Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Karma por mfernandasadiklover

[Reviews - 17]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

¡Hola! muchas gracias por darle una oportunidad a mi fic. Espero que no se arrepientan.

Será relativamente una historia corta, quise hacer algo fácil de leer, lectura ligera (?)

Notas del capitulo:

Las advertencias, esta vez no son muchas y las iré poniendo en cada capítulo.


además pido perdón por las faltas de ortografía y errores que pueda presentar el texto. son bienvenidas a decirme para poder corregir.


bueno, sin más que decir nos leemos en las notas finales.

Arregla su cabello mientras se mira al espejo, parpadea y frustrado hace una mueca con su boca al notar sus ojeras, pero no hay solución, no ha dormido desde el accidente, le resulta imposible cerrar los ojos y no imaginar a sus padres muriendo.

Accidente de auto que termino en consecuencias fatales para toda su familia. Sus padres muertos y su hermano dormido permanentemente.

Eran una familia bien posicionada en el mundo, jamás le falto nada, hasta que después de su muerte, noto que no todo era perfecto, que sus padres en su infinito amor no le habían contado los problemas y deudas que tenían las empresas.

Ahora no posee nada, quedo completamente a la merced del mundo, de ese que sus padres tanto lo habían querido proteger.

Trata de arreglar su camisa arrugada, no tiene dinero para comprarse un traje y lucir presentable. Se supone que hoy debe asistir a muchas citas de trabajo y su apariencia no es la mejor. Incluso se presentaría en pijama de ser necesario.

Necesita dinero con urgencia o no podrá salvar a su hermano.

Ocupa el dinero para trasladarse y se da cuenta horrorizado que no tiene para comer el día de hoy. Todo lo que consiguió en su anterior trabajo fue gastado en la habitación que usa y en los pagos atrasados del hospital.

Necesita un trabajo con salario alto o por lo menos uno donde no lo despidan tan rápidamente. Ambas cosas se están volviendo algo imposible estos días.

Cuando llega al lugar, es un restaurante de comida rápida. El hombre es mayor y de sonrisa amable, pero sabe que confiar en eso es algo peligroso. Siempre se muestran de esa forma. Una amabilidad sutil y engañosa.

Él revisa sus documentos, parece meditar y toma su tiempo, inevitablemente comienza a ponerse nervioso, lleva toda la semana buscando trabajo al perder el último, está cansado física y emocionalmente. Quiere poder descansar.

“Sin duda muy inteligente, lastimosamente no has terminado tus estudios… no sé si puedo contratarte”. La voz del hombre lo sobresalta. Sasuke lo mira fijamente, está pidiendo un puesto de administrador.

Sabe que no ha finalizado su carrera, pero cuenta con una hoja de recomendación del director y sus notas son excelentes, estaba en su último año, solo le falta el título.

“Puedo cumplir con lo que se me pide, de ser necesario también puedo tomar cualquier otro trabajo, tengo experiencia sirviendo…” el hombre con brusquedad levanta su mano, lo interrumpe sin dejarlo terminar de hablar.

“Es justamente lo que quería escuchar, tienes esa vibra en ti, sabía que eras de ese tipo de omega, me parece muy bien, te daré el trabajo, puedes ser el administrador, pero estarás siendo evaluado”. La voz del hombre es clara y alegre. Sasuke debería sentirse feliz.

Es decir, le están dando el trabajo, sabe que puede ser capaz de tomar las responsabilidades que conlleva el puesto y que no encontraran fallas, pero hay algo en esa frase que se clava en su mente.

“¿a qué se refiere con este tipo de omega?” le pregunta sin poder evitar el desagrado que se filtra en su voz. El hombre le sonríe y Sasuke contiene las ganas de gritarle.

“Del que abre las piernas por comida”. Se levanta del asiento, la humillación y la ira corriendo por sus venas, siente que las feromonas salen de su cuerpo, pero como el sujeto es beta no parece afectado, de todas formas, no lo necesita.

