Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Ohh Yess!! por ennygma

[Reviews - 2]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo: LA CAJA DE PANDORA

Los miro caminar delante de mí mientras nos dirigimos al jardín principal de la casa. Ambos chicos están completamente avergonzados. Aunque Martín no tiene por que estarlo, no es culpa suya la pendejada que mi padre acaba de hacer, ah! ese viejo cascarrabias sabia que buscaría la manera de vengarse de mi. Pero esto es completamente bajo. Este Martín nunca debió venir no sabe en la gran estupidez que esta a punto de meterse. Pero si el no hubiera venido ella tampoco lo hubiera echo. Así que Martín realmente gracias por ser tan bruto.  

Me da ternura cada uno de sus intentos fallidos por mirar a verme. No puede ser, mira la cara colorada que aun trae ...jajaja... me llevo la mano a la cabeza y la paso por mi cabello para acomodármelo. Sonrió recordando lo que acaba de pasar. Ella  esta totalmente avergonzada y en verdad debo ser yo la que debe sentirse así. Si tan solo supiera que me llamo la atención desde que la vi bajar de la limosina de mi padre con ese vestidito y sus tenis, ¿Quién carajos trae unos tenis a una noche de gala?. La perdí de vista cuando Oliver descubrió los planes de mi padre y para contarme nos fuimos a otra parte. 

43 minutos antes.....

Oliver hablaba y hablaba y yo me llenaba de cólera, quería correr a donde mi padre y llenar de golpes su estúpida cara. Pero tenia que ser mas sutil que el en este momento, el me avergonzaría frente a todos los invitados y no puedo permitirme quedarme de brazos cruzados. Junto con Oliver me puse de acuerdo sobre lo que diría al subir al escenario. Aun así mencionaran a Martín. Diría que por tu vejez andas haciendo bromas de mal gusto, tonto padre se cuanto odias que te digan viejo y senil. De ahí me agarrare para dejarte en ridículo. Contare la historia donde te esperábamos en una junta en Madrid y tu te fuiste a Londres, se cuanta vergüenza te da esa historia por eso se que muchos no la saben. Todo regresaría a mis manos y con una de mis miradas haría que el presentador me siguiese la corriente, nos burlaríamos de ti un rato y para después continuaría con mi discurso de agradecimiento excelentemente preparado. 

Ese era el plan pero......

A unos minutos para dejar a los presentes con cara de estúpidos y arruinar tus planes, vi a esa hermosa pelirroja levantarse de su mesa. En verdad que coraje tenia esta mujer para salir así sin mas del salón y en pleno video. Me detuve a pensar...

En verdad ansiaba con muchas ganas pararme en ese escenario y dejarte en ridículo padre  por dejarme a mi en ridículo y saben nadie absolutamente nadie se burla de un Hess. Esa es la razón de esta absurda guerra entre mi padre y yo. Esto lleva ya bastante tiempo pero el no cede a disculparse y por su puesto que yo tampoco lo are. 

Las oportunidades no se presentan así todos los días ¿cierto?, ahí iba esa pelirroja y nadie la seguía. Mi mirada la acompaño por todo su trayecto hasta la puerta que daba a Neptuno.

Una mueca picara se dibujo en mi cara, al diablo mi padre y su venganza, al diablo esta ceremonia tan superficial, al diablo todo. Me acomodo mi blazer y mi cabello con las manos, me acerco a la oreja de Oliver le susurro que el golpe se cancela, le entrego mis tarjetas y me levanto de mi lugar. Con las manos en mis bolsillos camino directo a la cocina, no volteo a ver la mesa, se que mi padre esta incrédulo, se que se esperaba de todo menos el echo de que me retirara sin darle batalla. Sonrío, le hare pensar que no me interesa seguir con esta guerra sin sentido. Y cuando menos lo espere el viejo no sabrá de donde o con que lo golpearon. 

