Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Una Segunda Oportunidad por Lucifer_2118

[Reviews - 18]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Habrá Mpreg 

Las edades de algunos personajes será modificada para un mejor desarrollo 

Aclarar que con esto no estoy obteniendo ningún beneficio monetario, los personajes le pertenecen a J.K y yo simplemente juego con ellos por sana diversión 

 

Aun no podía creerlo eso que veían sus ojos era un simple sueño. Y al parecer era un sueño demasiado realista porque frente a él estaba la locomotora que lo llevaría a Hogwarts para empezar su sexto año, si no se equivocaba. Y a su lado estaba su madre tal y como la recordaba frágil y grisácea.

-¿Te encuentras bien Severus?.- No. No se encontraba bien, pero no era algo de lo cual le podría hablar a su madre, está pensaría que de tantas golpizas recibidas por Tobías al fin había perdido la cordura.

-Si mamá, si me encuentro bien solo que no te quiero dejar sola.- Y tenía justas razones para no querer dejar sola a su madre pues en ese mismo año el maldito de Tobías acabaría con su frágil vida

-Mi amor tú no te preocupes por mí, mejor concéntrate en tus estudios y así poder ser el mejor en pociones, me harías muy feliz.- Eileen también tenía miedo de quedar sola con su esposo pues este con el pasar de los años se había hundido en el alcohol y ya no medía la fuerza con la cual los golpeaba, pero por otro lado estaba aliviada de que su pequeño Severus estaría lejos de ese infierno por unos meses. Trato de sonreír mientras tocaba él huesudo rostro de su pequeño; le dio un beso en la frente y luego lo abrazo.

Severus se dejó acariciar por su madre, la había extrañado tanto que no importaba que todo eso fuese un sueño o estuviese delirando, valía la pena si podía sentir una vez más las caricias de su madre.

-Bueno ya es hora de que abordes o si no se irán sin ti.- Soltó una risa tras su pequeña broma tratando así de distraer a su hijo para que este dejara de pensar en lo que le esperaba a ella cuando volviera con su esposo. Lo abrazo por última vez y le dijo lo mucho que lo amaba, Severus igual le abrazo y le susurró que igual la amaba tras esto procedió a empujar sus cosas hasta el tren y cuando por fin abordó Eileen desapareció, no podía esperar hasta que se pusieran en marcha dado que si Tobías despertaba y ella no se encontraba en casa las cosas se pondrían muy mal.


Severus necesitaba encontrar un compartimento que estuviese solo, para así poder pensar detenidamente todo lo que estaba viviendo y no quería estar rodeado de chiquillos ruidosos y mucho menos de sus compañeros de casa. Camino por los estrechos pasillos buscando lo que necesitaba pero para su mala suerte la mayoría ya estaban ocupado y él sabía que si seguía caminando más temprano que tarde se encontraría ya sea con el cuarteto de idiotas que se hacían llamar “los merodeadores” o peor aún con Regulus Black. 

Y al parecer la suerte nunca estaría de su lado porque frente a él a unos cuantos pasos estaba dicha persona rodeado de algunos Slytherin’s pero gracias a Merlin esté estaba muy concentrado en su charla y no había reparado en su presencia y antes que la notara decidió tomar la ruta de escape más cercana y esta se encontraba a su derecha, abrió rápidamente la puerta de dicho compartimento y se metió sin importarle que estuviese ocupado ya. Y vaya que lo estaba pues sentado junto a la ventana estaba un chico al parecer de su misma edad; no lo sabía, pero lo que sí pudo notar fue su expresión de ¿Asombro?, ¿Enojo?, ¿Asco? Aunque no le importaba ya que no pensaba viajar con su compañía solo estaba esquivando al menor de los Black.

-Disculpa. No pienso viajar aquí solo será un momento. - No quería dar explicaciones a un extraño pero tampoco quería ser hachado de manera brusca en ese momento.

-Oh no te preocupes está bien.- Le dedico una sonrisa llena de amabilidad que lo abrumó pues nadie era muy amable con él.

Severus estaba al tanto de que si quería evitar a Regulus tenía que estar por lo menos unos 10 minutos allí dentro, soltó un pequeño suspiro y tomó asiento algo alejado del chico extraño.

-Mi nombre es Joshua Bristol, es mi sexto año y soy de Ravenclaw. - Le sonrió mientras se presentaba.

Severus no recordaba a ningún Bristol en su vida pasada, ni en las filas del señor oscuro y mucho menos en la orden del fénix esto era muy extraño.

-Snape. - Solo pronunció su apellido, no quería profundizar en la conversación ni siquiera quería tener una.

-¿Eres de Slytherin verdad?.- Ni 5 segundos duró su tranquilidad. 

-Si. 

-No eres muy amigable eh

-No. No lo soy. - El tipo solo sonrió en respuesta. Al pasar los 10 minutos que Severus creyó necesarios para despejar el camino retomó su búsqueda, el tal Bristol se despidió de él de manera muy efusiva a su parecer; en cambio él solo un escueto adiós.

