Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Olvidandote por ParingsShipping

[Reviews - 1]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes de Yu Gi Oh no me pertenecen.

Notas del capitulo:

Aki les traigo esta historia nacida de mi imaginación en un momento de aburrimiento y e aki el resultado...

 

Espero les guste.

Era una mañana cualquiera en la ciudad domino aunque para nuestro rey de los juegos no lo era tanto…

-Muto, es un simple favor el que te estoy pidiendo y mira que yo nunca pido favores-le dijo el CEO de KaibaCorp; Seto Kaiba a el único que se merecía llamarse rival; Yugi Muto el antiguo rey de los duelos.

-¿Y qué tendría que hacer yo en el torneo gx en la academia de duelos?-pregunto Yugi con una ceja levantada interrogantemente.

-Necesito un punto de vista profesional en el desempeño de los estudiantes durante el torneo gx que Samejima creo y que mejor que tú que eres el Rey de los duelos-contesto Seto pacientemente.

-¿Y por qué no lo haces tú?-pregunto Yugi provocando que Seto arqueara una ceja un poco molesto-es una simple pregunta-.

-Tengo muchos pendientes en la empresa aparte de que Mokuba ya va a entrar a la secundaria y tengo que estar al pendiente de todo lo que necesite y de que no se “desvié del camino” por lo que entenderás, no tengo tiempo de ir y ver el desempeño de los estudiantes duelistas…-le contesto Seto pero al ver que Yugi no se quedaba conforme con su explicación (que en esa parte tenía razón) le pidió-aparte de que también necesito que me vigiles a un duelista de la academia-.

-¿Por qué razón quieres que lo vigile?-pregunto Yugi confuso.

-Dicen que es el mejor duelista de la academia hasta el momento ya que venció a un maestro dos Obelisco azul (uno de ellos dos veces); un Ra amarillo e incluso se enfrentó a los hermanos paradoja junto con su mejor amigo; Sho Marufuji y los venció-le explico Kaiba.

-¿Alguna derrota?-le pregunto Yugi.

-Con uno que se llama Ryo Marufuji; el mejor duelista de mi academia y que sale este año. Es el hermano mayor de su mejor amigo-le explico Seto para luego preguntarle:-¿Aceptas o no?-.

-¿Cómo se llama el estudiante?-le pregunto Yugi aceptando con eso la propuesta a lo que Kaiba sonrió.

-Yuki Judai-le respondió Seto.

El torneo Gx iba a dar comienzo y Samejima estaba diciendo de qué se trataba el torneo Gx:-…les presento el torneo de duelo gx: una competencia para la próxima generación de los maestros del duelo. No es nada que no hayan experimentado antes… Comienza justo ahora. Duelistas de todo el mundo vendrán aquí; estudiantes y duelistas por igual. Y cuando se asiente el polvo y solo quede un duelista será reconocido como el mejor del mundo…-exclamaciones de euforia se escucharon en todo el auditorio-…Toda la isla será la arena para empezar; Cada uno recibirá una medalla Gx. Las reglas son simples; deben aceptar el primer duelo al que los reten y deben participar en al menos un duelo cada día… y si ganan, ganan todas las medallas de su oponente. Será fácil distinguir al ganador al final. Tendrá todas las medallas. Durante mis viajes conocí a los mejores duelistas más talentosos del mundo; todos fueron invitados porque creo en verdad que ustedes son tan buenos como ellos…-.

Ninguno de los estudiantes se esperaba al visitante que estaba a punto de entrar en el auditorio:-Por último, para ayudarme a supervisar todos los duelos y que cada quien de los estudiantes cumplan con las reglas y no haya trampa, una persona muy especial y que ustedes conocen perfectamente se ha ofrecido para esto; con ustedes el rey de los duelos…-todos abrieron sus ojos en sorpresa-…Yugi Muto…-.

Yugi entro al auditorio y todos los presentes (incluso Chronos y Napoleón) soltaron exclamaciones de sorpresa.

-Rector Samejima, mucho gusto en conocerlo-saludo educadamente Yugi al rector de la academia de duelos.

-El honor es nuestro al tenerlo en nuestra academia-le dijo un sonriente y amablemente Samejima.

En todo el auditorio se oían murmullos como: “-No puedo creerlo, ¿en verdad es él?-”, “-Yugi Muto está aquí-”, “-genial, el rey de los duelistas estará en la academia, esperó que me enseñe su mazo-”.

Sin embargó Judai solo pensaba una cosa: sin saber el porqué, quería conocer a Yugi Muto; su ídolo pero no el que todos conocían como el rey de los juegos, si no al verdadero Yugi y se propondría lograrlo, al igual que también demostrarle que él era un mejor duelista de lo que podría ser con ayuda de los duelos.

