Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Una Segunda Oportunidad por Lucifer_2118

[Reviews - 18]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Después de su pequeña discusión con Malfoy, no tardó más de 5 minutos en cambiar su vestimenta con temor a tener otra visita inesperada y como si fuese adivino poco tiempo después, Lily aparecía con su flamante cabello y una gran sonrisa en su bello rostro

-Sev -Le dedicó esa sonrisa que tan bien recordaba, le hacía calentar su frío corazón. Sin dudarlo la tierna chica termino de entrar en el compartimento donde estaba su mejor amigo y se le tiro a los brazos -No sabes cuanto te extrañe, no pudimos vernos este verano - Se quejó la pelirroja

-Lo siento Lily, pero no podía dejar sola a mamá. - Le explicó brevemente, la razón por la cual no había salido ni una sola vez de casa en todo el verano. No quería ahondar en ese tema tan escabroso para él

-Ya me lo imaginaba - Fue la pequeña respuesta de su amiga. Lily sabía la situación de Severus y aunque había tratado de ayudarlo era algo que no estaba en sus manos

-Y ¿Como la pasaste este verano? ¡Me enteré de que fueron de vacaciones fuera del país! -Severus decidió cambiar de tema no soportaba la mirada llena de tristeza que le dedicaba su amiga

Y así transcurrió el tiempo faltante para llegar a Hogwarts. Severus disfrutó de la charla de Lily después de todo aún seguía viva y feliz y disfrutaría cada momento con ella y en esta vida iba a evitar a toda costa su muerte y la pela donde ella decidía alejarse de él por haberla llamado Sangre sucia

El tiempo se fue volando para el par de amigos y cuando menos lo pensaron estaba frente a las puertas del gran comedor, Lily se había juntado con su grupo de amigas pertenecientes a la misma casa que ella por lo cual Severus estaba solo, aunque a él no le importaba estar de tal manera, en cambio agradecía a Merlin dicha oportunidad para así encontrar una respuesta razonable que explicará ¿Cómo es que él había viajado en el tiempo?

Al entrar al gran comedor mantuvo su vista pega al suelo, no quería llamar la atención de ninguno de sus compañeros. Al llegar hasta su mesa se sentó lo más alejado de sus compañeros y pronto sintió varios pares de ojos puestos en él. Ignoro el par de coloro mercurio y fijo su atención en el par de color avellana, el león le veía con un gran desagrado y furia, en cambio él le dedicó una mirada llena de altanería y pudo presenciar como el Gryffindor se retorcía de enojo; hasta había adquirido un toco rojizo en su cara debido al coraje

Severus disimuló la gracia que le causaba ver al estúpido león de esa manera, poco tiempo después cuando todos los alumnos estaban ya en sus respectivas mesas se volvieron abrir las puertas del comedor dando paso a la profesora de transformaciones Minerva Mcgonagall con los alumnos que por primera vez pisaban el colegio. Los chiquillos estaban asombrados con todo lo que veían; el techo encantado; las mesas; la decoración de dicho lugar; y algunos hasta se les pudo ver en su rostro un poco de temor al ver en la mesa de profesores a uno en particular que sobresalía de gran manera, Hagrid el guarda bosques.

El director no tardó nada en darles la bienvenida a todos ellos. Luego la profesora colocó un pequeño banco frente a ellos y en una de sus manos cargaba un gran pergamino y  en la otra un viejo sombrero, les dijo que los llamaría a cada uno de ellos para que el sombrero seleccionador les designara a qué casa iban a pertenecer. Así procedió la selección de casas y en este año la casa que había ganado más integrantes había sido Hufflepuff. Luego de ello el director Dumbledore les dio los consejos que cada año repetía, Severus hasta ya se los sabía de memoria, después de tantos años de ser maestro ya no le prestaba atención a dicho discurso.

Cuando por fin la cena aprecio frente a todos los alumnos se empezó a escuchar el típico ruido de cubiertos; risas; charlas y uno que otro grito. En su otra vida para esos años había tenido muy malos hábitos alimenticios pues no se podía permitir que su cuerpo se acostumbrara a la abundancia del castillo porque al regresar a la Hilandera podía pasar hasta 3 días sin probar bocado. Pero cuando ya fue un adulto independiente se obligó a mejorar su estado físico pues con semejantes pedidos del Señor Oscuro no podía ser un debilucho, así que su cerebro ya estaba acostumbrado a comer de una manera balanceada así que no iba a interrumpir su estilo de vida aún si había viajado en el tiempo o no

Comió de manera normal ya sin él miedo irracional de que en cualquier momento aparecería su imbécil padre y le daría una paliza por atreverse a tocar la comida

Cuando la cena por fin concluyó el director volvió a ponerse de pie para dar las últimas indicaciones a todos los alumnos presentes y desearles un muy buen año. Severus dejo que la mayoría de alumnos saliera, no quería tener enfrentamientos innecesarios

