Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Varados por Iztaxochitl

[Reviews - 21]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Disfruten

 

Cuando el avión volaba por los aires, Seto Kaiba pudo comenzar a relajarse. Definitivamente si algo no le gustaba de los viajes que realizaba, era el tener que despegar y aterrizar.

Tenía un punzante dolor de cabeza, el cual esperaba se fuera con una siesta o un ratito de relax, pero… por alguna extraña razón, una sensación incomoda en su pecho no lo dejaba dormir. Se levantó al baño, se lavó la cara y se mojó un poco el cabello, pues a pesar de ir por los aires, sentía calor.

Cuando regresó a su cómodo asiento, se le acercó una joven encargada de atenderlo.

-Todo bien, Sr. Kaiba?- Dijo con una sonrisa amable.

-Mmm- lo cual en el idioma del castaño, significa “si, ya lárgate”.

-Me pidió el piloto que le informara que el vuelo tendrá algo de turbulencia, debido a las nubes de lluvia. Por favor permanezca en su asiento el mayor tiempo posible con su cinturón abrochado-.

-Pues dígale al piloto que haga su trabajo y mantenga el avión lo más estable posible- La joven cordialmente asintió.

-Con su permiso, Sr. Kaiba- Se retiró.

Kaiba + dolor de cabeza = Ogro malhumorado.

Era una realidad irrefutable.

 

Pasaron 4 horas, cuando el castaño por fin pudo conciliar un sueño ligero, con todo y que el avión de verdad se movía mucho… mal momento para hacerlo, de hecho. Estaban sobrevolando el océano y una que otra isla ocasionalmente.

Y de repente, un estruendo ensordecedor, el avión dio un vuelco demasiado brusco, y Kaiba despertó de bruces en el suelo.

-PERO QUE…?-

-Sr. Kaiba. Hemos sido impactados por un rayo en el motor izquierdo, tendremos que acuatizar de em….- se cortó la comunicación. Unos momentos más, cuando Kaiba intentaba ponerse de pie, y se escuchó otro estruendo, seguido de dos explosiones grandes. Todo el avión se tambaleaba, y empezó a caer bruscamente.

Como pudo, el castaño sacó el salvavidas que va en el asiento, se lo colocó, y segundos después el avión impactó en el mar, de tal manera que se partió por un ala, y también por la cola. El CEO salió como pudo y se aventó al mar, agarrándose de lo primero que vio, al parecer una caja. Por qué había una caja en su avión? No sabía, pero internamente agradeció a quien quiera que la haya puesto ahí.

Momentos después de haberse tomado de la caja, algo lo golpeó en la cabeza fuertemente, dejándolo casi inconsciente. Su vista se nublo casi totalmente, y sólo podía sentir como sus fuerzas se iban… ya no podía sostenerse de la caja, estaba simplemente flotando a la deriva, alejándose del avión.

Y lo vio.

Vio una sombra entre la neblina de su vista, que lo tomó y acto seguido lo subió a una plataforma. No pudo en verdad distinguir nada, no podía ni hablar, y le costaba tanto mantenerse despierto… que mejor empezó a cerrar los ojos.

-Vamos Kaiba, no te puedes dormir ahora, hay que mantenerse despiertos- Esa voz hizo que abriera los ojos.

-Tienes sangre en el cabello, seguramente te golpeaste la cabeza, así que no te puedes dormir ahora, si no, quizás nunca despiertes- Esa voz… se escuchaba bien… Es como si Seto supiera que a pesar de todo lo que estaba pasando, no estaba sólo, y eso lo tranquilizó, e hizo que se mantuviera despierto.

-Qu…quien…- fue lo único que pudo articular.

-Salva tus energías niño rico, ya después habrá tiempo de hablar-.

Comenzó a llover. El agua se sentía extrañamente reconfortante  corriendo por el cuerpo del CEO, y le costaba demasiado trabajo mantenerse despierto.

No supo cuanto tiempo pasó, pero para él fueron casi como días. Entonces la voz volvió a hablar.

-Han pasado 2 horas aproximadamente desde el golpe, si gustas, ya puedes dormir. Ya paso lo peor- ¡¿DOS HORAS?! El CEO juraba que habían pasado dos semanas!

En fin, se relajó. Trató de dormir, ya que el golpe lo había puesto realmente fuera de combate. Durmió, aún con todo lo que estaba pasando, pudo hacerlo. Era demasiada tensión la que cargaba desde hace semanas. Luego el golpe, el dolor de cabeza, todo el accidente del avión… y además… se sentía… protegido…estuvo a punto de decir gracias… pero no lo hizo. Decidió dejarlo para después…

 

GRAN ERROR……


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).