-…Su atención por favor…-les pidió Samejima a los estudiantes al terminar de hablar unas cosas con Yugi a lo que ellos se quedaron callados-…El joven Yugi Muto no estará participando en el torneo, pero algunos estudiantes se pueden acercar para practicar y pedirle algunos consejos. Ahora vayan allá y dejen orgulloso a su rector ¿quieren?…-.

-Muy bien…-dijo Judai entusiasmado.

-Él es Judai Yuki-susurro Samejima a Yugi a lo cual el solo asintio al ver del duelista que Seto le había hablado. “Me recuerda de alguna manera a Jou” pensó Yugi también recordando la reacción de su mejor amigo al decirle que acepto la propuesta de Seto Kaiba.

Flashback.

-¡¿Qué?!-pregunto sorprendido Jou en el restaurante Burger World al escuchar a su amigo contarle que acepto la propuesta de Seto.

-Lo que escuchaste Jou-le dijo Yugi al terminar de darle un sorbo a su malteada y muriéndose de la vergüenza por las miradas de los clientes que atrajo su mejor amigo con su sorprendida reacción.

-¿Podrías comportarte Jou?-le pidió Anzu al llegar a un lado de su mesa y trayendo ya la orden de hamburguesas de doble queso con papas y malteada grande que Jou ordeno (de nuevo y por tercera vez)-Estas avergonzando a Yugi y molestando a los clientes-.

-Perdón Anzu-dijo un Jou avergonzado para después ella soltar un suspiro de resignación e irse. Ya cuando Anzu se fue, Jou se dirigió de nuevo a su mejor amigo-¿Cómo que aceptaste la propuestas del ricachón engreído?-.

-Me pareció interesante y acepte-dijo Yugi simplemente pero al ver que Jou se le quedaba viendo con cara de “no te creo ni una palabra” le aclaro-aparte de que aun al no conocer a Judai Yuki, de alguna manera me intrigo y se me hizo una persona interesante y quiero averiguar qué es lo que pasa con ese chico. Créeme eso es todo-.

Jou solo suspiro abatido y resignado y dijo:-Solo tú sabes que es lo que haces Yugi y pensándolo bien, te hace falta entretenerte en otras cosas y cambiar de ambiente. Así te olvidas un rato de él y quien sabe, quizás también encuentres al amor de tu vida-termino de aconsejarle simplemente para después brillarle los ojos de emoción y comer su tercera orden de comida.

Yugi solo se quedó un poco pensativo ante las palabras de su mejor amigo.

Fin Flashback.

-… ¿Qué estamos esperando?...-pregunto Judai igual de entusiasmado y sacando a Yugi de sus cavilaciones-…Tengo un torneo por ganar…-.

“En definitiva se parece a Jou” pensó Yugi confirmando sus sospechas e imaginando la cara de Jou al platicarle sobre este chico cuando el torneo terminara y volviera.

-¿Olvidas el año pasado?, el primer premio fue un beso-le dijo un sonriente peli azul de color aguamarina y con lentes redondos (al cual Yugi supuso que se trataba de su mejor amigo; Sho Marufuji) ante lo cual Judai hizo cara de haber recordado algo vergonzoso.

-Oh, así es-contesto una soñadora Tome-san-Hola-y le guiño un ojo ante lo cual Judai puso una cara de “trágame tierra”.

-Ahí, creo que yo paso-contesto finalmente Judai.

“En definitiva se parece a Jou” confirmo Yugi muy al fondo de sí mismo.

Más tarde…

-Esperó que se sienta como en casa joven Yugi-le dijo Samejima al mostrarle donde dormiría él-Lo esperó en mi oficina en ½ hora para comenzar a supervisar los duelos-.

-Gracias rector Samejima-le agradeció Yugi dejando su maleta sobre la cama de su dormitorio temporal.

-De nada joven Yugi…-le dijo Samejima-Ahora lo dejaré solo para que se instale y descanse un rato-.

Dicho esto se fue dejando a Yugi observando la instancia; le había tocado la habitación del antiguo jefe de los dormitorios de los Slifers (que según recordaba los estudiantes llamaban Daitokuji-sensei). Era una habitación bastante sencilla y adecuada a su estilo y con eso se quedaba más que a gusto. (En un principio el rector Samejima le había ofrecido un dormitorio en los Obelisk Azul pero él se había negado rotundamente, alegando que no quería algo muy elegante, por lo que al rector, no quedándole de otra, le ofreció la habitación más humilde y menos ostentosa; la del antiguo jefe de los Slifers, la cual Yugi acepto). Lo primero que hizo fue dejarse caer de espaldas en la cama y cerrar sus ojos.