Ahora debo apresurarme o en lo que tardo en cruzar la cocina y darle la vuelta al despacho de mi padre para salir a un costado de Neptuno, ella puede estar cruzando la puerta de nuevo para regresar a su mesa.

Cruzaba la gran cocina seria y con mi porte de superioridad que me caracterizaba, el personal que me veía cruzar dejaba lo que hacia para hacerme una pequeña reverencia. Siempre he odiado estas jerarquías pero mi abuelo decía que son necesarias para el mundo en el que he nacido. Así que continuo con mi caminar tranquilo y elegante. 

Al salir por la puerta trasera de la cocina y cerciorarme que nadie me ve, me dispongo a dejar esa elegancia y comenzar a correr como una loca hacia Neptuno. Gracias a dios hoy no me puse tacones. Llego a la parte trasera de Neptuno, abro la puerta cruzo el cuarto de baño, llego al pequeña sala y estaba a punto de deslizar la puerta que ya daba salida a Neptuno cuando me doy cuenta de que la pelirroja venia para acá.

-carajo tarde demasiado ya va devuelta al salón, piensa, piensa, piensa.....

Regreso sobre mis pasos unos pocos metros  y me dirijo a la caja de Neptuno, entonces enciendo las luces de su hermoso techo. Se que esto le llamara la atención, nadie a logrado ser inmune a Neptuno en su total plenitud. Cuando ella este perdida en la magia que Neptuno desborda saldré casualmente y me atreveré a hablarle. 

Este plan era mas divertido que el que había echo para mi padre, ahí viene, realmente es muy hermosa. No se quien esta mas encantada, si ella con la belleza de Neptuno o yo con la belleza que ella desborda. ¿Qué pensara?.... no espera.... ¿a donde vas?.

La veo regresar al jardín de mi madre, salgo de Neptuno y voy tras de ella, me atreveré a hablarle como antes había pensado pero su móvil comienza a sonar asustándola. ¿Cómo no iba asustarse? si esta en total silencio aquí y tiene de tono Cum On Feel the Noize del grupo Quiet Riot. Nunca hubiera imaginado que una chica como ella escuchara esa música, pero me has enamorado con eso chica pelirroja.

Saco de uno de mi bolsillo mi cajetilla de cigarros si, si, se que es mal vicio pero me ayudara a esperar a que la pelirroja termine con su llamada que al parecer no se percató de que se puso en altavoz.

____________________________________________

- ¿Kate donde estabas?, me preocupe por ti. Eres muy torpe cunado no tienes tus gafas, amiga perdóname por ser tan dura contigo, es que ya no quiero que sigas pendiente de Dylan.

- Calma Mónica, solo estaba platicando con... -
Kate giro su cuerpo en busca de Jessica, pero la chica ya no estaba junto a ellos.

- Estábamos con mi hermana pero vi que ella se fue para el otro lado de la mansión, si no me equivoco estará en la azotea, siempre esta ahí.

-¿hablaste con ella?...

- No cariño, al verla no supe que decirle. 

-Jessica siempre a sido una persona muy intimidante, creo que desde que la conocí solo e cruzado 2 o 3 palabras con ella. Así que te entiendo amor, ya buscaras la manera de hablar de esto con ella. Vamos chicas acompañemos a Martín, su padre lo debe estar esperando por que no sabes lo que paso Kate...- Cristin hablaba con mucho asombro mientras acomodaba la corbata de su prometido, tomándolo del brazo y  guiándolos al salón.

En el gran salón la orquesta tocaba una melodía animada, los invitados disfrutaban esa velada al máximo pero los murmullos no cesaban, ¿por que le habrá echo esto a su única hija?, ¿de donde les salió ese hijo?, ¿dónde esta Jessica?, esa desgraciada se lo merecía ¿sabias que se enredó con mi hermana?, es el karma de su pasado, ¿otra vez carne wagyu? ya sabemos que hicieron trato con los japoneses, a ese muchacho Martín se lo comerán los tiburones...