No le dan el trabajo, obviamente no lo harían cuando golpea al jefe del lugar. Sale corriendo porque la última vez que sucedió algo similar lo atraparon y paso la noche en una celda mientras los policías lo trataban como si fuera un gusano violento.

No quiere soportar esto, ni una sola vez más. Pero si es por su hermano, no tiene opción. Si falla con la nueva entrevista, tendrá que ir al distrito rojo.

Conoce al hombre que dirige la empresa, por desgracia lo hace, lo despreciaba cuando era joven, muchas veces lo insulto y humillo. Pensar que tendría que pedirle trabajo. Rogarle porque lo deje trabajar a su lado.

Se muerde los labios, su reflejo en los vidrios de la tienda lo hace darse cuenta de su apariencia. El calor, la caminata excesiva que lo dejo sudoroso y la camisa blanca se le pega al cuerpo de forma indecorosa.

Tiene sus mejillas rojas y su aliento jadeante por tener que correr, no parece que vaya a una cita de trabajo. Desarreglado y sucio.

La gente gira el rostro para mirarlo, seguramente preguntándose que hace alguien de su clase sin su collar o caminando con ese aspecto. Antes de llegar a la empresa, piensa como la seguridad del lugar va a sacarlo por no cumplir con la etiqueta. Aunque eso es medianamente falso, lo echarían porque es pobre y peor aún un omega.

“Ve a buscar clientes a otro lugar, mancharás la reputación del edificio”. Le gritaron una vez. Recuerda que lo sacaron de una empresa sin dejarlo hablar, tratándolo como si fuera una peste que ensucia el ambiente solo por haber entrado.

Esos bastardos hipócritas lo deseaban de tal manera que las feromonas se enroscaban a su alrededor intentando provocarle un celo, aun así, preferían fingir que Sasuke era una criatura que no merece ser tratado como su igual.

Camina con lentitud cuando ve el edificio, necesita relajar su respiración, ponerse su máscara de seguridad. Se aprovecharán de su debilidad apenas descubran cuál es. Como los buitres que son los seres humanos esperando a que no tenga fuerza para defenderse.

Las miradas no se hacen esperar, traga saliva, llega a la recepción, la señorita seguramente beta, le sonríe tensamente.

“Vengo por la entrevista de trabajo”. Le dice, sorprendentemente su voz es suave y no tiembla a pesar de los nervios de sentir dos alfas a su espalda. Seguramente la seguridad del lugar.

“Oh si…” murmura ella desviando la vista. “Sucede que las citas han sido canceladas, regrese en otro momento”. Sasuke la observa fijamente, esa es una mentira, lo sabe por la forma despectiva en que le mira y porque es la tercera vez que recibe una respuesta como esa.

“Fije una hora para la entrevista de administrador, no hay forma en que se haya cancelado, es un puesto vital en la empresa, por favor llame para verificar”. Incómoda ella se muerde el labio inferior, parece renuente a levantar el teléfono. Sasuke se aclara la garganta al sentir las feromonas agresivas detrás de él. Claramente están tratando de intimidarlo.

“Por favor no sea insistente, no haga un escándalo, no hay trabajo para ofrecerle”. Ella le mira fijamente, pero Sasuke tiene experiencia en rechazos, ni siquiera mostró alguna expresión ante su descontento. La mujer beta pareció desconcertada por su falta de reacción.

“Ese no es su trabajo, limítese a tratar a los invitados con cortesía, es usted el rostro del lugar ¿debo suponer que la empresa tiene un claro mensaje de odio hacia los omegas?” ella parpadea confundida y la palidez es un indicio que no esperaba eso.

Seguramente acostumbrada a pisotear a los omegas, ya que estos intimidados por los gorilas de atrás se marchaban sin insistir. Ella abre la boca y luego la cierra nuevamente, tiene un furioso rojo ahora que la sorpresa inicial paso.

Sabe que las cosas terminaran mal para él, siempre pasa, incluso cuando alguien intervenía a su favor esperaba algo a cambio. Desean su cuerpo, pero desprecian su género. Por eso no hay amabilidad en este mundo, solo interés.