-¿Cuándo podré olvidarte Atem?-dijo en voz alta Yugi para sí solo y creyendo que nadie lo escuchaba pero se equivocaba…

Judai al escuchar los rumores de que Yugi Muto prefirió quedarse en el dormitorio que antes pertenecía a  Daitokuji-sensei, decidió ir a visitarlo y platicar con él un rato para conocerlo, sin embargo, cuando estaba por tocar la puerta y escuchar a Yugi decir eso y salir el nombre de un tal Atem saliendo de sus labios sintió una especie de malestar muy dentro de sí pero decidió no darle importancia y toco.

Al oír que tocaban la puerta, Yugi fue a abrirla encontrándose con nada más y nada menos que el famoso Judai Yuki en persona.

Judai al tener enfrente de si a un Yugi solo con su típica camiseta de cuero que le quedaba ajustada y dejaba ver sus músculos algo marcados (no tanto), se quedó hipnotizado a tal punto de sonrojarse y desviar rápidamente la mirada ante lo cual Yugi solo levanto una ceja intrigado y confundido.

Judai carraspeo y se presentó:-Mi nombre es Judai…-sin embargo es interrumpido por el mismísimo Yugi.

-Judai Yuki, lo sé-le dijo Yugi con una sonrisa amable ante lo cual le sonrojo de Judai aumento aunque también en su mirada se notó la duda por lo cual Yugi se apresuró a aclarar-El rector Samejima me platico de ti aparte de que tu nombre es famoso en toda la academia entre los estudiantes-.

Judai solo se rio nerviosamente:-Supongo que soy muy famoso entonces, jejeje-.

A Yugi solo le salió un goterón en la cabeza y pensaba: “-Eso fue lo que dije-”, dándose cuenta que Judai era un poco despistado, sin embargo, también le causaba cierta ternura y calidez su persona-¿Quieres pasar?-le ofreció Yugi haciéndose a un lado ante lo cual Judai le hizo caso-¿Y bien?, ¿Cuéntame sobre ti Judai?-le pidió una vez estando cómodos en la habitación.

-Pues ¿por dónde empiezo…?-pregunto Judai extrañamente animado al contarle sobre él y su vida a Yugi.

Pasaron los días en los que en los descansos de los torneos de gx Yugi y Judai se reunían y platicaban sobre sus días, sus experiencias, anécdotas de su vida etc., sin darse cuenta que un sentimiento más allá de la amistad comenzaba a crecer, aunque el primero en darse cuenta fue Judai por lo que a tres semanas de ya casi terminar el torneo Gx decidió saber si Yugi sentía lo mismo.

Era una noche y como era costumbre Yugi y Judai estaban reunidos platicando animadamente mientras comían algunas cosas de la cafetería que Judai trajo para pasar el rato.

“Es ahora o nunca” pensó para si Judai:-¿Yugi?-le llamo.

-¿Qué pasa?-pregunto Yugi.

-¿Algunas vez has amado a una persona?-pregunto inocentemente Judai.

-¿Por qué lo preguntas?-pregunto Yugi tratando de desviar un tema demasiado delicado para él.

-Solo simple curiosidad-le contesto Judai.

Durante algunos segundos Yugi tardó en responder para finalmente decir:-Si pero esa persona no está desde hace muchos años en este mundo-.

-Atem es su nombre ¿verdad?-confirmo Judai sintiendo los celos en su interior provocando que Yugi se sorprendiera.

-¿Cómo lo sabes…?-pregunto.

-Te escuche sin querer el día que vine a tocar a tu dormitorio para platicar contigo-le dijo Judai parándose de donde estaba sentado y sentándose a un lado de Yugi cosa que a Yugi no se le hizo extraña ya que en varias ocasiones anteriores Judai y él se habían sentado uno junto al otro-¿Y ahora?, ¿Amas a alguien?-.

-No sabría decirte Judai-le confeso Yugi.

-Pero si hay una persona-confirmo Judai.

Yugi suspiro un poco frustrado para después contestar:-Si la hay Judai, pero como te dije antes, no sabría decirte si lo que siento por esa persona es amor a simplemente algo pasajero…-le dijo para después sorprenderse al ver que Judai se sentaba en su regazo-Judai ¿Qué haces?-.

-¿Soy yo esa persona?-pregunto Judai simplemente y seriamente pasando sus brazos alrededor del cuello del rey de los duelos.

