Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Perfume de Feromonas por LittleAngelSixx

[Reviews - 40]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Aqui esta el capitulo 9 *-* contiene lemon Senha :Q_______________

Perfume de Feromonas

Disclaimer: Los personajes de Slam Dunk no me pertenecen, son propiedad del gran Inoue Takehiko.

Capitulo 9: Bon Appétit

 

Sendoh sonreía divertido al ver la expresión de Sakuragi, el cual miraba atentamente las diferentes piezas de sushi, examinándolas minuciosamente con la vista como si se tratara de algo exótico y fuera de lo común. El jugador de Ryonan cogió un sushi nigiri con sus palillos, lo remojo en la soya y se lo metió a la boca, pasos que el pelirrojo siguió atentamente para repetirlo pero se encontraba indeciso respecto a la pieza que iba a probar primero, Sendoh al ver el dilema de Sakuragi, cogió uno de los temaki, remojándolo en soya y ofreciéndoselo en la boca a Hanamichi, el cual se sonrojo inmediatamente.

-Vamos pruébalo, te va a gustar-

El pelirrojo asintió y abrió su boca, tomando tímidamente con sus labios la pieza de sushi bajo la intensa mirada de Sendoh que se relamió los labios por inercia, deseando por un momento ser el sushi que se metía Hanamichi en la boca, el pelirrojo mastico despacio, degustando el sabor del sushi y le sorprendió que realmente era muy rico, y el que pensaba que era malo al dejarse llevar por los comentarios de otros.

-Y bien?- -Me gusto, esta delicioso-

-Te lo dije, vamos, prueba los demás-

Hanamichi asintió y probo los demás, estaba tan ensimismado probando las piezas de sushi que no se percataba de que tenía toda la atención de Sendoh puesta en él, sus ojos vagaban por cada mínimo detalle del pelirrojo, sus facciones, movimientos, muecas, entre otros, no se cansaba de mirarlo, y lo que más le gustaba era ese embriagante aroma que desprendía, incluso pensó que se estaba obsesionando por el chico de cabellos de fuego tanto que lo miraba e imaginaba situación comprometedoras con este, o tal vez era así, después de todo, el chico le había llamado la atención desde la primera vez que lo había visto en el primer partido de práctica que habían tenido.

-Has progresado bastante desde la primera vez que jugamos- comento Sendoh mientras se metía otro sushi a la boca.

-Eso es normal, recuerda que soy un genio- se apunto con los palillos.

-Rukawa y tu tienen algo?- soltó de repente el as de Ryonan.

Aquello hizo que Hanamichi se atragantara con el sushi y se empezara a ahogar, Sendoh rápidamente se paro y le hizo la maniobra de heimlich, mientras aprovechaba la posición para pasarse de listo con el pelirrojo; una vez que Sakuragi había escupido el sushi, apoyo sus manos sobre la mesa jadeando mientras que Sendoh aun lo tenía abrazado por detrás, mirándolo por encima del hombro, haciendo que miles de ideas en esa posición que podrían ser aprovechadas pasaran por su mente, haciendo que la erección que tenia empujara contra sus pantalones.

-Estas bien?- le pregunto Sendoh desde atrás.

-Eh?, si, si, gracias- se sonrojo y volvió a sentarse para deshacerse del abrazo del otro.

Sendoh sonrió ante ello y también tomo asiento, mientras se deleitaba mirando lo bonito que lucía el pelirrojo con sus mejillas sonrojadas, volvió a tomar sus palillos y cogió otra pieza de sushi, Sakuragi hizo lo mismo y se la metió a la boca, esta vez asegurándose de masticar bien antes de tragar o mejor dicho, antes de que Sendoh le preguntase otra cosa parecida a la anterior.

-Entonces…- comenzó Sendoh –Tienes algo con Rukawa?, o me equivoco?-

-No digas tonterías!, somos hombres!, además yo estoy con Haruko!- le respondió rápidamente por el nerviosismo –Y porque tanto interés?- Sendoh rió.

-Por como actúa Rukawa supuse que había pasado algo entre ustedes-Hanamichi se sonrojo al recordar lo sucedido en los camarines del gimnasio –Y aunque me digas lo contrario, estoy seguro de que si paso, tu cuerpo te delata-

-Bien, que es lo que quieres Sendoh?-

-Acompáñame- se levanto.

