Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Mentiras de un traidor (LawLu/ZoLu) por Kayako

[Reviews - 4]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Muchas gracias por leer :')

—¿Invitarlo a comer? ¿Has perdido la cabeza Luffy?—Zoro dejó su siesta de lado para enfocar su mirada en el menor, quien acababa de bañarse y se estaba secando el cabello con una toalla.

 

—Ayer le robaron su comida, además yo le dije que se la repondría, no seas tan aguafiestas marimo—mencionó Sanji sentado en uno de los poof pertenecientes al cuarto de Luffy.

 

—No podemos confiar en él.— el peliverde parecería  esconder algún otro significado en sus palabras

 

—¡Vamos Zoro! Luffy puede cuidarse solo, además  el valiente Usopp ya tomó medidas al respecto, ayer investigue sobre Trafalgar Law—El moreno se señaló a sí mismo con el pulgar, orgulloso de si mismo.

 

—¿Así? ¿Y qué encontraste?—interrogó Sanji sacando una cajetilla de cigarros.

 

—Que estudia medicina —contestó manteniendo su pose triunfadora.

 

[Momento de silencio]

 

—¡ESO ES OBVIO IDIOTA!—. Zoro y Sanji golpearon al moreno en la cabeza; Luffy río ante la divertida escena

 

—Tranquilos, le pregunté si tenía malas intenciones—respondió Luffy de manera vanidosa al tiempo que imitaba la pose de Usopp de hace unos segundos.

 

—¿Y que te dijo?—preguntaron nada sorprendídos de lo directo que era el capitán.

 

—Que no—sonrió

 

[Momento de silencio]

 

—¡ESO TAMPOCO SIRVE!—gritaron golpeando al pelinegro.

 

—A veces no se si eres inocente o solo eres estúpido—Sanji encendió su cigarrillo.—Da igual, si se mete con alguno de nosotros le daremos una paliza, no hay más que discutir, ahora vámonos, no quiero llegar tarde otra vez—finalizo a la vez que salía del cuarto de Luffy.

 

—¿Quieres que manejé hoy?—preguntó Usopp caminando detrás del rubio, la conversación se perdió en cuanto se alejaron, dejando así a Zoro y a Luffy solos en la habitación, el último se veía al espejo arreglándose algunos detalles del rostro.

 

—Luffy, no necesitamos más problemas ¿Y si tú padre tiene algo que ver con esto?—El peliverde se levantó de la cama , y se paró detrás del capitán para mirarlo a través del espejo.

 

—Zoro, está bien, yo mismo me haré cargo si resulta una amenaza—el oji café sonrió mientras se giraba para quedar frente a su amigo quien solo mostró nostalgia en su mirada. 

 

—No es eso lo que te preocupa ¿Verdad? ¿Hay algo que debas decirme?

 

El espadachín se mantuvo un rato en silencio, parecía divagar dentro de su propio universo, como si lo que fuera a decir pudiera desencadenar una serie de maldiciones sin reparo, por lo que se limitó a negar con la cabeza —Tiene razón el cocinero pervertido, si llega a dañarte, a dañarnos, no se lo perdonaré.

 

Luffy soltó una risilla —Bien, pues vámonos—el capitán salió del cuarto con aquella exaltación tan propia de él, Zoro se quedó un rato más viéndose en el espejo.

 

¿Serán los tatuajes?  ¿O La bárba

 

Se dijo a sí mismo, mientras contemplaba sus brazos en el espejo, por consiguiente se tocó el rostro tratando de imaginar cómo se vería con una barba, desafortunadamente no pudo seguir reflexionando pues un molesto claxon resonó por todo el lugar.

 

—¡Si no te apresuras tendrás que irte caminando!— los chicos ya se encontraban en el auto, a Zoro no le quedó más que dejar de pensar en sus delirios y volver a ser el mismo de siempre.

 

—¡Pues me iré solo,  maldito rubio!—grito mientras saltaba de la ventana y de forma heroica caía justo en el asiento de atrás.

