Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

¡Pobre! por jotaceh

[Reviews - 142]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Día 2: Cara de mono 

 

-Eso es lo que dijo Emilia en el colegio, no lo dije yo - intenté calmarme y responderle a mi mamá.

 

Carmen me observó más tranquila, creyendo mi historia. 

 

-No, eso lo dijiste tú recién, que te gustaba Jisung - lamentablemente Olivia no comprende este tipo de cosas.

 

-Ella no sabe mentir, ¿entonces sí te gustan los hombres? - volví a ser cuestionado.

 

-Mamá, puedo encontrar a otro hombre guapo ¿no? Tú dices que otras mujeres son atractivas y no por eso eres lesbiana ¿no? -

 

-Ya, pero tú ayer me dijiste que... - intentó hablar mi amiga, tan solo que le pellizqué el brazo.

 

-Ayer te dije que me gustaba Emilia, por eso hablo siempre con ella - quería terminar ese asunto en ese momento, mintiendo sobre lo que diría.

 

-A ti te gusta... - y pellizqué de nuevo a la cotorra.

 

-Está bien, solo espero que trates bien a esa niña y que si son novios, la cuides mucho -

 

Mi mamá se fue muy aliviada al escuchar que no era homosexual. Y prefería que fuera así, no quería más problemas en mi vida.

 

-¿Por qué me dañas? Si es verdad, te gusta Jisung y Sehun, para qué hablar de mi hermano, te encanta. A ti te gustan los hombres y por eso eres gay, ¿qué hay de malo con eso? Así eres desde que naciste - Olivia era muy tierna, aún cuando no ve el mundo igual que yo.

 

-Oli, hay cosas que es mejor no decir, como por ejemplo que me gustan los hombres. ¿Puedes intentar no hablar de eso? -

 

-Lo intentaré - y recibir esa respuesta ya era bastante viniendo de ella.

 

Al final comencé a hacer mis tareas en la mesa de la cocina a eso de las ocho de la noche, después de dejar limpio todo el segundo piso.

 

Al otro día me levanté temprano, me bañé rápido y salí en dirección a mi colegio. Lo bueno de vivir en un pueblo pequeño, es que para todos lados puedo ir caminando.

 

Iba en eso, escuchando Gogobebe de Mamamoo, cuando sentí que alguien me golpeaba en la nuca.

 

-Buena, cara de mono, ¿cómo amaneciste? - se trataba de Cristián, un compañero de clases.

 

-No me gusta que me digan así - le recriminé.

 

Resulta ser que cuando iba al kinder, un tipejo me dijo que estaba muy arrugado y que parecía un mono bebé. Después de eso, todos comenzaron a decirme mono. Y si estaba arrugado era porque estaba enojado que ese tipo me molestara. Así, hasta el día de hoy, Cristián me dice de ese modo.

 

-Está bien, está bien. Y hablando de algo importante, ¿te has dado cuenta que a Emilia le han crecido mucho las tetas? Espero un día poder masajearlas -

 

Diría que me sorprende, pero no, así es él. Supongo que son las hormonas, porque siempre anda hablando de chicas, de sus traseros y de sus bubis, incluso suele contarme las veces que va al baño y se masturba.

 

-No sé, no me he dado cuenta -

 

-¿Estás loco? Si siempre habla contigo, incluso creo que le gustas. Deberías salir con ella, así me dices qué se siente chuparle las tetas -

 

Y yo mudo, porque, por si no se habían dado cuenta, no ha mucha gente le he dicho que soy homosexual. Bueno, creo que sólo lo sabe Olivia, si es que no lo ha divulgado ya.

 

-¿Y por qué no sales tú con ella? -

 

-No creo que sea su tipo, soy muy moreno y grande. Parece que le gustan más chicos y blanquitos como tú, más como niñita - se burlaba el chico como si para mí fuera un insulto.

 

No, querida, de hecho me gusta ser menudo, me cargaría ser un simio alto y fornido como lo es Cristian. Ahora que lo pienso, la pubertad le ha hecho bastante bien, no está feo.

 

-Pero si eres guapo, yo creo que sí te haría caso -

 

-Eso lo dices porque eres mi amigo. Además esa hembra ya es tuya, nunca le quitaría la mujer a un compadre -

 

Por favor Dios ¡mátame! ¿Por qué tengo que soportar la dinámica heterosexual si a mí me gustan los hombres?

 

Seguimos nuestro camino hasta la escuela, intentaba no golpearlo aunque me enojaba mucho el machismo en sus palabras.

 

-Hola Pablito, ¿cómo estás? - y al ingresar al salón nos encontramos con Emilia.

 

-¡Uy! Pablito, que cariñosa eres con este hombre - mi amigo nos molestaba.

 

-¿Viste ayer Inkigayo? Me gustó mucho la presentación de Twice, ¿te gustan? - la muchacha no le hacía caso al moreno.

 

-Ahora entiendo tu técnica. Finges que te gusta esa mierda coreana para ligar con las minas. ¡Eres un genio cara de mono! - me susurró al oído.

 

-¿Qué te dijo? -

 

-Nada, no le hagas caso -

 

-Le dije que tenía que ser más valiente y que te confiese que le gustas. Me lo dijo el otro día - el muy tarado mintió delante de Emilia.

 

Me quedé congelado. ¿Cómo se le ocurre ser tan estúpido? Me sonrojé un montón, por lo que parecía que todo era verdad.

 

-¿En serio Pablito? ¿Te gusto? -

 

-No, es mentira de este estúpido, solo son bromas -

 

-¿Seguro? Porque me harías muy feliz, a mi también me gustas - sonreía la muchacha de larga cabellera negra.

 

-¡Uh! Se prendió esta mierda, ahora los dejo solos para que se besen -

 

Cristián había enredado todo y finalmente se iba, dejándome en un problema terrible.

 

-Podríamos ser novios, yo no tengo ningún problema -

 

La miré detenidamente e imaginé mi vida a su lado. Yo de grande, con barba y sombrero, llegando a la casa después del trabajo y encontrándome con ella, que me recibe con delantal y nuestro hijo menor en brazos. El último de tres chicos, el primero moreno, el segundo rubio y este último pelirrojo.

 

-¿Querida? ¿Por qué ninguno de nuestros hijos se parece a mí? - le preguntaba una vez más.

 

-Es que debes tener mucha mezcla genética, cariño -

 

-Quizás, pero justo el carnicero es moreno, el lechero rubio y al cartero nuevo pelirrojo. ¿No es mucha coincidencia? -

 

-¿Qué intentas decir? ¿Qué te he sido infiel? - ella se enojaba, mientras dejaba al bebé en su cuna y tomaba el sartén.

 

-No, claro que no. Querida, no te enojes, no me golpees de nuevo, por favor - suplicaba.

 

Y al imaginar mi futuro de mentiras a su lado, preferí salir corriendo del salón y escapar de ese embrollo. 

 

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).