-A donde?-

El jugador estrella de Ryonan solo le guiño un ojo y pago la cuenta, yéndose del local con el pelirrojo, el cual caminaba junto con el chico de cabello parado con algo de desconfianza; luego de caminar varios minutos en silencio, se detuvieron frente a una casa, Sendoh saco las llaves y abrió, invitando a Sakuragi, el cual dudo unos instantes antes de entrar, pero apenas había bajado su bolso de su hombro, el chico más alto lo empujo contra la puerta de entrada y pego su boca a la de él, mientras que el chico contrario se hallaba sorprendido por ello, tratando de buscar su equilibrio por la repentina acción del chico de cabello puntiagudo, la lengua de este salió enseguida en busca de la cavidad del pelirrojo y lucho contra esta por el título del dominio que fácilmente gano a causa de su experiencia y movimientos, Sendoh sonrió para sus adentros al ver que Hanamichi se había quedado sin aliento a causa de la intensidad por la que era besado por la boca hambrienta de él y la osadía que había tenido cuando bajo sus manos hacia su trasero, apretándolo, mientras lo presionaba contra su persona y la puerta, dejándolo sin escapatoria. Sakuragi gimió contra su boca aun en su estado de estupefacción al sentir como la creciente erección de Sendoh empujaba contra la propia suya y la friccionaba sin parar, haciendo jadear a ambos sin poder remediarlo, sobre todo al pelirrojo, el cual gemía por el contacto de sus caderas al ser mecidas hacia adelante y hacia atrás cada vez más duro por las manos de Sendoh, el cual tenía un buen agarre de sus nalgas y no tenia intensión de soltarlas; el chico de pelo puntiagudo dejo la boca del pelirrojo luego de mordisquear sus labios con delicia y bajo hacia su cuello, mordisqueando ahora aquella zona, viendo una marquita roja que había allí, comprobando que realmente había sucedido algo entre este pelirrojo y otra persona, estando plenamente seguro que se trataba de Rukawa, y como posesivo que era también, él de igual forma en otra zona del cuello de Hanamichi, tomo con sus labios la suave piel y succiono para dejar su marca, distrayendo al pelirrojo que enseguida quiso empujarlo contra él, friccionando más duro su erección contra la suya, haciéndolo poner más duro por el gemido gutural que había emitido por aquella acción.

-Sendoh… no…-

El chico al escuchar que lo llamo, despego sus labios del cuello en donde había quedado una bonita marquita roja y nuevamente tomo los labios del pelirrojo mientras seguía con aquel balanceo a ritmo enloquecedor de caderas en donde ambos jadeaban y gemían contra los labios del otro.

-Vamos Hana, dime qué quieres que te folle- pidió sumamente excitado Sendoh.

-Sendoh!- gimió el pelirrojo cuando este comenzó a frotarse más duro en su contra.

-Vamos!, pídemelo!- mordisqueo el lóbulo de su oreja –Yo se que tu también lo quieres-

El pelirrojo se estremeció violentamente mientras se mordía el labio inferior para no gemir, Sendoh aprovecho aquel momento para tomar a Hanamichi en sus brazos al estilo novia y rápidamente llevarlo a su habitación, donde lo deposito en la cama sin darle tiempo de reaccionar mientras que el se quitaba su camiseta, tirándola al piso, haciendo que a Sakuragi se le subiera toda la sangre a la cabeza al ver el torso desnudo de Sendoh, el chico tenia los músculos abdominales perfectamente marcados, hombros amplios, brazos musculosos, era perfecto, gimió el pelirrojo en su mente al sentir como su erección crecía a semejante vista del jugador estrella de Ryonan, el cual sonrió al ver como lo miraba el chico bajo él.

-Te gusta lo que ves?- le dijo apoyando sus brazos a ambos lados de su cabeza –Vas a hacer mío Hanamichi, solo mío- susurro contra sus labios.

Mientras lo besaba con hambruna, rápidamente llevo sus manos a la camiseta de Sakuragi y comenzó a quitársela, disfrutando la caliente y suave piel debajo de esta, despego su boca de la del chico para terminar de quitar su camiseta y su vista enseguida se fue a su tonificado cuerpo, lamiendo lascivamente su labio inferior, tomando rápidamente uno de los pezones de Hanamichi, el cual gimió al sentir la lengua de Sendoh juguetear con una de sus tetillas mientras que con su otra mano, sus dedos torturaban a la otra.

-Akira!- chillo el pelirrojo cuando Sendoh le mordió el pezón.