 

—¿¡ENTONCES POR QUE TE SUBISTE AL COCHE!?—grito el cocinero.

 

 

[...]

 

 

 

Era de madrugada.

 

—Law, no busques venganza, no es su culpa 

 

La nieve se tiño de rojo.

 

—Cora-san…

 

Tres personas eran las únicas en el lugar.

 

—Law…, es solo un niño, Law, ¡Law detente! ¡LAW!

 

—Oye Law.

 

El ojo gris regreso al presente, se hallaba sentado en la terraza de la universidad, en la primera reunión de equipo junto a los otros tres miembros de la operación SOC+, Drake, Coby y Penguin,  también tenían el papel de simples estudiantes.

 

—Prácticamente le vas a besar el culo a Sombrero de paja.

 

Coby y Penguin escupieron sus cafés al oír la broma de Drake, el oji gris le respondió alzandole el dedo medio.

 

—Enserio ¿Cuál es el verdadero plan capitán?— preguntó penguin incrédulo por lo que había escuchado previamente.

 

—Conquistar a mugiwara, ese es el verdadero y único plan.

 

Coby y Penguin se quedaron en silencio tratando de digerir por segunda vez lo que habían oído.

 

—No me sorprende, es obvio que le gustaste a ese chiquillo, seguramente ni él mismo se ha dado cuenta, solo que ¿No crees que hay dos grandes obstáculos?— mencionó Drake dándole un trago a su café.

 

—Zoro Roronoa y los hermanos de Luffy-san— habló Coby revisando la carpeta con los archivos de la misión.

 

—No se preocupen por eso, en cuanto tenga a mugiwara-ya en mis manos, él solo alejará a cualquiera que se interponga en nuestra relación—sonrió malicioso—Le voy a romper el corazón de la manera más egoísta que pueda

 

—A veces eres increíblemente cruel Trafalgar—Drake esbozo una sonrisa sin impactarle la actitud del médico.

 

——¡OIIIIIIII, TORAO!!!

 

—Hablando del rey de Roma—susurró Penguin viendo al muchacho correr velozmente hacia su capitán irradiando ese resplandor tan único y alegre. Law no puso resistencia, dejó que el peso del sombrero de paja lo tirará al suelo con todo y silla.

 

—¡Torao! Te he estado buscando por todos lados, hoy iremos a comer al Baratie, tienes que venir—el chico detuvo su discurso—¿Eh?¿Quienes son ellos?¿Los conoces?— Luffy miró a los tres restantes sin importarle que estaba sobre el regazo de Law sacudiéndose los hombros.

 

—Mugiwara-ya, te presento a Drake-ya, Coby-ya y Penguin-ya, mis amigos— mencionó con extrema dificultad.

 

—Un placer—dijeron al unísono con una enorme sonrisa, el sombrero de paja, les devolvió la misma con gran entusiasmo.

 

—Ya veo, pues si son amigos tuyos también están invitados—el azabache se levantó del cuerpo de Law —Bien, los veo en el estacionamiento, no se preocupen por el transporte, ¡Nos vemooos!

 

—¿Iremos?—preguntó Penguin emocionado por la invitación 

 

—¡Claro que no! —Drake miró como el ojigris se levantaba, sacudiéndose las ropas como si nada hubiera pasado.

 

—Bien, damos inicio al primer paso para capturar a los sombreros de paja—Coby sonrió a sus compañeros quienes imitaron el mismo gesto.

 

—¡Conquistar a Luffy!—gritaron todos al unísono con el puño levantado en sinónimo de unidad.

 

—¿Oigan lo conquistaremos todos o solo el capitán?— preguntó Penguin realmente inquieto por la respuesta.

 

 

[...]