Cuando ya se estaba dando por vencido el su tarea al fin pudo encontrar un compartimento para el solo, se adentró en él y se sentó junto a la ventana y dejó salir un gran suspiro de preocupación. Ahora que se encontraba solo podía pensar ¿Que era todo eso lo que estaba pasando en su vida? ¿Que había pasado el día de ayer para tener ese tipo de sueño? No recordaba nada fuera de lo normal, había despertado temprano como todos los días; bajo a su cocina a preparar un pequeño desayuno; leído el profeta y luego paso la mayoría del día metido en su laboratorio dé pociones terminando un pedido de San Mungo; luego de eso había pasado a comprar unos ingredientes faltantes en sus suministros a las mismas tiendas donde ya era cliente habitual. Y no recordaba haber sido atacado por nadie.

Después de la caída del Lor y su casi muerte había sido atacado por unos cuantos magos y brujas que aún no creían en su papel de doble espía en la guerra, había sido juzgado como todos los mortifagos capturados y sin la declaración del Salvador del mundo mágico, donde dejaba claro que él había sido una pieza clave para la victoria probablemente habría recibido el beso del dementor. Y aún así con tales pruebas; el testimonio del salvador y veredicto de la corte, quedaban unos cuantos magos que se atrevían a cuestionar dichas pruebas y tomaban venganza por su propia mano, tratando de matarlo o sólo infringirle dolor pero él no recordaba haber sido atacado, había salido y regresado sin ningún percance; etiquetado y guardado dichos ingredientes en su puesto al terminar se relajó con una copa de whisky de fuego y un buen libro en su sillón preferido junto a la chimenea, pasó unas 3 horas leyendo luego sólo paso a su habitación para poder dormir. Y al despertar se llevó la sorpresa de estar en un lugar muy bien conocido para él; y que ahora tenía 16 años de nuevo.

Todo era una locura, ¿Como podía haber viajado en el tiempo sin ninguna poción, hechizo o artefacto? Era prácticamente imposible.

En eso se encontraba pensando cuando la puerta del compartimento se habría de manera sorpresiva dando paso a su peor pesadilla andante.

-Vaya con razón sentía ese hedor saliendo de aquí. - Mientras lo decía arrugaba su nariz dando a entender que si apestaba todo allí. Severus solo rodó los ojos, Potter nunca cambiaria ni en sus sueños. Y de repente la cabeza de Severus se iluminó

-No será que tú eres el que apesta y quieres hecharle la culpa a alguien más. - destiló su veneno.

-Pero mira que tenemos aquí, Snivellus este tiempo de vacaciones te dejó agallas ¿no?. - Ya se extrañaba que el idiota de Black no apareciera si esos dos parecían siameses

-Y parece que a ti te afecto el cerebro porque hasta aquí siento que estás más idiota Black.- Las expresiones de los merodeadores fue una gran satisfacción para Severus pero no duraron mucho para pasar a la ira algo que ya esperaba, sacaron sus varitas y apuntaron hacia él

-Muy gracioso grasiento pero te costará muy caro el creer que puedes hablarnos así. - Pronunció el de cabello alborotado. No podía creer que el idiota de Snivellus tuviera las agallas de tratarlos así, siempre había estado seguro que la serpiente era muy estupida pero jamás hasta ese punto, pero él le iba hacer saber. 

Severus no tardó mucho en sacar su varita y apuntarles igual, tenia bastó conocimiento en artes oscuras y si todo esto era una segunda oportunidad para cambiar su vida de mierda pues primero comenzaría en poner en su sitio a los idotas de los merodeadores. Podía ver en sus caras el asombro de verlo a él, que nunca se había defendido de sus ataques preparado para hechizarles en cualquier momento.

Pero nada de eso se llegó a efectuar porque de nuevo la puerta fue abierta y Severus lo que esperaba es que fuesen los otros dos idiotas del grupo por eso se asombró de ver a Lucius con su cara de pocos amigos fija en él y luego dirigirla a los otros dos integrantes del compartimento.

-Al parecer llegó en buen momento. - Pronunció con su tono gélido que advertía al idiota de Potter y Black a continuar

-Te salvas de esta Snivellus. - Pronunció con gran enfado él de gafas mientras buscaba salir

Lucius como respuesta les dirigió una mirada llena de desprecio que solo fue contestada de manera igual por parte dé Black. Luego posó su vista en Severus cambiando su expresión por otra muy distinta al desprecio, en su mirada había deseo. Termino de entrar y con un pase de carita cerro y silencio el pequeño lugar

-Hola Severus. - Saludó mientras lo acorralaba en una esquina, había olvidado que en ese tiempo mantenía esa clase de relación con él rubio

-Hola Malfoy. - Contestó de manera neutral, no quería que el rubio se burlara de él por sus nervios

