Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El Majutsu-Shi Itsushiro Saiko por ParingsShipping

[Reviews - 3]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Bueno, aqui esta otro capitulo de la versión nueva y reemasterizada de este fic, espero les guste.

 

Y espero también que mi segunda historia nueva les este gustando, a pesar que va 1 capitulo...

Llegó el día siguiente y después de desayunar, Yugi se dispuso a ayudarle con las labores del hogar a su mamá, aunque siendo sinceros, los invitados que vendrán con su papa lo tenían intrigado ya que desde la mañana su mama y su abuelo estaban demasiado entusiastas como muy pocas veces los había visto por lo que supuso que deben ser muy importantes para ella, su abuelo y su papá.

"Bueno, ya los conoceré más tarde" pensó Yugi mientras continuaba con sus labores domésticas.

Tokio, Japón.

El resto de la familia Muto estaban desayunando juntos en el comedor.

- ¿A qué hora partimos a Domino? -pregunto una joven de la misma edad que Yugi solo que esta tenía el pelo de color negro y ojos amatistas. Se trata de Himeko, la tercera hermana trilliza de Yugi.

-Solo voy a terminar unos asuntos en la empresa y partimos inmediatamente-contesto Jin.

- ¿Quiénes más irán aparte de nosotros? -pregunto un joven de la misma edad que Yugi y Himeko con el pelo de color rubio y ojos amatistas. Su nombre es Yue, el segundo trillizo de Yugi y Himeko.

-Sus hermanos mayores-indico Jin a Hiroki, Kimura y Aneko, quienes ya tenían 25, 24 y 23 años respectivamente. Los tres lo voltearon a ver con sorpresa ya que ya habían hecho planes.

-Pero papa ya teníamos planes-dijo Kimura mientras Hiroki y Aneko asentían.

-Sus citas con Rai, Isamu y Sadao pueden esperar ya que esto es más importante al tratarse de su hermano y lo saben-les dijo Jin con seriedad y los tres sabían que su papá tenía razón.

En el Clan, la familia estaba por encima de todo.

Sean bisabuelos, abuelos, papas, hermanos, tíos, primos, esposos o hijos.

Todos ellos, al estar en el Clan, eran primero.

Jin al notar que sus hijos ya no replicarían, suspiro-Sé que son sus parejas y quieren pasar todo el tiempo posible que puedan con ellos, pero, aparte de ser su hermano, Yugi no los recuerda desde los 5 años. Los únicos de los que tiene recuerdos y a los que conoce porque estuvimos con él, son su mama, su abuelo y yo, y siendo sincero con ustedes, desearía que los vuelva a ver y que los vuelva a recordar ya que esta es su familia y ustedes son sus hermanos-.

- ¿Piensas llevar a alguien más? -pregunto Aneko después de unos minutos en silencio y reflexionando sobre las palabras de su papa.

-A Yamato-dijo Jin-Él es el que va a restaurar la memoria de Yugi-.

- ¿Por qué no lo hace el bisabuelo? –pregunto Hiroki.

-Tadashi ya no tiene la misma energía que antes-explico Jin a sus hijos-Además de que él fue quien me pidió que me llevará a su primo-.

- ¿Podemos ir con ustedes? –pregunto una joven de color de pelo magenta y ojos de color amatista, su nombre es Ishi, hermana menor de Yugi.

-Ustedes aún van a la escuela-dijo Jin con severidad.

-Pero papa, queremos volver a ver a mama y al abuelo-replico una joven con el pelo de color rubio y ojos negros, su nombre es Tara, también hermana menor de Yugi-Y queremos conocer a nuestro hermano-.

-Y lo entiendo-dijo Jin-Pero aún tienen responsabilidades académicas que atender, además lo van a poder conocer y ver todos los días cuando regresen los tres a Tokio-.

Ishi y Tara asintieron resignadas.

Domino, Japón.

Después de acabar las labores domésticas y de asegurarse que ya nada faltaba por hacer en la casa, Yugi salió a dar un paseo por la ciudad ya que por alguna extraña razón se sentía inquieto, como si algo fuera a pasar y esta misma sensación la había sentido hace 2 meses que fue cuando sucedió el duelo contra Aigami.

Solo esperaba que, si sucedía algo, fuera algo bueno y no algo malo.

- ¿Yugi? -.

Una voz femenina le hablo haciendo que Yugi volteará encontrándose con Ishizu.

-Hola Ishizu-.

-Tanto tiempo sin vernos-dijo Ishizu con una sonrisa llena de nostalgia.

-Si-dijo Yugi ya que, aunque tenía una amistad con Marik, no había podido coincidir con ella.

-Iba a tomarme un café, si tienes tiempo déjame invitarte uno-propuso Ishizu y Yugi asintió.

Entraron a una cafetería cerca del museo y ordenaron su café.

-Ryou le platico a Marik lo que sucedió hace dos meses aquí en Domino-dijo Ishizu-Marik y yo nos encontrábamos en Egipto cuando sucedió, pero supongo que pasaron más cosas-.

