilízate Eiji – le dijo Oishi

 

Ambos dejaron sus flores y se alejaron, volviendo a su lugar. El siguiente en acercarse fue Kawamura, quien dejando una hermosa flor blanca, le susurró unas cuantas palabras a la tumba de su más que amigo Fuji.

 

-Fuji, nunca te lo dije, pero te quería más que como un simple amigo, pero tu estabas tan concentrado en el amor que sentías por Tezuka, que no te diste cuenta de mis sentimientos, sé que ahora ya no vale la pena, pero te quería decir que siempre te voy a querer, y que siempre serás uno de mis mejores amigos. – dijo en voz baja Kawamura – nunca te voy a olvidar – aclaró al final

 

Luego de Kawamura, fue Kaidoh quien dejó la flor diciendo unas simples palabras, ya que el llanto no le permitía hablar más.

 

-te voy a extrañar Fuji_sempai, nunca lo olvidaré

 

Inui se acercó a su compañero y medio abrazándole dejó la flor.

 

-Fuji, nunca te voy a olvidar, nunca olvidaré cómo es que eras inmune a mis jugos y creo que nunca lo sabré, nunca te olvidaré porque eres el único que sobrepasó mis datos, realmente eres un genio Fuji Syusuke, tu recuerdo va a estar siempre en nuestros corazones. Descansa en paz.

 

Ambos se retiraron a su puesto dejando lugar para Ryoma.

 

-Fuji sempai, nunca podré olvidar todas las cosas que me enseñó, no importa cuanto tiempo pase, siempre serás mi sempai, espero que sea feliz esté donde esté – finalizó Ryoma dejando caer una rosa blanca encima del ataúd.

 

Momoshiro se acercó donde su compañero Ryoma y se puso al costado.

 

-Fuji_sempai, la vida no es justa no?, no era justo que usted se fuera tan pronto, hubieras tenido un gran futuro, pero debo decirle que tiene un gran valor para dar su vida por su hermanito. Estoy seguro que luego de su partida, los entrenamientos ya no serán iguales, nunca más. Nunca lo olvidaré sempai, lo voy a extrañar, extrañaré también sus bromas pesadas, descansa en paz sempai – finalizó Momoshiro dejando caer una flor igual a la que tenía Ryoma.

 

Cuando Ryoma y Momoshiro se retiraron a su lugar, el último en despedirse de Fuji fue el capitán.

 

Tezuka llegó al frente del ataúd y dejó caer dos rosas, una roja y una blanca.

 

-voy a cumplir tu deseo, te amo no lo olvides

 

Aquellas 10 palabras fueron las únicas que habló el capitán de Seigaku para luego retirarse a su lugar.

 

Frente a todos el ataúd donde yacía enterrado Fuji Syusuke fue desapareciendo dejándose ver una simple lápida que era el recuerdo de un gran tenista y una gran amigo.

 

Todos comenzaron a retirarse uno por uno hasta que sólo se quedó Tezuka, quien acercándose hasta la lápida se sentó al costado de ella.

 

Acarició las palabras escritas en la lápida como si fueran el mismo Fuji, con amor.

 

        Un gran tenista      

       Un gran hermano    

       Un gran amigo    

    Campeón Nacional 

   Fuji Syusuke (1992-2008) 

-Suke, des de que te fuiste ya nada ha sido igual, a pesar de que fue solo hace 2 días – comenzó diciendo el capitán de Seigaku - ya todo cambio, todos han cambiado, Eiji ya no tiene la energía de siempre, Kawamura ya no es tan alegre, las peleas entre Kaidoh y Momoshiro disminuyeron, Ryoma ya no es tan vanidoso como antes e Inui ya no hace tanto sus raros jugos… pero.. – continuo el capitán – quien más cambio soy yo… me cambiaste la vida Suke, perdóname que me haya dado cuenta demasiado tarde que la persona que amaba y la persona que quería pasar el resto de mis días eras tu, perdóname Suke. Te prometo… que nunca te voy a olvidar, y lo que me pediste en aquella carta… voy a cumplirla… Suke voy a cumplir tu deseo – finalizó Tezuka