-¿Malfoy? Ya no soy Lucius eh?. - Severus sólo soltó un pequeño suspiro este sería un lago viaje

-Lucius no me encuentro de humor para estas cosas y si mal no recuerdo tu tienes responsabilidades como perfecto que cumplir y además una novia que atender. - Con esas palabras pareciera que le había lanzado un pretrificus totalus porque Lucius se había prácticamente congelado, pocos segundos tardó en alejar su rostro del cuello del pocionista y recomponer su postura y en su rostro tener una expresión de completa frialdad la que acostumbraba a mostrar

-Así que ya lo sabes. - Atacó la serpiente mayor, en realidad para ese tiempo él no tendría que saber nada; recordaba que esa discusión que se avecinaba tendría que pasar en unos meses más adelante casi al finalizar el año

-Si lo se.- Fue lo único que contesto y en su rostro no se podía ver ningún rastro de enojo o tristeza, esta vez sería diferente

-Bueno es mejor, así no tendré que mentirte más. - Su tomó de voz no reflejaba nada pero Severus pudo ver en sus ojos un poco de duda, algo que en la primera vez no pudo notar por sus mismas emociones y eso lo tranquilizaba un poco. Siempre pensó que todo eso solo había sido un simple juego para la serpiente mayor

-Si lo que sea. - No quería seguir con esto. Realmente había amado a Lucius pero ese sentimiento ya hace años había muerto y solo había quedado un cariño que se terminó de extinguir por las decisiones tomadas por el rubio

Pero al parecer Malfoy no captó muy bien el mensaje porque se volvió acercar a él tomando sus caderas y pegándolo a su cuerpo  mientras hundía su rostro en su cuello. -Te extrañe.- Fueron las palabras apenas susurradas de su viejo amante, Severus suspiro y trato de alejarlo pero este se negó apretando su cuerpo un poco más

-Severus aún podemos seguir igual.- Todo esto lo decía mientras repartía pequeños besos en todo su cuello, su cuerpo empezaba a reaccionar a dichas caricias. No recordaba cuando había sido la última vez que fue tratado así pero si estaba seguro que de eso ya varios años

-Lucius por favor. - Rogó en un pequeño jadeo, no quería caer de nuevo, sabía dé antemano como terminaría todo y ya estaba harto de lidiar con el sangre pura

-Sabes que estoy con ella porque mi padre me lo ordena no porque realmente me guste, el que me gusta eres tú Severus. - Daba explicaciones él rubio pero Severus sabía que si alargaba mucho más eso tendría que lidiar con la mala sangre de la zorra de Narcissa y no quería más problemas de los que ya tenía

-Lucius escúchame. -Empujó al mayor lejos de su cuerpo, tenía que acabar ya con esto. -No podemos seguir con esto, no quiero ser plato de segunda mesa y mucho menos tener a Narcissa jodiendome la vida suficiente tengo ya con el cuarteto de idiotas que se hacen llamar “los merodeadores”  así que ya déjame en paz porque no volveré abrir mis piernas para ti, concéntrate en agradar a tu padre y a mi déjame seguir con mi vida. - Su vista se mantuvo imperturbable mientras decía su pequeño discurso tenía que dejar en claro a Malfoy que ya no habría nada entre ellos dos

-Todo esto que dices es porque estás enfadado y lo entiendo así que te dejaré solo para que puedas enfriar la mente y luego yo te buscaré y hablaremos de nuevo.- Se acerco al pequeño cuerpo de Severus tomando su delgado rostro y plantándole un beso que si no estuviese seguro que era un mango lo habría confundido con un dementor que en vez de su alma quería comerse toda su boca

-Nos vemos Severus y cámbiate que ya falta poco para llegar a nuestro destino. - Y así como llegó se fue imponiendo su santa voluntad

Severus soltó un gran suspiro, “Este será un largo y tedioso año” fueron los últimos pensamientos antes de buscar su viejo uniforme y empezar a cambiarse. 

Notas finales:

Hola a todos...

Algunos de ustedes habrán notado que hace unos días mi fic desapareció por completo Y la culpable de semejante error fui yo. 

Todo se debió a que me puse a subir el capítulo 36 y me daba un montón de errores horribles y como me ha tocado subirlo atravesar del móvil,pues es mucho mas dificl. Llegue a un punto de quiebre y le di por error a "Eliminar" y todo mi esfuerzo en este último medio año desapareció por completo.

Me sentí muy mal ver y asimilar lo que había hecho, llore por mucho tiempo... Llegue a pensar que sería mejor dejarlo por mi estabilidad pero después recordaba que siempre les prometí que no lo dejaría abandonado.

He estado pensando en mudarme de plataforma... Watt.. Siento que me seria más comodo publicar aunque aún no estoy 100% convencida

Eso sería todo lo que sucedió. Espero y volver a leernos. 

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).