“¡cómo puedes ser tan descarado! Yo no dije nada sobre eso, solo es la verdad, no estás calificado para el puesto”. Sasuke sabe que están atrayendo la atención, puede saberlo por las conversaciones que comienzan en pequeños ruidos. La mujer no parece muy lista, es hermosa pero tonta.

“No eres tú quien decide si estoy calificado o no, conoce tu lugar” murmura enojado, ella parpadea, luego el miedo cubre su rostro. Ah pensó Sasuke, mostré mi lado malo. Incluso si la beta es incapaz de percibir la amenaza dada por sus feromonas, los alfas detrás de él caen de rodillas por su repentino ataque de ira.

¡No se metan con un maldito omega dominante si son inferiores! Piensa con arrogancia. Está harto que lo traten de esa forma, si tan solo tuviera dinero o poder.

Ella levanta el teléfono de la oficina, sabe que está llamando a los demás guardias, solo venía por trabajo, pero como siempre algo malo sucede.

Tal vez su sola existencia provoca caos a donde va. Después de todo siempre se esfuerzan para hacerlo sentir inferior, que nadie notaria si desaparece, la ironía es que cuando lo ven no pueden despegar sus ojos.

“¿Qué les sucede a los muchachos?” Reconoce la voz, incluso sin voltear a mirar. Escucha los pasos y luego las feromonas golpean su interior, estrujan y tratan de someterlo, sabe que ese alfa no lo hace con esa intención.

Pero son lo suficientemente fuerte como para que los omegas cercanos tiendan a mojarse o arrodillarse, lo que suceda primero.

“Señor Uzumaki, no se preocupe, la seguridad ya viene en camino”. Ella parece nerviosa, Sasuke no se puede mover, siente las feromonas metiéndose en su piel calentando su sistema. Forzando a que recuerde que sigue siendo un omega.

Es incómodo, por un momento tiene la sensación de que va a tirarse al piso de rodillas y agitar las caderas contra la pierna del hombre al igual que un perro.

“¿Por qué?” lo escucha preguntar, su voz es grave, se ha vuelto masculina perdiendo los toques chillones que tanto le fastidiaban cuando era niño, es infinitamente más agradable.

Sasuke siente un cosquilleo en la nuca, sabe que la mirada del hombre está sobre su cuerpo evaluando en silencio que sucede. Si hubiese sido otro alfa, seguramente ni siquiera se hubiera molestado en preguntar y eso le da confianza para poder decir lo que piensa.

Da un suspiro antes de girarse. Le mira directamente a los ojos. Son tan azules como siempre. Tiene miedo de mirar demasiado y que se note lo mucho que le afecta el volver a verlo. Siente una inesperada timidez el estar al lado de él, se muerde el interior de la mejilla. Concéntrate Sasuke, no eres un adolescente frente a tu primer amor.

“Porque la señorita aquí presente, dice que no califico para el puesto, ni para ningún trabajo que esta prestigiosa empresa pueda ofrecer. Así que pensó que sacarme por la fuerza era la mejor decisión”. Incluso si tiene los nervios alterados, no parpadea, ni traga saliva, no mueve sus brazos, intenta por todos los medios posibles retener cualquier gesto que demuestre su nerviosismo.

El hombre rubio lo mira unos segundos sin parpadear, no parece sorprendido de verlo, seguramente reconoció sus feromonas. Las conoce muy bien después de todo. Lo reconoce incluso si no lo ha visto en muchos años, un alfa no olvida un aroma.

Ahora hay dos posibles caminos, se pondrá de lado de la recepcionista o lo dejará pasar y tomar la entrevista como cualquier otro. Sinceramente no sabe qué sucederá.

Sasuke violo a ese hombre después de todo y seguramente lo odia.

Notas finales:

¿Bueno que tal les pareció la idea? espero les haya gustado y leer sus opiniones, ya saben los comentarios son la energía necesaria para poder actualizar XD


sin saber que más decir me despido. ¡Hasta el próximo capitulo!


Muchas gracias por leer, un besito <3


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).