Al cruzar la puerta roja y de nuevo estar en el salón todos los ojos se posaron en Martín, el muchacho sintió de nuevo como los nervios se apoderaron de el. Su padre a lo lejos se disculpaba con las personas con las que se encontraban y camino inmediatamente junto a el, acompañado de su esposa.

- Me temo que la velada no terminara pronto, tendremos que dejar nuestra Reunión para mañana, ¿pueden estar aquí alas 8 am?

- Padre, no entiendo nada, Jessica... ella... esto no esta bien...

- Hijito, no te preocupes por tu hermana, ella ya sabia de esto y esta de acuerdo. Deberías quitar esa cara de niño asustado y disfrutar un poco mas de la velada, tu hermana la a disfrutado mucho ¿cierto señorita West?- La señora Alina miraba fijamente a Kate desde que ingresaron al salón. Esa niña pelirroja esta vez no estaba en  las nubes, estaba atenta a la conversación tratando de encajar todo lo que sus amigos le habían contado mientras volvían al salón.

- Señora Hess, lo lamento pero no le entiendo....- Kate como pudo oculto su nerviosismo.

- El saco querida me dice que estuviste en acompañada de mi hija, y se de ante mano que ella es muy buena compañía cuando se lo propone. Por cierto ¿en donde esta?.

- Ella... bueno...  venia...- Adiós intento de no estar nerviosa, bien echo Kate ahora pareces una loca. ¿Cómo es que lo supo?

- Cariño deja a la señorita West en paz, pareces una de esas madres celosas que tanto aborreces, deberíamos agradecerle a esta señorita por hacer que nuestra hija se quedara mas tiempo por voluntad propia en esta velada. Mira ahí viene tu bebe. 

Jessica ingresaba de nuevo al salón, pero esta vez estaba acompañada. De su brazo izquierdo se guindaba una mujer de cabellos rubios con un flamante vestido rojo que caía hasta el piso. Tenia un escote en forma de corazón y toda la espalda descubierta. Kate no perdía detalle ante las miradas que esas dos chicas se daban, tampoco paso desapercibido el como con tanto cariño la chica rubia acomodo el cuello de la camisa de Jessica que ella minutos antes había desacomodado.

Jessica soltó el agarre de su acompañante con suma delicadeza y se dispuso a subir al escenario. Ajusto el micrófono a su altura, paso una mano por su cabello y llamo la atención de los invitados que aun no se encontraban mirándola.

-Muy buenas noches damas y caballeros. ¿Están disfrutando la velada? por que yo la he disfrutado mucho- Jessica se paso una mano en el cabello, miro a ver a Kate fugazmente y continuo- se que muchos de ustedes están en total asombro por la decisión que mi padre tomo y aunque la mayoría esperaba que fuera yo la sucesora  déjenme decirles que el señor Fernando Hess sabe a perfección lo que hace. La razón por la que llamo de su atención es simple; apoyemos al señor Martín, brindémosle la confianza y la seguridad necesaria para que el logre los objetivos para con la empresa. No cometamos el mismo error que conmigo se cometió. El comité lo escogió por muchos motivos y todos estaremos encantados con los resultados que esta decisión nos dará a futuro. Sin mas sigan disfrutando de esta noche tan mágica y tan hermosa, pero no sin antes brindarle un enorme aplauso a Martín Hess en muestra de nuestro apoyo y buenos deseos.

Jessica bajo del escenario mientras todos aplaudían, estaban sumamente encantados con ella, siempre sabia como y cuando decir las cosas. Los murmullos cesaron y uno que otro invitado se acercaba a Martín a felicitarlo. Jessica por su parte cruzaba palabras con un invitado cuando la rubia volvió a su lado apoderándose de su brazo izquierdo de nuevo. No tardo mucho para que el invitado las dejara solas.

Los ojos de Kate vieron como la rubia se pavoneaba caminando a su lado por casi todo el salón, como saludaba a los invitados con mucha confianza y también observaron cuando ellas cruzaban la puerta roja para desaparecer por lo que restaba de la noche.

