Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

MI QUERIDO por Anross

[Reviews - 2]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

COMO PUEDEN VER LA HISTORIA ES UN POCO OSCURA Y TAL VEZ NO SEA MUY LARGA TAMPOCO CREO QUE HAYA MUCHO QUE DECIR SOBRE ELLA PERO SI TIENEN CUALQUIER REW GRACIAS

No sé cuánto tiempo paso mientras mi madre se despedida de la señora Olsen y finalmente regreso a la sala.

-Bueno niños – Bostezó -  Estoy agotada, voy a descansar un poco, Jimmy si necesitas algo Peter esta para ayudarte, portante bien cariño – Revolvió mi cabello mientras iba a su habitación, no lo entendía, estaba aterrorizado y al mismo tiempo  sentí  un poco de ¿envidia? ,  como podía  mi  madre  estar tan tranquila mientras por mi mente solo había un montón de teorías sobre como Jimmy podría hacerme quien sabe que   locuras, tal vez iba a morir y mi madre ni cuenta se daría.

Era injusto, ¿ porque  mamá   podia llegar  alegre  a casa cada día? , ella seguía feliz de la vida mientras yo  seguía en el infierno.

Lo odiaba,   por lo menos cuando vivíamos  con mi padre ambos padecíamos, estábamos juntos, sufríamos  juntos, esa forma de pensar me dio vergüenza,  me hizo sentir  culpable,  mi  madre era buena,  aunque nunca pudo defendernos  de   papá siempre estuvo allí.

Peter seguía pensando esta y muchas cosas más cuando Jimmy se levantó ¿Eh? ¿A dónde va? Por el rabillo del ojo observo al pelinegro  entrar a la cocina, se le fue el aire ¿Qué iba hacer allí el chico de la mirada bicolor?  , luego se le erizo la piel al pensar “cuchillos” matar, lo iba a matar igual que al gato, Peter empezó a temblar y sollozar, porque su cuerpo se quedaba allí , porque no se movía, era una jodida pesadilla, intento pararse cuando de pronto Jimmy salió y lo vio; se quedó congelado hasta las lágrimas parecían habérsele secado al instante, el pelinegro solo lo observo con una mirada extrañada y siguió su camino hacia el ¿Garaje?

Tal vez de forma inconsciente se fue detrás del chico, se detuvo en la puerta del garaje cuando lo vio buscar

-           ¿Qué buscas? – Su voz salió ronca – Jimmy se volteo,  lo miro un instante de una forma indiferente y siguió buscando, después de un momento de incertidumbre pareció encontrar  lo que buscaba.

A Peter se le escapo una gran bocanada de aire cuando vio al chico bañar algunas cajas de la mudanza con gasolina, debería correr e ir a despertar a su madre, ¡Haz algo! Le gritaba su cabeza, pero una cosa era lo que pensaba y otra lo que su cuerpo parecía querer hacer.

Antes de poder reaccionar todo estaba en llamas, Jimmy se paró frente a él,  tomo su muñeca y coloco la caja de cerillos en sus manos, antes de poder comprender lo que sucedía su madre llego gritando luego salió corriendo y regreso con un extintor mientras ella apagaba el fuego ,  vio a Olsen llorar y gritar algo que no podía entender, luego su madre estaba sacudiéndolo el solo podia oler  el humo y  escuchar un silbido hasta que su madre lo golpeo.

-¡Estás loco como se te ocurre ! , estas cosas no son para jugar tú lo sabes – Gritaba la mujer mientras sacudía una caja de cerillas en sus manos – De pronto su mejilla ardió, miro a Jimmy que seguía llorando y algo estallo , corrió con todas sus fuerzas tiro al chico al suelo mientras lo golpeaba como nunca había golpeado a nadie mientras su madre trataba desesperadamente de contenerlo golpeo , grito, pataleo , su madre lo cargo y lo lanzo contra el suelo lejos de su vecino.

-¡Dios!  – Su madre lloraba – ¡Te volviste loco! ¿Qué? ¡Que pasa contigo!

Allí fue cuando aterrizo

-¿Mamá? …  Yo – Al ver la cara de su madre las palabras no salían.

-Ve a tu habitación – Lo observo la mujer furiosa - ¡Ahora!

Su madre jamás le había gritado, ni lo había mirada de esa forma, de la manera como ella  veía a su padre, Peter salió corriendo a su habitación sin prestar atención a nada más.

Apenas llego  a su cuarto se metió bajo las sabanas y lloro lo más silenciosamente posible.

No supo cuando se quedó dormido pero al despertar se sintió sediento lo más cauteloso posible bajo a buscar agua cuando escucho  a su madre hablar por teléfono.