Cuando por fin se encontraba caminando por los pasillos que le llevarían a su sala común no se espero que de un momento a otro fuera tomado de un brazo, como reflejo buscó su varita pero su atacante previo dicha acción y lo evitó

Fue arrastrado hasta el salón que se encontraba más cerca, no podía ver a su atacante pero tenía una clara idea de quién podía ser, cuando ya se encontraban dentro de este fue tirado con gran fuerza al piso, callo de rodillas lastimándose estas

-Tan amable cómo siempre Potter

-Tanto cómo lo puedo ser contigo Snivellus.- Este le dedico una sonrisa un tanto retorcida, se notaba que no se sentía tan seguro como aparentaba

-Y ¿Por qué mierdas me arrastras hasta aquí?  ¡Tanta falta te hice que no puedes esperar hasta mañana para atacar! -Se levantó del suelo y sacudió su pantalón

-¡Oh no sabes cuanta falta me hizo romperte la horripilante cara que tienes! - Mientras le escupía esas palabras llenas de asco se dirigió hasta una pequeña mesa que casualmente estaba cerca de la salida y se sentó en ella

-Entonces ¿Que esperas?. - Le desafio

-Bueno quiero disfrutar el momento

Severus estaba seguro que Potter estaba esperando que el miedo le nublara sus reflejos y así poder atacarlo, soltó un pequeño suspiro, Potter siempre tan cobarde

-No sé en qué malgastes tu tiempo cerdo, pero yo no tengo toda la noche para estar aquí encerrado con semejante compañía así que apártate de mi camino si no quieres salir mal parado de todo esto

-Jajaja -El Gryffindor soltó una gran carcajada burlándose de las palabras del Slytherin. -Buen chiste ese Snivellus, Sirius tenía razón al decir que este verano te dejó agallas. - El león se puso de pie y en un abrir y cerrar  de ojos estaba encima de la serpiente pero este como buen duelista lo esquivo y dando unos pasos atrás sacó su varita sin apuntarle, quería que el león siguiese pensando que estaba en su territorio

-¿Por qué huyes Snivellus? Sabes que tarde o temprano te atraparé. -Dicho esto se abalanzó queriendo tomar del cuello al Slytherin, estaba enfadado con la actitud del grasiento, cómo podía tener esa mirada llena de arrogancia mientras el lo tenía acorralado en ese salón, hace meses si eso hubiese pasado el Slytherin ya estuviera molido a golpes

La ira siempre le aconsejaba mal y prueba de esto estaba que en vez de atacar al Slytherin con magia había optado por la fuerza bruta por lo cual ahora se encontraba en el piso con un fuerte dolor de cabeza y espalda a consecuencia de su choque con la pared de sólida roca

-¿Te gusta el dolor que provoca ese hechizo Potter? Se siente como si tu columna se desprendiera hueso a hueso ¿no? Este es el que más te gusta si mal no recuerdo. - Pero no obtuvo respuesta ya que el León estaba noqueado por el golpe. Severus hubiese preferido usar un cruciatus con el mal nacido cuatro ojos pero no podía usar una imperdonable. A esa edad ningún alumno debería de tener ese conocimiento en artes oscuras y no quería llamar la atención

Severus guardó su varita en su túnica y busco la salida de aquel lugar al que había sido llevado en contra de su voluntad, el idiota de Potter había quedado inconsciente por su ataque y poco le importaba si no despertaba pronto y pasaba la noche en ese lugar frío y lúgubre

Cuando por fin pudo entrar en su sala común aún había unos cuántos alumnos sentados conversando entre sí pero a Severus  poco le importaba ya que la mayoría de Slytherin's no se relacionaban con el. Dado que él no contaba con un buen apellido y mucho menos con una gran fortuna como la mayoría de ellos así que simplemente era ignorado

Subió rápidamente a las habitaciones buscando la que a él le había tocado, una que por suerte era individual y estaba seguro que esto se debía a la influencia de Malfoy

Estando ya dentro de esta se tiró a la cama sin quitarse el uniforme se sentía exhausto

Visualizo su viejo baúl a un lado de la cama y con un simple movimiento de varita las cosas dentro de este se acomodaron en los muebles que les correspondía

Busco su viejo camisón de dormir y sintió un poco de vergüenza al ver su reflejo. El camisón de tantas lavadas ya estaba muy desgastado por lo cual se podía distinguir sus partes íntimas

Necesitaba poner en orden sus ideas para poder obtener un poco de dinero a través de sus pociones pero eso lo haría hasta mañana ahora en ese momento lo que necesitaba era dormir.

 

Notas finales:

Iré resumiendo unos dos o tres capitulos por día. Espero no sacarme de quicio en el intento jajaja 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).