-Voy a disfrutar escuchar mi nombre salir de tus labios Hanamichi-

Le sonrió mientras le desabrochaba los pantalones y se los quitaba, a lo que el pelirrojo trato de impedírselo por la vergüenza pero le fue imposible, ya que Sendoh había enrollado rápidamente su mano alrededor de su miembro, masturbándolo, moviendo su mano con velocidad de arriba hacia abajo, desde la punta hacia la base, jugando con su pulgar con la cabeza del pene del pelirrojo haciendo que este gritase por el placer que sentía y más cuando la boca caliente de Sendoh lo envolvió por completo, el chico subía y bajaba su cabeza, succionaba, hacia círculos con la lengua, quería probar completamente el miembro del muchacho pelirrojo, el cual arqueaba la espalda sin poder aguantar el gran placer que lo envolvía.

Sendoh al ver que pronto Hanamichi se vendría, paro lo que hacía y comenzó a desabrocharse los pantalones ante la mirada borrosa de Sakuragi, el cual se estremeció cuando vio la erección de Sendoh saltar fuera de los pantalones, instintivamente quiso levantarse pero el chico de Ryonan no se lo permitió.

-Todavía no Hana- le sonrió con lujuria.

Se acomodo entre sus piernas mientras se las ponía sobre sus hombros y con su mano tomaba su miembro, dirigiendo la punta de su pene a la entrada de Hanamichi, el cual tembló ante ello.

-Relájate o te dolerá Hanamichi- le sonrió –Pronto te gustara y me pedirás por mas-

Dicho esto, el chico comenzó a introducirse con pasmosa lentitud dentro del pelirrojo, el cual arqueo la espalda al sentir como la virilidad de Sendoh se introducía cada vez más dentro de él, doliéndole un poco pero no tanto como con Rukawa… Rukawa!, pensó alarmado Hanamichi pero enseguida sus pensamientos fueron interrumpidos cuando Sendoh se metió por completo dentro de él, tocando un punto en específico en su interior que lo hizo gemir con descaro, incentivado por aquel gemido, el as de Ryonan comenzó con el vaivén de caderas que poco a poco aumento la velocidad y profundidad, haciendo jadear a ambos sin control, buscando el tal anhelado orgasmo; Sakuragi se aferraba a los brazos de Sendoh mientras buscaba con su boca la del chico, este ultimo tomo los labios del pelirrojo con deseo y lo beso vorazmente sin dejar de embestir a este, entregado totalmente a la sensación de lo apretaba y caliente que estaba alrededor de su polla.

-Eres delicioso Hanamichi- gimió Sendoh contra su oreja –Vamos, pide que te folle duro-

-Sendoh no…-

-Vamos Hanamichi, pídemelo- le dijo mientras mordisqueaba su oreja y soltaba una de sus piernas para masturbarlo –No seas tímido…-

-Akira!- grito el pelirrojo cuando la cabeza del pene de Sendoh toco su próstata –Follame mas fuerte!-

Sendoh sonrió satisfecho y comenzó a arremeter con toda su fuerza a Hanamichi, el cual no paraba de gemir al sentir como pronto se iba a venir, la mano del chico de pelo en punta se movió mas rápido alrededor del miembro del pelirrojo, llevándolo al tan esperado orgasmo, obteniendo como consecuencia que el chico de cabello rojo apretara sus músculos interiores, trayendo consigo también al clímax a Sendoh, el cual disparo todo su semen dentro de Hanamichi mientras este se venía en su mano gritando su nombre. El pelinegro se dejo caer encima del cuerpo del otro chico jadeando sin parar a la vez que este con manos temblorosas lo abrazaba en un intento de recuperarse del delicioso orgasmo que había compartido con él; Sendoh luego de recuperar el aliento, beso a Hanamichi mientras salía de él con cuidado y lo acercaba contra su pecho en un firme abrazo en donde el pelirrojo ocultaba su rojo rostro en el pecho del chico contrario sin atreverse a moverse ni decir nada por la vergüenza que sentía al haber tenido sexo con otro chico que no fue con el primero que las experimento, Sendoh tenía su mentón apoyado en la cabeza del pelirrojo con los ojos cerrados, disfrutando del momento fantástico que había compartido con este y también deleitándose con el aroma de los cabellos de fuego del chico que siempre le habían gustado, y sin siquiera pensarlo, ambos chicos se dejaron llevar por el cansancio y se quedaron dormidos abrazados, dejando a Sendoh con el ultimo pensamiento de que estaba decidido que quería que Hanamichi fuera su pareja, aunque primero tenía que lidiar con la hermana menor de Akagi.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).