Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El Silencio Escrito Por La Luz (HunHan) EXO por LuceroHood

[Reviews - 233]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Inicio de año con nueva historia.

La historia es de mi propia autoria, los personajes no, eso ya lo saben n.n Espero les guste.

Notas del capitulo:

Nuevo proyecto en el cual me concentrare de hoy en adelante, espero sea de su agrado.


Con dedicatoria especial a todas las personas que me rodean, forman parte de mi vida diaria y me hacen aprender dia a dia.


Pero sobre todo a mi hermana Senyazel, unnie, te amo n.n


"La escritura es para aquel que sabe sentir y expresar aquello que lo redea como si fuera especial, la expresion del vivir"

El silencio escrito por la luz Cap. 1

 

Pov. Luhan

 

Crash...

 

Sentí una mano pegar contra mi mejilla, mis ojos se abrieron, ese golpe solo me hizo enojar más.

 

-No me hagas quedar mal frente a nadie Luhan, soy tu madre y debes respetarme, yo te doy todo, no eres nada -acaricio mi mejilla con media sonrisa de lado.

 

-¿Crees que me importa? ¿Dejar que vean la clase de persona que eres? No me interesa los que piensen de ti, ese es tu verdadero rostro, jamás has sido nada en mi vida, ni tu ni papa, pagan todo, muy bien... pero no me utilizaran al igual que todos aquí -grito y la mujer frente a mi parece estar a punto de llorar.

 

-Te gusta hacerme quedar como la mala del cuento ¿no? Te gusta que todos piensen que tú eres el afectado mientras que eres igual que nosotros, manipulando personas a tu gusto.

 

-No me vengas con tus lágrimas que ya no te las creo, no creo nada de ti, ni siquiera sé porque vine, quería hablar con papá pero que idiota al pensar que estaría aquí, me largo...

 

-¡¡Luhan!! Regresa aquí, tenemos que hablar -seguí caminando.

 

-No tengo nada más que decir, déjenme en paz los dos -seguí con mi camino, subí a mi carro y conduje a mi departamento, no necesitaba más de esta mierda, que tonto al creer que algo sería diferente hoy, siempre terminamos así, tengo que dejar de creer en cosas que jamás serán.

 

**********♥**********

 

Llegue a mi habitación, amontone las almohadas en la base de la cama y recosté mi cuerpo sobre el colchón que pocas veces ocupaba, tantas almohadas suaves se adaptan a mi cuerpo y pude sentir mi cuerpo descansar, mis rodillas viajaron a mi pecho y las abracé,  haciéndome un ovillo en aquella habitación, no hay luz, unas amplias y gruesas cortinas tapan el ventanal de mi cuarto, la decoración lo hace lucir triste pues la oscuridad es total.

 

No tengo aquí nada interesante, una cama, dos buros, un escritorio y mi armario,  tengo suficiente espacio y evito poner cosas innecesarias, es mi espacio para descansar o por lo menos intentar hacerlo.

 

Mi cuerpo está intacto del cansancio, únicamente mi mente es aquella que no puede estar en paz y que quisiera un momento de relajación. Los pensamientos que tengo se arremolinan en torno a lo que hago de mi vida, a lo que debería hacer, lo que me depara el futuro y lo que nunca será... odio mi vida.

 

Siento mi cuerpo sacudirse un poco, mis brazos tiemblan por la fuerza en que abrazo mis piernas, mi cabeza se siente como pequeñas punzadas, mi respiración se agita, siento que algo impide a mis pulmones ese intercambio de aire, mi boca tiene aún el amargo sabor del humo del cigarro, mis dedos se tensan, los abro y los cierro en un intento de calmarme. De un momento a otro mis ojos se sienten pesados pero no tengo sueño y siento como si estuvieran más calientes de lo normal, mi temperatura corporal sube, puedo sentir ese calor interno, la calidez en mi estómago, pero el frio que tengo en las manos y en mis pies desnudos me hace sentir escalofríos.

 

No sé qué diablos pasa, pero no debo permanecer así, no debo quedarme aquí como si nada, pero no quiero moverme, la obscuridad de este lugar es tan reconfortante...

 

El lugar donde vivo no lo elegí por lo bonito, sino por el silencio, me gusta estar a oscuras en silencio, perderme y dejar de existir, pero ni yo mismo puedo huir de lo que siente mi cuerpo.

 

Cierro los ojos fuertemente con el ceño fruncido y siento algo frío recorrer el costado de mi rostro hacia la almohada, de repente son más, que sin querer y de manera silenciosa salen de mi ojos, lágrimas, inútiles, tontas y malditas lágrimas que no tienen significado.

 

No puedo dormir solo sigo ahí, con los ojos cerrados, pensando y pensando, preguntándome cosas sin respuesta, queriendo saber que me pasa, debatiéndome entre lo que creo que tengo y después maldiciéndome por ser débil y no ocultar todo esto, por no poder mentirme a mí mismo y no creer en mis mismas mentiras... pero, ¿son mentiras? ¿Quién sufre aquí? ¿Si soy solo yo quien sufre esta bien? Debe de serlo.