 

-cuando cumpla aquel sueño que siempre quisiste… nos  volveremos a ver Suke… espérame que yo vendré por ti – acabó Tezuka

 

Y dejando una rosa roja encima de la lápida, se alejó a paso lento con la promesa de que algún día volverá a ese lugar pero en ese entonces, el sueño de ambos, se habrá cumplido.

  

 

 

 

 

---- 5 años después ---

 

 

 

En el aeropuerto se encontraba un chico pelinegro esperando pacientemente la llegada de su mejor amigo y ex-capitán de Seigaku, quien luego de 5 años iba a volver a pisar Japón.

 

En la pantalla se mostró que el vuelo donde se encontraba Tezuka acababa de aterrizar y luego de unos minutos pudo observar como su siempre mejor amigo salía entre la gente.

 

-Tezuka!!! – lo llamó alzando la mano

 

-Oishi! - saludó simplemente Tezuka

 

-cuanto tiempo ha pasado ya? – dijo un chico pelinegro abrazando a un chico

 

-5 años – contestó fríamente el ex-capitán de Seigaku

 

-Tezuka! No puedo creer que aun no hayas superado la muerte de Fuji, nos afectó a todos lo sé, más a ti, pero ha pasado ya 5 años, deberías de haberte recuperado – dijo eso en voz baja

 

-ya estoy recuperado Oishi – contestó Tezuka

 

-entonces porque respondes tan fríamente? – preguntó

 

-así siempre a sido mi forma de ser – respondió el castaño

 

El pelinegro simplemente suspiró, sabiendo de antemano que la muerte del prodigio del tenis, había afectado a todos pero más al capitán ya que él se culpaba de la muerte del tensai.

 

-vamos ya!, todos nos están esperando – dijo Oishi

 

Tezuka simplemente siguió a su mejor amigo dirigiéndose a la salida del aeropuerto. Su mirada paseó por el lugar, había pasado ya tanto tiempo desde que había dejado atrás su vida

 

-por cierto! Felicitaciones por haber ganado la grand slam, eres increíble, no podía creer que ganaras los 4 torneos de una

 

-gracias – fue lo único que dijo el capitán

 

Oishi suspiró de nuevo. Tezuka había sido así desde que Fuji murió, y él sabía que desde entonces Tezuka nunca más había vuelto a sonreír.

 

Media hora después todos los ex titulares del club de tenis de Seigaku se encontraban en un reconocido restaurante, después de 5 años, una reunión, pero no en cualquier sitio, sino en el primer restaurante de la cadena de restaurantes de Kawamura.

 

-Oishi!! Llegaste!! – dijo Eiji con una sonrisa

 

Otra de las personas que cambiaron drásticamente fue Eiji, quien dejó de sonreír como antes, a pesar de que siempre sonríe, se podía notar que ya no lo hacía como antes, la energía que tenía antes de la muerte de Fuji, desapareció por completo luego de presenciar la muerte de su mejor amigo. 

 

Sin embargo, su esposo Oishi, era de gran ayuda, tratando de ayudarlo con la trauma.

 

-Eiji ya estoy aquí – dijo Oishi dándole un pequeño beso en la comisura de los labios de Eiji.

 

-capitán!!! Cuanto tiempo sin vernos!! – gritó Eiji con una sonrisa – ha pasado ya muchos años! Felicidades por haber ganado los 4 torneos consecutivos

 

-gracias!! – respondió cortamente Tezuka

 

La reunión siguió con no muchos ánimos de parte de Tezuka, los ex-titulares del club de tenis no había cambiado mucho desde que los vio por última vez hace ya 5 años, cuando todos fueron a despedirlo en el aeropuerto.