-Judai, no…-trato de persuadirlo Yugi para que Judai se bajara al notar que estaba demasiado cerca de sus labios y a punto de besarse.

-¿Soy yo?-pregunto Judai sobre los labios de Yugi.

-Si-contesto Yugi embriagado por la cercanía de Judai.

Esa fue toda la respuesta que Judai necesitaba para hacer lo que estaba a punto de hacer; acorto la distancia entre ambos e iniciaron un beso que desde un principio era apasionado y siendo disfrutado por los dos.

Yugi ya comenzaba a meter las manos bajo la playera negra de Judai cuando el sonido del celular de Yugi los interrumpe por lo que se tuvieron que separar. Judai se bajó del regazo de Yugi para que Yugi pudiera ir por su teléfono y contestar.

-¿Hola?-pregunto Yugi después de calmar la respiración al interrumpir semejamente beso con Judai-¿Qué pasa Jou?-.

Judai al ver que Yugi iba a tardar en desocuparse decidió retirarse e irse ya a dormir.

Al siguiente día, Yugi marco a Seto y le dijo que ahora no podía continuar y que regresaba a casa ya que algo había pasado con su abuelo a lo que Seto, no muy convencido acepto de todas formas.

La noticia de que el rey de los duelos abandonaba antes de lo previsto la academia no tardo en correr por toda la academia por lo que Judai al escuchar eso de unos de los estudiantes de Ra Amarillo corrió a gran velocidad con dirección al dormitorio que Yugi ocupaba durante el torneo gx.

-¡Judai!-grito Sho a Judai al ver la reacción de Judai ante semejante noticia por lo que Kenzan y él se quedaron extrañados.

Judai abrió sin tocar primero la puerta y con la respiración agitada vio como Yugi ya estaba empacando sus cosas para irse.

-¿Cómo está eso de que te vas?-exclamo Judai molesto y cerrando la puerta detrás de sí para evitar que su conversación atrajera miradas ajenas.

-Así es Judai-dijo Yugi continuando guardando sus cosas-Tengo que irme-.

-¿Qué lo del beso no significo nada para ti?-pregunto Judai un poco ansioso-¡Contéstame!-.

-Eso fue un error Judai-le contesto Yugi sin verlo.

-¿Un error?-exclamo sorprendido Judai-Voltéame a ver y dime que fue un error-.

Yugi no le hizo caso ya que ahora que sabía que Judai era la persona que amaba, no podía arriesgarse a sentir amor por otra persona que no fuera Atem, aunque también no se sentía capaz de mirarlo a los ojos y negar lo que el sentía.

-Dime algo Yugi…-le suplico Judai.

-¡Tengo miedo, ¿está bien?!-le dijo Yugi sorprendiendo a Judai ya que no se imaginaba que Yugi reaccionaria así-¡Tengo miedo de que si ame a otra persona y allá olvidado a Atem, me esté defraudando a mí mismo, aunque él nunca haya sabido lo que siento!...-unos leves sollozos se dejaron por parte de Yugi-…Tengo miedo de amarte y que tú me dejes como lo hizo él…-.

Yugi se tapó la cara con ambas manos para amortiguar los sollozos aunque sabía que era inútil. En cambio Judai suavizo su mirada y se arrodillo en el suelo enfrente de Yugi y le quito ambas manos de la cara.

-Nunca te dejaré Yugi-le dijo Judai dándose en cuenta que el verdadero Yugi era el que había conocido todo este tiempo y no el que todo el mundo conocía como el rey de los juegos, por esa misma razón se sentía privilegiado al solo él haberlo conocido.

-Nadie puede decidir eso Judai-le dijo Yugi ya un poco calmado y con los ojos rojos de tanto llorar-Tal vez más adelante conozcas a alguien en la academia y te des cuenta de que esa persona es a la que amas…-.

-Estoy seguro de eso porque nunca había sentido esto en mi vida-le interrumpió Judai con mirada decidida y muy seguro de sí mismo lo cual sorprendió a Yugi-Y créeme cuando te digo que te amo más que a nadie más y que eres lo más importante para mí-dicho esto, beso de nuevo a Yugi sacando como conclusión que no saliera de la habitación en casi toda la noche.

Yugi se encontraba despierto pensando y acariciando perezosamente el cuerpo desnudo de Judai, el cual se encontraba acurrucado sobre su pecho. Una simple sabana los cubría.

“-Por fin pude olvidarte Atem-” pensó Yugi cerrando los ojos y aspirando el aroma de los cabellos de Judai, para después con una sonrisa, quedarse dormido.

Notas finales:

Espero les haya gustado.

 

¡Hasta la proxima!

 

:)


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).