 

Rio, y lo hago con mucho gusto...tal vez solo soy la mejor mentira, la farsa más grande del mundo, tan falsa y cierta que hasta yo lo termino creyendo, que sin darme cuenta creo en mi propia actuación.

 

Soy un asco, debería darme vergüenza,  debería merecer estar así...

 

¿Un mártir? ¿Un demonio? ¿Que soy?

 

...

 

...

 

...

 

Brrrr...

 

Brrrr...

 

Mi celular vibra y  comienza a sonar, es mi celular negro, con toda la conciencia y velocidad lo tomo y contestó, ni siquiera le doy tiempo a sonar más de dos segundos.

 

-Nombre -ordeno de forma autoritaria.

 

-Soy Kris, necesito tu compañía hyung.

 

-Lugar y hora.

 

- Donde siempre, en 40 minutos, ya sabes que hacer ¿o me equivoco? -Kris... tan arrogante, pero suficiente bueno para follar.

 

- 20 minutos o me largo -Si le gusta ser arrogante yo también lo seré.

 

-¿Tienes prisa hyung? -ríe por la línea.

 

-Fuiste tú quien llamó con la cabeza caliente, apúrate o jodete -le cuelgo.

 

Tomo mis tenis y me los coloco, estoy presentable... siempre es así, solo tengo que lavar mi rostro y arreglar mi cabello para salir.

 

Apago el celular, con este bastara por hoy, Kris es la distracción que necesito para el resto de la noche.

 

Tomo las llaves del departamento y salgo del gran edificio con una sonrisa impresionante.

 

-Buenas noches señor Lu, ¿Saldrá esta noche? ¿Quiere que le pida un taxi o su carro?

 

-Puedo ir a pie gracias Siwon hyung -sonrió y ladeo mi rostro, adoro a este hyung.

 

-A su padre no le gustara que llegue tarde a casa, mucho menos a su madre -Por un momento siento mi ceja temblar y mi mandíbula tensarse pero rápidamente la cambio a una mueca tierna.

 

-No tienen por qué enterarse, sé cuidarme solo -con mi dedo tapo mis labios en señal de que guarde el secreto.

 

-No creo que al presidente de empresas Lu le guste que su hijo esté fuera de casa tan tarde.

 

-Ja...¿desde cuándo que mi padre no viene por aquí? y mi madre... a ella no le importa tampoco -digo amablemente, hyung no tiene la culpa, el solo hace su trabajo como guardia de seguridad, es muy bueno a él no debería meterlo en mis problemas familiares, él siempre es bueno conmigo.

 

Ya no me respondió nada, sólo asintió y acarició mi cabeza dirigiéndome una mirada de "cuídate"

 

-Espero no tardar, con permiso -me despedí con la mano.

 

**********♥**********

 

Llegue al hotel, solo basto con que dijera el nombre de Kris para que el gerente me atendiera y me diera la llave de la suite presidencial donde me dijo que Wu YiFan me esperaba.

 

Tomé el ascensor privado y subí hasta el último piso del gran edificio perteneciente a su familia, los hoteles más caros de todo Seúl eran administrados por su padre así como los más importantes de China, los encuentros aquí eran más que seguros y privados.

 

-Tu sí que actúas con la cabeza -cuando llegue él me esperaba sentado en el sillón de piel, bebiendo una copa de vino, se notaba cabreado.

 

-Dijiste 20 minutos, no en 50 -me miró fijamente.

 

Caminé hasta él y le arrebate su copa tomando sobre el mismo lado que él.

 

-Las cosas buenas tardan en llegar -reí y reconocí el sabor de ese vino, relamí mis labios sugerentemente-. Mmmm delicioso Pétrus, ¿qué cosecha?

 

Sonrió de lado, si algo le gustaba a Kris era hablar de buenos vinos, con eso me lo podía ganar fácilmente.

 

-1970, es comparado con un trasatlántico de lujo -me tomo por la cintura sentándome en su regazo.

 

-¿Lo ves?, las cosas buenas tardan, tardan mucho...

 

-¿Y tú que tan bueno eres? -murmuró en mi oído.

 

- Compruébalo -lo miré a los ojos y lentamente quité mi camisa.

 

-Comprobemos... -tomó mi espalda con sus brazos y lentamente fue besando mi cuello.

 

Mi mente decía que no, no debía volver a lo mismo, los problemas volverían, tendría problemas, mentía, me mentía a mí mismo, pero el rencor fue congelando mis venas, haciendo a mi sangre fría y calculadora, se lo merecen todos los que me rodeaban, además será para mi beneficio, que más daba ensuciar su apellido un poco mientras yo estuviera bien.

 

Comencé a moverme friccionando lentamente nuestros cuerpos, entre más pronto iniciara mi mente dejaría de pelear entre hacer esto o no.

 

-Estas ansioso LuHan-ssi -desabrochó mi pantalón y comenzó a tocar mi miembro semi erecto, me estaba torturando.