 

Inui es ahora un reconocido jefe en una empresa de computadoras. Oishi por otra parte es también un administrador de negocios internacionales. Eiji decidió estudiar artes, es decir es un actor reconocido. Kaidoh es un famoso atleta que ganó ya 2 medallas de oro en los juegos olímpicos. Momoshiro por otra parte es un famoso abogado, defensor de los derechos civiles. Ryoma decidió continuar con su sueño y es también uno de los mejores tenistas del mundo, se ha enfrentado con Tezuka varias veces y en algunas ocasiones le ha ganado, pero en un torneo nunca ha conseguido derrotar a Tezuka Kunimitsu.

 

Al día siguiente todos los ex-titulares, se encontraban con ropa negra, frente a la tumba de un ser muy querido, todos con rostros muy serios y uno que otros con lágrimas en los ojos.

 

Ese día era el aniversario de la muerte de Fuji Syusuke y todos fueron a verle.

 

Todos se despidieron nuevamente dejando solo a Tezuka, exactamente como hace 5 años y también como todos los años, ya que ese día, no importaba en que torneo o en que parte del mundo se encontraba Tezuka, siempre regresaba ese día, para estar con Fuji.

 

-Suke! – comenzó diciendo Tezuka – la promesa que te hice… ya la cumplí. Aquel sueño de los 2, se ha cumplido Suke!, soy el mejor tenista del mundo, el sueño que tú querías, el sueño de ambos. Te dije que volvería Suke! Volvería a ti! – una pequeña sonrisa apareció en los labios de Tezuka, una sonrisa que volvió aparecer luego de 5 años de soledad y tristeza – te amo Suke! No lo olvides!

 

Y tras decir eso, Tezuka desapareció del cementerio.

 

Dos días después, era noticia de primer plano en todos los diarios: el mejor tenista del mundo Tezuka Kunimitsu! Se ha suicidado. 2013 – 03 – 21

 

Razones? Nadie lo sabe! Todo el mundo se pregunta porqué pero esa pregunta nunca fue respondida.

 

Pero la verdad es que sus amigos sabían la razón. Y también sabían que la verdad es que Tezuka no murió recién… sino que ya estaba muerto desde el mismo instante en que Fuji Syusuke murió en sus brazos. Porque el Tezuka Kunimitsu que estaba con él desde hace 5 años, estaba muerto en vida.

 

Y lo único que quedó como recuerdo, fue una nota que Tezuka dejó para Oishi y un collar con un dije en forma de corazón.

 

 

 No puedo vivir sin él…por favor entiérrame junto a él.                                                          

 Este collar entrégaselo a Eiji, creo que le gustaría tener algo que le pertenecía a Fuji  

Gracias por todo amigo.

Tezuka Kunimitsu  

 

 

 

 

Una persona puede ser olvidada, mas una leyenda prevalece a través del tiempo. La leyenda del prodigio de Seigaku, Fuji Syusuke  y el capitán de Seigaku, Tezuka Kunimitsu, quien los llevó hasta las nacionales, estas dos leyendas prevalecerán por siempre en los corazones de sus amigos, compañeros y también en las futuras generaciones de la escuela Seishun Gakuen. Pero la leyenda del prodigio del tenis, Tezuka Kunimitsu, quien ganó los 4 torneos que conforman la grand slam en un solo año, a sus tempranos 22 años, para luego suicidarse, prevalecerá por siempre en los corazones de las personas del mundo.

  

 

 

… porque las leyendas… son inmortales.

 

 

 

 

 

 

 

   Dedicado a Tezuka Kunimitsu y Fuji Syusuke………………………… que su amor perduren hasta el final de los días.   

 

 

 

 FIN

Notas finales:

Espero que les haya gustado n_n

Nos vemos en otro de mis fics que ya tengo varios en mente n_n

nos vemos!!!

Feliz año nuevo!!


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).