Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Perfume de Feromonas por LittleAngelSixx

[Reviews - 40]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Aqui les va el capitulo 8! :3 

Perfume de Feromonas

Disclaimer: Los personajes de Slam Dunk no me pertenecen, son propiedad del gran Inoue Takehiko.

Capitulo 8: Aprovechando Oportunidades

 

Sendoh comenzó a hacer jugadas espectaculares que rápidamente disminuyeron los puntos de diferencia, ahora solo le faltaban anotar 6 puntos y alcanzarían a Shohoku pero este último equipo se preguntaba porque Sakuragi no marcaba bien a Sendoh, el cual más que marcarlo se alejaba de él; Rukawa el cual estaba pendiente del numero 10 de Shohoku, más o menos intuía de que se trataba, a juzgar por la sonrisa del puercoespín y lo nervioso y sonrojado que se hallaba Hanamichi, intuyo que Sendoh se estaba pasando de listo con él, simpatizándole en lo mas mínimo, por lo que se acerco al chico de Ryonan y se puso en posición para marcarlo, obteniendo enseguida reclamos por parte del pelirrojo, el cual por más que agradecía que Rukawa ahora marcaba a Sendoh y el a Fukuda nuevamente, por orgullo tuvo que hacer eso.

-Oye zorro apestoso!, yo estaba marcando a Sendoh!-

-Cállate y no molestes-

-Que sucede Rukawa?, acaso te molesta que este cerca de Sakuragi?- le sonrió Sendoh.

-No te metas con él- gruño molesto.

El jugador estrella de Ryonan solo le contesto sonriendo más ampliamente mientras le guiñaba el ojo a Sakuragi, el cual se había quedado impávido escuchándolos, pero con el gesto de Sendoh había salido de su sorpresa y había corrido hacia donde se hallaba Fukuda para marcarlo, el cual se tenso cuando el numero 10 de Shohoku se había acercado y lo marcaba, haciendo que su pecho chocara con la espalda de este y sin poder evitarlo soltar un suspiro producto del contacto y del envolvente aroma de el chico. Mientras tanto Sendoh como Rukawa jugaban como si estuvieran peleando en un combate a muerte, casi ninguno le daba pases a sus compañeros y más que nada parecía un partido uno contra uno, provocando que en poco tiempo ambos equipos quedasen empatados o llevándose por un punto de diferencia.

-Por lo que veo, tú también estás interesado en Sakuragi- empezó Sendoh mientras rebotaba el balón.

-Ni pienses acercarte a él- le amenazo.

-Porque no?, después de todo no está prohibido-

-Te lo estoy advirtiendo-

Al lograr la visible irritación en la voz de Rukawa, Sendoh sonrió y lo paso, quedando libre para encestar pero no conto con la aparición de Hanamichi, el cual hizo el llamado “matamoscas” para impedirle aquel cometido, sorprendiéndolo, ya que pensaba que después de insinuársele y coquetear con él cuando lo marco, no iba a volver a acercársele pero se equivoco, sin lugar a dudas el pelirrojo era impredecible. De pronto el sonido del silbato le llamo la atención, el partido había terminado y Shohoku le había ganado a Ryonan por un punto, ahora entiendo porque bloqueo esa canasta, pensó Sendoh mirando con una sonrisa a Sakuragi, el cual al ver que le sonreía, se sonrojo e hizo una mueca tratando de que desapareciese el calor de sus mejillas.

-Vaya, que rápido ha terminado el partido, justo ahora que se iba a poner bueno- se lamento Sendoh suspirando.

-Hanamichi!, fue una estupenda bloqueada!- le dijo Haruko emocionada mientras le ofrecía una toalla y una botella con agua –Jugaste muy bien!-

-Muchas gracias Haruko-

Agradeció el pelirrojo mientras se secaba el sudor y bebía del agua embotellada mientras que la chica no paraba de comentarle las mejores jugadas del partido a lo que él no la escuchaba ya que se encontraba incomodo al tener algunas miradas posadas sobre Haruko y él. Sendoh se aproximo a la pareja con su típica sonrisa e ignorando a la niña, le tendió la mano a Hanamichi, el cual enseguida se sonrojo y lo quedo mirando como si aquello se trataba de una trampa o algo por el estilo.

-Fue un buen partido, espero que tengamos otro luego- Hanamichi dudo unos instantes y luego le acepto la mano.

-Haruko!- la llamo Ayako –Ven un momento!-

-Eh?, enseguida voy!- dijo la muchacha corriendo hacia la otra chica.

-Te reto a un partido uno contra uno mañana Hanamichi-

-Qué?, un partido?-

-Quiero ver si puedes vencerme- le sonrió sabiendo que iba a aceptar ante ello.

-Claro!, eso será muy fácil porque yo soy un genio- le respondió sonriendo confiado y apuntándose con el pulgar.

-Bien, entonces te espero mañana en la cancha cercana a la playa a las 7 en punto-

-Allí estaré-

Ambos se miraron por unos momentos, retándose con la mirada y luego se fueron a donde estaban sus compañeros, en ese momento se dio cuenta que Haruko y Ayako no estaban, tampoco el profesor Anzai, preguntándose en donde se metieron ya que no estaban con el director Taoka ni nada por el estilo.

-Haruko y Ayako se fueron al hospital ya que el profesor Anzai se estaba sintiendo mal- le dijo Kogure.

-Que le paso?!-

-Tranquilo, nada grave, solo que estaba sintiendo una opresión en el pecho-

-Ese gordito nos hace preocuparnos a todos- dijo haciendo un mohín a lo que Kogure le sonrió.

-Hanamichi, vienes?- le dijo Ryota.