 

-¡¡Joder... apresúrate!!! -cerré mis ojos e intenté concentrarme en las sensaciones de mi cuerpo.

 

Si algo bueno tenía él era que sus manos fácilmente te hacían ver la galaxia, era buen amante, no lo negaría, él era como esa arma secreta de distracción, nada de sentimientos, solo follar, olvidar, descargar y adiós.

 

-Lo hare solo si me besas -sonrió de lado mientras comenzaba un lento y tortuoso vaivén con su mano.

 

Sin dudarlo ni pensarlo lo bese, usando mi lengua, desesperado, ¿Que era un beso? Nada, era solo un contacto que tendríamos y ya, un beso no valía nada, por lo menos para mí.

 

Corto el beso mirándome con una sonrisa en el rostro, estaba satisfecho, devoró lentamente mi cuello dando pequeñas mordidas  sin dejar marcas que me hacían sentir electricidad en el cuerpo, bajo por mi pecho a mi ombligo, mientras yo iba lentamente arqueando mi cuerpo sobre el sillón y justo cuando llego a mi entrepierna paseando su lengua por esa zona tan sensible mi mente se desconectó de la tierra, por un momento era libre.

 

**********♥**********

 

No sé qué hora era, estaba oscuro, sentía que así como desperté, así mismo caería dormido nuevamente, estaba cansado físicamente, mi cuerpo pedía descanso,  pero no podía hacerlo, eran mis reglas, era mi tiempo, mi vida.

 

Giré mi rostro y miré el cuerpo de Kris cubierto por una manta, dormía plácidamente, me levanté sin hacer ruido y tomé mi ropa, yendo al baño para arreglarme un poco.

 

Cuando estuve presentable después de arreglar mi cabello con un poco de agua me vestí y me encaminaba a salir, pero al abrir la puerta Kris estaba ahí.

 

-¿Te vas tan rápido? -intentó tocarme pero me alejé.

 

-Nunca me quedo, lo sabes -lo hice a un lado y seguí mi camino.

 

-Pensé que esta noche había sido especial -me abrazó por la espalda y besó mi nuca.

 

-¿Especial? Fue sexo Kris, lo sabes, no te hagas el idiota -me soltó y lo vi de reojo.

 

-Entonces dime cual es el precio de hoy -me giré serio ladeando el rostro.

 

-Lo sabes muy bien, tu silencio y palabra de hombre, si es que lo eres -me miró serio y asintió una única vez sonriendo.

 

-Está bien, ya he llamado un taxi que te llevara a casa, va por mi cuenta, cuídate y llame si me necesitas -se giró y dirigió de vuelta a la cama.

 

-Más bien llama tú, sabes que no suelo ser yo el que lo hace -ambos reímos.

 

-Mañana hay escuela, así que descansa niño listo, nos vemos en otra ocasión.

 

Rápidamente salí de ahí, baje por el ascensor, nadie me vio pasar, y en la salida un taxi ya me esperaba, di mi dirección y nos adentramos por las frías y solitarias calles directo a mi refugio, estaba cansado y termine durmiendo en el asiento trasero.

 

No sé cuánto paso, yo sentí que habían sido horas cuando desperté, no abrí los ojos, estaba muy cansado y estaba siendo cargado por alguien, sentía esos brazos cálidos sacarme del taxi, pegándome a su pecho suavemente, no dude ni un momento en recargarme en él,  a lo lejos escuche la voz de Siwon hyung dando las gracias a no sé quién y de repente me encontraba de nuevo en movimiento, escuchaba todo, el ascensor, las llaves abriendo una puerta y de repente fui dejado delicadamente sobre un colchón, inmediatamente gire quedando de lado, el sueño nublaba mis sentidos, me perdía en la inconsciencia, mi cuerpo y mente cansados al fin, muriendo momentáneamente,  estaba rendido, sentí una cobija tapándome e intente abrir los ojos, estaba muy oscuro pude distinguir una delgada y alta figura, pero nada más, volví a cerrar los ojos y sentí una mano acariciar mi cabello.

 

-Sehun, vámonos ya -la voz de Siwon hyung y nada más que la puerta cerrándose.

 

Aquí estoy de nuevo, solo, siendo llevado hasta mi habitación, lo había hecho de nuevo, una vez más había tenido que buscar en otro lado la distracción de un cuerpo contra el mío y lo peor de todo es que lo volvería a hacer otra vez para lograr calmar esos demonios internos que me impedían descansar, ahora la culpa me seguía hasta que lograra volver a dormir.

Notas finales:

Jamas me ha gustado escribir drama, y este fic tendra temas que jamas he escrito, pero quiero intentalo.


Este es mi nuevo reto del año, mi dedicación completa estara aqui y actualizarte una vez por semana, a menos que acabe rapido mi capitulo , sus comentarios me dan animo :3 ademas los contestare, digo... si ustedes se toman su tiempo, yo tambien lo hare n.n


Me gustaria saber su opinion.


Este sera mi segundo fic largo en mi tiempo como escritora, y pienso darlo todo, nos leemos n.n 


XOXO


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).