-No sé qué hacer, hoy me asusto, nunca lo había visto así, me recordó mucho a su padre.

En ese instante sintió un nudo horrible en el estómago, su madre realmente pensaba  que  él era igual que su padre.

-Tal vez… el divorcio no lo fue lo mejor.

No, no, no eso no podía pasar, para él la palabra  divorcio significaba, lejos de papá, si su madre decía que no había sido bueno, eso quería decir que debían regresar con su padre, ¿Por qué?

-Ataco Jimmy de tal forma… tal vez deba llevarlo con un Psicólogo

Su madre pensaba que estaba loco, pero él no estaba loco, el solo, solo

De pronto escucho la voz de su madre más cerca y salió corriendo a su habitación, no podía ser ¿Su madre lo iba a devolver con su padre? ¿Lo llevaría a un manicomio? ¿Ya no lo quería?

Durante toda la noche Peter no pudo dormir bien, al  día siguiente su madre entro a  su habitación mientras se ponía los zapatos, por un instante le dio un escalofrió verla, algo  que nunca antes le había sucedido.

-Cariño – Al escuchar el tono cariñoso que su madre siempre usaba se relajó un poco - Sé que no te has sentido muy bien últimamente, han pasado muchas cosas, pero necesito que me apoyes cielo, ayer, lo que paso ayer no puede volver a pasar ¿Si? – No pudo evitar que las lágrimas salieran mientras asentía – Esta bien  corazón, todo estará bien – Su madre lo abrazo mientras también lloraba- Si allí estaba su madre la que siempre lloraba con él y el sentimiento de culpa creció.

-Okey  – Su mamá se limpió las lágrimas,  luego  con sus pulgares limpio las de él  – Iremos a casa de Beck, necesitas disculparte con Jimmy ¿Si?

Se sintió muy confundido,  pero más que todo humillado  y decepcionado.

-Si – Fue todo lo que pudo decir.

Después de eso su madre parecía tan alegre como había estado los últimos días tratando de mantener el buen ánimo en casa, él se sintió extraño y aún más confundido, aunque trato de seguirle la corriente a mamá, ¡Ah!, eso se sintió extrañamente familiar.

En la tarde llegaron a casa de los Olsen y allí estaba de pie frente a la señora Beck  y  su hijo, mientras su madre le daba pequeños empujoncitos por la espalda.

-Lo…Lo siento – Susurro

-Cariño – Dijo su madre pero la señora Olsen la interrumpió.

-Adelaida corazón estoy segura que Peter realmente siente lo que paso, además a Jimmy ya no le importa ¿Cierto bebé? – La señora Olsen miro de forma apremiante a su hijo, quien rodo  lo ojos.

-¡Mama!, no me llames bebé, y claro que no me importa, eso ni siquiera me dolió – Exclamo orgulloso el pelinegro, mientras Peter  llegó a cuestionar  su cordura- ¡Ven! Vamos a jugar – Lo agarro por la muñeca Jimmy, mientras lo jalaba   trato de  resistirse  pero cuando vio los labios de su madre pronunciando un ve, solo se fue detrás del chico de ojos bicolor.

Mientras corría detrás de la espalda de Olsen  sentía que  tenía los pelos de punta esperando que en cualquier momento el chico se diera la vuelta y lo golpeara o lo empujara por  las escaleras mientras subían al segundo piso, pero nada de eso sucedió, apenas llegaron a la habitación de Jimmy este lo arrojo sobre su cama y salió del cuarto sin siquiera mirarlo

Peter se quedó un buen rato tumbado allí sin saber muy bien que hacer o cómo actuar, se sintió como un muñeco sin voluntad después de lo que pareció una eternidad se sentó dándose el lujo de observar la habitación del otro chico, sin duda alguna no era la cueva de monstros que había pensado, de hecho era genial, tenía carros y figuras de acción que el solo había visto por televisión y ¡un computador!  , su madre no le dejaba tener un computador, antes de seguir quejándose tontamente en su mente por la falta de uno de esos aparatos en su habitación,  Peter lanzo una especie de chillido cuando  el chico de ojos bicolor entro lanzándose sobre él.

-Shhhh- Le susurro el chico con una navaja en la mano, el corazón del niño  casi se detiene del miedo,  Olsen solo sonrió- Debes quedarte muy quieto y callado, Okey – El tono de Jimmy  era peligroso a oídos de Peter  por lo que se apresuró a asentir.

De pronto dio un pequeño respingo cuando el pelinegro paseo la navaja por encima de su camisa desde su estómago hasta su torso  allí fue desabotonando la camisa del más pequeño  de arriba hacia abajo botón por botón hasta tener al chico debajo de él expuesto, observando con deleite su respiración irregular.