La noche siguió su rumbo sin mas sorpresas. Pero esta vez la pelirroja no estaba en las nubes, estaba pendiente de sus amigos y de las conversaciones a su alrededor. Pero nadie, absolutamente nadie opinaba sobre esas dos mujeres que desaparecieron con tal descaro frente a todos, tampoco de la muestra de cariño minutos antes de que Jessica subiera al escenario. Realmente era muy común o a nadie le importaba Jessica. Kate estaba desesperada por saber de Jessica y su acompañante que no veía la hora para terminar con esa velada y llegar a casa de sus amigos en donde sabia que obtendría las respuestas que necesitaba.

____________________________________________

- Al fin en casa..... - Cristin se masajeaba los pies

- Aun no puedo creer lo que sucedió- Martín con la mirada perdida tomaba asiento en aquel sofá junto a  Cristin desatando su corbata y tomando los pies de su prometida para continuar con el masaje.

-¿y Kate?- Mónica cerraba la nevera después de haber sacado cuatro cervezas, destapo dos y se las entrego a Martín, luego destapo las otras dos. Una la dejo en la mesita que hacia juego con los sofás de sus amigos y la otra la tomaba mientras tomaba asiento en el sofá mas chico a un costado de donde se encontraban sus amigos.

- Esta en el baño, Moni. ¿también te diste cuenta?

- si, justo hace un momento al bajarnos de la limosina, creo que ella ni lo a notado.

- ¿De que hablan chicas?

- Yo me di cuenta desde antes, la señora Alina no quitaba la vista de ello.

- ¿Me dirán ya...?

- Cariño no te desesperes, espera que regrese Kate y te enteraras, así podrás ver y disfrutar los cambios de colores en su cara.

- ¿En mi cara?, ¿Qué tiene mi cara?.

- Kate linda, te destape una cervecita la necesitas como nosotros, ese vino ya me tenia asqueada, pero ven acompáñanos siéntate. Necesitamos preguntarte algo.- Mónica señalaba el otro sofá que se encontraba justo al frente del par de enamorados. Ella y Cristin sonreían con malicia mientras que Martín estaba atento a todos los detalles.- ¿lo digo o lo dices tu con mas tacto Cristin?

- Déjame a mi hacerlo.. Kate cariño... ¿hay algo que nos tengas que decir?. No se ... tal vez contarnos sobre lo que hablaron tu y Jessica en el jardín, o si nos mentiste con la supuesta llamada a tu madre y era una escusa para escabullirte a encontrarte con alguien no se... ¿hay algo que debamos saber?-  Cristin dio un sorbo a su cerveza mientras que Mónica y Martin observaban a Kate quien también dio un sorbo a su cerveza. Pero un sorbo enorme y comenzaba a mover su pierna derecha en señal del nerviosismo causado por las miradas y risitas de Cristin y Mónica.

- ja.. estem.... no... nada.. osea platique con Jessica sobre... sobree ... la piscina estaba muy bonita luego me mostro el mirador y pues ajaa.... me di cuenta que estábamos muy dejos de aquí y estemmm... yo... ella..... bueno Martín llego y fue todo, ¿verdad Martín?. cuando llegaste solo platicábamos.

- si, bueno...uhm.. ahora que recuerdo Jessica te decía algo y.. hay no puede ser..- Martín se llevo las manos a la cabeza - la interrumpí, ¿es eso cierto? no deje que terminara de hablar, fui un total cavernícola. Saque el móvil hable contigo amor y ni siquiera la salude. Solo les dije vamos chicas. ¿es eso amor? - Martín miraba con susto a Cristin y luego volvía la mirada a Kate buscando una respuesta.

- No cariño, tranquilízate. Kate amarra tu cabello en una coleta alta y mira a ver hacia  Mónica.

- ¿Como?

- Que amarres tu zanahorio cabello y mires a verme Kate.