-Atem apareció-dijo Yugi haciendo que Ishizu lo mirara con sorpresa.

-Eso no puede ser posible ya que el rompecabezas se quedó enterrado en Egipto donde fue el duelo ceremonial-dijo Ishizu.

-Como sabrás, me quede con una pieza del rompecabezas-dijo Yugi a lo que Ishizu asintió-Sin saberlo, Kaiba mando parte de su equipo al lugar donde fue el duelo a buscar las otras piezas del rompecabezas y armarlo de nuevo ya que quería desafiar a Atem, cuando ya las tuvo todas, me reto a un duelo para que le entregara la última pieza, creyendo que, si el rompecabezas estaba de nuevo completo, Atem volvería. Yo trate de convencerlo de que eso no sucedería, pero él no me escucho, así que puse la pieza final para completar el rompecabezas y Kaiba vio que no sucedió nada, luego sucedió lo que Ryou les platico sobre Aigami y el octavo artículo del milenio. Estaba en duelo contra Aigami y me desvanecí que fue cuando Atem apareció, gano el duelo y se llevó consigo el rompecabezas del milenio-.

- ¿Entonces así fue como sucedieron las cosas? –pregunto Ishizu y Yugi asintió dándole un trago a su café-No me sorprende ya que el vinculó que tenían ustedes dos era demasiado fuerte y más si hay amor de por medio-.

- ¿Lo sabías? -pregunto Yugi con sorpresa y Ishizu asintió- ¿Desde cuándo? -.

-Fue en el duelo ceremonial, aunque supongo que ese sentimiento ya existía desde antes-dijo Ishizu-Y puede que no tuviera el collar del milenio en ese momento, pero mientras te observaba, lo supe-.

Yugi solo se quedó callado, dándole la razón a Ishizu.

- ¿Atem lo sabía? -pregunto Ishizu mientras bebía de su taza de café.

-Se lo confesé la noche antes del duelo ceremonial, sin embargo, sabía que lo nuestro no tenía futuro alguno-dijo Yugi mientras veía su café pensativamente, recordando-Independientemente de que se quedará o no, sabía que él no sentía lo mismo y lo confirme al momento de que se despidió de mí y no menciono lo de mi confesión la noche anterior-.

Ishizu solo agarro sus manos en señal de apoyo ya que sentía que Yugi necesitaba a alguien que lo comprendiera y escuchara.

-Cuando apareció para salvarme en el duelo contra Aigami y nos despedimos, este sentimiento volvió a surgir nuevamente con fuerza y me he puesto a pensar "¿Qué hubiera pasado si perdía en el duelo ceremonial y Atem se quedará?" "¿Estaríamos juntos?" sin embargo, después me regaño y pienso que no podía ser egoísta ya que seguiríamos como amigos, siendo que Atem no sentiría por mi lo que yo siento por él-dijo Yugi con dolor-Y duele Ishizu como no tienes una idea-.

Una ráfaga de aire entro por las ventanas del establecimiento, pero ellos no se dieron cuenta y los trabajadores del lugar lo atribuyeron a los vientos ocasionales de primavera.

-Puede que no lo sepa, pero de algo tienes que estar seguro, no te sientas culpable por haberle dicho lo que sentías-aconsejo Ishizu-El amor es así, a veces se gana y otras se pierde. Puede que ahora duela, pero tienes que seguir adelante, no lo sé, quizás encuentres a alguien con quien pasar el resto de tu vida y sé que lo amas profundamente, pero sabes que en esta vida no les tocaba estar juntos-.

Yugi asintió y ambos se dieron cuenta de que el tiempo paso demasiado rápido.

Se despidieron con un abrazo y cada quien se fue por rumbos diferentes.

Luego de despedirse de Ishizu, Yugi fue al supermercado a comprar las cosas que su mama le encargo para la cena, llegó a su casa y fue directamente a su habitación sin decir nada preocupando a su mama y a su abuelo.

Se aseo y luego se arregló para posteriormente recostarse un rato y dejar que el tiempo pasará para poder bajar y recibir a su papá y los invitados.

Llegó la noche y en la casa de Yugi, tocan la puerta.

Ashita abre y con una expresión de felicidad recibe a su esposo y a sus invitados.

-Me da gusto verlos-dijo Ashita casi al punto de llorar y abrazando a sus hijos y su sobrino- ¿Pero por qué están con la apariencia cambiada? -.

-Yo se los pedí-dijo Jin-Al menos hasta que le revelemos la verdad a Yugi y restauremos su memoria y por cierto ¿Dónde está? -.

-Llegó hace un rato de comprar las cosas para la cena, aunque siento que algo le paso por que se fue directamente a su habitación y no ha bajado-dijo Ashita preocupada.

- ¿Y normalmente es así? –pregunto Aneko con diferente apariencia a lo que su mama y su abuelo negaron.

-Voy por él-dijo Sugoroku mientras subía las escaleras y Ashita solo asintió.