De pronto la punta de la navaja se posó  en el centro del pecho de su víctima  y mientras Jimmy se mordía el labio inferior Peter cerro los ojos lo más fuerte que pudo abriéndolos de golpe mientras un grito abandonaba su boca, la cual fue tapada de inmediato  por una de las manos del pelinegro.

El dolor fue ensordecedor, no pudo evitar gritar en la mano de Olsen, ni removerse hasta casi lograr tirar al chico que estaba a horcajadas  encima de él, sus ojos se empañaron.

 Después  Jimmy tenía sus dos manos sobre su boca fue cuando se dio cuenta de lo que había hecho con la navaja termino pero el dolor seguía punzando en su pecho después de un buen rato pudo sentir algo cálido correr sobre él, su pánico fue peor cuando comprendió que era  posiblemente  la sangre que brotaba de una pequeña incisión que el mismo  chico pelinegro que lo seguía sosteniendo le había hecho.

Quería desmayarse y no sentir el dolor pero no paso,  al pasar  de un tiempo se empezó a sentir muy cansado y donde habían sentido  el terrible dolor solo empezó a tener  un extraño adormecimiento que con el pasar de lo minutos se volvió una ligera molestia Jimmy debió darse cuenta porque fue allí cuando aflojo su agarre sin quitar del todo las manos de su boca.

-Ya paso, no te hare nada más, ¿está bien?  , voy a quitar mis manos ¿sí? , sin gritar – Extrañamente cuando el chico de ojos bicolor aparto sus manos, de su boca  solo salió un pequeño hipido, se sintió mejor, si, después de días de estar sufriendo,  se sintió de un  extraño modo ¿aliviado?

Jimmy tomo rápidamente la navaja que estaba a su lado y la guardo en el bolsillo de sus jeans, bajándose de la cama.

-Quédate quieto, no te muevas – Fue lo que dijo mientras salía del cuarto nuevamente y  se volvió a sorprender por la facilidad con la que estaba dispuesto a cumplir esa orden, se quedó allí quieto ni siquiera intento ver o tocar la herida que sabía que tenía en el  torso solo se quedó mirando a cualquier otro lugar como si con eso desapareciera todo lo que estaba viviendo.

 Se volvió a  sobresaltar  cuando el pelinegro volvió a entrar al cuarto.

-Mi madre es doctora – Le hablo Jimmy mientras tendía algunas gasas y otras cosas en la cama.

-¿Eh?

-¿No lo sabias? –Por la forma en que lo veía  parecía esperar que le respondiera,  así que el solo movió la cabeza en negación, el chico se le quedo viendo un rato con el ceño fruncido.

-Bueno ya arreglaremos eso – Dijo  Olsen.

En este punto él apenas y podía   comprender a lo que se refería.

-Esta parte va a ser difícil – Volvió a hablar  el pelinegro esta vez dirigiéndose  directamente a  él.

 Cuando se dio cuenta el chico estaba montado encima de  él nuevamente con la mano sobre su boca por un breve instante tuvo el impulso de volver a forcejear

-¡No! – Casi grito el pelinegro dejándolo inmóvil, era como si las palabras de Jimmy de pronto tuvieran una especie de hechizo sobre él,  fue lo que pensó  antes de sentir el dolor otra vez, el chico no lo estaba cortando de nuevo pero el dolor era casi peor ¿Cómo no?  sobre todo  cuando te ponen   una toalla cargada de alcohol sobre una herida recién hecha , es imposible,  no pudo quedarse quieto, ni evitar que las lágrimas y los gritos ahogados volvieran a salir pero gracias a Dios esta vez sí perdió el conocimiento.

Cuando se despertó lo primero que sintió fue un pinchazo en su torso quiso llevar su manos allí pero esta fue detenida, de inmediato abrió los ojos y allí estaba el chico de los ojos bicolor  arrodillado al lado de la cama, sujetando su mano y acariciando su cabello, siendo iluminado por la tenue luz de una lámpara de noche que le permitía  ver claramente esos hermosos ojos uno azul y otro verde

-Eres muy delicado ¿Verdad? – No supo que responder, si siquiera sabía si estaba soñando  o no.

-Soy Jimmy Olsen ¿Cómo te llamas? – ¿Qué? Fue lo que paso por su mente antes de responder.

-Peter  Twins – Su voz salió en un susurro haciendo que Jimmy sonriera  de una forma que le dio escalofríos.

-Eres lindo Peter…  mi querido, querido  Peter  – El terror lo inundo y allí fue donde  sin saberlo todo comenzó.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).