Kate no entendía absolutamente nada de lo que pasaba en ese instante pero la autoridad de Mónica siempre le hacia temblar. Así que le dio unos tragos mas a su cerveza y la coloco de nuevo en la mesita del centro. Se llevo ambas manos a la cabeza y en unos movimientos ya se había echo una coleta alta.  

Miro a ver a su amiga tal cual la indicación dada. Mónica solo bebió su cerveza con sorna, Cristin solo la miraba moviendo la cabeza en un gesto de desaprobación, mientras que Martin se llevo la mano a la boca y con un susurro asombrado solo se limito a decir...

- No puede ser...

- Bien Kate como nos explicaras eso ...

- Mónica tal vez si me explicaras a lo que te refieres podría generarte una respuesta.

- Te dije Moni, ni cuenta se dio. ¿Tan bueno estuvo, que ni cuenta te diste sucia Kate?.

- Yo... no entiendo...- Kate ya estaba avergonzada, no sabia realmente el por que, pero sin duda alguna sentía que debía estarlo.

- Maldición Kate tienes un chupetón en el cuello!!!!- Martin se levanto del sofá y bufando se fue a la nevera por otra cerveza.

- Y bien Kate? merecemos una explicación.... cariño tráenos unas cervezas a nosotras igual por fa.

- Y con todos los detalles Anna Katherine  West Berry... - Mónica pronunció estas palabras con mucha severidad mientras cruzaba las piernas.

Kate se llevo las manos a la cabeza y con ellas cubrió su rostro. Unos segundos después miro a ver a sus amigos y con el dedo índice les hizo una seña que les indicaba que esperaran un momento, se levanto de su asiento y camino hacia el baño. Un ligero grito de sorpresa se escucho en la sala procedente de aquel baño y una Kate con la cara completamente colorada salió de esa habitación.

- No puede ser... se nota muchísimo!!! ohh no...  así me vio su madre!! ahora entiendo, que vergüenza.... - de nuevo Kate tomaba su asiento y  con una mano entre sus cabellos bebía de su cerveza.

- ¿Cómo que lo vio su madre?, ¿Cuándo paso eso?, ¿Cristin?.

- Se lo mismo que tu Moni, si no vi entrar a Dylan menos a su madre.... mejor ya Kate cuéntanos que demonios hiciste.

- ¿Dylan?.... ohh... cariño... ustedes dos están muy equivocadas.- Martin se acerco a su prometida mientras decía estas palabras le tomo las manos le dio un beso y continuo diciendo.-memorizare  eternamente la cara que pondrás en este momento, luego de que Kate te cuente lo que sucedió, por que estoy seguro de que jamás e visto la reacción que tendrás en unos segundos así que Kate gracias por esto.- con sus manos y sin mirar a nada mas que la cara de Cristin, Martin hizo una seña en indicación a Kate para proceder con su relato.

- Sali para llamarle a Dylan, discutimos por mi vestido. Me dijo cosas sin sentido y jamás me percate de que ella estaba ahí y ... bueno... caminamos a ese mirador.... - el nerviosismo provocaba que durante su relato, Kate se jugara los dedos, pero al estar repasando las cosas en su cabeza una sonrisa acompañada de rubor natural se hacia presente en sus mejillas.- yo ... me deje llevar por la forma en la que me miraba y ese perfume que desprendía era tan ... no se... me beso y era algo que yo ya deseaba desde que me dio su blazer... y bueno... el beso subió de tono y si no hubiera sido por que mi cordura me grito.. creo q Martín nos hubiera encontrado en otra situación.

La cara de Mónica estaba totalmente pálida, miraba con mucha incredulidad a su pelirroja amiga, mientras que Cristin tenia la boca completamente abierta. No podía creer los hechos redactados por Kate. El silencio duro unos 5 incomodos minutos hasta que Mónica logro articular palabras.

-¿Entonces.... eres gay ... Katherine?

- ¿Tu, sabias..?- Cristin miro a Martín. No dejo que respondiera Kate a la pregunta de Mónica.