 

 

La tarde llegó, y con ella la hora de salida, para Law estar estudiando medicina  por segunda vez tampoco era muy gratificante, más trato de no reflejar su fastidió y estar lo más presentable posible para la cena de la tarde, por lo que se arregló antes de ir al estacionamiento, dónde los Mugiwaras ya estaban reunidos 

 

—¡Ahí está! Les dije que vendría— afirmó Luffy emocionado mientras daba brinquitos sobre el cofre perteneciente a la camioneta de Sanji; todos miraron al ojigris, cada uno con su propia interpretación.

 

Como primera instancia, Law miró a Zoro, al contrario de lo que pensó, este estaba muy relajado y a penas le prestó atención.

 

—Lamento la tardanza, Mugiwara-ya—sonrió coqueto mientras fijaba su mirada en el más bajito.

 

—¿Y tus amigos no vendrán?— comentó el sombrero de paja.

 

—¿Amigos? Pensé que eras nuevo— agregó Zoro fijando una mirada seria en el tatuado, quien le respondió de una manera similar, los demás quedaron al pendiente.

 

—Los conozco desde hace mucho, fue por ellos que me transferí aquí—. Después de que Trafalgar terminó la oración, una clase de silenció desafiante reino el espacio hasta que Nami optó por romperlo.

 

—Cómo sea ¡Ya vámonos! Sanji apresúrate, muero de hambre.

 

—¡Como órdenes mi querida nami-swaaaaaan, yo invito!—En cuestión de segundos Sanji ya se hallaba metiendo las llaves en el carro.

 

—¡Siiii!—gritaron el resto de Mugiwaras emocionados por la comida gratis.

 

—¡Ustedes si pagan idiotas, solo es gratis para las damas!— regañó el rubio.

 

—Oe Luffy, vámonos—ordenó Zoro pasándose a la parte de atrás de la camioneta, dejando el tema de antes inconcluso, el monito estaba por acompañarlo hasta que Law lo tomó de la muñeca.

 

—Vamos en mi motocicleta, los autos están llenos.

 

El menor miró primeramente el auto de Franky, en este iban los cuatro adultos y Chopper mientras que en la camioneta de Sanji, Nami, Zoro, Kaya y Usopp ya estaban acomodados,  evidentemente era más viable irse junto a Torao en la motocicleta, además le emocionaba viajar en una.

 

—De acuerdo, ¡Chicos! los veo en el Baratie.

 

Zoro soltó un ligero carraspeo, ¿Luffy en serio había preferido irse con el tatuado que con ellos? Cerró los ojos y cruzó los brazos, no, no tenía que relajarse, no debía tomárselo personal, finalmente era cierto, ambos carros estaban al tope, estarían más cómodos en la motocicleta de Law, así que convencido de que no  había sido con malas intenciones, se tomó un momento.

 

“Respiro negro, exhaló rosa” 

 

—¡Listo Torao vámonos!— el menor se sentó detrás de Law.

 

—Mugiwara-ya, será mejor si te aferras a mí —mencionó con maña mientras ponía sus manos en ambas palancas.

 

Luffy se  ruborizó ante la insinuación, el contacto físico jamás había sido un problema para él, está vez era diferente, tampoco era un impedimento, así que sin darle muchas vueltas al asunto, recargo su pecho en la espalda de Law, provocando que su mejilla derecha quedará pegada sobre esta, a continuación   y con normalidad, rodeó el torso contrario con los brazos.

 

—¿Así?—inquirió sonriente.

 

—Así—Law aceleró la motocicleta siendo los primeros en emprender camino.

 

—¡Con que carreritas! Bien, agarrense —ánimo Franky  pisando el acelerador, Chopper tuvo que sostener su sombrero para que esté no saliera volando.

 

—Ese idiota de Torao no sabe dónde está el Baratie cómo se le ocurrió avanzar primero, en fin, no dejaremos que nos ganen— el rubio puso toda la velocidad para no perder, Zoro no pudo estar más ajeno a la tonta competencia, su mente estaba en un infierno propio, dónde lo único en lo que podía pensar, era en la imagen de Luffy agarrado al torso del médico.

 

Hijo de p

 

 

 

 

 

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).