-Eh?, si, si-

Hanamichi se unió a sus compañeros y se fueron a los vestuarios mientras comentaban como había estado el partido, el pelirrojo no perdió tiempo y rápidamente se metió a las duchas, bañándose rápidamente antes de que sus compañeros de equipo llegaran y cuando el salía, los demás recién ingresaban, pero en los vestuarios se encontró con Rukawa, el cual al parecer lo estaba esperando, ya que cuando se dirigió al casillero para sacar su ropa enseguida se puso delante del pelirrojo para detenerle el paso.

-Que es lo que quería Sendoh?-

-Qué?- pregunto incrédulo Hanamichi –No sé de que hablas-

El pelirrojo se encogió de hombros tratando de hacerse el desentendido, ya que Rukawa estaba actuando como si fuese su novio celoso o algo por el estilo, pero solo logro que el pelinegro se enojara más por lo que lo tomo del brazo y lo empujo contra los casilleros, poniendo sus brazos a cada lado de la cabeza del pelirrojo, reposando sobre el metal frio y acercando su rostro un poco al del chico contrario, haciendo que este se pusiera rojo y nervioso por la cercanía del kitsune.

-Sabes perfectamente de lo que hablo-

-N… no te incumbe zorro!- lo empujo y se dio la vuelta para sacar su ropa.

-Estas colmando mi paciencia do’aho…-

Hanamichi solo lo ignoro mientras rápidamente trataba de vestirse pero la presencia de Rukawa lo tenía a nervios a flor de piel por lo que torpemente trataba de colocarse las prendas, el chico de ojos zorrunos ya con la paciencia en su mínimo porcentaje, empujo nuevamente al pelirrojo contra los casilleros y le subió los pantalones de un solo movimiento, cerrando de paso su cremallera y abrochando el botón, todo esto sin dejar de mirar a Sakuragi a los ojos el cual había dejado de respirar por los movimientos del kitsune, recordando la última vez que las manos pálidas del chico estuvieron en allá abajo, sonrojándose enseguida.

-No quiero que estés cerca de él- susurro contra sus labios.

-Rukawa…-

Pero antes de que se besaran, unos golpes en la puerta de los camarines los hicieron separarse, Rukawa se sentó en la banquilla frustrado mientras que Hanamichi se ponía una polera blanca y abría, dejando ver que se trataba de Hikoichi, Rukawa al ver que se trataba de él, se fue más tranquilo a las duchas, ya que se había quedado allí pensado que se trataba de Sendoh; Hikoichi paso mientras que Hanamichi se sentaba en la banquilla para ponerse sus zapatillas e irse antes de que Rukawa o sus demás compañeros de equipo llegaran.

-Tal y como lo dijo Sendoh, que extraño- murmuro para si Hikoichi mirando la puerta que daba a las duchas por donde se había ido Rukawa –Sakuragi, Sendoh me envió a decirte que te espera en la salida de la preparatoria-

-A mi?, y para qué?-

-No lo sé, no me dijo nada más-

Hanamichi solo asintió mientras que Hikoichi se iba del vestuario para no encontrarse con los demás integrantes del equipo de Shohoku, preguntándose qué quería el jugador estrella de su preparatoria con el talentoso Sakuragi; mientras tanto Hanamichi guardo sus cosas rápidamente en su bolso, no sin antes echarse el “perfume de Haruko”, y salir de los camarines para ver qué era lo que quería el numero 7 de Ryonan con él, después de todo, era mañana que se iban a juntar para echar un partido, pensaba curioso el pelirrojo.

Sendoh esperaba a Hanamichi en las afueras de la preparatoria apoyado en la pared con las manos en los bolsillos y su pierna flexionada, lo iba a invitar a comer algo, aprovechando la oportunidad de que la niña con la que estaba se había ido a causa del entrenador Anzai y no iba a regresar en compañía de esta. El puercoespín arqueo una ceja cuando unos chicos de su preparatoria se habían detenido en la entrada y miraban lujuriosos a alguien que se acercaba, a lo mejor se trataba de una chica bonita, pensó Sendoh pero se sorprendió al ver que se trataba de Hanamichi, el cual hizo una mueca de disgusto al ver que esos chicos lo miraban y le sonreían coquetamente, Sendoh le sonrió al pelirrojo cuando se acerco a él y haciéndole una seña con la cabeza comenzaron a caminar mientras que el numero 7 de Ryonan miraba de reojo hacia atrás para ver que aquellos chicos seguían mirando al pelirrojo con gran deseo.

-Los conoces?- le pregunto curioso Sendoh.

-No, jamas los había visto- refunfuño enojado.

-Luces molesto por ello-

-Sí, es que para donde vaya me miran así, no sé qué demonios tengo en la cara- gruño –Por cierto, para que querías verme?, Hikoichi me dijo que querías hablar conmigo-

-Así, te quería invitar a comer, te gusta el sushi?-

-No, bueno en realidad jamas lo he probado, ya que dicen que lo hacen con pescado crudo y cosas por el estilo- Sendoh rió ante la mueca de Sakuragi –De que te ríes?-

-De nada, ya verás que te gustara Hanamichi- le sonrió.

Hanamichi solo asintió sonrojado al oír su nombre salir de los labios de Sendoh, sin duda el puercoespín se tomaba toda la confianza del mundo para llamarlo por su nombre, pero le gustaba como sonaba de sus labios… pero qué demonios estoy pensando?!, se regaño mentalmente el pelirrojo mientras negaba con su cabeza para quitar aquellos pensamientos a lo que el chico de Ryonan le sonrió divertido por las muecas que hacía, pensando en que esta sería una muy buena oportunidad para así conocer mejor al chico revoltoso del equipo de Shohoku.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).