-No sabia para nada del "fajesito" de Kate, tal vez si hubiera sido otra persona totalmente desconocida con la que hubiera encontrado a Jessica seguramente hubiera pensado mil cosas vergonzosas o jamás hubiera ido a interrumpirlas. Pero jamás pensé que... Mónica tiene razón, ¿Eres gay Kate?

- Yo... no lo se....  jamás había besado a una mujer o pensar tan siquiera en hacerlo alguna vez. Pero con ella, no se, simplemente, deseaba hacerlo.

- No Kate. simplemente no puedes ir caminando por ahí y dejar que otra mujer te bese. Bueno en los antros si y por culpa del alcohol, pero no así en total sobriedad y con el supuesto corazón roto a causa de ese idiota. ¿Qué diablos paso?

- Calma Mónica, no es culpa suya.- dijo Martín llevando los dedos al puente de su nariz  acompañado de un suspiro.

- Que quieres decir amor?

- Hay algo que no les e contado... Cuando mis padres murieron los Hess como ya saben me adoptaron, tenia apenas 16 años y bueno a esa edad y con lo que acababa de pasar yo era un total desastre, buscaba pleitos en las escuelas y hacia vandalismo en la calle junto con otros chicos. No tardo mucho para que mi padre adoptivo me sentenciara con mandarme ala escuela militarizada. Pero en lugar de eso y gracias a mi madre Alina me mandaron a estudiar derecho a Londres. A mis 24 años regrese a esta ciudad, mi padre había tenido su primer infarto pero yo aun sentía enojo por todo lo que me pasaba quería terminar mi carrera y desaparecer para siempre de sus vidas, pero entonces en esa crisis conocí a Jessica. Antes de ese día desconocía de su existencia, pero ella sabia de la mía. Se me acerco y me tomo el hombro diciéndome " todo estará bien hermanito, yo me encargo". Fue la primera vez que me sentí como parte de esa familia y el odio que sin motivo traía desapareció dando la oportunidad a abrirme y a aceptar a mi nueva familia. 

Vi luchar a Jessica por el puesto de papa, pasaba noches y noches en vela estudiando proyectos, soportando burlas y groserías por parte de todos los que no creían en ella. Y aun con todo ese peso estaba pendiente de mi padre. Jessica se hizo de mi admiración cuando logro todo lo que se propuso, cuando callo bocas y despidió sin remordimientos a las personas que hacían mala praxis en la empresa. Fue tanta la admiración que tenia de ella que la idealice de todas formas y cuando escuche los rumores que decían de ella de nuevo ese enojo volvió a mi y quería patearle el trasero a cualquiera que hablara mal de ella. En el aniversario 40 de bodas de mis padres, tenia en eso 26 años y ya estaba un poco pasado de copas y había un grupo de chicos en un costado del salón el mismo donde hoy estábamos. Comenzaron a decir cosas de Jessica y sin pensarlo me acerque lleno de rabia.

 Lo ultimo que recuerdo es despertar en el jardín de mi madre casi junto a Neptuno, estaba bañado en sangre y Jessica estaba a un lado con su típico traje negro y un cigarrillo en las manos.

FLASHBACK

- Al fin despiertas, dime ¿Qué tal se siente recibir tremenda paliza?- calaba de su cigarrillo.

 -Se siente satisfactorio, hubieras visto a los otros. Quedaron mucho peor y completamente arrepentidos de todas las cosas sin sentido que dicen de ti.

- jajajajajajajjaajajajajjajajajaa..... jajajajajajajaaa......jajajajajajaja

-¿Por que te ríes?, ¿Acaso no te da gusto que haya defendido tu honor?