-Yugi, tu papa ya está aquí-le dijo Sugoroku en la puerta de la habitación de su nieto.

-Ya voy abuelo-contesto Yugi y Sugoroku se alejó.

-Ya viene-informo Sugoroku cuando bajaba las escaleras y Ashita y Jin asintieron.

Después de unos segundos Yugi bajo y saludo a su papa con un abrazo.

-Hola papa-.

-Hola campeón-saludo con gusto Jin- ¿Cómo has estado? -.

-Bien-le mintió Yugi.

- ¿Seguro? –pregunto Jin a lo que Yugi asintió, pero Jin sabía que Yugi no le estaba diciendo la verdad, pero lo dejo pasar, ya luego lo averiguaría, pero lo que si noto fue la atención que Yugi le estaba dando a sus invitados-Se me olvidaba, Yugi te presento a los hijos de unos buenos amigos de la familia y con quienes tengo algunos negocios. Chicos, este es mi hijo Yugi-.

-Gusto en conocerlos-saludo Yugi educadamente con una reverencia.

-Igualmente-saludaron los 7 jóvenes al unísono educadamente y con una reverencia, aunque por dentro querían darle un abrazo ya que era su hermano y su primo y aunque pasaron muchos años separados, sabían que tenían que mantener la apariencia falsa por el momento.

Después de las respectivas presentaciones, pasaron al comedor para cenar.

- ¿Y a que se dedican? –pregunto Yugi a los 3 jóvenes que se veían mayores que el resto.

-Trabajamos en la empresa de nuestro padre ya que en un futuro nos haremos cargo de ella-contesto Hiroki.

- ¿Son hermanos? –pregunto Yugi y 6 de los 7 jóvenes asintieron.

-Él es nuestro primo-aclaro Kimura señalando a Yamato.

-Ya veo-contesto Yugi entrecerrando los ojos con sospecha ya que noto que los jóvenes estaban nerviosos, como si escondieran algo.

Ashita al notar que su hijo sospechaba de la mentira, decidió distraerlo ya que aún era pronto para contarle a Yugi la verdad.

- ¿Y dónde estuviste esta tarde? -le pregunto a su hijo.

-Me encontré con Ishizu y como hace mucho que no la veía, me invito un café y estuvimos platicando el resto de la tarde-contesto Yugi.

- ¿Ishizu? -pregunto un sorprendido Hiroki- ¿Ishizu Ishtar? -.

- ¿La conocen? –les pregunto Yugi.

-Pa...-se interrumpió Hiroki con un carraspeo al darse cuento del error que iba a cometer-Perdón, nuestro padre y Jin son socios de los museos de Japón y también de Domino por lo que nos ha tocado tratar con ella algunas veces-.

Yugi ahora entendía porque en algunas ocasiones, cuando su papa venía, decía que iría a tratar algunos negocios.

- ¿Y ya no has salido a competir en torneos de duelo? –le pregunto Jin a su hijo y Yugi negó.

-Paso un incidente con el sistema nuevo de duelos de KaibaCorp y aún lo están arreglando, aparte de que el hermano mayor de los Kaiba no se encuentra en Domino en este momento y su hermano menor es quien se encarga de la empresa, sin embargo, debido a esa falla no habrá torneos hasta que lo arreglen-.

- ¿Dónde se encuentra? –pregunto Jin intrigado.

-Viaje de negocios-mintió Yugi.

Y entre conversaciones, siendo una de ellas que Jin le preguntara a Yugi sobre la universidad y este le conteste lo mismo que a su mamá, la cena paso.

Yugi se ofreció a recoger lo que se ensucio de la cena para que sus papas y su abuelo pudieran convivir con sus invitados por lo que no noto los gestos que se hacían entre ellos dándose a entender que ya había llegado la hora.

-Yugi, ¿puedes venir un momento? –le hablo Jin a su hijo.

-Claro papa-.

-Hay algo que tenemos que decirte-dijo Ashita indicándole a su hijo que tomará asiento en uno de los sillones de la sala.

- ¿Qué cosa? –pregunto Yugi tomando asiento.

-No sé por dónde comenzar-dijo Jin estando frente a Yugi.

-Solo dímelo-dijo Yugi lo ansioso y nerviosos que estaban sus papás.

-Está bien-asintió Jin volteando a ver un momento a su papa, a su esposa, a sus hijos y a su sobrino, para después volver a mirar a Yugi-Nuestra familia es una de las más antiguas y algunos son hechiceros, por consiguiente, tu eres un hechicero y uno muy poderoso-.

-Y ellos en realidad son tus hermanos y él es tu primo-dijo Ashita poniendo ambas manos sobre los hombros de su esposo en señal de apoyo-No son hijos de unos mejores amigos de nosotros-.

Yugi estaba sorprendido, al principio pensó que se trataba de una broma, pero conocía a sus papas y ellos no hacían bromas por lo que supuso que decían la verdad, sin embargo, aún no lo podía creer.

- ¿Qué? -.



Notas finales:

Hasta la proxima


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).