- Hermanito.. te diré solo un par de cosas y quiero que jamás lo olvides.- Jessica le daba una ultima calada a su cigarro antes de apagarlo por completo en una de las enormes macetas  junto a ella.- En primer lugar, nunca me mientas. Observe toda tu golpiza desde la azotea y no aguantaste mas que tres o cuatro golpes, en verdad necesitas hacer algo con respecto a eso si tanto quieres defenderme de nuevo en algún otro momento de tu vida. Y en segundo lugar y el mas importante. Chismes, rumores, anécdotas o cualquier otro tipo de información relacionada con problemas de faldas en donde yo este involucrada simplemente no opinas. simplemente nunca te metas, por que no garantizo que todo lo que cuenten sea mentira. Si algún día estuvieras en la bochornosa situación en donde una dama este involucrada, créele a ella. ¿ Entendido?

- ¿Por que?

-Nadie es perfecto en este mundo hermanito, y yo conozco con exactitud mi lado imperfecto.

____________________________________________

- El lesbianismo de mi hermana no es un secreto en la familia desde que ella cumplió 17, Todos dicen que tiene un encanto nato, he sido testigo de uno que otro de sus coqueteos, pero son miles de rumores que hay por ahí, uno de los mas grandes rumores que hay es sobre su expansión al continente euroasiático. Todos dicen que el magnate  Hiro Yamagawua cedió ante sus encantos y cayó enamoradísimo de ella, razón por la cual lograron expandir empresas Hess a su territorio. En resumido chicas y aunque suene cruel Kate, discúlpame de ante mano pero lo que paso entre tu y ella no es especial, varias veces lo e visto pasar. Pero jamás imagine que, bueno, amiga no te ofendas, pero no me paso por la cabeza que ella se fijara en ti.

- Jajajajajjajajajaja ajjajajajajaja- ambas amigas  estallaron en carcajadas

- Que malo eres Martín...- Kate hacia un puchero con la boca

-Discúlpame Kate no fue mi intención sonar tan cruel, sabes que te aprecio muchísimo, sin ti no tendría nada de lo que ahora tengo, incluida mi hermosa futura esposa que no deja de carcajearse. Pero sabes te he visto sufrir  mucho alado de Dylan estos años y créeme no tendría nada en contra si llegaras a tener una relacion con una mujer, pero no quisiera que fuera Jessica, ella te rompería mas de lo que Dylan te rompió y tu Kate en verdad mereces un amor capaz de entregar tanto como tu siempre entregas, eres maravillosa, rara, pero maravillosa.

- Martin, quiero que sepas que eres el mejor amigo que tengo. Y gracias por ser sincero sobre tu hermana. Realmente lo que paso en el jardín de esa mansión no se volverá a repetir. No seré juguete de nadie mas y mucho menos una mas del montón. Tienes razón, merezco un amor real algo como lo que tienes con Cristin aunque no se que le vez a esa mujer.... mírale la baba que suelta por las risas... iug. 

- No les hagas caso, ¿quieres otra cerveza? creo nos alcanza el tiempo para una mas. Mañana será un día muy difícil y te necesito en esa Reunión con mi padre. No como mi amiga, si no como mi colega de siempre, algo me dice que este nombramiento oculta algo mas.

Kate asintió la cabeza tomando la cerveza que su amigo le ofrecía. Mónica y Cristin dejaron de reír para seguir con la conversación bombardeando a la pobre de Kate con miles de preguntas. Kate sonreía y contaba a detalle sobre la llamada y todo lo ocurrido desde que sus pies cruzaron aquella puerta toja. Disfrutaba del after con sus amigos pero a pesar que la velada en la mansión de los Hess fue totalmente aburrida, realmente fue la mejor parte de la noche.

Sabia que su amigo no le mentiría en el tema con respeto a Jessica, pero en el fondo ella necesitaba saber si esos besos en aquel mirador bajo la luz de la luna y con las luces de la ciudad de testigo, fueron sinceros. Necesitaba saber si para Jessica solo fue una noche, una conquista mas. Necesitaba saber que era lo que sentía y por que lo sentía. 



continuara..................

Notas finales:

Espero estén disfrutando la historia tanto como yo al escribirla.


Muchas gracias por leer.


los quiere...


E.L


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).